Las Características Más Importantes del Bullying

Las características del bullying son una intimidación o acoso escolar que se da cuando un estudiante o un grupo de estudiantes intentan reiteradamente lastimar física o psicológicamente a un compañero más débil o que creen más débil.

El acoso puede abarcar desde burlas, insultos, rumores o provocaciones hasta empujones y golpes.

qué es el bullying

Con frecuencia los adultos restan importancia a este tipo de comportamientos entre niños o adolescentes, considerándolo una parte normal del desarrollo. Sin embargo, el bullying es muy dañino y puede tener unas consecuencias muy graves.

Los niños o jóvenes acosados a menudo son aislados socialmente, se sienten tensos y asustados. En algunos casos, rehúsan concurrir a la escuela o reaccionan en forma violenta, y en las situaciones más severas, quienes sufren bullying pueden llegar a pensar en el suicidio.

Estas son las consecuencias principales en las víctimas (en este artículo las puedes leer detenidamente):

INDICE

1-Factores de riesgo

2-Signos de acoso

3-Los niños acosadores

4-Definición de una situación de acoso

5-Tipos de bullying

6-¿Por qué las víctimas no piden ayuda?

7-Las cifras del bullying

8-Qué hacer ante una situación de acoso escolar

9-Legislación acerca del bullying

10-El acoso cibernético, otra forma de bullying

1-Factores de riesgo

Ciertos chicos y chicas son blancos fáciles para el hostigamiento. Generalmente, se trata de niños y jóvenes que son percibidos como diferentes a los demás.

Estas diferencias se basan en la personalidad, físico, cultura e incluso clase social.

También pueden ser vistos como diferentes por el color de su piel, su religión u orientación sexual. Los adolescentes homosexuales, bisexuales o transgénero pueden ser víctimas de bullying.

En general quienes son hostigados, además de ser diferentes, son percibidos como personas débiles, incapaces de defenderse.

Las víctimas de bullying suelen tener baja autoestima o muchas veces están deprimidos o sienten mucha ansiedad.

Además, tienen pocos amigos y problemas para socializar. Quienes sufren algún tipo de discapacidad intelectual o del desarrollo también pueden ser víctimas de bullying.

2-Signos de acoso

acoso escolar

Esos son algunos de los signos que frecuentemente aparecen en aquellos quienes sufren hostigamiento en los centros de estudio:

  • Depresión, aislamiento, ansiedad.

  • Somatizaciones, como dolor de estómago o dolor de cabeza

  • Baja autoestima

  • Alteraciones en los hábitos alimenticios

  • Bajo rendimiento escolar, desgana, deseos de no concurrir a la escuela

  • Conductas autodestructivas

  • Pérdida o daños en la ropa, los útiles escolares, dispositivos electrónicos u otros accesorios.

  • Alteraciones del sueño, pesadillas.

  • Pérdida repentina de los amigos, deseo de evitar las situaciones sociales.

3-Los niños acosadores

niño maltratador

Básicamente, existen dos clases de niños o jóvenes con tendencia a hostigar a otros.

En primer lugar, se encuentran los niños o adolescentes que están bien conectados con sus pares, que tienen poder social, que están demasiado preocupados por su popularidad y disfrutan de dominar u hostigar a otros, como una manera de liderazgo.

Por otro lado, algunos hostigadores son chicos o chicas con baja autoestima, aislados, que se sienten deprimidos o ansiosos y no tienen empatía.

Además, muchas veces quienes intimidan y hostigan muestran comportamientos agresivos, tienen dificultades para respetar las reglas, ven la violencia como una herramienta positiva, tienen amigos acosadores o reciben menos atención o cuidados por parte de sus padres.

Los chicos acosadores no siempre son más grandes o más fuertes que sus víctimas: la diferencia de poderes puede radicar en diferentes orígenes, como popularidad, fuerza o capacidad cognitiva.

En general, hay más varones acosadores que chicas:

  • En la mayoría de los casos (45%), se trata de un grupo de chicos
  • En el 23% de los casos es un grupo mixto el que acosa
  • En el 14% de los casos, se trata de un único hostigador. Los casos de chicas solas o grupos de chicas son poco frecuentes.
  • Los varones son quienes suelen hostigar físicamente a otros, mientras que las chicas en general acosan de manera verbal o mediante la exclusión social.

Signos de un niño acosador

Los niños o jóvenes que hostigan a otros pueden presentar algunos de estos signos:

  • Involucrarse con frecuencia en agresiones físicas o verbales

  • Tienen amigos que hostigan a otros

  • Tienen conductas violentas o agresivas

  • No asumen la responsabilidad por sus actos

  • No pueden explicar cómo obtuvieron dinero o nuevas pertenencias

  • Se muestran competitivos, preocupados por su reputación o popularidad.

4-Definición de una situación de acoso

Para hablar de una situación de acoso u hostigamiento escolar, se deben dar las siguientes condiciones:

  • Debe haber una víctima indefensa, que es atacada por un acosador o un grupo de acosadores.

  • Presencia de desigualdad de poderes o desequilibrio de fuerzas. Claramente el acosador es más fuerte (física o psicológicamente). Es una situación desigual, donde la víctima es sin dudas la más débil.

  • Existe una agresión verbal o física repetida en el tiempo.

  • La víctima teme ser atacada nuevamente.

Es bullying cuando…

  • Cuando un chico o una chica insulta a un compañero/a, se burla de él, le amenaza, le tira sus cosas o indica a otros compañeros que no se junten con él o ella.
  • Cuando el o los acosadores hacen correr rumores sobre la víctima con el objetivo de aislarlo socialmente.
  • Cuando un chico o chica abusa de su fuerza física agrediendo a un compañero/a, para que los demás lo admiren o porque se ríen de sus “gracias”.

5-Tipos de bullying

Existen varios tipos de acoso escolar, aunque muchas veces aparecen varios tipos en la misma situación.

  1. Hay acoso físico cuando el hostigamiento incluye empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Es más frecuente en primaria que en secundaria.
  2. El acoso es verbal cuando hay insultos, burlas, motes resaltando defectos físicos, menosprecios en público, etc.
  3. Se dice que hay acoso psicológico cuando las acciones están dirigidas a disminuir la autoestima de la víctima y le infunden temor e inseguridad.
  4. Finalmente, el acoso social se da cuando los hostigadores se encargan de aislar socialmente a la víctima.

6-¿Por qué las víctimas no piden ayuda?

Las investigaciones indican que más de la mitad de los casos de bullying no son notificados a los profesores, las autoridades escolares o a los padres.

Los niños que son víctimas en estas situaciones muchas veces no hablan con los adultos por varias razones.

Una de ellas es la sensación de impotencia que provoca el acoso. Muchos niños y jóvenes intentan manejar la situación por su cuenta, para no pasar por débiles o chivatos.

Otros temen represalias y por eso callan. Ser castigado es una situación humillante y es posible que la víctima no quiera que los adultos sepan lo que les sucede, simplemente porque les da vergüenza.

Además, las víctimas de acoso con frecuencia se sienten aisladas. Piensan que nadie podría comprender su situación o que nadie les podrá ayudar.

7-Las cifras del bullying

El acoso escolar no puede considerarse como una serie de hechos aislados sin relevancia. Los datos estadísticos indican que el hostigamiento es mucho más frecuente de lo que se cree.

Según los resultados de una investigación llevada a cabo por la OMS, un 24.8% de los niños y adolescentes de entre 11 y 18 años son víctimas de acoso en España.

En países como Estados Unidos, Francia, Alemania o Reino Unidos, esta cifra es aún mayor, de manera que no se trata de situaciones esporádicas.

Estas situaciones de acoso pueden tener consecuencias muy graves en las víctimas, así que tanto padres como profesores, autoridades escolares y gubernamentales deben tomar las medidas necesarias para enfrentar este problema.

Al parecer, el porcentaje de víctimas disminuye a medida que aumenta la edad de los chicos. Por ejemplo, en tercero de primaria se estima que más de un 40% de los niños ha sufrido acoso, mientras que en secundaria este porcentaje disminuye a solo 10%.

En otras palabras, en los primeros años de escolarización las conductas de hostigamiento son más frecuentes y podrían definirse casi como un “todos contra todos”.

A medida que pasan los años, los centros escolares parecen cumplir una función socializadora y las actitudes violentas van mermando, así como el número de víctimas, lo que se transforma en un “todos contra uno”.

Si bien el número de víctimas disminuye, las que quedan sufren agresiones más frecuentes y más graves.

8-Qué hacer ante una situación de acoso escolar

librarse del bullying

El adulto que es testigo de una situación de hostigamiento en concreto, debe tomar medidas inmediatamente.

Cuando los adultos responden rápidamente ante este tipo de situaciones, se transmite el mensaje de que no es un comportamiento aceptable. Los estudios demuestran que con el tiempo, estas actitudes pueden detener el acoso.

Lo que hay que hacer en el momento es lo siguiente:

  • Intervenir de inmediato, separando a los niños involucrados. Si es necesario, buscar la ayuda de otros adultos.

  • Asegurarse de que todos estén bien, a salvo.

  • Atender cualquier necesidad médica inmediata.

  • Conservar la calma. Tranquilizar a todos los niños involucrados, incluso a lo que sólo estaban mirando.

  • Enseñar con el ejemplo, interviniendo de forma respetuosa y calmada.

Es importante no ignorar las situaciones de hostigamiento, mirando hacia otro lado o restándoles importancia. No crea que son sólo “cosas de niños” y que la situación se resolverá por sí misma.

El paso siguiente es mantener a los niños involucrados separados y obtener información sobre lo que está sucediendo.

En el momento de obtener esta información no se debe interrogar a los niños en público, sino en forma privada y uno a uno. También hay que interrogar a los adultos que puedan conocer los hechos, como maestros, profesores y padres.

Si después de obtener todos los datos, se determina que realmente se trata de una situación de acoso escolar, entonces se debe informar a los padres y las autoridades del centro de estudios, quienes deben tomar medidas para detener al acosador o los acosadores.

9-Legislación acerca del bullying

Los estados europeos han planteado medidas enérgicas buscando una solución para el problema del hostigamiento escolar.

Todos los delitos de violencia deben ser combatidos, y con mayor razón los de acoso escolar, dada la vulnerabilidad de las víctimas y los graves efectos que esta situación pueden tener en el desarrollo de la personalidad del niño.

Por eso en algunos países europeos las leyes determinan que:

  • Los profesores del centro escolar son los encargados de liderar la lucha contra el hostigamiento escolar, con al apoyo de los padres.

  • Cuando se detecta una situación de acoso, la institución educativa debe tomar medidas académicas, como reuniones con los padres, sanciones a los alumnos acosadores, etc.

  • Durante las horas lectivas el centro educativo es el que debe evitar cualquier daño a los menores que tiene a su cargo.

  • Ante una situación de hostigamiento, la escuela debe comunicar el hecho a las autoridades correspondientes e informar al centro de protección de menores.

10-El acoso cibernético, otra forma de bullying

Con la gran popularidad que han ganado las redes sociales en los últimos años, han surgido una nueva forma de hostigamiento: el acoso cibernético.

Quienes son víctimas de este tipo de intimidación reciben mensajes de texto agresivos a través de diferentes redes sociales. Suelen sentirse enfadados luego de utilizar el ordenador o el móvil, están tristes o retraídos, rehúsan contestar preguntas sobre lo que está sucediendo y también pueden manifestar pocas ganas de concurrir al centro escolar, porque sus compañeros de escuela suelen ser los hostigadores cibernéticos.

Muchos niños y jóvenes no quieren admitir que están sufriendo este tipo de acoso, simplemente por no delatar a quienes se supone que son sus amigos.

¿Por qué hay cada vez más acoso cibernético?

Los expertos señalan que este tipo de acoso ha ido en aumento en los últimos tiempos debido a los cambios culturales y tecnológicos en la sociedad.

La gran accesibilidad de internet y la popularización de las redes sociales han facilitado que muchos niños y jóvenes que no se atreven a acosar a otros “en vivo y en directo”, lo hagan a través de internet, un medio indirecto que permite el acoso a distancia.

Es muy fácil divertirse a costa de alguien más, y el hecho de estar en línea elimina la posibilidad de tener empatía con la persona hostigada.

Aunque parezcan inofensivos, los mensajes de texto que implican hostigamiento pueden causar mucho malestar, rencor y hasta odio en el niño o el joven acosado, de modo que no es una situación a la que se deba restar importancia.

En resumen, el bullying es muy frecuente y no se debe pasar por alto, debido a las importantes consecuencias que puede tener sobre las víctimas.

Debe prevenirse y cuando se detecta la situación, es necesario tomar las medidas correspondientes sin demora alguna.

¿Y tú que experiencia tienes con el acoso escolar?

Referencias

  1. www.nichd.nih.gov/espanol/salud/temas/bullying/
  2. www.nichd.nih.gov/espanol/salud/temas/bullying/
  3. www.healthychildren.org/Spanish/family-life/
  4. Fuente imágenes:1.2.3.

DEJA UNA RESPUESTA