Psicología social: historia, objeto de estudio, áreas y representantes

La psicología social es la disciplina que se encarga de estudiar de manera científica la influencia que tiene la presencia de otras personas (ya sea real o imaginada) sobre los pensamientos, comportamientos y emociones de un individuo. Es uno de los campos más importantes de la psicología aplicada.

La principal premisa de la psicología social es que parte del comportamiento humano está regulado por ciertas normas sociales. Estas pueden estar presentes incluso cuando nos encontramos a solas. Nuestra forma de actuar, por lo tanto, surgiría de la mezcla de nuestros estados mentales con las situaciones sociales en las que nos vemos inmersos.

Fuente: pixabay.com

En un principio, la psicología social sirvió como puente entre la sociología y la psicología tradicional. Sin embargo, en tiempos más recientes los objetos de estudio de las tres disciplinas se han ido distanciando, y cada una de ellas se ha especializado en un campo del saber distinto. Aún así, continúan teniendo algunos temas en común.

Esta disciplina se encarga de estudiar mucho fenómenos distintos, como la influencia del grupo en el individuo, los factores que influyen en la persuasión, el altruismo, las relaciones de amistad e incluso el amor. Todo ello, desde una perspectiva científica y experimental que nos permite entender mejor por qué actuamos de determinada manera en cada contexto.

Historia

El campo de la psicología social está adquiriendo cada vez más importancia en nuestra sociedad. Sin embargo, los orígenes de la disciplina no fueron sencillos; y al ser una ciencia de creación tan reciente, todavía se encuentra en pleno desarrollo. A continuación veremos un breve resumen de su historia.

Primeras teorías

Los comienzos de la psicología social se remontan a los tiempos en los que se intentó estudiar el comportamiento humano de forma científica por primera vez. A finales del siglo XIX, comenzaron a surgir diversas escuelas de psicología experimental por toda Europa, aunque las más importantes fueron las alemanas.

Aún así, los primeros intentos de comprender la conducta humana estaban más enfocados a estudiar a los individuos y su mundo interior que a la influencia que tenían los grupos sobre ellos. Esto se debía a que hasta el momento no se sabía cómo estudiar de manera científica a las personas, y era necesario trabajar con la experiencia subjetiva de cada uno.

No fue hasta los años 40 y 50 cuando varios psicólogos desarrollaron la metodología experimental que daría pie al verdadero inicio de esta disciplina como ciencia empírica.

Investigadores como Kurt Lewin y Leon Festinger fueron algunos de los principales impulsores de este desarrollo; Lewin es considerado, de hecho, el padre de la psicología social.

Estos dos investigadores comenzaron a estudiar las interacciones entre personas y las variables que influyen en las mismas. Además, empezaron a crear diseños experimentales que les permitían aislar algunos de estos factores en el laboratorio, y pusieron el énfasis en la necesidad de comprender mejor qué efectos tienen nuestras relaciones con otros.

Tras la Segunda Guerra Mundial

Sin embargo, el verdadero auge de la psicología social no se dio hasta la segunda mitad del siglo XX con el fin de la Segunda Guerra Mundial. Los investigadores querían comprender cómo había sido posible el ascenso de una ideología tan radical como el nazismo, y por qué muchas personas aparentemente normales habían llevado a cabo actos horrendos en su nombre.

Así, durante esta época comenzaron a realizarse experimentos sobre temas como la agresión, el altruismo, la obediencia a las normas, la persuasión o la autoridad. Los descubrimientos de esta época formaron las bases de la disciplina, y el desarrollo de los resultados obtenidos a continuado hasta nuestros días.

Algunos de los experimentos más importantes llevados a cabo en esta época fueron los de obediencia de Milgram (en el que se obligaba a un voluntario a dar “descargas” eléctricas a otra persona, en lo que luego se revelaba como un montaje), los de conformidad de Solomon Asch, o el llevado a cabo en la cárcel de Stanford por Zimbardo.

La psicología social pronto expandió sus intereses a otras áreas, como la influencia del grupo en nuestras decisiones, los prejuicios y la discriminación, o la manera en la que aprendemos gracias a las personas de nuestro alrededor.

Finales del siglo XX

La última parte del siglo vio una gran expansión de la psicología social en ámbitos como las actitudes y los procesos mentales. En esta época se desarrollaron los primeros modelos de persuasión, que forman las bases de disciplinas actuales como el márketing. También surgió la idea de la disonancia cognitiva, una de las más importantes del campo.

En los años 80, se puso un enfoque aún más importante en los procesos cognitivos de las personas, llegando a desarrollarse una disciplina conocida como “cognición social”. Esta estudia cómo nuestros pensamientos, decisiones y creencias son influidas por quienes nos rodean y la sociedad en la que vivimos.

Uno de los autores más importantes de esta época fue Daniel Kahneman, un economista y ganador del Premio Nobel que estudió la manera en la que tomamos decisiones irracionales debido a cómo nos influyen ciertos procesos inconscientes durante nuestro día a día.

Siglo XXI

El presente siglo ha visto un nuevo giro en los campos de estudio de la psicología social. Los científicos han empezado a estudiar cómo influyen las situaciones sociales en campos como nuestra salud o nuestra felicidad, o la importancia de la evolución y la cultura en nuestro comportamiento.

Por último, áreas como la neurociencia social tratan de aunar nuestros conocimientos sobre el cerebro humano con los recogidos por la psicología tradicional durante más de un siglo. Como se puede ver, se trata de una disciplina que está en constante evolución, incluso hoy en día.

Objeto de estudio

De acuerdo con el psicólogo Gordon Allport, la psicología social es una disciplina que utiliza métodos científicos para entender y explicar cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de cada individuo son influidos por la presencia (real, implícita o imaginada) de otras personas.

En esencia, esta disciplina trata de entender cómo nuestros comportamientos individuales son modificados por el entorno en el que tienen lugar. Esta influencia puede ser enorme: en función de con quién estemos, cuál sea nuestro papel en un grupo o cómo nos percibamos en relación a los demás, nos comportaremos de una forma u otra.

Además de estos dos aspectos, la psicología social también trata de entender la manera en la que vemos a otras personas, y cómo esto puede modificar nuestro comportamiento. La idea no es comprender nuestra manera de actuar a nivel académico, sino aprender a modificar conductas y a paliar los efectos negativos de los grupos en nosotros.

Por ejemplo, uno de los ámbitos en los que más se ha centrado la psicología social en los últimos años es en entender por qué los jóvenes empiezan a fumar o a beber a pesar de estar concienciados de los peligros de estas conductas.

Si se logra entender cómo influye el grupo de referencia en estas situaciones, será posible disminuir la aparición de este problema.

Áreas de la psicología social

neuronas espejo representadas en este gráfico

Como ya hemos visto, la psicología social abarca potencialmente el estudio de cualquier campo en el que pueda existir la influencia de otra persona o grupo. Por lo tanto, la cantidad de materias que se pueden examinar desde esta disciplina son casi infinitas.

Sin embargo, en la práctica existen un número determinado de ámbitos en los que se han centrado las investigaciones de esta disciplina. A continuación veremos brevemente en qué consisten los más importantes de ellos.

Conformidad

¿Qué nos lleva a actuar de la misma manera que nuestros amigos o familiares? ¿Por qué algunos individuos tienden a seguir las normas sociales todo el tiempo, mientras que otros se rebelan contra ellas? ¿Qué factores influyen en nuestras decisiones sobre si nos comportaremos de acuerdo a lo que el grupo espera de nosotros o no?

La conformidad es un tipo de influencia social que implica un cambio de creencia o de comportamiento de tal manera que se encaje mejor con un grupo de referencia. Su estudio es uno de los ámbitos más importantes de toda la psicología social.

Obediencia

La obediencia es una forma de influencia social en la que un individuo actúa en respuesta a una orden que le ha dado otra persona, que normalmente es una figura de autoridad para él. Se asume que, para que exista realmente obediencia, el sujeto no habría actuado de la misma manera de no existir la orden.

Este campo de estudio tuvo su principal auge tras la Segunda Guerra Mundial, cuando se intentaba comprender cómo habían podido producirse los horrores perpetrados en la Alemania nazi a manos de personas que en otros contextos habrían podido llevar una vida totalmente normal.

Autoconcepto

Aunque a primera vista pueda parecer extraño, la psicología social también estudia nuestro autoconcepto. Se trata de la manera en la que nos percibimos a nosotros mismos, nuestras creencias sobre cómo somos realmente. La clave es que esta visión de quiénes somos está muy influenciada por nuestros grupos de referencia.

Discriminación

Otro de los campos más estudiados por la psicología social es el de la discriminación, en base a factores como el sexo, la etnia, la orientación sexual, la edad o el país de origen.

Casi todas las formas de discriminación están basadas en estereotipos y prejuicios, que se derivan de la manera en la que percibimos a distintos grupos de personas.

Los prejuicios incluyen componentes cognitivos (pensamientos), emocionales, y de comportamiento. Su estudio es fundamental para aprender a paliar sus peores efectos y a comprender por qué se forman.

Relaciones

¿Qué hace que formemos una amistad duradera con una persona en vez de con otra? ¿Por qué nos enamoramos, y cómo se desarrolla este sentimiento? ¿En qué se diferencia la relación con nuestros padres a la que tenemos, por ejemplo, con nuestro jefe? La psicología social trata de responder a todas estas preguntas y a muchas más.

El tipo de relaciones que desarrollamos y la manera en la que evolucionan está muy influenciado por el contexto social en el que vivimos. Por eso, la comprensión de esta influencia es fundamental para entender uno de los aspectos más importantes de nuestras vidas.

Comportamientos sociales

¿Por qué algunas personas ayudan a desconocidos aún a riesgo de su propia vida, mientras que otros agreden y atacan a los demás sin provocación? Comprender por qué nos comportamos de determinada manera con otras personas es uno de los campos de estudio más importantes de toda la psicología social.

Representantes

Muchos han sido los científicos e investigadores que han contribuido al desarrollo de la psicología social como ciencia. A continuación veremos a algunos de los más importantes.

1- Floyd Allport

Se considera a Allport como uno de los fundadores de la psicología social experimental. Esto se debe, en parte, a su rigor teórico y su énfasis en medir todas las variables lo mejor posible.

También es conocido por escribir el libro “Social Psychology”, que llegó a conseguir 13 reediciones durante los siguientes 50 años a su publicación.

2- Solomon Asch

Este psicólogo social es especialmente conocido por sus experimentos sobre conformidad. En un ambiente de laboratorio, mostró que la mayoría de las personas sería capaz de cambiar su opinión a una que sabe que es incorrecta con tal de estar de acuerdo con un grupo de referencia. También inspiró algunas investigaciones sobre la obediencia.

3- Leon Festinger

La aportación más importante de este psicólogo fue la teoría de la disonancia cognitiva. Se trataría de un malestar provocado por una inconsistencia entre nuestro comportamiento y nuestras creencias. Según este autor, mucho de lo que hacemos está encaminado a reducir nuestras disonancias cognitivas.

4- Kurt Lewin

Kurt Lewin fue uno de los primeros proponentes de la investigación dinámica y es considerado por muchos como uno de los fundadores de la psicología social moderna. Su principal teoría era que nuestro comportamiento está determinado tanto por factores internos como sociales, que hay que aprender a separar para entender a las personas.

5- Stanley Milgram

Milgram es especialmente conocido por sus experimentos sobre la obediencia a la autoridad, que han sido incluso representados en varias películas y documentales y le hicieron convertirse en uno de los psicólogos sociales más famosos de la historia. Sin embargo, también realizó otras aportaciones al campo como la teoría del mundo pequeño.

Referencias

  1. “Defining Social Psychology: History and Principles” en: Open Library. Recuperado en: 22 Octubre 2018 de Open Library: open.lib.umn.edu.
  2. “Social psychology” en: Simply Psychology. Recuperado en: 22 Octubre 2018 de Simply Psychology: simplypsychology.com.
  3. “What is social psychology?” en: Learn. Recuperado en: 22 Octubre 2018 de Learn: learn.org.
  4. “Theories of social psychology” en: Very Well Mind. Recuperado en: 22 Octubre 2018 de Very Well Mind: verywellmind.com.
  5. “Social psychology” en: Wikipedia. Recuperado en: 22 Octubre 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here