Psicología de la infidelidad: ¿Por qué somos infieles?

La psicología de la infidelidad es un campo que abarca complejos conceptos desde la comprensión del porqué sucede la infidelidad hasta las secuelas que pueden afectar a la relación. 

Todos sabemos que uno de los acontecimientos más dolorosos que puede ocurrir en una relación de pareja o un matrimonio es descubrir que su compañero/a ha mantenido relaciones íntimas con otra persona.

Handsome Man Betrayed Women

David Lusterman, uno de los principales terapeutas de la infidelidad dijo que “la mayoría de los matrimonios que he tratado no solo sobrevivieron, sino que mejoraron”.

Una vez que la infidelidad es conocida por el otro miembro, el estrés empieza a formar parte de la pareja. El camino de regreso a una relación sana no es fácil, y requiere por tanto de un esfuerzo de ambas partes.

Muchas parejas se deciden por buscar orientación y asistencia profesional ya que es muy beneficioso y les puede ayudar en este proceso tan complicado de recuperación.

En este artículo se intentará  ayudar  a entender un poco más acerca de la infidelidad, y el trauma que lo acompaña.

Pero, ¿A qué llamamos infidelidad?

La psicología masculina o la femenina son distintas. No para todo el mundo es lo mismo la infidelidad. Para algunos, por poner un ejemplo, el ver pornografía online puede considerarse como una traición a la relación, mientras que para otros la traición no se consuma sin penetración.

Según la definición, llamamos infidelidad a las relaciones afectuosas del tipo romántico a corto o largo plazo entre dos personas distintas de las del vínculo matrimonial. Pero no tiene solo por que implicar el acto sexual, el hecho también de buscar un vínculo emocional, se puede sentir como una traición a la pareja.

Así, la infidelidad se entiende como una ruptura de acuerdos previamente establecidos en la pareja o la ruptura de la confianza.

De esta manera, se considera que para que una relación amorosa funcione adecuadamente y se preserve por largos periodos de tiempo (sobre todo para la crianza y formación de los hijos que se tengan), es necesario que se acompañe de apoyo, confianza, protección, seguridad y fundamentalmente de la aceptación abierta, con gusto y sin queja, tanto de sí mismo, como de aquellos a los que se dice amar (Valdez-Medina, Sánchez, Bastida, González-Arratia & Aguilar, 2012).

Hoy día existen miles de libros de autoayuda para saber cuando nuestra pareja nos está siendo infiel, y en concreto sobre la infidelidad sexual o tener parejas extramatrimoniales, pero ¿cuales serian los consejos si su pareja le es infiel emocionalmente?.

Difícil la pregunta y difícil la respuesta, ya que la única manera de poder predecirlo o saberlo, es conocer el carácter de su pareja, si es leal con los amigos, en su trabajo, con su familia o si ha habido alguna historia anterior de infidelidad en cualquier forma en el pasado.

Es decir, conocer en todas sus facetas a nuestra pareja. Aunque es difícil, no es imposible, ya que si conocemos perfectamente a nuestra pareja sabremos si nos está engañando o no.

Y por supuesto, nunca está de más hablar de este tema con nuestra pareja, para así asegurarnos de que tiene la misma definición de infidelidad que nosotros.

¿Por qué somos infieles?

Algunas de las causas más comunes que llevan al rompimiento de la relación de pareja son: la falta de atención al cónyuge, el descuido que se tiene por los hijos, el maltrato, el rechazo, las discusiones, las peleas, el castigo, las venganzas, las agresiones, la traición, el engaño, la mentira, el repudio y la infidelidad (Bastida, Valdez Medina, González Arratia & Rivera, 2012a), que es una conducta cada vez más recurrente (Valadez, 2012).

La mayoría de la gente cree que son morales y buenos, y por tanto consideran que engañar a su compañero está mal. Entonces ¿cómo es posible que aquellos que mienten o son infieles puedan seguir manteniendo el engaño a pesar de ir en contra de sus principios morales?

Comprender el porqué somos infieles y como se reconcilian con ellos mismos, nos puede ayudar a entender por qué mentimos.

El ser humano es una especie curiosa por naturaleza, por tanto necesita descubrir nuevas formas de amarse.

Un grupo de investigadores  ha llegado a encontrar un gen denominado el “gen de la infidelidad”, el alelo 334 que se ocupa de la hormona vasopresina, hormona que se libera con el placer de las relaciones sexuales. Según un estudio del Instituto de Karolinska de Estocolmo, los hombres que tienen esté gen, establecen lazos de unión más débiles con sus parejas.

Pero sus autores apuntan que nos es determinante, puesto que el comportamiento humano también depende de lo biológico, psicológico y lo social.

Desde la psicología, existen distintas teorías de porque el ser humano miente, una de ellas es la Teoría del intercambio social.

Esta teoría lo que pretende es que las personas evalúen sus relaciones en función de los costos y beneficios.

De manera que cuando las personas experimentan una insatisfacción en su relación, tienden a buscar fuera otras relaciones.

Según un estudio publicado en The Journal Of Sex Research en 2010, se mostró que dentro del grupo de edad de la universidad, la mayoría de la gente va a tener relaciones sexuales fuera de su relación de apoyo.

En  resumen, si alguien comienza una relación para satisfacer sus necesidades de apoyo, protección, etc. y no llega a ser lo que él o ella esperaba, es muy probable que la infidelidad ocurra.

De manera que cuando se ha cometido la infidelidad o se prevé hacerla, esto ya no estaría dando una indicación de que la relación está en problemas. Y te preguntarás por qué mucha gente no terminan su relación antes de cometer una infidelidad. En este punto nos centraremos más adelante.

Aunque las relaciones de pareja puede ser el origen de experiencias más agradables, son también fuente de una de las mas dolorosas experiencias como es la infidelidad. La estimaciones indican que más del 25% de los hombres casado y el 20% de las mujeres casadas mantienen relaciones sexuales fuera del matrimonio. (Atkins, Baucom, y Jacobson, 2001 ; Greeley, 1994 ;Laumann, Gagnon, Michael, y Michaels, 1994 ; Wiederman, 1997 ).

Otra de las teorías que nos ofrece la psicología para aplicar el por qué somos infieles es la Terapia del Apego, que proporciona un marco útil para predecir la infidelidad conyugal.

En dos estudios longitudinales de 207 matrimonios recién casados, se demostró que aquellos cónyuges más propensos a cometer una infidelidad, eran aquellos que tenían un índice alto en la ansiedad por apego.

Según la Teoría del apego (Mikulincer y Shaver, 2003 ) aquellos que desarrollan un apego intimo o seguro, desarrollan a su vez representaciones mentales de la disponibilidad de otras personas cercanas, que conducen a fuertes patrones cognitivos y conductuales de responder a esos otros.

Mientras que los que desarrollan un estilo de apego inseguro, tiende a ser desconfiados, inseguros y con expectativas negativas ante situaciones dolorosas.

Por lo tanto, aquellos que desarrollan altos nivel de ansiedad además de un apego inseguro, tienden a sentir que sus necesidades de intimidad no están cubiertas y, en consecuencia, pueden utilizar el sexo para satisfacer aquellas necesidades no satisfechas en su relación.

Al margen de las diversas teorías que existen sobre la relación de parejas, opino que si eres de los que necesitas un poco de variedad en tu vida sexual, no deberías estar en una relación a largo plazo monógama, y admitirlo es lo mejor que puedes hacer.

¿Cuándo se puede dar una infidelidad? 

Antes de llegar a ser infiel existen una seria de etapas por las que toda relación pasa, ya que estas no son estáticas.

Las etapas según un estudio de la doctora Susan Campbell con cientos de pareja, son las siguientes:

Etapa 1: Enamoramiento

Esta es la primera etapa en todas las relaciones. Casi siempre empieza con una intensa atracción, pasión, deseo y un impuso incontrolable por estar con la otra persona. Suele durar desde el primer mes hasta los 18 meses (como máximo 30 meses)

En esta etapa, los dos pasan por alto los defectos del otro y solo se centran en los aspectos positivos, están extasiados el uno con el otro.

Aquí es cuando se producen los neuroquímicos llamado monoaminas, que aumentan el ritmo cardiaco, y culmina en sensaciones de ansiedad feliz, donde las personas no pueden dejar de pensar en su pareja.

Hormonas como la noradrenalina o la dopamina son las responsables del llamada amor romántico, ya que incrementan la energía, genera hiperactividad, mantiene la concentración en el amado, producen excitación sexual, estimula el cortejo, etc.

Otras hormonas como la vasopresina o la oxitocina también se encargan de producir sentimientos de intimidad y cercanía. Mientras las vasopresina se libera en el hombre tras la eyaculación generando sentimientos de apego, la oxitocina se segrega en la mujer.

Etapa 2: Vinculación y entendimiento

En esta fase comienzan a conocerse mejor el uno al otro. Se habla de familias, gustos, preferencias, etc. Todo parece muy bonito y romántico, siendo conocida como la etapa de la luna de miel.

Pero ya en esta etapa la pareja diferencia el “yo“, ”tú” del “nosotros” y empiezan a mostrar su autonomía.

Etapa 3: Conflictos

Es aquí cuando comienzan los primeros conflictos en la pareja y aparecen las primeras diferencias que distancian al uno del otro. Ya en esta etapa, en vez de ver sus similitudes, empiezan a centrase en las diferencias y defectos de su pareja.

Aquí se llega a tratar de cambiar a su pareja de nuevo en la persona que pensó que era, o directamente se discute con él o ella por no ser de esa manera.

El objetivo de esta etapa es establecer la autonomía de cada uno dentro de la relación sin destruir la conexión de amor que hay entre los dos.

Esta fase puede durar meses o años, dependiendo del apoyo y voluntad de crecer entre los dos como pareja.

Etapa 4: La estabilidad

Finalmente se hace evidente que jamás podrás cambiar a tu pareja y por tanto renuncias a hacerlo. Comienzas a entender que sois diferentes, y eso también es bueno para la relación.

Etapa 5: El compromiso

Con el compromiso te entregas totalmente a la realidad de lo que es una pareja con sus pros y sus contras.

Aquí se comienza a experimentar la llamada balanza del amor, pertenencia, poder, diversión y libertad.

Es una etapa en donde las relaciones deben tener una buena comprensión de los valores de su pareja, estilo de vida y metas para el futuro. Debe haber una relación con la familia y amigos del otro.

Etapa 6: Co-creación

En esta etapa las dos personas se convierten en un equipo en movimiento, realizando proyectos juntos como por ejemplo crear una familia, una empresa, etc.

Todas las parejas pasan por las distintas fases, pero no en todos tiene la misma duración.

El engaño debe evitarse, ya que  a nadie le gusta que le mientan, así si estas pensando en hacer trampa o ya la has hecho, es el momento de que lo aclares con tu pareja.

Si necesitas ayuda también puedes acceder a terapias matrimoniales, que es mucho más barato que los costos de una infidelidad o el divorcio, y así llegar a una solución positiva y una restauración de su matrimonio.

Aunque la infidelidad siempre acompañará al ser humano, la buena noticia es que se puede aprender a crecer juntos de nuevo, y para ello todo lo que se necesita es compromiso y voluntad por parte de ambas personas.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here