Pensamiento social: origen, en qué consiste, ejemplos

El pensamiento social es un tipo de reflexión que analiza diferentes elementos de la sociedad en la que una persona vive. Mediante él, las personas nos planteamos interrogantes sobre por qué las cosas son como son, y se buscan maneras de mejorarlas.

Por otra parte, también implica todos aquellos pensamientos que una persona tiene por el hecho de pertenecer a una sociedad en concreto. Así, el pensamiento social es estudiado por varias disciplinas distintas; entre ellas se encuentran la psicología social, la sociología, la historia y la filosofía.

Fuente: pixabay.com

Según algunos sociólogos, el pensamiento social surge debido a la necesidad de las clases altas de justificar su dominio sobre las más bajas. Se dio por primera vez de forma registrada en la Antigua Grecia, en trabajos como los de Platón o Aristóteles; en ellos, estos filósofos buscaban diseñar una sociedad ideal o examinar la del momento.

En este artículo examinaremos algunas de las ideas más predominantes del pensamiento social, así como su evolución a lo largo de la historia.

Origen

Primeros pensadores

El pensamiento social como tal tuvo su origen en los trabajos de algunos de los primeros grandes filósofos occidentales. Uno de los que más esfuerzo le dedicó a estudiar cómo funcionaba la sociedad y cómo mejorarla fue Platón, con escritos como La República.

En este trabajo, el filósofo analizaba los diferentes sectores que conformaban la sociedad del momento. Más adelante, trató de diseñar un sistema en el que todos ellos estuvieran integrados a la perfección; así, quería conseguir la máxima eficiencia para su país, mediante un análisis racional.

Después, el discípulo más importante de Platón, Aristóteles, decidió retomar los trabajos de su maestro sobre la estructura de la sociedad. Sin embargo, en lugar de intentar diseñar un sistema perfecto, se preocupó solamente por investigar más sobre el que existía en aquel momento.

Así, nació la Política de Aristóteles. En esta obra, analizó la sociedad griega tomando como punto de análisis las distintas clases existentes y la interacción entre ellas. De esta manera, trataba de comprender por qué las cosas eran de determinada forma, además de justificar el orden establecido en cierta medida.

Edad Media y Edad Moderna

En los siglos siguientes a la caída del Imperio Romano, el foco de los estudiosos del pensamiento social pasó por una serie de etapas diferenciadas. La primera tuvo que ver con el intento de justificar las sociedades estamentales y feudales desde una perspectiva religiosa.

Así, pensadores como Santo Tomás de Aquino o Agustín de Hipona intentaron estudiar qué tipo de sociedad quería Dios que existiera; y en sus trabajos teóricos, trataron de desarrollar un sistema mediante el cual se pudiera alcanzar este ideal.

Siglos más adelante, ya en la Ilustración, los filósofos y pensadores comenzaron a preocuparse por otros temas. Uno de los más centrales para las ideas de esta época fue el del contrato social: la razón por la que surgieron las primeras sociedades, y la manera en la que lo hicieron.

En esta época destacan autores como Thomas Hobbes, Jean – Jacques Rousseau o John Locke. Estos tres filósofos diferían completamente en sus ideas sobre la naturaleza original del ser humano, sobre la razón de ser de las sociedades modernas, y sobre si es necesario mantenerlas o no.

Por último, a finales de la Edad Moderna, surgieron varias corrientes que estudiaban todos los fallos de las sociedades y trataban de justificar que era necesario destruirlas o dejarlas atrás. Entre ellos, los más famosos fueron sin duda Karl Marx y Friedrich Nietzsche.

Las ideas de ambos influyeron enormemente en varias de las grandes tragedias del siglo XX, como la Revolución Rusa o la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, sentaron las bases del pensamiento crítico sobre la sociedad y los posteriores intentos por mejorarla o trascenderla.

¿En qué consiste el pensamiento social?

El pensamiento social se ha encargado a lo largo de la historia de varios temas centrales. Incluso hoy en día, siguen siendo prácticamente los mismos. A continuación veremos cuáles son los más importantes.

Sociedad ideal

Una de las principales preocupaciones de los estudiosos de esta disciplina es cuál sería el modelo ideal de una sociedad, y cómo podemos alcanzarla. En función de las creencias, puntos de vista e ideas políticas de cada uno, existen muchas opiniones a este respecto.

Así, algunos pensadores creen que lo mejor sería vivir en una sociedad en la que todos los humanos fueran totalmente libres. Otros, por el contrario, creen que un control férreo por parte de algún tipo de autoridad es necesario para garantizar el bienestar de la población.

Aparición de las sociedades

Otro de los temas que preocupa a los pensadores sociales es por qué surgieron las primeras sociedades organizadas. De nuevo, existen muchos puntos de vista contrarios sobre este punto.

Por una parte, filósofos como Agustín de Guadalix veían las sociedades como una extensión de la voluntad de Dios. Otros, como John Locke, eran más pragmáticos y pensaban que se trataba de una forma de asegurar la propiedad privada.

Marx, por su parte, creía que las sociedades surgieron para que unos pocos pudieran controlar los medios de producción.

Influencia de la sociedad en las personas

Principalmente a partir del posmodernismo, los pensadores sociales se han empezado a preocupar por cómo influye la sociedad en la que vivimos sobre nuestra manera de pensar. Esto es trabajo de disciplinas como la psicología social y la sociología.

Así, en los últimos tiempos se ha tratado de deconstruir creencias, actitudes y puntos de vista que nos han sido supuestamente inculcadas por la sociedad. Este campo todavía no está demasiado explorado, pero cada vez va cobrando más importancia.

Ejemplos

A continuación veremos ejemplos contrapuestos de análisis de la sociedad por dos de los autores más famosos del pensamiento social: Rousseau y Hobbes.

Rousseau pensaba que, en su estado natural, los humanos somos buenos e inocentes. En un principio vivíamos felices en la naturaleza.

Sin embargo, la aparición de la propiedad privada nos hizo desconfiar unos de otros y vimos la necesidad de crear un gobierno que defendiera nuestras posesiones. Por tanto, veía las sociedades modernas como un error.

Hobbes, por su parte, creía que los humanos somos malvados por naturaleza. Según su teoría, antes de las sociedades estábamos todos en guerra constante con todos.

Así, la sociedad surgió como una manera de controlarnos y protegernos. De esta manera, creía que se trataba de algo necesario para poder gozar de cierto bienestar.

Referencias

  1. “Procesos de pensamiento social. Perspectivas. Sistémico. Crítico” en: Puras Tareas. Recuperado en: 06 Julio 2018 de Puras Tareas: purastareas.com.
  2. “Sociology” en: Wikipedia. Recuperado en: 06 Julio 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  3. “El pensamiento social a través de la historia y una aproximación a la definición de la sociología” en: Monografías. Recuperado en: 06 Julio 2018 de Monografías: monografias.com.
  4. “Social Philosophy” en: Wikipedia. Recuperado en: 06 Julio 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  5. “Pensamiento” en: Wikipedia. Recuperado en: 06 Julio 2018 de Wikipedia: es.wikipedia.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here