14 Síntomas de la Personalidad de un Psicópata

La personalidad de un psicópata muestra varios síntomas característicos: la falta de remordimiento, manipulación, falta de empatía y el encanto superficial.

Además suelen mentir, tienen poco control sobre su comportamiento, son irresponsables y tienen relaciones personales breves. En muchas ocasiones estas personas no tienen por qué tener ningún trastorno para cometer actos delictivos ni mucho menos necesariamente tener personalidad psicopática.

Evil Man Hold Shiny Knife, Killer In Action

A continuación, vamos a realizar un repaso del concepto de psicópata así como aclarar los diferentes tipos que existen. Además, también vamos a hablar de las características de la personalidad psicopática y de las diferencias que existen en su cerebro frente a otra persona que no tiene este trastorno.

¿Qué se entiende por una persona psicópata?

El perfil psicológico de un psicópata no tiene por qué ser tal y como estamos acostumbrados a que nos lo presenten desde el cine o incluso la literatura, ya que éstos pueden adoptar la conducta que ellos crean conveniente para conseguir sus objetivos.

Se entiende a un psicópata como a una persona a la que le falta empatía. Es decir, no suele sentir emoción alguna por las personas que se encuentran a su alrededor ni tampoco tienen remordimientos si en algún momento hacen sufrir a alguna persona ya sea a nivel físico como psicológico.

Dicho esto podemos decir que la psicopatía es un trastorno divergente de la personalidad que no se puede confundir con el trastorno de personalidad antisocial, en niños llamado trastorno disocial de la personalidad, ni con el de límite de la personalidad aunque a groso modo pueden inducir a equivocación.

¿Cuántos tipos de psicopatías existen?

Algo que se desconoce de este trastorno es que existen diferentes tipos. A continuación, os lo presentamos de forma resumida:

  • Psicópata primario. Son personas que se caracterizan porque no responden al castigo, a la tensión ni a la desaprobación. Suelen ser capaces de mostrarse sociales durante un tiempo determinado para satisfacer las necesidades que tengan en ese momento. No se sabe si son capaces de entender el significado de las palabras que asignan a las emociones como lo hacen las personas comunes según especifica Cleckley (1941) a lo que llamó “afasia semántica” (López y Núñez, 2009).
  • Psicópata neurótico o secundario. A diferencia del anterior, las personas que tienen este tipo de psicopatía pueden relacionarse con las personas que se encuentran a su alrededor de forma afectiva. De este modo, incluso pueden sentir sentimientos de culpa o remordimiento y ansiedad.
  • Por último, el psicópata disocial suele ser una persona que al igual que en la tipología anterior, tiene presentes sentimientos de culpa, lealtad y afecto. En este caso su conducta antisocial es debido a su entorno, ya que suele encontrarse en ambientes marginales que tienen una subcultura propia (Torrubia, 1987).

¿Qué características se encuentran en la personalidad psicopática?

A continuación desarrollamos las principales características que podemos encontrar en las personas que presentan algún tipo de psicopatía. Es importante señalar que no tienen por qué aparecer en todos los tipos ni de la misma forma en las personas que tienen esta personalidad.

1- Falta de remordimiento o culpa

Estas personas se caracterizan de forma general además de por no tener empatía, por no tener sentimientos por las personas que le rodean. Esto les llevará a no sentirse culpable cuando hacen daño a otras personas o incluso a no tener remordimientos por los actos que han cometido (Hare, 1991).

2- Manipulador

Es un gran manipulador ya que sabe lo que nos mueve y cómo manipular e influenciar nuestros sentimientos con el único objetivo de conseguir alcanzar lo que se propone en su vida y que sabe que nosotros podemos jugar un papel importante para conseguirlo (Muñoz, 2012).

3- Afecto superficial

En algunas ocasiones puede parecer que realmente quieren a una persona o que sienten algo por ella. Sin embargo, el afecto que pueden tener es superficial aunque nos intenten mostrar que son capaces de tener emociones normales tal y como las tenemos nosotros.

4- Falta de empatía/crueldad

Dado que no son capaces de sentir nada por las personas de su alrededor, se puede decir que no tienen empatía alguna. Esto les ayudará a conseguir lo que se proponen sin que las emociones puedan intervenir en sus objetivos, llegando en algunas ocasiones a ser incluso cruel con las personas de su alrededor (López y Núñez, 2009).

5- Mentira patológica

También se suelen caracterizar por estar mintiendo todo el tiempo, se podría decir que es un talento natural que tienen. Normalmente, si la otra persona ve que ha mentido no se sorprenden ni se ponen nerviosos ya que tienen la asombrosa habilidad de remodelar la historia que han contado produciendo confusión a quien lo está escuchando (Hare, 1991).

6- Encanto superficial

Por otro lado, también saben lo que a cualquier persona le puede gustar de otra. De modo que utilizan “armas” para parecer encantadores en todo momento con el fin de ganarse la confianza de las otras personas y llegar hasta sus objetivos (Muñoz, 2012).

7- Necesita estímulos para no aburrirse

Necesitan recibir estímulos del exterior aunque para ello tengan que correr riesgos. Normalmente, les cuesta mucho terminar las tareas que tienen que realizar porque se aburren fácilmente, por lo que aquellas tareas que consideren aburridas o rutinarias no las terminarán (Hare, 1991).

8- Poco control de su comportamiento

Otra de las características que predomina en la personalidad psicopática es la de no controlar su comportamiento simplemente porque no sabe. Por ello, predominarán las expresiones de irritabilidad, impaciencia y abuso sexual, entre otras. Además, también pueden llegar a actuar sin pensar en las consecuencias.

9- Irresponsabilidad

Les cuesta mucho trabajo cumplir con sus obligaciones y compromisos, por lo que son personas que suelen llegar tarde a trabajar, que no pagan sus facturas o que incluso realiza los trabajos sin cuidado alguno.

10- Falta de objetivos realistas

Debido a que son irresponsables y se aburren constantemente de las actividades que realizan, si no las ven interesantes sólo terminarán aquellas de las que puedan conseguir un beneficio. Sin embargo, suelen fracasar en aquellos objetivos que proponen por ser muy poco realistas o incluso largos en el tiempo (Muñoz, 2012).

11- Arrogantes y engreídos

Los psicópatas son capaces de cambiar estas y otras actitudes para conseguir sus objetivos ya que dicen las cosas como hay que decirlas y en el momento justo para causar el efecto que quieren en la otra persona. Tenemos que tener en cuenta que utilizan a las otras personas por lo que no les importa tener amistades (Hare, 1991).

12- Estilo de vida parásito

Además de todas las características que hemos expuesto, son personas que tienen una dependencia financiaría intencional y que suelen explotar a los demás. Es decir, viven aprovechándose de lo que los demás le brindan y para ello manipulan a las personas de su alrededor (López y Núñez, 2009).

13- Relaciones breves

No tienen ningún tipo de interés en mantener relaciones a largo plazo con otra persona. Debido a esto, no se comprometen en pasar tiempo con su pareja. Al igual ocurre con sus supuestas amistades que como hemos señalado anteriormente, sólo duran hasta que ellos quieran y se hayan beneficiado de ella (Muñoz, 2012).

14- Comportamientos delictivos tempranos

Basándonos en las características que estamos viendo de su personalidad, éstos suelen tener comportamientos no muy aceptados por la sociedad ya desde jóvenes. Estas conductas pueden llevarles incluso al delito en un momento dado, ya que se basan en manipular a las personas de su alrededor o más cercanas de forma insensible e incluso pueden llegar a agredirlas en un momento dado.

¿Existen diferencias en el cerebro de una persona con psicopatía frente a otro que no lo presenta?

Parece ser que todas las características que hemos visto de los psicópatas podrían tener una explicación en su cerebro. Así lo demuestran los datos que se han obtenido de los estudios realizados con técnicas de neuroimagen que se presentan en el artículo “Evidencias de alteraciones cerebrales, cognitivas y emocionales en los” psicópatas”.

Éstos revelan que existe una alteración orgánica que se relaciona con este trastorno y que es posible que haya disfunción cerebral en estas personas. Por otro lado, todo apunta a que tienen afectadas las zonas del lóbulo frontal y de la amígdala.

También se ha observado que la corteza prefrontal la tienen más pequeña y que existen cambios en los componentes que forman el sistema límbico. A pesar de todas estas evidencias científicas, aún queda mucho por trabajar para acercarse al por qué de este trastorno y a su posible tratamiento efectivo (Guinea y otros, 2003).

Conclusiones

Tenemos que cambiar nuestra forma de ver a las personas con psicopatía, ya que como hemos podido comprobar no siempre son como nos la presentan desde los medios de comunicación o incluso desde la literatura.

Existen diferentes grados o tipos de psicopatía y en algunos casos pueden llegar a sentir emociones y tener familia e hijos, todo dependerá del grado que tenga la persona en cuestión.

Por último queremos señalar que hemos presentado las características más comunes de forma global sin entrar en detalles de su mayor presencia o no dependiendo del tipo que se tenga de psicopatía. Como hemos dicho anteriormente, todas estas características no se tienen por qué de dar de la misma forma ni frecuencia en la persona.

Y tú, ¿Qué otras características de la personalidad psicopática conoces?

Referencias

  1. P.A. Diagnostical and Statistical Manual for Mental Disorders IV.
  1. Millon, T. (1998). Trastornos de la personalidad. Más allá del DSM-IV. Barcelona: Masso.
  1. El Perfil del Psicópata; gente como uno, Muñoz Serra, Victoria Andrea, Sitio Web: Victoria Andrea Muñoz Serra, Concepción, Chile, marzo del 2012.
  2. Hare, R. (1991) The Hare Psychopathy Checklist-Revised. Toronto: Multi-Health Systems.
  1. López M.J. y Núñez Gaitán M.C. (2009). Psicopatía versus trastorno antisocial de la personalidad. Revista Española de Investigación Criminológica.
  2. Torrubia, R. (1987). La psicopatía. En J. Pérez (Coord.), Bases psicológicas de la delincuencia y de la conducta antisocial, (pp. 147-164). Barcelona: PPU.
  3. Guinea, S. F., Collado, E. N., & García, J. J. M. (2003). Evidencias de alteraciones cerebrales, cognitivas y emocionales en los” psicópatas”.Psicopatología Clínica Legal y Forense,3(3), 59-84
COMPARTIR
Graduada en Pedagogía por la Universidad de Sevilla y estudiante el Máster en Psicología de la Educación. Avances en Intervención Psicoeducativas y Necesidades Educativas Especiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here