¿Por Qué Me Mareo Cuando Fumo?

Sentir mareo cuando se fuma por primera vez no es extraño. De hecho es normal tener incluso otros síntomas como las náuseas.

Por lo general, los cigarrillos contienen una gran cantidad de sustancias tóxicas que entran rápidamente en nuestro organismo, produciendo diversos efectos nocivos en él.

mujer con náuseas y mareo por cigarro

Los cigarrillos contienen hojas de la planta del tabaco. Ésta se seca y se fermenta antes de colocarse en ellos.

Además de otros productos químicos dañinos, el tabaco lleva nicotina, una sustancia que puede provocar una fuerte adicción. Por eso existen tantas personas fumadoras que tienen graves dificultades para dejar este hábito.

Fumar tabaco es una de las principales causas de cáncer de pulmón. Aunque también se ha relacionado con otros problemas de salud como tensión arterial alta, ataques de corazón, enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares.

Pero si estás fumando por primera vez o porque no fumas todos los días, es común sentir mareos con los cigarrillos.

Curiosamente, también pueden experimentar mareos aquellos fumadores en periodos de abstinencia o “mono” del tabaco. Aunque en éstos últimos, los mareos pueden ser más duraderos.

En este artículo te explico cómo reacciona tu cuerpo ante el tabaco y por qué te mareas cuando fumas, así como las formas de evitar que ésto ocurra.

Razones por la que te mareas cuando fumas

La nicotina

La nicotina está presente de manera natural en la planta del tabaco. Es una sustancia estimulante, es decir, que incrementa la actividad de algunas funciones del organismo.

Es una de las drogas más adictivas que existen hoy en día, llegándose a comparar su adicción con la que causa la cocaína o la heroína.

La nicotina es la responsable de la adicción al tabaco, y es la que provoca la mayoría de los mareos.

Cuando se fuma, esta sustancia penetra en el torrente sanguíneo mediante el revestimiento de los pulmones. Tarda en llegar al cerebro entre 7 y 10 segundos.

Una vez que entra en la sangre, la nicotina estimula de inmediato las glándulas suprarrenales. Estas glándulas consisten en dos pequeños órganos situados justo encima de los riñones. Sirven para producir hormonas que mantienen un adecuado funcionamiento del cuerpo. Por ejemplo, median el desarrollo sexual y las respuestas ante el estrés.

Al estimular dichas glándulas, éstas liberan epinefrina (adrenalina). Esta hormona es la misma que segregamos cuando nos preparamos para dar respuestas de lucha o de huida.

Cuando entra en el sistema nervioso central, la adrenalina incrementa la presión sanguínea estrechando los vasos sanguíneos. Además, aumenta la frecuencia respiratoria y cardíaca.

Tal como hacen la cocaína y la heroína, la nicotina también incrementa la liberación de dopamina. Este neurotransmisor estimula los centros del cerebro encargados de la sensación de placer y de recompensa.

Por otro lado, otros productos químicos presentes en el humo del tabaco pueden potenciar aún más los efectos de la nicotina en nuestro cerebro. Uno de ellos parece ser el acetaldehído.

Otro efecto señalado de la nicotina, es que retrasa la liberación de insulina del páncreas. La insulina es una hormona que se encarga de eliminar el exceso de azúcar en la sangre y sirve para mantener equilibrados los niveles de azúcar de nuestro organismo.

Cuando el páncreas falla y no libera suficiente insulina, los niveles de glucosa (azúcar) aumentan en sangre. Ésto es lo que ocurre en algunos tipos de diabetes con consecuencias muy peligrosas para la salud.

Por tanto, las primeras veces que fumas, la nicotina impide que se libere la insulina como debería. Lo que se traduce en una sensación de falta de apetito, náuseas, y por supuesto, mareos.

Los mareos pueden deberse a el aumento rápido de la frecuencia cardíaca y la respiración que provienen de la poca liberación de insulina.

Por eso, cuando un fumador deja el tabaco, un importante síntoma de abstinencia es el aumento del apetito.

Esto se debe a la hipoglucemia que sufre el organismo al abandonar el consumo de nicotina cuando ya se ha adaptado a ella. En este caso, la bajada de los niveles de azúcar también produce leves mareos.

Estimulación de los receptores nicotínicos

En nuestro organismo existen receptores de nicotina. Cuando fumamos por primera vez, la nicotina entra en grandes cantidades y se une excesivamente a estos receptores de manera duradera.

Por eso puedes sentir un “petolazo” o “subidón” tras fumar, que conlleva al mareo cuando no se está acostumbrado.

Monóxido de carbono

El humo del tabaco también contiene monóxido de carbono. Esta sustancia, al igual que la nicotina, disminuye los niveles de oxígeno en sangre. Produciendo como consecuencia que nuestro cerebro no reciba oxígeno suficiente.

Ésto es porque las moléculas de monóxido de carbono se unen a la hemoglobina que circula en el interior de los glóbulos rojos. Ya que éstos poseen más afinidad con la hemoglobina que el oxígeno. Por eso, una vez unidos, no se separan con facilidad.

El resultado es una hipoxia o reducción del oxígeno en sangre que conlleva a mareos, cansancio e incluso desmayos.

Estos síntomas dependerán de la cantidad de tabaco que hayamos fumado en un periodo de tiempo concreto y lo acostumbrados que estemos a fumar. A medida que vamos respirando oxígeno de nuevo, el mareo va desapareciendo.

Mientras que, los periodos prolongados de mareo que suelen producirse en la fase del “mono”, se deben principalmente a los efectos de la nicotina en nuestro cerebro.

Efectos en los pulmones

El mareo también proviene de la sobrecarga de humo en nuestros pulmones. Éstos se llenan de carbono y otras partículas que evitan que el oxígeno fluya libremente por los bronquiolos y la sangre.

Finalmente, el humo ocasiona que nos sintamos débiles, asfixiados y mareados. Ya que nuestro cerebro está luchando para conseguir el oxígeno que necesita.

Ésto también ocurre con las cantidades elevadas de nicotina, aunque su vida media es muy corta y estos efectos no permanecen mucho tiempo.

Además, no sólo fumar cigarrillos ocasiona falta de oxígeno. Lo mismo ocurre con otras maneras de fumar como las pipas tradicionales o las de agua (cachimbas o narguiles).

La forma de fumar

En los mareos también influye la forma en la que la persona fume. Ésto significa la cantidad de nicotina que entra en el organismo en cierto periodo de tiempo.

La nicotina se absorbe en la sangre a través de la mucosa de la boca y los pulmones, llegando al cerebro en pocos segundos. Si dan caladas más frecuentes y profundas, la cantidad de nicotina que llega al organismo de golpe es mayor.

¿Cuánto duran los mareos producidos al fumar?

Los síntomas producidos por el envenenamiento con el humo o la nicotina dependen de cada persona, de su uso del tabaco y la sensibilidad de su organismo. En algunos casos, las personas pueden llegar a sufrir náuseas y vomitar.

En general, el mareo suele desaparecer rápidamente según la cantidad de tabaco que se haya fumado. Normalmente desaparece entre unos minutos y unas pocas horas.

Mareos al fumar y genes

Al parecer, se han encontrado genes que tienen relación con una gran variedad de conductas asociadas con el tabaquismo.

Estos genes median el desarrollo de receptores nicotínicos en las neuronas de nuestro organismo. En un estudio de Ehringer et al. (2011), se encontraron relaciones entre la respuesta de mareo al fumar y 226 SNPs (Polimorfismos de un Solo Nucleótido) en los genes de receptores nicotínicos neuronales.

Los SNPs son variaciones en las secuencias del ADN que involucran a una única base en la secuencia del genoma. Estas variaciones tienen que darse en, al menos, un 1% de la población para que hablemos de un SNP. Ya que, si es menos del 1%, se consideraría una mutación.

La muestra del estudio se componía de 789 personas dependientes de la nicotina y 811 personas sin esta adicción. Se encontró que aquellos que indicaban haber sufrido mareos al fumar pertenecían de manera significativa al grupo de no adictos.

En concreto, múltiples SNPs en una región del gen CHRNB3 (que interviene en el desarrollo de receptores nicotínicos neuronales), se asociaron con la experiencia de mareos al fumar los primeros cigarrillos.

¿Qué forma de tabaco es menos perjudicial?

Los cigarrillos industriales, de liar y otras formas de tabaco poseen un contenido de nicotina y sustancias químicas muy variable entre ellos. Por lo que, quizás no todos producen la misma respuesta de mareo.

Un cigarrillo industrial lleva aproximadamente entre 0,50 y 0,90 gramos de tabaco. Puede contener así entre 13,79 y 22,68 miligramos de nicotina por gramo de tabaco.

Por otro lado, un puro puede incluir hasta 21,5 gramos de tabaco. Su contenido de nicotina oscila entre los 6,3 y los 15,6 miligramos por gramo de tabaco. Es decir, entre 5,9 y 335,2 por puro.

Otros productos de tabaco también son perjudiciales y adictivos, aunque no produzcan la misma sensación de mareo.

Por ejemplo, el tabaco de mascar provocar adicción y cáncer de boca. Las pipas también aumentan el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, de boca, garganta, laringe y esófago.

Mientras que las pipas de agua, cachimbas o shishas, al contrario de lo que puede creerse, producen efectos igual de tóxicos que el humo del cigarrillo.

Los cigarrillos bidis, de origen indio, poseen aún aún más nicotina, alquitrán y monóxido de carbono que los cigarrillos tradicionales. También se asocian con cáncer de boca, garganta, laringe, esófago y pulmón. Así como ataques al corazón.

Lo mismo ocurre con los Kreteks, unos cigarros fabricados en indonesia compuestos por tabaco y clavos de olor.

¿Se puede sufrir una sobredosis de nicotina?

No debemos olvidar que la nicotina es una sustancia tóxica, y aunque es extraño, es posible sufrir una sobredosis.

Ésta se produce cuando tomamos de golpe demasiada cantidad de una sustancia venenosa para nuestro organismo. Y da lugar a síntomas perjudiciales que pueden ser graves e incluso conllevar a la muerte.

No obstante, la nicotina tiene una duración media de vida corta y se elimina rápido, por lo que es difícil que esta sobredosis ocurra.

Normalmente los pocos casos se observan en niños pequeños que por accidente ingieren chicles de nicotina, líquidos de cigarrillos electrónicos o manipulan parches de nicotina para dejar de fumar.

También se han dado en adultos rellenando cartuchos de cigarrillos electrónicos sin guantes, o al fumar mucho en poco tiempo si no están acostumbrados.

Los síntomas de una sobredosis de nicotina incluyen problemas para respirar, mareos, desmayos, dolor de cabeza, debilidad y aceleración o reducción del ritmo cardíaco.

Otros síntomas son salivación, dolor abdominal, y náuseas. Ésto pasa porque el organismo quiere deshacerse de las sustancias tóxicas de alguna forma, preparando al cuerpo para expulsarlas.

Si alguna vez observas dichos síntomas en alguien que ha consumido nicotina o en ti mismo, lo mejor es que interrumpas el consumo y busques atención médica.

En ciertos casos, en el centro médico se insertará un tubo para realizar un lavado de estómago. También pueden usar carbón activado para impedir que el organismo absorba más nicotina.

¿Qué hacer para eliminar los mareos?

Una vez que estés sufriendo mareos por el consumo de tabaco, lo mejor es permanecer en la misma posición. Si vas a levantarte, hazlo con cuidado y no seas brusco para que tu cuerpo se adapte a los cambios de presión arterial.

Por otro lado, puedes intentar respirar lentamente y de manera profunda para recuperar el oxígeno. Inhala todo el aire que puedas y mantenlo durante 5 segundos. Luego expúlsalo lentamente contando hasta siete.

Pequeños ejercicios leves también pueden mejorar el flujo sanguíneo al cerebro y reducir los mareos leves. Por ejemplo, dar un paseo. Aunque si el mareo es fuerte, lo mejor es permanecer en la misma posición y beber agua poco a poco en abundancia.

Si te fumas y sientes mareos, tu cuerpo está queriendo decirte que esa sustancia le está haciendo daño. Lo mejor es que le hagas caso a tu organismo e interrumpas el consumo de tabaco inmediatamente. Probablemente aún no tengas adicción, y dejarlo será muy sencillo para ti.

Las sustancias que contiene un cigarrillo

El humo del tabaco contiene más de 7000 productos químicos que entran en el torrente sanguíneo a gran velocidad.

De hecho, y al parecer, más de 250 sustancias se han identificado como perjudiciales. Se sabe con certeza que 69 de ellas pueden provocar cáncer.

Ésto afecta a cualquier persona que aspire el humo, ya sean fumadores o no fumadores. Parece ser que respirar humo del tabaco, aunque sea en poca cantidad, puede ser también perjudicial.

Algunos de los productos tóxicos del tabaco son hidrógeno de cianuro, amoníaco y monóxido de carbono. Por otro lado, las sustancias que pueden causar cáncer son:

– Arsénico.

Acetaldehído.

– Aminas aromáticas.

– Benceno.

– Metales tóxicos como cadmio, berilio o cromo.

Óxido de etileno.

Formaldehído.

– Níquel.

– Polonio 210, que es un elemento químico radioactivo.

– Cloruro de vinilo.

Hidrocarburos aromáticos policíclicos, etc.

Referencias

  1. Cigarettes and Other Tobacco Products. (s.f.). Recuperado el 27 de marzo de 2017, de National Institute of Drug Abuse: drugabuse.gov.
  2. Ehringer, M. A., McQueen, M. B., Hoft, N. R., Saccone, N., Stitzel, J., Wang, J. C., & Bierut, L. J. (2010). Association of CHRN genes with “dizziness” to tobacco. American Journal of Medical Genetics. Part B, Neuropsychiatric Genetics: The Official Publication of the International Society of Psychiatric Genetics, 153B(2), 600–609.
  3. Harms of Cigarette Smoking and Health Benefits of Quitting. (s.f.). Recuperado el 27 de marzo de 2017, de National Cancer Institute: cancer.gov.
  4. Is It Normal to Feel Dizzy After Quitting Smoking? (5 de febrero de 2017). Obtenido de Verywell: verywell.com.
  5. Signs of nicotine poisoning and what you should do. (5 de septiembre de 2013). Obtenido de AustinPUG Health: austinpug.org.
  6. Síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre. (s.f.). Recuperado el 27 de marzo de 2017, de NorthShore University Health System: northshore.org. 
  7. Smoking & Dizziness. (16 de agosto de 2013). Obtenido de Livestrong: livestrong.com.
  8. Why do first time smokers feel dizzy and tired? (s.f.). Recuperado el 27 de marzo de 2017, de Quora: quora.com.
COMPARTIR
Licenciada en Psicología (Universidad de Huelva). Máster en Estudios Avanzados en Cerebro y Conducta de la Universidad de Sevilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here