Pares craneales: origen real y aparente, funciones, anatomía

Los pares craneales son doce pares de nervios que conectan directamente el cerebro y el tronco del encéfalo con diferentes partes del cuerpo como músculos, órganos y sentidos, transmitiendo información fundamental para realizar todo tipo de funciones vitales en el organismo humano.

Conocidos también como nervios craneales, se distribuyen a través de orificios en la base del cráneo en la cabeza, tórax, abdomen y cuello. La parte en la que salen o entran del cerebro se conoce como origen aparente, pero todos ellos tienen un “origen real”, distinto en función de la función que cumplan.

Lo que diferencia a los doce pares craneales del resto de nervios que salen del cerebro es que no se unen a ellos a través de la médula espinal. Por el contrario, se conectan directamente con los órganos y músculos en cuyo funcionamiento están implicados, que se encuentran principalmente en la cabeza.

Existen muchas clasificaciones para ellos, pero las más utilizadas son las que los dividen según su función. En este sentido, se suele hablar de tres tipos: sensitivos, motores o mixtos. También se pueden clasificar en función de si son aferentes (llevan información al cerebro) o eferentes (la transmiten desde éste hasta los órganos).

Cada uno de los pares craneales puede ser nombrado con un número, o con un nombre científico.

A continuación encontrarás un listado de los nombres técnicos de los doce pares craneales, además de una breve descripción de las funciones que cumplen en el cuerpo humano. También conocerás más información sobre su origen real y aparente, y las partes de la anatomía en las que se encuentran.

1- Nervio Olfativo (I)

El nervio olfativo, como su propio nombre indica, tiene su origen real en los órganos encargados del sentido del olfato. Su misión es transmitir la información recabada por los mismos al cerebro, donde es interpretada para generar una respuesta adecuada.

Origen real y aparente

El origen real del nervio olfativo se localiza en una parte de la mucosa olfatoria conocida como mancha amarilla; concretamente, en las células bipolares de la misma, de donde salen los componentes del nervio olfatorio. Este área se encuentra en la parte superior de las fosas nasales.

Por el contrario, su origen aparente es la parte interior del bulbo olfatorio. Esta zona del cuerpo se encuentra sobre una parte conocida como etmoides, encima de la lámina cribosa.

Recorrido

Las fibras nerviosas que surgen de las células bipolares de la mancha amarilla se dispersan en varias direcciones, para luego volver a concentrarse en los llamados ramos olfatorios. Éstos son un conjunto de nervios (cuyo número varía entre 12 y 20), que alcanzan la parte inferior del bulbo olfatorio tras atravesar la lámina cribosa del etmoides.

Cerca del nervio olfativo se encuentra también otro par de nervios, que aunque no pertenece a los doce pares craneales, es también importante. Se trata de los denominados “nervios terminales”.

2- Nervio Óptico (II)

Este nervio aferente tiene su origen real en los ojos. Su objetivo es transmitir toda la información visual procedente de éstos hasta el cerebro, concretamente hacia las zonas encargadas del procesamiento visual.

Origen real y aparente

El nervio óptico surge de las células ganglionares presentes en la retina del ojo. Los axones de estas células (responsables de captar la luz) forman el origen de este par craneal al reunirse y dirigirse hacia el cerebro.

Por otro lado, su origen aparente se encuentra en el quiasma óptico, concretamente en el ángulo anterior.

Recorrido

El nervio óptico mide unos 4 centímetros de longitud, en su recorrido desde el ojo hasta las áreas visuales del cerebro. Tradicionalmente se lo divide en cuatro partes: el segmento intraocular, el intraorbitario, el intracanacular, y el intracraneal.

Todos estos segmentos del nervio óptico van atravesando distintas zonas del cráneo (como la zona cribosa de los ojos o el agujero óptico en la base del cráneo) en su recorrido para transmitir la información visual al cerebro.

3- Nervio Oculomotor o Motor Ocular Común (III)

El tercer par craneal es el primero de los eferentes, es decir, el primero de los que transmiten información desde el cerebro hasta el cuerpo.

En este caso, se encarga de controlar los movimientos de los músculos de los ojos, como los párpados, el esfínter pupilar, o algunos de los que sirven para cambiar su posición.

Origen real y aparente

El nervio oculomotor es un poco distinto a los dos anteriores, en el sentido de que sus fibras surgen de dos núcleos diferentes. Así, parte de ellas se originan en el núcleo somatomotor (localizado en los pedúnculos cerebrales), y el resto salen del núcleo parasimpático motor (también conocido como núcleo de Edinger – Westphal).

Por otro lado, su origen aparente está situado en la depresión del motor ocular común, que se encuentra en la cara interna de los pedúnculos cerebrales.

Recorrido

Tras salir del tronco del encéfalo, este nervio se dirige hacia afuera en un sentido ascendente. Pasa cerca de la arteria cerebral posterior, y de la arteria cerebelosa superior, antes de subir por encima de del nervio patético. En su parte final, se divide en dos ramas terminales:

– La rama terminal superior controla el músculo recto superior del ojo, y la elevación del párpado superior.

– La inferior, por otro lado, controla el recto interno, el inferior, y el oblicuo menor.

4- Nervio Troclear o Patético (IV)

Relacionado también con el control del movimiento de los ojos, este par craneal se encargar de manejar los músculos que los rotan hacia abajo o hacia la nariz. Por ejemplo, el músculo oblicuo superior del ojo.

Origen real y aparente

Su origen real también está en el pedúnculo cerebral, justo debajo de uno de los del nervio motor ocular común. Las fibras se cruzan con las que provienen del lado contrario justo antes de emerger a la superficie.

El origen aparente del nervio troclear, por otro lado, se localiza en la parte posterior de los pedúnculos cerebrales, en un área conocida como válvula de Vieussens.

Recorrido

El nervio patético rodea por los laterales a los pedúnculos cerebrales y se dirige hacia la zona conocida como seno cavernoso. Cuando atraviesa su pared externa, se coloca entre el nervio oftálmico y el motor ocular común. Tras pasar por el exterior del anillo de Zinn, acaba en el músculo oblicuo mayor de los ojos, al que controla.

5- Nervio Trigémino (V)

El quinto nervio tiene una función doble. Por una parte, transmite la información de los órganos sensoriales situados en la cara al cerebro para su posterior interpretación y elaboración de una respuesta.

Por otro lado, el nervio trigémino también se encarga de controlar los dos principales músculos relacionados con la masticación: el temporal y el masetero.

Origen real y aparente

Este nervio, debido a que tiene una función mixta, también tiene dos orígenes reales. Por una parte está el sensitivo, cuyas fibras surgen en el ganglio de Gasser.

Por otra, tiene un origen motor, que viene del núcleo principal o masticador (en la protuberancia anular), y el núcleo accesorio (que se encuentra en el mesencéfalo, en los pedúnculos cerebrales).

El origen aparente del par cinco, por otro lado, surge de la protuberancia anular por su cara anteroinferior. Lo hace mediante dos raíces: una externa y gruesa encargada de la función sensitiva, y una interna y delgada que tiene que ver con la motora.

Recorrido

Las dos raíces de este nervio se dirigen juntas hacia el borde superior del peñasco, atravesándolo por la escotadura de Gruber. Más tarde, la rama sensitiva forma un plexo triangular que desemboca en el Ganglio de Gasser.

La raíz motora, por otro lado, se desliza por debajo de la raíz sensitiva. Más tarde pasa por debajo de otro ganglio conocido como el de Glaeer, para por último incorporarse a la rama maxilar inferior.

6- Nervio Abductor o Motor Ocular Externo (VI)

El nervio abductor (también conocido como Abducens) es el último relacionado con el control de los músculos usados para mover los ojos. En este caso, se conecta con el músculo recto lateral, encargado de rotar los globos oculares en la dirección opuesta a la nariz.

Origen real y aparente

El nervio abductor tiene su origen real en el núcleo protuberancial, que está situado debajo del cuarto ventrículo, y que genera la llamada eminencia teres. Este núcleo está rodeado por la raíz motora del nervio facial.

El origen aparente, por otro lado, se encuentra situado en el surco bulboprotuberancial, rodeando el agujero ciego.

Recorrido

A partir de su origen aparente, este nervio se introduce en el seno cavernoso y lo recorre hasta la carótida interna. Luego atraviesa el anillo de Zinn hasta introducirse en la órbita a través de la hendidura esfenoidal.

Este par no tiene ninguna rama colateral, sino que todas sus fibras terminan en el músculo recto externo del ojo.

7- Nervio Facial (VII)

Otro de los nervios con una función mixta, se encarga de controlar los músculos implicados en la creación de diferentes expresiones faciales, y hace funcionar además las glándulas salivales y lagrimales.

Por otra parte, también está implicado en el sentido del gusto, ya que recopila la información de los dos tercios anteriores de la lengua.

Origen real y aparente

El origen real se encuentra en dos núcleos distintos: el sensitivo – sensorial (originado en el ganglio geniculado), y el vegetativo (ubicado en dos núcleos situados detrás del motor, en la llamada protuberancia). A su vez, este último se divide en el lacrimomuconasal, y el salival superior.

El origen aparente se encuentra en el surco bulbo protuberancial, por fuera del par seis y por delante del ocho.

Recorrido

Las dos ramas del nervio facial salen del bulbo protuberancial, atravesando el ángulo pontocerebeloso junto al par ocho. Ambos se introducen en el conducto auditivo interno, en cuyo fundo el par siete penetra el acueducto de falopio.

Este es uno de los pares más complejos, siendo dividido generalmente en tres segmentos: laberíntico, timpánico y mastoideo. En su final, normalmente se distingue entre la rama temporofacial y la cervicofacial.

8- Nervio Estatoacústico o Vestibuloclear

Fuente imagen: slideshare.net

Está implicado en la recogida de información de los órganos sensoriales presentes dentro del sistema auditivo: el oído y la kinestesia. Este segundo sentido forma parte del grupo de los internos, y nos permite percibir información sobre factores como la gravedad, el movimiento o el equilibrio de nuestro cuerpo.

Origen real y aparente

El origen real del par ocho está en el ganglio de Scarpa. Sus dendritas se conectan con órganos como el utrículo y el sáculo, mientras que los axones se dirigen al tronco encefálico, encontrando su final en el complejo nuclear vestibular.

El origen aparente está en el surco bulboprotuverancial, situado fuera del nervio facial además del intermediario de Wrisberg.

Recorrido

A partir del conducto auditivo interno, el nervio viaja hasta el lateral del surco bulboprotuberancial, donde se relaciona con el nervio facial tras pasar a través del ángulo pontocerebeloso.

9- Nervio Glosofaríngeo (IX)

El noveno par craneal recoge la información de la parte de la lengua que no está conectada con el nervio facial. Además, también controla el funcionamiento de las glándulas parótidas, que se encargan de producir saliva.

Por otra parte, también activa y contrae dos músculos relacionados con la ingesta de alimentos, el músculo estilogloso y el músculo estilofaríngeo.

Origen real y aparente

El origen real del noveno par se puede dividir en tres partes: motor, sensitivo – sensorial, y vegetativo.

– El origen motor está en el núcleo ambiguo, que se sitúa en el bulbo raquídeo.

– El origen sensitivo – sensorial puede localizarse en el ganglio de Ehrenritter y en el de Andersch.

– Por último, el origen vegetativo está en el piso del cuarto ventrículo.

El origen aparente, por otra parte, está situado en el surco colateral posterior del bulbo raquídeo.

Recorrido

El nervio sale del cráneo por el agujero rasgado posterior, justo detrás de los nervios neumogástrico y espinal. Está separado de ellos por el ligamento yugular.

Más tarde desciende por el comportamiento retroestileo del espacio maxilofaringeo, hasta llegar a su final en la base de la lengua.

10- Nervio Vago o Neumogástrico (X)

Se encarga de contraer todos los músculos relacionados con los movimientos de la faringe, que tienen que ver con funciones como la deglución, la fonación, la respiración y la audición. También controla la mayoría de movimientos de la laringe, excepto aquellos que están regulados por el par VIII.

Origen real y aparente

De nuevo, el par diez tiene varios orígenes: el somatomayor, el somatosensitivo, y el vegetativo.

– El origen somatomayor se encuentra en la parte media del núcleo ambiguo.

– El origen somatosentitivo, por otra parte, se encuentra en el ganglio yugular y en el plexiforme.

– Por último, el origen vegetativo está situado en el núcleo visceromotor y en el viscerosensitivo.

El origen aparente del par diez, por otro lado, está en el surco colateral posterior del bulbo, por encima del nervio espinal.

Recorrido

El par diez sale del cráneo atravesando el agujero rasgado posterior, bajando luego por el compartimento retroestileo del espacio maxilofaríngeo.

En é, existe una diferencia entre el neumogástrico derecho y el izquierdo. El neumogástrico derecho pasa por delante de la arteria subclavia derecha pero detrás del bronquio derecho. Por otro lado, el izquierdo baja por delante del cayado de la aorta pero detrás del bronquio izquierdo.

En la parte baja del mediastino, los dos nervios se encuentran con el esófago, cada uno por un lado. De esta manera, ambos neumogástricos atraviesan el diafragma a través del hiato esofágico.

Por último, la rama izquierda termina en la parte anterior del estómago. La parte derecha se divide en dos ramas, que acaban cada una en un ganglio semilunar.

11- Nervio accesorio (XI)

Se encarga de controlar los músculos relacionados con los movimientos de la cabeza y los hombros. Los más importantes de ellos son el trapecio, y el esternocleidomastoideo.

Origen real y aparente

El par once tiene su origen real en dos núcleos: el bulbar y el medular. Por otro lado, su origen aparente se encuentra en el surco colateral del bulbo raquídeo, y por el surco colateral posterior de la médula.

Recorrido

El par once sale del craneo por el agujero rasgado posterior, acompañando al glosofaríngeo y al vago. Cuando está fuera del cráneo, se divide en una rama interna y una externa, cada una terminando en lugares distintos situados en el cuello.

12- Nervio Hipogloso (XII)

El último de los pares craneales se encarga de activar los músculos relacionados con casi todos los movimientos de la lengua, especialmente con aquellos que tienen que ver con la articulación de sonidos y palabras, y con la deglución.

Origen real y aparente

El último par craneal tiene su origen real en el núcleo somatomotor situado en el bulbo raquídeo. El aparente, por otro lado, está en diez u once pisos situados en el surco preolivar, también del bulbo.

Recorrido

El par doce sale del cráneo a través del agujero condileoanterior, para luego descender por el compartimento retroestileo del espacio maxilofaringeo. Al finalizar este trayecto, llega hasta el borde de la lengua, donde termina.

Referencias

  1. “Pares craneales: los 12 nervios que salen del cerebro” en: Psicología y Mente. Recuperado en: 29 Mayo 2018 de Psicología y Mente: psicologiaymente.com.
  2. “Pares craneales o nervios craneales: Qué son y qué funciones cumplen en el cerebro” en: Cognifit. Recuperado en: 29 Mayo 2018 de Cognifit: blog.cognifit.com.
  3. “Los 12 pares craneales (nombre y posición)” en: Saber es Práctico. Recuperado en: 29 Mayo 2018 de Saber es Práctico: saberespractico.com.
  4. “Nervios craneales” en: Salud 180. Recuperado en: 29 Mayo 2018 de Salud 180: salud180.com.
  5. “Pares craneales” en: Wikipedia. Recuperado en: 29 Mayo 2018 de Wikipedia: es.wikipedia.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here