Pedro Salinas: biografía, etapas y obras

Pedro Salinas Serrano (1891-1951) fue un reconocido escritor español que expuso sus pensamientos e ideas a través de géneros literarios como el ensayo y la poesía. Formó parte de la Generación del 27, grupo que buscó el máximo equilibrio entre lo tradicional y lo innovador en la literatura española.

Serrano destacó por su interés en hacer que la poesía fuera libre, tanto en la rima como en el ritmo. No en vano el escritor Federico García Lorca aseveró que si era poeta por un poder divino, también lo era por su destreza y pasión. Fue uno de los poetas más sobresalientes de su tiempo.

Pedro Salinas. Fuente: sapiens [Public domain], via Wikimedia Commons

El trabajo de este poeta suele dividirse en tres etapas. En cada una de estas hizo coincidir el concepto que él mismo elaboró sobre la poesía: afirmó que la poesía era un camino hacia la verdad en el que la hermosura, la inspiración y la naturalidad eran los pilares de su creación.

Biografía

Pedro Salinas nació el 27 de noviembre de 1891 en la ciudad de Madrid. Sus padres fueron Pedro Salinas Elmos, comerciante; y Soledad Serrano Fernández. El papá del futuro poeta murió cuando este apenas tenía seis años de edad.

Educación

Instituto de San Isidro. Fuente: Luis García [GFDL or CC BY-SA 3.0]

Los primeros años de formación académica de Pedro Salinas fueron en el Colegio Hispano Francés, y posteriormente en el Instituto de San Isidro.

En sus años de juventud se inscribió en la Universidad de Madrid para estudiar derecho. Más tarde se retiró para cursar letras y filosofía.

Primeros trabajos

Salinas comenzó a escribir desde su juventud. A los veinte años tuvo la oportunidad de publicar sus primeras poesías en la revista Prometeo.

En 1913, a los veintitrés años, formó parte del Ateneo de Madrid; fue allí en donde, en compañía de varios colegas, planteó un mayor uso del verso libre, sin métrica.

Matrimonio

Durante un tiempo Salinas se fue a París a trabajar en la Universidad de la Sorbona. En ese periodo conoció y se casó con la que fue su compañera de vida por más de tres décadas: la joven Margarita Bonmatí Botella. Fruto del matrimonio nacieron Soledad y Jaime Salinas.

Mientras el matrimonio vivió en Francia, el escritor tuvo la oportunidad de traducir las obras del francés Marcel Proust.

Sin embargo, no todo fue favorable. Salinas le fue infiel a su esposa con la norteamericana Katherine Whitmore, con quien mantuvo una relación a través de cartas durante un largo tiempo. A causa de ese romance, la esposa de Pedro intentó suicidarse.

Tiempo después Whitmore se casó y ella y el poeta perdieron contacto, pero se vieron poco antes de la muerte del español. La estadounidense autorizó que su correspondencia con Salinas fuera publicada después de 20 años de la muerte del poeta.

Labor como catedrático

Después de su estancia en Francia, el poeta regresó a su tierra natal. En el año 1918 logró hacerse catedrático en la Universidad de Sevilla y lo fue durante casi once años. También se desempeñó como profesor de español en la Universidad de Cambridge.

Tiempo después, en el año 1930, empezó a dar clases en la Escuela de Idiomas de la capital española y fue en esa década cuando logró la fundación de la revista Índice literario. También formó parte del Centro de Estudios Históricos.

Exilio y muerte

Cuando estalló la guerra civil española en el año 1936, Salinas estaba en Santander. Allí vio la oportunidad de huir a Francia, para luego irse a Estados Unidos en calidad de exiliado. En el norte trabajó en la Universidad Wellesley College y en la Johns Hopkins.

Durante el tiempo que vivió en Norteamérica recibió una invitación para trabajar en la Universidad de Puerto Rico, específicamente en el año 1943. Cinco años después, el 4 de diciembre de 1951, murió en la ciudad de Boston. Sus restos fueron sepultados en la capital boricua.

Etapas

Pedro Salinas fue uno de esos escritores de fases, de periodos, probablemente influenciado por las experiencias personales o por la necesidad de innovar dentro de su área, siempre enfocado en la perfección. A continuación se describen las tres etapas características de su obra:

Etapa inicial

Esta etapa comprende los años de juventud de Salinas; va desde 1923 hasta 1932. El poeta se vio fuertemente influenciado por la obra del escritor español Juan Ramón Jiménez y su llamada poesía pura, que consistió en buscar la esencia de las palabras y en el rechazo a la retórica.

En este ciclo Pedro Salinas se fue preparando para su siguiente fase. Esto lo hizo buscando que su poesía fuera perfecta y, al mismo tiempo, que el amor fuese el tema central. Presagios, Seguro azar, y Fábula y signo fueron las obras que surgieron en esta etapa.

Etapa de plenitud

Comprende desde 1933 hasta 1939. Se considera la etapa de plenitud porque corresponde a la época de su romance con Katherine Whitmore; por lo tanto, el amor volvió a ser el tema principal. La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento pertenecieron a esta etapa.

Etapa de exilio

Esta fase se desarrolló desde 1940 hasta 1951. El mar de la ciudad de San Juan en Puerto Rico lo inspiró para escribir El contemplado. La guerra también lo motivó, así que expresó su descontento por las armas nucleares a través de su obra Cero.

Obras completas

Las obras de Pedro Salinas se caracterizaron por una constante presencia del amor y la finura. Además de ello, jugó con la alianza entre el intelecto y las emociones, lo que hizo que su poesía fuera natural y espontánea. Sus versos fueron sencillos y muchas veces libres.

Poesía

Sus principales trabajos poéticos fueron los siguientes:

– Presagio (1923).

– Seguro azar (1929).

– Fábula y signo (1931).

– La voz a ti debida (1933).

– Razón de amor (1936).

– Poesía junta (1942).

– El contemplado (1946).

– Todo más claro y otros poemas (1949).

Posterior a su muerte se publicaron sus Poesías completas (1955-1956).

Narrativa

En el caso de la narrativa, destacaron las siguientes obras:

– Versión modernizada del cantar del Mio Cid (1926).

– Víspera del gozo (1926).

– La bomba increíble (1950).

– El desnudo impecable y otras narraciones (1951).

En el año 1998 se realizó una publicación de sus obras completas en este género literario.

Ensayos

Como buen ensayista que fue, publicó los siguientes trabajos:

– Literatura española. Siglo XX (1940).

– Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947).

– La poesía de Rubén Darío (1948).

En el año 2002 una editorial madrileña publicó la obra El defensor.

Teatro

Salinas también escribió para teatro. En este género literario destacaron las siguientes obras:

– El director (1936).

– Ellas y sus fuentes (1943).

– La isla del tesoro (1944).

– La cabeza de la medusa (1945).

– Sobre seguro (1945).

– Caín o una gloria científica (1945).

– La fuente del arcángel (1946).

– El precio (1947).

– El chantajista (1947).

Traducciones

Portada de “Por el camino de Swann”, obra traducida por Pedro Salinas. Fuente: Ketamino [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC BY-SA 2.5], via Wikimedia Commons

La mayor parte de las traducciones que hizo Pedro Salinas estuvo relacionada con los trabajos del francés Marcel Proust.

– Por el camino de Swann (1920).

– A la sombra de las muchachas en flor (1922).

– El mundo de Guermantes (1931).

Breve reseña de los trabajos más importantes

Presagio (1923)

Esta obra de Salinas pertenece a su etapa inicial. La escribió motivado por su mentor, el también escritor y poeta español Juan Ramón Jiménez. Fue concebida bajo los parámetros de lo que se conoció como poesía pura.

En una primera parte se puede observar el equilibrio y la armonía. Posteriormente surge la poesía de contenido contradictorio; en ese contexto expresó los sufrimientos y puso en evidencia la oposición de las cosas: es el hombre contrariado. En la obra el escritor hizo especial uso de los sustantivos y adverbios.

Fragmento

“La tierra yerma, sin árbol

ni montaña, el cielo seco,

huérfano de nube o pájaro;

tan quietos los dos, tan solos…

Ya la tierra está aquí abajo

y el cielo allí arriba puesto,

ya la llanura es inmensa

y el caminante pequeño”.

La voz a ti debida (1933)

Esta obra forma parte de la trilogía sobre el amor que Pedro Salinas comenzó a escribir en su etapa de plenitud. La saga fue conformada por los títulos Razón de amor y Largo lamento.

Con este trabajo el autor buscó la expresión del amor, el encuentro y descubrimiento de la mujer que se ama.

Se sabe que el tema central del libro se desprende de la realidad del escritor. Aún estando casado, Salinas se enamoró de una estudiante norteamericana con quien sostuvo una relación que se mantuvo durante mucho tiempo a través de cartas.

La obra está compuesta por unos setenta poemas. El poeta no los organizó; por lo tanto, la estructura carece de una enumeración en sí.

El ritmo de la lectura lleva a sentir gozo, pasión e intranquilidad. Para el poeta, el amor es la máxima fuerza.

Fragmento

“Te quiero pura, libre

irreductible: tú.

Sé que cuando te llame

entre todas las gentes

del mundo,

sólo tú, serás tú.

Y cuando me preguntes

quién es el que te llama,

el que te quiere suya,

enterraré los nombres,

los rótulos, la historia.

Iré rompiendo todo

lo que encima me echaron

desde antes de nacer.

Y vuelto ya al anónimo

eterno del desnudo,

de la piedra, del mundo,

te diré:

Yo te quiero, soy yo”.

Razón de amor (1936) 

Razón de amor se publicó después de La voz a ti debida. Esta obra expresa las emociones y sentimientos que experimentó el autor tras el encuentro con la persona amada que, al mismo tiempo, fue el inicio de una despedida que sabía que era permanente.

En los poemas se evidencia el amor no correspondido; en este caso, el amor que el protagonista Jeremías siente hacia Matilda. La tragedia llega cuando el enamorado acude a fuentes extrañas para consumar su amor y ambos terminan quitándose la vida.

Fragmento

“A veces un no niega

más de lo que quería, se hace múltiple.

Se dice no, no iré

y se destejen infinitas tramas

tejidas por los síes lentamente,

se niegan las promesas que nos no hizo nadie

sino nosotros mismos, al oído.

Cada minuto breve rehusado

-¿Eran quince, eran treinta?-

Se dilata en sinfines, se hace siglos,

y un no, esta noche no

puede negar la eternidad de noches,

la pura eternidad.

¡Qué difícil saber adónde hiere

un no! Inocentemente

sale de labios puros un no puro;

sin mancha, ni querencia

de herir, va por el aire”.

La bomba increíble (1950)

Con La bomba increíble Pedro Salinas protestó en contra de las causas y consecuencias de la Guerra Fría y rechazó el uso de armas con la población. Además, plasmó el miedo de la sociedad ante tales situaciones.

Salinas describió el ambiente de la obra como un país inexistente en una isla, donde existía un Estado que aparentaba ser bueno con sus habitantes pero que realmente se preparaba para abofetearlo. Una bomba en el museo de la paz es lo que da lugar al nombre de la historia.

En la historia, la bomba increíble comienza a echar una especie de burbujas tras los golpes de un hombre de la policía que se asombra tras la aparición del artefacto en el lugar. Con esta descripción el autor hizo una analogía sobre el drama y dolor que padecen los ciudadanos frente a un país en guerra.

Los habitantes del país inventado por Salinas se ven obligados a abandonar la nación debido a que se hace insostenible la situación. Tales burbujas se apoderan del lugar y la vida se hace imposible.

Pedro Salinas, un poeta de verso libre

La obra de Pedro Salinas sugiere una búsqueda incansable del amor: en ese sentimiento el autor encontró a la belleza y a la poesía misma. Así lo resumió con su aseveración: “He tenido siempre un deseo de amor tan vivo, que por eso he sido poeta”.

Salinas supo unir los sentimientos y la inteligencia. Logró hacer de estos unas concepciones ingeniosas que derivaron en un trabajo poético único. Además, supo llegar al lector a través de versos breves y desechando en muchos casos el estructuralismo de la rima: este autor optó por la poesía libre.

Pedro Salinas se convirtió en uno de los máximos representantes de la Generación del 27. Sus obras siempre limpias, perfectas y sobrias le valieron el sitial de grande entre los grandes.

Referencias

  1. Pedro Salinas. (2016). España: Instituto Cervantes. Recuperado de: cervantes.es
  2. Pedro Salinas. (2018). España: Wikipedia. Recuperado de: wikipedia.org
  3. Pedro Salinas: La bomba increíble. (2016). (N/a): Libros de Cíbola. Recuperado de: librosdecibola.wordpress.com
  4. Tamaro, E. (2004-2018). Pedro Salinas. (N/a): Biografías y Vidas: la enciclopedia en línea. Recuperado de: biografiasyvidas.com
  5. Pedro Salinas, por puro amor. (2018). (N/a): Estandarte. Recuperado de: estandarte.com
COMPARTIR
Soy licenciado en educación mención lengua y literatura, de la Udone. He trabajado como profesor universitario en las cátedras de historia, literatura española y latinoamericana, además de música (armonía y ejecución de la guitarra). Trabajo como escritor, destacando en narraciones urbanas, novela y poesía. Entre mis libros destacan: "En la Boca de Los Caimanes", novela; "Transeúnte", cuentos urbanos; "Evocativos", poemario; "Cayena de Sal", poemario, "La casa en que estuve, el pueblo en que vivía", poemario; "La cama", poemario; "Roca de la Sal", poemario, "Del Hombre y Otras Heridas del Mundo", poemario; "Orilla Sagrada", poemario; "Suite del Refugio", composición musical para guitarra solista y "Aslyl", poemario. Aunado a esto, funjo como columnista del el diario "Sol de Margarita", en el que participo con el espacio "Transeúnte". Trabajo, además, como corrector de estilo. Destacan en esta labor los libros: "Sola Poeta I y II" (July Karina Rondón); "La vida por la piel" y "Relatos de otros mares" (Joaquina Doval); "Mi musa se fue con mi amante" (Elizabeth Vivas); “Huellas” (Gisela Trujillo); Hilos de locura (Luis Salazar), "Mi nombre es Jesús y vine a salvar tu alma", (Rafael Ríos). También escribo para la página Writing Tips Oasis, promocionando editoriales dedicadas a la publicación de libros en idioma español a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here