¿Qué son los principios de asepsia?

Los principios de asepsia son aquellos procedimientos o reglas aplicadas a la prevención de la infección, para lograr que determinado objeto o espacio esté estéril y libre de microorganismos. La asepsia se refiere a la ausencia de microorganismos o de infección.

La palabra asepsia, viene del griego, donde el prefijo “a” significa “sin”, “sepsis” significa “putrefacción” y el sufijo “ia” que indica cualidad. Por tanto, es la cualidad de un objeto de permanecer libre de putrefacción o descomposición.

No debe confundirse el término asepsia con el término antisepsia, que si bien van de la de la mano, este último se refiere al proceso de desinfección de un organismo previamente infectado con microorganismos vivos patógenos.

El objetivo principal de la asepsia es disminuir el riesgo de transmisión de enfermedades en los centros hospitalarios, especialmente en el área quirúrgica.

Proporciona a todos los usuarios de cuidados sanitarios, todos los objetos y materiales necesarios, en condiciones óptimas para su utilización.

¿Cómo surgió la asepsia?

Desde el siglo XVII al XIX, las muertes por infecciones sistémicas posterior a heridas, a intervenciones quirúrgicas o en el periodo postparto inmediato, eran muy numerosas.

Se comenzó a notar el patrón de la comunicación entre el interior y el exterior del cuerpo humano, con el inicio de fiebres que normalmente culminaban en la muerte del paciente.

Joseph Clarke en 1790, descubrió la relación de las muertes puerperales con la mala higiene de los recintos destinados a la maternidad, ordenando  así la limpieza exhaustiva de esos recintos.

Posteriormente, Phillipe Ignace Semmelweis, notó que el índice de muerte por fiebre puerperal era directamente proporcional a la cantidad de intervenciones donde el médico no se lavaba las manos previamente y ordenó la instalación de lavamanos en las entradas de los quirófanos para todo el personal médico.

En 1857, Pasteur demostró al estudiar la fermentación, que la presencia de bacterias y microorganismos, y su reproducción en número, producían la putrefacción.

Pasteur también descubrió que el calor mataba dichos microorganismos, y que sólo había que evitar que entraran nuevos microorganismo luego de eliminarlos para evitar la putrefacción. En 1867, Joseph Lister publicó un trabajo donde proponía limpiar las heridas con ácido fénico.

Principios de asepsia

Los principios de asepsia son más comúnmente utilizados en quirófanos, salas de parto o cuando se realiza algún procedimiento en la cama de hospitalización que requiera la mayor esterilidad posible, como la colocación de un tubo de tórax, la toma de una vía central, la colocación de una sonda uretral, entre otros.

En la medicina, las técnicas y métodos de esterilización se utilizan siempre que algún procedimiento requiera la perdida de la integridad de la piel, formando una puerta de entrada de los microorganismos al organismo.

La práctica de la asepsia sobre todo en cirugía, exige la esterilización preoperatoria del quirófano y todos los equipos e instrumental quirúrgico a utilizar, para evitar las infecciones transoperatorias y la consecuente protección de la herida hasta su resolución definitiva.

Para lograrlo se deben cumplir los principios de asepsia que se enumeran a continuación:

1-Todos los objetos que se encuentren en un área estéril, deben estar estériles. Para ello debe verificarse que esté debidamente sellado y que su fecha de vencimiento de esterilidad esté en regla.

2-Todo objeto estéril, se convierte en un objeto no estéril cuando es tocado por un objeto no estéril.

3-Todo objeto estéril cuya ubicación esté por debajo del nivel de la cintura, es considerado un objeto no estéril.

4-Todo objeto estéril o campo estéril fuera de la vista, es considerado no estéril.

5-Todo objeto estéril puede convertirse en no estéril si están expuestos por largo tiempo en un campo estéril, pues están expuestos a microorganismos aéreos.

6-Si existe alguna perforación, rasgado o humedad en alguna barrera estéril ya no puede considerarse estéril.

7-Luego de colocar un campo estéril, por lo menos 1 pulgada por todo el borde es considerada no estéril.

8-Si existiera alguna duda sobre la esterilidad de algún objeto, entonces es considerado no estéril.

9-Las personas consideras estériles y los objetos considerados estériles solo deben transcurrir con el ambiente estéril. Aquellas personas consideradas no estériles y los objetos considerados no estériles solo podrán transcurrir por el ambiente no estéril.

10-La piel no puede ser totalmente esterilizada, así que es considerada no estéril.

11-Cuidar de no comprometer la esterilidad del campo estéril, no alcanzar objetos inclinándose por encima del campo, mantener objetos no estériles lejos del campo, y cuidar de no estornudar, toser o hablar encima del campo estéril.

Así como estos principios ayudan a mantener la esterilidad en procedimientos médicos quirúrgicos de cualquier tipo, hay métodos específicos que ayudan a mantener la esterilidad en la realización de casi cualquier procedimiento en la medicina, desde el lavado de manos, hasta la colocación de los guantes, la vestimenta correcta, entre otros.

Referencias

  1. Kennedy, 2013; Infection Control Today, 2000; ORNAC, 2011; Perry et al., 2014; Rothrock, 2014. Recuperado de: opentextbc.ca
  2. Thomas Schlich. National Library of Medicine National Institutes of Health. Med Hist. 2012 Jul; 56(3): 308–334. Published online 2012 Jul. Asepsis and Bacteriology: A Realignment of Surgery and Laboratory Science. Recuperado de: ncbi.nlm.nih.gov
  3. Alfredio Jacome Roca. Academia Nacional de Medicina. Asepsia y antisepsia. Recuperado de: encolombia.com
  4. Francisco Cañestro Márquez, et al. TCAE en el servicio de esterilización. Editorial Vertica. Málaga – España. 2007. Pág 3 – 4.
  5. Asepsia Quirúgica. Recuperado de: es.wikipedia.org

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here