Pica: Síntomas, Causas y Tratamientos (Enfermedad)

La pica es un trastorno de alimentación que se caracteriza por la ingestión de sustancias no alimentarias sin valor nutritivo de manera persistente y compulsiva.

Este acto se considera inapropiado para el nivel de desarrollo y habitualmente está asociado con niños pequeños. Cuando ocurre en niños que tienen más de cinco años puede ser indicativo de una conducta inapropiada para la edad.

trastorno de pica

Los trastornos de la conducta alimentaria son muy variados y afectan una gran parte de la población. Muchas personas pierden años de su vida y estos trastornos pueden llegar a ser incluso mortales.

Dentro de la profesión médica, los trastornos de la conducta alimentaria están clínicamente definidos y diagnosticados según criterios específicos de diagnóstico.

Características de la pica

Los adultos que tienen el síndrome de pica a menudo tienen discapacidades intelectuales. El trastorno también está asociado con personas que tienen una deficiencia nutritiva, como una falta de hierro, y con mujeres embarazadas o individuos con otras enfermedades mentales.

Si sufres un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) o un trastorno impulsivo, es más probable que puedas sufrir un trastorno de pica vinculado. Sin embargo, al igual que los individuos que sufren un TOC, las personas que tienen pica son a menudo conscientes de su conducta a pesar de ser comportamientos poco saludables e ilógicos.

Los individuos que sufren este trastorno suelen comer sustancias como tierra, papel, tiza, heces, vidrio, papel, entre más cosas no alimentarias.

Historia de la pica

El término “pica” viene de la palabra latina que quiere decir “urraca”, la cual refiere al comportamiento extraño de los hábitos alimentarios de este pájaro. La urraca no demuestra una preferencia por comidas o sustancias no alimentarias.

En algunas culturas modernas la conducta de pica todavía ocurre de manera ritualista. En el siglo IXX en el sur de los estados unidos, este comportamiento era común entre los esclavos y esta práctica todavía está aceptada en algunas culturas.

También ha formado parte de ceremonias religiosas, creencias mágicas e intentos de curación. En muchas culturas la ingestión de arcilla se utiliza por sus propiedades medicinales, en algunas instancias para afectar los microorganismos en el intestino o para ayudar a aliviar espasmos internos.

En los años 1950 y 1960, esta práctica era tan común que se podían comprar bolsas de arcilla al lado de las paradas de autobús.

Prevalencia de la pica

Es difícil establecer la prevalencia de este trastorno debido a las diferencias en su definición y la poca disposición de los pacientes a admitir este comportamiento así como la vergüenza de comunicar las ingestiones y antojos extraños.

Se cree que la pica disminuye con la edad. Por encima de los 12 años, sólo un estimado 10% de la población presenta este trastorno.

Si tu hijo presenta sintomatología de pica, no tienes porqué asustarte. Se observa con más frecuencia en niños entre el segundo y tercer año de vida. Normalmente a medida que tu hijo vaya creciendo, los comportamientos van disminuyendo. Pero si tiene más de dos años y aún tiene comportamientos de pica, la sintomatología ya se considera inapropiada para su nivel de desarrollo.

Cuando se trata de personas con discapacidades mentales, la incidencia de la pica varía según la edad, el CI, la medicación y las manifestaciones de comportamiento y apetito. Las investigaciones han demostrado que ocurre con más frecuencia en individuos que tienen entre 10 y 20 años.

Factores de riesgo

Si vives en un entorno familiar estresante y caótico es más probable que desarrolles este trastorno. Más factores que deberías tener en cuenta para el desarrollo de este trastorno incluyen:

  • Tener conductas adictivas o una adicción.

  • Falta de una red de apoyo social.

  • Privación maternal.

  • Negligencia paternal.

  • Embarazo.

  • Tener una discapacidad intelectual/trastorno de desarrollo.

  • Epilepsia.

  • Daño cerebral.

La cultura es otro factor de riesgo. En países africanos la pica es más común entre mujeres y niños. En un estudio realizado en Nigeria, la incidencia de la pica en adolescentes y niños masculinos fue de entre un 25% y 46%.

Causas de la pica

Se desconoce la causa de la pica. Algunas de las hipótesis que existen para explicar el desarrollo de este trastorno incluyen factores de influencia cultural, un estatus socioeconómico bajo, trastornos psicológicos y otras enfermedades de deficiencia.

Teorías nutricionales

Estas teorías son las más comunes para explicar la aparición de la pica y se atribuyen a la deficiencia específica de minerales en el cuerpo, como el hierro y el zinc.

A pesar de que la malnutrición a menudo se diagnostica en el mismo momento que la pica, no se ha podido establecer un vínculo causal.

Teorías sensoriales y fisiológicas

Estas teorías se basan en las afirmaciones de muchos de los pacientes de que disfrutan del sabor, la textura o el olor de la sustancia que están ingiriendo.

Tanto la pica como la deficiencia de hierro y más problemas fisiológicos se han asociado con una actividad reducida del sistema dopaminérgico en el cerebro.

La dopamina es un neurotransmisor, o químico, que ayuda a transmitir mensajes entre las células. Es posible que los niveles anormalmente bajos de dopamina en el cerebro estén relacionados con el desarrollo de este trastorno.

Teoría neuropsiquiátrica

Hay evidencias de que ciertas lesiones cerebrales están asociadas con comportamientos de alimentación anormales.

Teorías psicosociales

Otro factor de desarrollo de este trastorno es un patrón de comportamiento similar a los trastornos de ansiedad, en los cuales la ingestión de sustancias no alimentarias se convierte en un método para aliviar el estrés.

Un estudio de un hombre adulto con un CI normal encontró que cuando él experimentaba un alto nivel de ansiedad y después ingería vidrio, decía sentir una reducción del nivel de ansiedad.

Síntomas de la pica

Los síntomas de la pica varían según la sustancia no alimentaria ingerida, pero a menudo los individuos con pica experimentan los mismos síntomas que un individuo anoréxico malnutrido. Estos síntomas incluyen la deficiencia mineral, las uñas y el pelo poco saludables y la pérdida de peso.

A continuación puedes ver algunos de los síntomas habitualmente asociados con algunas de las sustancias ingeridas:

  • Ingesta de arena/tierra – dolor gástrico y sangrado ocasional.

  • Morder hielo – desgaste anormal en los dientes.

  • Ingesta de arcilla – estreñimiento.

  • Tragar objetos metales – perforación intestinal.

  • Ingesta de material fecal – enfermedades infecciosas.

  • Ingesta de plomo – daño renal y retraso mental.

Los individuos con pica también tienen más riesgo de desarrollar problemas muy graves de salud como dolor abdominal, y la obstrucción intestinal y del colon.

Diagnóstico

A menudo el diagnostico tiene lugar en la sala de urgencias de un hospital, cuando el niño o adolescente ya tiene desarrollado síntomas médicos provocados por la ingesta de estas sustancias. Pero para que el trastorno esté diagnosticado como un trastorno psiquiátrico, tiene que cumplir con unos criterios de diagnóstico específicos.

El DSM-5 es un manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales desarrollado por la Asociación Americana de Psiquiatría. Los criterios diagnósticos de la pica son los siguientes:

  • Ingestión persistente de sustancias no nutritivas y no alimentarias durante un período mínimo de un mes.

  • La ingestión de sustancias no nutritivas y no alimentarias, que son inapropiadas al grado del desarrollo del individuo.

  • El comportamiento alimentario no forma parte de una práctica culturalmente aceptada o socialmente normativa.

  • Si el comportamiento alimentario se produce en un contexto de otro trastorno mental ( p. ej., discapacidad intelectual, trastorno del espectro de autismo, esquizofrenia) o afección médica (incluido el embarazo), es suficientemente grave para justificar la atención clínica adicional.

Puede ser difícil de reconocer una persona que está sufriendo este trastorno cuando no existen complicaciones externas que señalan estos hábitos de alimentación. También los individuos pueden sentir vergüenza al contar estos hábitos a alguien, o puede ocurrir que el paciente no sea consciente de que su comportamiento es inapropiado.

Si sospechas que alguien que conoces pueda tener este trastorno, esta persona requerirá una valoración del médico donde se debería hacer una evaluación física minuciosa. Tendrán que hacer pruebas de sangre, estudiar los niveles de hierro, plomo, electrolitos y examinar el funcionamiento del hígado.

Pero a pesar de todas las evaluaciones clínicas, es imprescindible para el diagnóstico que el paciente (o el padre) admita su comportamiento. Es necesario que el médico pregunte directamente sobre los hábitos alimentarios y comportamientos de pica.

Cuando un padre sospecha que su niño tiene pica, pueden hacer un registro del juego en solitario del niño. Si existe sintomatología obsesiva o impulsiva en un paciente adulto o infantil, se recomienda hacer una evaluación de la sintomatología de la pica.

Tratamiento para la pica

En el caso de tener un diagnóstico de pica, la primera intervención puede ser educar al paciente sobre la nutrición y, en el caso de que se deba a una deficiencia de minerales, hacer una terapia de hierro o transfusiones para restablecer sus niveles.

Aunque la pica suele remitir con el tiempo, cuando la sintomatología perdura en el tiempo requerirá una intervención clínica para tratar el trastorno.

La pica es un trastorno que hasta hoy en día no ha recibido mucha atención de los investigadores. La terapia cognitiva-conductual y la terapia familiar se usan habitualmente para el tratamiento de los trastornos de alimentación.

Las intervenciones conductuales son eficaces en el tratamiento de niños con un trastorno de desarrollo. Los padres pueden ser educados sobre cómo supervisar a sus hijos durante el juego y a poner ciertas precauciones dentro de su hogar (P. ej., quitar pinturas con base de plomo) y en los entornos de juego (P. ej., recoger los heces de una mascota).

La terapia conductual aplicada es una de las terapias más eficaces para el tratamiento de la pica y se suele aplicar en aquellos individuos con discapacidades intelectuales o problemas conductuales, incluyendo individuos con autismo y otros trastornos.

La terapia conductual aplicada enseña nuevos comportamientos a través del refuerzo de conductas positivas y el castigo de comportamientos no deseados.

Aunque existen tratamientos para la pica, no existe uno estándar. Pocos estudios han intentado examinar la eficacia de tratamientos farmacéuticos, pero se está investigando la relación entre la pica y niveles muy bajos del neurotransmisor dopamina.

En algunos casos es necesario hacer una intervención quirúrgica para sacar objetos del tracto digestivo o para reparar lesiones de tejidos.

Complicaciones

Las complicaciones asociadas a la pica se pueden dividir en cinco grupos:

  1. Toxicidad inherente.

  2. Obstrucción.

  3. Ingestión excesiva de calorías.

  4. Privación nutricional.

  5. Otros (parásitos y daño dental).

Las consecuencias clínicas de la pica pueden tener implicaciones amplias y muy serias. La intoxicación de plomo en niños puede llevar a un deterioro grave del desarrollo intelectual y físico. Además, complicaciones médicas agudas y crónicas pueden acabar en emergencias quirúrgicas.

Curiosidades

Aunque en la mayoría del mundo occidental la pica es considerada como un trastorno psiquiátrico muy serio, en algunas culturas se considera que la sintomatología de la pica es normal e incluso terapéutico.

En Uganda, por ejemplo, los suelos están disponibles para su compra e ingestión.

También se ha visto que la ingesta de hielo está más vinculada a la deficiencia de hierro, y es lo más consistentemente susceptible a la terapia de hierro.

Conclusiones

Si sospechas que tú o alguien que conoces tiene conductas de pica, es muy importante que busques atención médica o que hables con ellos para buscar ayuda. 

El diagnóstico y tratamiento a tiempo es muy importante para evitar algunas de las consecuencias nutricionales y fisiológicas graves asociadas con la pica.

La pica es una condición poco conocida y a veces difícil de percibir. Si tienes un hijo deberías estar atento para alertar cualquier conducta que podría ser indicativa de este trastorno. Aunque la aparición esporádica de la sintomatología en niños pequeños puede ser normal, cuando persiste en el tiempo hay que tomar las medidas adecuadas.

¿Cuál es tu experiencia con la pica y qué has hecho para tratarla? Tus comentarios ayudarán a los lectores. ¡Gracias!

Referencias

  1. Rose, Edward, Porcerelli John, and Neal Anne Victoria. “Pica: Common but Commonly Missed.” Journal of the American Board of Medicine 13 (2000): 353-58. Accessed September 11, 2015.
  2. http://www.eatingdisorders.org.au/eating-disorders/what-is-an-eating-disorder/classifying-eating-disorders/dsm-5#pica.
  3. http://www.kingcounty.gov/healthservices/health/ehs/toxic/pica.aspx.
  4. http://www.minddisorders.com/Ob-Ps/Pica.html.
  5. http://www.theravive.com/therapedia/Pica-DSM–5-307.52-(F98.3)-(F50.8).
  6. http://www.ucdenver.edu/academics/colleges/medicalschool/

8 Comentarios

  1. Querida Hanna:
    Gracias por esta informacion! Esta muy clara y completa. Durante mi segundo embarazo comence a sentir deseos casi incontrolables por comer jabon Dove… tenia que ser acabado de sacar de la cajita. Me fascinaba el olor, el sabor y la textura. Solo comia el borde del jabon y a veces dejaba que se derritiera en mi boca. Aun continuo con esta conducta, la cual se que no es saludable. Estoy consciente de lo que hago, pero es un deseo muy fuerte que “puede mas” que mi voluntad. Recuerdo que cuando era nina tambien llegue a comer pedacitos de jabon de forma esporadica, pero no tanto como ahora. No se si se deba a alguna deficiencia nutritiva o falta de algo en mi cuerpo, justo me hare unos examenes para saber. Pero, puedo notar que luego de haber sufrido depresion postparto esta conducta comenzo a ser mas recurrente. Tome un medicamento para la depresion, de 10mg por 1 ano y a partir de casi los 4 meses usandolos mejoro significativamente esa depresion, la cual nunca antes habia experimentado.
    Bueno, agradeceria me recomiende que puedo hacer para dejar esa conducta. Por mi parte, estoy considerando descontinuar el uso de ese jabon Dove Pink y sustituirlo.
    Gracias!

  2. Yo actualmente tengo ese problema, lo he tenido desde hace muchos años y no sé con quien hablar al respecto, como de todo lo que sepa o huela a tierra, barro, ladrillo, cemento, lo que sea, tengo un severo daño en mi dentadura y me siento mal después de hacerlo, trato de convencerme de que es incorrecto y me hace daño, pero es realmente una adicción, es una necesidad, creo que se debe a la ansiedad, pero realmente me siento muy incómoda y desesperada con esto, he dañado hasta las paredes de mi casa.

  3. Buenas noches, sufro de este trastorno desde que tenia 10 años(actualmente tengo 23 años), en mi caso ingiero hilos de toallas, lana, trapos comenzo mi experiencia de forma accidental al jugar cn un hilo de una toalla y mi mama lejos de preocuparse por mi, me pego y se preocupo por su toalla que la habia malogrado, a partir de ese momento decidi seguir comiendo para hacer sentirla culpable si me sucedia algo malo, tiempo despues he querido dejarlo pero siento que no puedo, que es mas fuerte que yo, incluso siento ahora una sensacion de placer al ingerir y es mas cuando estoy bajo estres, de eso solo sabe mi mama y mi pareja, que me esta ayudando y quiero de verdad dejarlo porque soy conciente que es malo y quiero formar una familia y para eso necesito dejar este mal habito, gracias por leer mi cometario muchas gracias
    Por favor ayudenme

  4. A mi se me dió por comer esponjas verdes de cocina, sobre todo las scotch brite de 3m, me siguen pareciendo muy ricas , pero ya no lo como porque soy más consiente de que la ingesta es perjudicial.
    Pero debo decir que en situaciones de stress , las ganas de volver a comerlas son muy fuertes.

  5. Tengo como 30 años consumiendo jabón he tratado de dejarlo pero es muy fuerte el deseo, busque información y tampoco le pare mucho, soy anémica y desearía no consumir mas pero no quiero ir a ningún medico no me atrevo. Y ya me hicieron hace 20 años una transfusión y tomo hierro y se mantiene mi apetito por ellos.

DEJA UNA RESPUESTA