14 Propiedades de la Hierba de San Juan (Hipérico)

Son numerosas las propiedades de la hierba de San Juan (hipérico) para la salud: tiene efectos antidepresivos y antiinflamatorios, es cicatrizante, antibacteriano, ayuda a tratar la enuresis, alivia el síndrome premenstrual y otras que a continuación te explicaré.

Esta planta, también denominada hipérico o corazoncillo, se conoce en botánica como “Hypericum perforatum”. Se utiliza para tratar una gran variedad de afecciones tanto externas como internas. Principalmente se usa para tratar la depresión o el estado de ánimo bajo, la inflamación y el dolor.

Es una planta perenne, de flores de un amarillo intenso. Crecen naturalmente en diferentes partes del mundo, sobre todo en algunas zonas de Europa y Asia.

Su nombre se debe a que suele florecer en el periodo de la festividad de San Juan (24 de junio). Por otro lado, “perforatum” proviene de unos pequeños puntos que poseen sus hojas. Éstos contienen el aceite esencial de la planta, y pueden observarse al trasluz.

Esta sustancia se puede encontrar muy fácilmente en herbolarios. Se puede adquirir en distintos formatos como cápsulas, extractos líquidos, aceites, ungüentos, etc.

Muchas personas deciden tomarla por cuenta propia para mejorar su estado de ánimo, aunque tiene muchas más propiedades. En últimas investigaciones se está descubriendo que la hierba de San Juan puede ser efectiva también para todo tipo de inflamaciones, cáncer, enfermedades virales y bacterianas; entre otras.

Sin embargo, como todas las medicaciones, la hierba de San Juan puede interaccionar con otros fármacos y provocar efectos secundarios graves.

Historia de la hierba de San Juan

Esta planta se ha utilizado desde la antigua Grecia, y posee una extensa historia en el uso como tratamiento para el estado de ánimo.

En la Edad Media, la utilizaban mucho para “espantar demonios”. Sobre los años de 1800, se denominaba “nervina” ya que optaban a ella para resolver trastornos nerviosos. A principios de 1900 comenzó su uso puramente antidepresivo.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de la Hierba de San Juan aún no se conoce por completo. Parece que contiene al menos unos 12 componentes biológicamente activos.

Entre ellos se encuentran la hipericina (un tipo de naftodiantronas) y la hiperforina, que son las que poseen mayor actividad médica. Aunque también están presentes flavonoides, xantonas, floroglucinoles…

La hipericina es la sustancia que le da el color rojo a los aceites elaborados con hierba de San Juan. Concretamente se encuentra en las flores, en los puntos negros de sus pétalos. La hipericina tiene efectos antidepresivos y antivirales, aunque puede provocar fotosensibilidad (sensibilidad extrema a la luz).

En cuanto a la hiperforina, parece tener un efecto muy potente aliviando la ansiedad y la depresión. Los flavonoides, se encuentran en las hojas y tallo de la planta. Actúan como antioxidantes y reducen el riesgo de sufrir cáncer.

También se han identificado otros compuestos adicionales como los taninos, que poseen propiedades vasoconstrictoras y antiinflamatorias. Además de los limonenos, quercetina y rutina.

¿Qué efectos ejerce la hierba de San Juan en nuestro cerebro? Parece ser que esta sustancia actúa en nuestro sistema nervioso elevando los niveles de serotonina, el neurotransmisor de la felicidad.

Para que nuestro cerebro funcione adecuadamente, es necesario que nuestras neuronas liberen y absorban una cantidad determinada de serotonina. Si es muy alta, pueden surgir problemas como el síndrome serotoninérgico. Al igual que si es muy baja, puede aparecer depresión.

Lo que provoca la hierba de San Juan es un aumento de la cantidad disponible de serotonina bloqueando una enzima llamada monoamino-oxidasa (MAO). Esta enzima se encarga de destruir la serotonina que encuentra a su paso.

Por otro lado, también impide que las neuronas vuelvan a recaptar la serotonina hacia su interior. Así, mantiene a la serotonina fuera de célula para que sea efectiva.

Propiedades y usos de la hierba de San Juan

La hierba de San Juan se ha utilizado para una gran variedad de condiciones. Principalmente tiene efectos antidepresivos, antisépticos, expectorantes, fortalecedor del sistema inmune, y antiinflamatorios.

A continuación, podrás descubrir las inesperadas propiedades de esta famosa hierba.

1- Efectos antidepresivos

La hierba de San Juan se ha utilizado ampliamente en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania como antidepresivo natural. Este es el uso más común que se le da a la hierba de San Juan, sobre todo para el tratamiento de la depresión leve y moderada.

Según las investigaciones, esta sustancia equivale a la acción de antidepresivos como la fluoxetina (Prozac), la amitriptilina, y maprotilina. Además, es claramente más efectivo que el placebo (Istikoglou, Mavreas, & Geroulanos, 2010).

Parece ser que sus efectos antidepresivos se deben a la acción de la hipericina y la hiperforina. Como se mencionó anteriormente, estas sustancias regulan los niveles de dopamina, serotonina, noradrenalina, GABA y L-glutamato.

Un nivel bajo de estas sustancias parece asociarse a la depresión, sin embargo, el mecanismo no está del todo claro y más complejo de lo que parece. Por este motivo, es peligroso tomar hierba de San Juan sin supervisión médica o combinándola con otros antidepresivos.

Esta sustancia, como verás más adelante, interactúa con otros fármacos y puede tener efectos adversos. Incluso puede aumentar el riesgo de muerte por síndrome serotoninérgico o por suicido.

2- Efectos antiinflamatorios

La hierba de San Juan tiene una potente función antiinflamatoria y gastroprotectora. De hecho, se ha demostrado en ratas una disminución en sangre de las enzimas responsables de la inflamación del colon.

De esa forma, se disminuía la incidencia de úlceras gástricas. También alivia la hinchazón de la piel y las heridas aplicado como aceite. Específicamente los componentes principales que causan este efecto son la quercetina y los bioflavonoides.

3- Efectos cicatrizantes

La hierba de San Juan se ha utilizado de manera tópica para una amplia variedad de problemas dermatológicos. Así, ha demostrado ser efectiva para aliviar heridas superficiales, quemaduras, hematomas, cortes, contusiones y úlceras.

Aunque también se le puede dar un uso cosmético, ya que en forma de mascarilla ayuda a eliminar el acné, las espinillas y la producción excesiva de grasa en el rostro.

Esta actividad parece deberse a su acción antiinflamatoria y antimicrobiana. Así como su capacidad estimuladora de fibroblastos, producción de colágeno y diferenciación de queratinocitos (Yücel, Kan, Yesilada & Akin, 2016). En definitiva, acelera la curación de cualquier daño en la piel.

4- Efectos antibacterianos y antivirales

Las propiedades antibacterianas de la hierba de San Juan fueron definidas en 1959 por unos científicos rusos. El componente principal que ejerce este efecto es la hiperforina, ya que se ha demostrado que esta impide el crecimiento de ciertos microorganismos.

Por otro lado, también se ha comprobado su eficacia contra ciertos tipos de virus. Por ejemplo, los flavonoides y las catequinas presentes en esta planta son útiles para destruir el virus de la gripe.

Además, la hipericina parece tener una actividad contra los virus del herpes, el virus Sendai (en animales), la hepatitis B, y el VIH. Por eso, se utiliza para el tratamiento del SIDA.

5- Efectos anticancerígenos

La hiperforina y la hipericina que se encuentran en la hierba de San Juan también actúan contra las células cancerígenas. La primera, inhibe el crecimiento de células tumorales induciendo la apoptosis (muerte celular programada). De esta forma, provoca a través de una serie de fenómenos químicos que las células cancerígenas mueran.

También se ha demostrado en distintas investigaciones que la hipericina bloquea el crecimiento de diversos tipos de tejidos neoplásicos: gliomas, neuroblastomas, adenomas, mesoteliomas, melanomas, carcinomas, sarcomas y leucemia.

De todas formas, se necesita más investigación para comprobar su eficacia, mecanismos de acción y posibles interacciones o consecuencias.

6- Efectos antioxidantes y neuroprotectores

Otra propiedad de la hierba de San Juan es su capacidad para reducir el estrés oxidativo. Esto se debe a su contenido en luteína (protege la vista), vitamina C, carotenoides, además de hipericina y flavonoides.

Así, el organismo es más resistente frente a los efectos oxidativos de la contaminación, los conservantes y ciertos productos químicos. Así como al envejecimiento, enfermedad de Alzheimer o Parkinson

7- Efecto expectorante

Esta planta tiene la capacidad de promover la expulsión de la mucosidad acumulada en los bronquios y pulmones. Por eso, sirve para recuperarse más rápido de infecciones en el pecho y la tos.

8- Efecto analgésico

En su formato como aceite de uso tópico, es útil para aliviar el dolor. Sirve para reducir los calambres, la neuralgia o dolor en los nervios, y neuropatías.

La artritis, lumbalgia y dolores provocados por la gota, ciática o fibromialgia; se pueden aliviar si la hierba de San Juan se ingiere como infusión.

9- Efecto diurético

La hierba de San Juan evita la retención de líquidos y estimula la eliminación de toxinas a través de la orina.

10- Ayuda a remediar la enuresis

La enuresis o incontinencia infantil se puede controlar con ayuda de la hierba de San Juan. Por un lado, posee efectos diuréticos que ayudan al pequeño a retener más cantidad de líquido fortificando sus músculos. Mientras tanto, ejerce un efecto relajante evitando que los nervios influyan en la vejiga.

11- Efectos digestivos

Esta planta se puede ingerir para curar úlceras, sensibilidad o irritación del sistema gastrointestinal. Ayuda a tratar la gastroenteritis, la diarrea, la gastritis (inflamación estomacal) y disentería.

Estos efectos provienen de las cualidades antibacterianas, astringentes y antiinflamatorias bien conocidas de la hierba de San Juan.

12- Alivia el síndrome premenstrual

Parece ser que la hierba de San Juan puede ayudar a reducir los síntomas de este síndrome en algunas mujeres. También parece regular el estado de ánimo y paliar la ansiedad asociada a la menopausia.

Actúa tanto en los síntomas físicos como emocionales, disminuyendo la irritabilidad, la sensibilidad en los pechos, los calambres y los antojos de alimentos. En un estudio se encontró que redujo la intensidad de estos síntomas a un 50% (University of Maryland, Medical Center).

Por otro lado, también ayuda a suprimir el dolor menstrual. Así como la regulación de la menstruación si ésta es muy reducida, o bien, excesivamente abundante.

13- Ayuda al tratamiento del Trastorno Afectivo Estacional

El Trastorno Afectivo Estacional es una clase de depresión que surge durante la temporada de otoño e invierno. Al parecer, influye en su aparición la ausencia de luz del sol.

Para mejorar el estado de ánimo de estos pacientes, ha demostrado efectividad la hierba de San Juan, sobre todo si se combina con fototerapia (exponer al paciente a la luz).

14- Puede ser útil para tratar el síndrome de abstinencia a opiáceos

Según indican Klemow et al. (2011), el extracto de hierba de San Juan parece activar los receptores opioides, pero sin provocar el síndrome de abstinencia. Por lo que ejerce efectos parecidos a los del opio sin provocar la adicción.

En ratas se ha demostrado que reduce los síntomas de abstinencia a opiáceos. Su efecto es comparable a la clonidina, un medicamento aprobado y ampliamente usado para este síndrome.

¿Cómo se toma?

Para un adulto con depresión leve o moderada, la dosis recomendada al día es entre 300 y 900 mg de extracto de hierba de San Juan. Sin embargo, en pacientes con depresión severa se ha llegado a administrar unos 1800 mg diarios. Normalmente se dividen las dosis en tres tomas junto con las comidas.

En niños de 6 años en adelante, se recomienda una dosis menor, unos 150 o 200 mg de este extracto.

Si se prefiere tomar como infusión, las cantidades recomendadas son entre 1 o 2 cucharadas de la planta de San Juan. Deberán hervirse durante 10 minutos en 240 ml de agua, y beber sólo una dosis al día.

Es importante saber que, si se utiliza para la depresión, es posible que la hierba de San Juan tarde en hacer efecto entre 3 y 6 semanas.

Por otro lado, no es recomendable interrumpir el tratamiento con esta planta de manera repentina porque puede provocar efectos desagradables. Por eso, los profesionales aconsejan reducir la dosis poco a poco hasta dejarla por completo.

Efectos secundarios de la hierba de San Juan e interacciones

La hierba de San Juan es vista como un producto natural y, por tanto, parece inofensivo. Sin embargo, actúa como cualquier fármaco. Es decir, posee interacciones con otras sustancias, efectos secundarios, es peligroso abusar de ella y no es válida para todo el mundo.

Por este motivo, es necesario consultar en primer lugar con el médico si puede tomar este suplemento y en qué dosis. Además de tener especial cuidado si toma otras medicaciones.

Es cierto que los efectos secundarios de la hierba de San Juan son muy leves, sobre todo si se compara con otros fármacos. Éstos se dan en algunas personas y consisten en erupciones cutáneas, cansancio, dolores de cabeza y de estómago, nerviosismo, mareos y sequedad de boca.

Un efecto secundario muy conocido es el aumento de la sensibilidad de la piel a luz del sol. Por eso se recomienda utilizar ropa larga o protector solar si se tiene la piel muy clara.

Por otro lado, no se recomienda tomar en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia o con problemas de fertilidad, ya que puede tener consecuencias negativas. También se ha observado que podría empeorar los síntomas del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, sobre todo si estos pacientes toman metilfenidato.

Se ha observado además que si se está en riesgo de desarrollar algún tipo de trastorno psicótico (como la esquizofrenia) no es recomendable la hierba de San Juan por que podría tener efectos facilitadores de la psicosis.

Algo parecido ocurre con las personas que sufren trastorno bipolar. No pueden tomar esta planta porque parece aumentar la manía, una fase de este trastorno en el que el paciente se encuentra excesivamente enérgico pero irritable.

La hierba de San Juan posee numerosas interacciones con otros fármacos. Al parecer, sus componentes inducen enzimas intestinales y hepáticas que destruyen otros fármacos o metabolizan sus formas inactivas.

Por ello, no se debe combinar con antidepresivos (ISRS), barbitúricos, ciclosporina, alcohol u otras drogas, quimioterapéuticos, anticonceptivos orales, anticonvulsivantes, triptán (para el dolor de cabeza), etc.

Referencias

  1. Borras Blasco, J., Navarro Ruiz, A., & Gozález Delgado, M. (2001). Hierba de San Juan (Hypericum perforatum sp). Farmacia Hospitalaria, 25(6), 356-626.
  2. Hierba de San Juan. (10 de junio de 2008). Obtenido de EmpowHER: empowher.com.
  3. Istikoglou, C. I., Mavreas, V., & Geroulanos, G. (2010). History and therapeutic properties of Hypericum Perforatum from antiquity until today. Psychiatriki, 21(4), 332-8.
  4. Klemow K.M., Bartlow A., Crawford J., et al. (2011). Chapter 11: Medical Attributes of St. John’s Wort (Hypericum perforatum) In: Benzie IFF, Wachtel-Galor S, editors. Herbal Medicine: Biomolecular and Clinical Aspects. 2nd edition. Boca Raton (FL): CRC Press/Taylor & Francis; 2011. Available from: ncbi.nlm.nih.gov.
  5. Propiedades de la hierba de San juan hipérico. (s.f.). Recuperado el 26 de diciembre de 2016, de SaberPropiedades: saberpropiedades.net.
  6. St. John’s wort. (s.f.). Recuperado el 26 de diciembre de 2016, de University of Maryland Medical Center (UMMC): umm.edu.
  7. St. John’s Wort. (s.f.). Recuperado el 26 de diciembre de 2016, de Herbs2000: herbs2000.com.
  8. St. John’s Wort and Depression: In Depth. (s.f.). Recuperado el 26 de diciembre de 2016, de National Center for Complementary and Integrative Health (NCCIH): nccih.nih.gov.
  9. Yücel, A., Kan, Y., Yesilada, E., & Akın, O. (2016). Effect of St.John’s wort (Hypericum perforatum) oily extract for the care and treatment of pressure sores; a case report. Journal Of Ethnopharmacology.
COMPARTIR

Licenciada en Psicología (Universidad de Huelva). Cursando Máster en Estudios Avanzados en Cerebro y Conducta de la Universidad de Sevilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here