15 Propiedades del Mango Probadas Científicamente

Las propiedades y beneficios del mango son numerosas: protege el hígado, el corazón, mejora la digestión, fortalece los huesos, previene la anemia, refuerza el sistema inmune y otros que te comentaré a continuación.

El aporte calórico de los mangos (Mangifera indica) oscila según su variedad, aunque en términos generales son similares, especialmente su alto nivel calórico. Cada 100 gramos (g) de pulpa de mango aporta aproximadamente 65 Kcal.

propiedades del mango

En cuanto a sus nutrientes, por cada 100 g contiene: 12.8 g son carbohidratos, 0.5 g de proteína; 0.3 g de grasa;  17 g de agua; minerales como hierro, magnesio, fósforo y potasio. De los carbohidratos que tiene, 1.70 g son fibra, siendo 1.07 g fibra insoluble y 0.63 fibra soluble.

Además, el mango posee vitaminas como la vitamina C (28 mg,  lo que representa el 30 % de la cantidad diaria recomendada); el ácido fólico (11% del valor diario recomendado), y precursores de la vitamina A.

11 beneficios y propiedades que aporta el mango a nuestra salud

1- Es un aliado contra el cáncer

Se ha considerado que el mango es un anticancerígeno. Esto es debido a su contenido de mangiferina, una sustancia que funciona como antioxidante. La mangiferina puede ser extraída de la pulpa, la cáscara, la semilla, las hojas y la corteza de M. indica.

La mangiferina pertenece a las sustancias químicas llamadas polifenoles. Dichos compuestos tienen un gran poder antioxidante que tiende a disminuir la cantidad de radicales libres de oxígeno, reduciendo el daño al ADN de nuestras células. De esta forma, ayuda a reducir el crecimiento de células cancerosas.

Por tanto, se ha propuesto que el mango puede ser efectivo para prevenir el cáncer.

2- Ama a tu hígado

Estudios en la Universidad del Cairo en Egipto, demostraron que polisacáridos (cadenas largas de carbohidratos) extraídos de la pulpa del mango M. indica protegen al hígado de efectos dañinos producidos por el medicamento llamado ciclofosfamida, el cuál es usado como tratamiento contra ciertos tipos de cáncer. 

El efecto protector del mango es debido a que reduce la cantidad de radicales libres que son producidos a partir de la ciclofosfamida. De tal forma que,  al haber menor cantidad de radicales libres se reduce el daño en las células del hígado. 

Por lo tanto, el mango podría ser un candidato para ser usado como suplemento contra la hepatotoxicidad generada por la ciclofosfamida en pacientes sometidos a quimioterapia.

Sin embargo, muy probablemente su beneficio no sea exclusivo para personas que requieran la ciclofosfamida, sino que también puede ser extendido para personas que deseen depurar su hígado.

3- Haz feliz a tu corazón

La mangiferina resulta ser interesante debido a diversos efectos positivos para nuestro cuerpo.

En la revista European Journal of Pharmacology, investigadores del Colegio de Medicina y Ciencias de la Salud publicaron en 2016 que la mangiferina extraída de las hojas del mango puede reducir el daño al corazón producido por la falta de sangre y oxígeno (enfermedad llamada isquemia).

Y ¿Cómo lo hace? La mangiferina es capaz de reducir la inflamación presente en el corazón. Sabemos que la inflamación en ciertos casos es buena, sin embargo cuando es por un tiempo prolongado, paraliza el buen funcionamiento de las células.

Además, otros estudios han demostrado que es capaz de modular la inflamación de nuestro cuerpo en general.

4- Mejora tu digestión

El mango ayuda a la buena digestión de los alimentos, en parte porque contiene fibra dietética.

Las proteínas conocidas como proteasas ayudan a degradar a otras  proteínas como las presentes en la carne. Por tanto, el consumo de mango junto con carne nos ayudaría a tener una buena digestión.

La actinidina también está contenida en el kiwi. Además frutas como la papaya y la piña también presentan proteasas en su composición.

5- Ayuda a reducir el colesterol “malo”

La composición de la fibra dietética del mango principalmente es pectina, la cual es parte de la fibra soluble. Este tipo de fibra ayuda a disminuir la absorción de colesterol “malo”.

Cabe mencionar que la mayor cantidad de fibra dietética no la encontramos en la pulpa, sino en la cáscara.

Un estudio publicado por la Universidad Autónoma de Coahuila encontró que por 100 g de cáscara seca se obtienen 15 g de pectina. Así que piénsalo dos veces antes de tirar la cascara.

6- Fortalece los huesos

Dentro de los minerales que se encuentran en el mango, los más representados son el calcio y el potasio. Estos minerales son parte de los huesos, por lo que el consumo de mango ayudaría al fortalecimiento de nuestro sistema óseo.

Adicionalmente el mango tiene vitamina A, la cual también ayuda a la reparación del sistema óseo.

7- Mantiene una piel saludable

El mango contiene por cada 100 g una cuarta parte de la porción recomendada al día de vitamina A. La vitamina A es necesaria para la reparación de los tejidos en especial la piel, huesos y las células del intestino.

Hoy en día, los rayos ultravioleta (UV) son una de las causas principales del daño celular y cáncer de piel. 

Un estudio publicado en el 2015, en la revista  Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, realizado en la Universidad de Chulalongkorn, Tailandia, demostró que gracias al papel antioxidante del mango, este fruto resulta efectivo en la protección y reparación de las células de la piel dañadas por los rayos UV.

Por tanto, el consumo de mango ayudaría a mejorar la salud de nuestra piel.

8- Previene la anemia

El hierro es un mineral muy importante en la fisiología del cuerpo humano, ya que forma parte de la hemoglobina (molécula que transporta el oxígeno a los diferentes tejidos).

El mango aporta  hierro a la dieta el cual puede ayudar a reducir enfermedades como la anemia

9- Ayuda a tu cuerpo a eliminar bacterias

La madera de la corteza de la planta del mango también puede ser utilizada como agente antimicrobiano.

En la medicina tradicional ayurvédica en la india, la madera de esta planta en volvo se utiliza como agente bactericida.

Recientemente un estudio dirigido por el Dr. Garg demostró que el polvo de la madera del mango tiene efecto antimicrobiano contra E. coli, Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa, Bacillus subtilis y Salmonella typhi.

10- Mantiene tu visión sana

Como se mencionó arriba, el mango contiene una buena cantidad de la vitamina A. Esta vitamina también la requerimos para la buena salud de nuestros ojos, ya que es precursora de los pigmentos que se necesitan para captar la luz en la retina.

Adicionalmente, el mango contiene vitamina E, un antioxidante que protege de los efectos del estrés oxidativo en el cuerpo. Recordemos que el ojo es un órgano expuesto que directamente está en contacto con el oxígeno ambiental.

 10- Efecto antiamebiano

Un estudio demostró que extractos de la corteza de la planta del mango tienen efecto anti-amebiano.

De hecho, en este estudio se demostró que el extracto de la planta del mango redujo 60 veces el crecimiento de la ameba mientras que el metronidazol (medicamento de uso común para la amibiasis) lo hizo 200 veces.

Si consideramos que el metronidazol es la molécula pura y el otro era un extracto de la planta del mango, quiere decir que hay un principio activo en la planta del mango que si estuviera puro probablemente sería igual de bueno que el metronidazol.

11- Refuerza el sistema inmune

En un estudio se demostró que el extracto de la corteza de la planta del mango incrementaba la producción de anticuerpos ante agentes extraños.

Mientras más cantidad de corteza del mango le administraba a los ratones, más concentración de anticuerpos en sangre se encontraban contra el agente extraño.

Los anticuerpos son moléculas que forman parte del sistema inmune que inhabilitan a los patógenos para que no puedan establecerse en nuestro cuerpo, por lo que consumir la corteza de la planta del mango ayudaría a combatir a los  patógenos.

12- Ayuda a recuperarse del cansancio

La pulpa del mango en peso seco prácticamente es azúcar, si te sientes sin energía el mango podría ayudarte a recuperar la energía perdida

13- Previene hemorragias

Comer mango te ayudaría a mejorar hemorragias espontaneas o a acelerar el proceso de cicatrización.

El mango contiene vitamina K, la cual ayuda al proceso de coagulación y cicatrización.

Si te ha estado saliendo sangre de la nariz puede ser que tengas deficiencia de la vitamina K.

14- Trata el resfriado 

Consumir mango podría ser beneficioso si te encuentras enfermo de resfriado, ya que contiene vitamina C.

En un estudio llevado a cabo por la universidad de Wyoming se demostró que consumir vitamina C cuando tienes resfriado ayuda a que te recuperes más rápido.

Sin embargo, cabe mencionar que dicho estudio menciona que tomar vitamina C no disminuye la probabilidad de contraer el virus causante del resfriado, solamente ayuda a que tu sistema se recupere más pronto.

Adicionalmente el mango posee vitamina A, que ayuda a la reparación de epitelios como el respiratorio, el cual sufre daños cuando te encuentras con resfriado.

15-  Protege contra la diabetes

La pulpa del mango tiende a ser un alimento con alto índice glucémico, por lo que no sería recomendado para personas diabéticas. 

Sin embargo, un estudio publicado en el 2015 en la revista Journal of Food Science and Technology, demostró que la cáscara del mango tiene la capacidad de reducir las complicaciones derivadas de la diabetes.

Gracias a los carotenoides, flavonoides y otras sustancias contenidas en  la cascara, el mango tiene la capacidad de reducir la glucosa en sangre en pacientes con diabetes tipo 1 y 2.

Quizá te parezca extraño comerte la cáscara de mango, sin embargo puedes buscar mangos que tengan una piel carnosa, la cuál tiene un mejor sabor.

Curiosidades del mango

-El árbol es de gran tamaño: alrededor de 30 metros. Su crecimiento no requiere de muchos cuidados, ya que suele ser agresivo con otras especies de plantas inhibiendo su crecimiento. 

-La cáscara del fruto es verde en etapas tempranas de madurez, cambiando el color de su pigmento en la madurez, entre rojizo y amarillo. Por dentro, su pulpa tiene una coloración con tonalidades entre amarillo y anaranjado. Es muy dulce y de un aroma característico.

-Su origen se precisa en la India, y fue introducido a Brasil en el siglo XVIII. El cultivo se ha extendido a otros países principalmente de clima cálido como Ecuador, Colombia, Perú, entre otros; y algunos de clima templado como Italia, China, etc. De esta forma, el mango es de los frutos con mayor producción.

– El mango se da en los árboles pertenecientes a la especie Mangifera indica (M. indica) perteneciente a la familia de las Anacardiáceas, aunque existen otras 7 especies (científicamente descritas), por ejemplo, M. casturi, M laurina, M. lineariflia, M. persiciforma, etc., sin embargo M. indica ha ido ganando terreno en el cultivo.

La industria del mango

Puede ser que cuando te mencionen mango, lo único que se te venga a la mente sea pensar en algo dulce, jugoso, bebidas, postres, pero ¿imaginarías que el mango puedas usarlo para bañarte?

Recientemente se ha estudiado la posibilidad de introducir componentes del mango en la industria cosmética, tal es el caso de la investigación publicada en el 2015 en la revista Journal of Oleo Science, que sugiere que los aceites contenidos en la semilla del mango podrían ser efectivos en jabones y lociones.

Además, el mango también tiene antioxidantes como la vitamina E y la vitamina A que ayuda a reparar los tejidos como la piel, por lo que ayudaría adicionalmente a tener una piel sana.

¿Y tú qué otras propiedades del mango conoces?

Referencias

  1. Singh, R., Singh, S.K., Maharia, R.S., Garg, a. N., 2015. Identification of new phytoconstituents and antimicrobial activity in stem bark of Mangifera indica (L.). J. Pharm. Biomed. Anal. 105, 150–155. 
  2. Fahmy, S.R., Amien, A.I., Abd-Elgleel, F.M., Elaskalany, S.M., 2016. Antihepatotoxic efficacy of Mangifera indica L. polysaccharides against cyclophosphamide in rats. Chem. Biol. Interact. 244, 113–120. 
  3. Suchal, K., Malik, S., Gamad, N., Malhotra, R.K., Goyal, S.N., Ojha, S., Kumari, S., Bhatia, J., Arya, D.S., 2016. Mangiferin protect myocardial insults through modulation of MAPK/TGF-β pathways. Eur. J. Pharmacol. 776, 34–43. 
  4. Wu, P., Dhital, S., Williams, B. a., Chen, X.D., Gidley, M.J., 2016. Rheological and microstructural properties of porcine gastric digesta and diets containing pectin or mango powder. Carbohydr. Polym. 148, 216–226. 
  5. Singh, R., Singh, S.K., Maharia, R.S., Garg, a. N., 2015. Identification of new phytoconstituents and antimicrobial activity in stem bark of Mangifera indica (L.). J. Pharm. Biomed. Anal. 105, 150–155. 
  6. Wilkinson, A.S., Taing, M.-W., Pierson, J.T., Lin, C.-N., Dietzgen, R.G., Shaw, P.N., Gidley, M.J., Monteith, G.R., Roberts-Thomson, S.J., 2015. Estrogen modulation properties of mangiferin and quercetin and the mangiferin metabolite norathyriol. Food Funct. 6, 1847–1854.
  7. Núñez Sellés, A.J., Durruthy Rodríguez, M.D., Balseiro, E.R., González, L.N., Nicolais, V., Rastrelli, L., 2007. Comparison of major and trace element concentrations in 16 varieties of cuban mango stem bark (Mangifera indica L.). J. Agric. Food Chem. 55, 2176–2181. 
  8. Kim, A.S., Christiansen, S.C., 2015. Mango: pulp fiction? Contact Dermatitis 73, 123–124. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here