Raíz tuberosa: características, propagación y ejemplos

Una raíz tuberosa o de almacenamiento es una raíz especializada que cumple la función de almacenar fibras y reservas nutricionales. Estas estructuras se forman bajo la superficie del suelo a partir de la base o corona de la planta en donde emerge el tallo.

La expresión tuberosa procede del latín tuberosum, cuyo significado es “llena de protuberancias”. De hecho, se le denomina tubérculo radical ya que, contrario a los tubérculos, el órgano que cumple funciones de reserva no es el tallo sino la raíz.

Raíz tuberosa de chirivía (Pastinaca sativa) Fuente: pixabay.com

Por otra parte, estas difieren de los tubérculos en que las yemas se originan solo en la corona, en el punto de inserción del tallo. En contraste, en el extremo opuesto regularmente se desarrollan raíces fibrosas.

Algunas especies herbáceas perennes —como chirivía, dalia, mandioca, remolacha o zanahoria— desarrollan raíces tuberosas en las que acumulan reservas nutritivas.  A pesar de las diferencias morfológicas entre especies, la raíz presenta las propiedades internas y externas típicas de una raíz.

En efecto, las raíces tuberosas son raíces verdaderas que incrementan su espesor lateralmente debido a la acumulación de nutrientes. Así mismo, cada raíz de almacenamiento crece en conjunto a partir de un punto central formando un racimo.

Características

– La raíz tuberosa o de almacenamiento es una raíz modificada gruesa y ensanchada que desarrolla brotes y raíces en cada extremo.

– Los nutrientes son almacenados en la raíz por debajo del suelo, ya que el tallo crece a partir de las raíces a nivel superficial.

– Las raíces secundarias que se desarrollan a partir de la raíz tuberosa facilitan el transporte de agua y nutrientes.

– Este tipo de raíz se presenta en diversas especies de plantas perennes del tipo herbáceo.

– Las raíces tuberosas generalmente son perennes y sobreviven bajo tierra largo tiempo.

– Debido a que están formadas por un tejido radicular efectivo, la planta puede sobrevivir en caso de que se destruya la parte aérea.

– Para reproducir las raíces tuberosas se requiere la presencia de un brote o yema de crecimiento que dará lugar a una nueva planta.

– Estas plantas anuales o bianuales presentan un crecimiento continuo, aumentan su tamaño y forman brotes adicionales a la altura de la corona.

– Las tuberosas incluyen plantas como azucenas, batatas, begonias, dalias, remolachas, mandiocas, ranúnculos y zanahorias, entre otras.

Propagación

La propagación de las raíces tuberosas se realiza a través de la división de la corona en plantas de crecimiento activo. Cada corona que será propagada debe contener varias yemas y una raíz de almacenamiento que proporcione nutrientes a la nueva planta.

En el caso de utilizar raíces tuberosas que no presenten crecimiento activo, se debe promover la formación de brotes adventicios. Por ejemplo, las raíces carnosas de la especie Ipomoea batata tienen la capacidad de generar raíces adventicias bajo condiciones adecuadas de humedad y temperatura.

Empleando arena como medio de propagación, se colocan las raíces a 5 cm de profundidad con suficiente humedad y poca luz directa. Una vez desarrollados los primeros brotes se vuelve a cubrir con arena hasta formar una capa de entre 8 y 10 cm.

Raíces generadas de los brotes

A partir de los brotes adventicios se desarrollan múltiples raíces adventicias. Una vez determinado el efectivo desarrollo de las raíces adventicias, los brotes se retiran de la planta madre y se procede a trasplantar en el campo.

En tuberosas ornamentales como la dalia (Dahlia spp.) la propagación se realiza acondicionando las raíces extraídas directamente de la planta. Se procede a almacenar las raíces en aserrín o turba en un sitio seco y aireado durante entre 10 y 15 días.

Para la próxima temporada de siembra, a inicios de la primavera, se procede a dividir las raíces de forma equidistante. Bajo condiciones optimas de sustrato, humedad y temperatura, las yemas brotan con mayor vigor y la división de estas secciones dará origen a una nueva planta.

Por ejemplo, las begonias tuberosas (Begonia tuberhybrida) presentan una raíz pivotante que se transforma en raíz tuberosa. Estas raíces carnosas pueden ser divididas y plantadas directamente siempre que contengan una yema vegetativa.

Ejemplos

Rábano (Raphanus sativus)

Es una planta herbácea anual o bianual perteneciente a la familia de las Brassicaceae. Al consumirse directamente ofrece un sabor fresco, picante y algo amargo. Presenta una raíz comestible de forma axonomorfa y carnosa con alto contenido de minerales y vitaminas; también tiene propiedades digestivas y diuréticas.

Rábano (Raphanus sativus) Fuente: pixabay.com

Dalia (Dahlia spp.)

En un género de plantas ornamentales perteneciente a la familia de las Asteráceas y caracterizado por raíces gruesas, de las cuales emergen talos con hojas aserradas.

Las flores de diversos colores son cultivadas para jardinería, así como también por los beneficios que brindan contra la diabetes y la obesidad.

Remolacha (Beta vulgaris)

Es una planta herbácea anual, frondosa y ramificada, perteneciente a la familia de las Amaranthaceae. Se caracteriza por sus raíces tuberosas comestibles redondas o alargadas, robustas y carnosas, de colores rojizos o violáceos brillantes.

Es rica en antocianinas, pigmentos que le proporcionan el color característico y un efecto antioxidante.

También contiene carotenoides luteína y zeaxantina, así como un alto contenido de agua, hidratos de carbono y fibra, potasio, hierro y vitaminas del grupo B.

La variedad dulce (Beta vulgaris var. saccharífera) es de alto valor industrial por su contenido de sacarosa, que ronda entre el 15 y 20 %.

Remolacha (Beta vulgaris) Fuente: pixabay.com

Batata (Ipomoea batatas)

Es una hortaliza conocida como boniato, camote o patata dulce, perteneciente a la familia de las Convolvulaceae. Es una especie trepadora de hojas dentadas y fasciculadas, tallos herbáceos largos y delgados, y raíces tuberosas comestibles.

La batata es una hortaliza usada ampliamente como un alimento bastante eficaz en la lucha contra la desnutrición, principalmente por el alto contenido de pro-vitamina A, vitamina B1 y vitamina E.

Batata (Ipomoea batatas) Fuente: pixabay.com

Yuca o mandioca (Manihot esculenta)

Es un arbusto perenne adaptado a las condiciones intertropicales y perteneciente a la familia de las Euphorbiaceae. Puede medir 2 metros de altura y tiene raíces tuberosas de alto valor alimenticio, especialmente por su contenido de almidones.

El cultivo de yuca permite su total utilización: los tallos se emplean para la propagación vegetativa y las hojas para obtener harina. Además, las raíces tuberosas son empleadas para el consumo directo, en la agroindustria o en la exportación.

Yuca (Manihot esculenta) Fuente: pixabay.com

Zanahoria (Daucus carota)

Es una bienal especial perteneciente a la familia de las Apiáceas. La planta se caracteriza por las hojas en forma de roseta, tallos de 10 cm de altura y raíces tuberosas de color amarillo, naranja o morado.

Las raíces almacenan carbohidratos, beta-caroteno, pro-vitamina A, vitamina E y minerales como calcio, fósforo, magnesio y yodo. Esta hortaliza se consume de forma fresca, cocida, frita o al vapor, y es ampliamente usada en la agroindustria.

Zanahoria (Daucus carota) Fuente: pixabay.com

Referencias

  1. Bonete, M., Urquizo, C., Guevara, R., & Yánez, P. (2016). Estudio de cuatro tubérculos y raíces tuberosas no tradicionales de la sierra centro de Ecuador y su potencial de uso en platos de autor. Qualitas, 12, 37-67.
  2. Raíz tuberosa (2018) EcoBotanico. Recuperado en: ecobotanico.com
  3. Raíces tuberosas (2016) EcuRed. Recuperado en: ecured.cu
  4. Tanner Sydney J. (2010) Greenspace: Learn differences between tuberous roots, bulbs, corms. Recuperado en: chippewa.com
  5. Tuberous root (2018) Sunset Publishing Corporation. Recuperado en: sunset.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here