Ramón Gómez de la Serna: biografía, estilo y obras

Ramón Gómez de la Serna (1888-1963) fue un escritor y periodista español que perteneció a la corriente vanguardista por lo innovador y creador de sus ideas, pensamientos y acciones. También formó parte de la conocida Generación de 1914, que tuvo entre sus objetivos la modernización intelectual de España.

De la Serna le imprimió originalidad a su obra; las “greguerías” o frases breves cargadas de contenido humorístico con toques personales, fueron la creación que más fama le otorgó a este fructífero escritor.

Ramón Gómez de la Serna. Fuente: Agence Meurisse (domaine public, voir notice complète sur Gallica) [Public domain], via Wikimedia Commons

La obra del escritor abarcó varios géneros literarios, como la novela, el ensayo, los cuentos, y también los artículos periodísticos y el teatro, incluyendo, además, a las greguerías. Su trabajo tuvo una marcada influencia en los autores de su tiempo, especialmente en los de la Generación del 27.

Biografía

Nacimiento y familia

Ramón nació el 3 de julio de 1888 en Madrid. Llegó al mundo en el seno del matrimonio conformado por Josefa Puig, sobrina de la escritora Carolina Coronado, y por Javier Gómez de la Serna y Laguna, quien ejerció la profesión de abogado, y era partidario de las ideas liberales.

Niñez de la Serna

La infancia del pequeño Ramón fue la típica de un niño común. Pasó parte del tiempo entre los estudios y los juegos. Creció teniendo en mente la ilusión de un hermano, que llegó un tiempo después, José le pusieron por nombre. El Colegio del Niño Jesús fue una de sus primeras casas de estudios.

A la edad de diez años debió mudarse con su familia a la localidad de Frechilla, perteneciente a la provincia de Palencia, debido al conocido Desastre del 1898. De la Serna y su hermano José continuaron los estudios internados durante tres años en el Colegio San Isidro.

Algún tiempo después la familia regresó a Madrid, debido a que el padre de Ramón fue elegido como diputado del municipio Hinojosa del Duque por el Partido Liberal. Así que el futuro escritor pudo continuar su formación académica en el Instituto Cardenal Cisneros.

Serna, un joven con liderazgo y talento

A corta edad, Ramón Gómez de la Serna demostró ser un joven con liderazgo, talento y pasión. Con catorce años creó y fue director de una revista que defendía los derechos de los estudiantes, llamada El Postal, la cual era hecha a mano.

Cuando tenía quince años, en 1903, obtuvo el grado de bachiller, por lo que su padre le obsequió un viaje a París. Siguiendo los pasos de su progenitor se matriculó para estudiar derecho, sin embargo no dio muestras de interés; se inclinó más hacia la literatura.

Mientras cursó estudios universitarios, con la ayuda económica de su padre publicó Entrando en fuego. La carrera universitaria la siguió en la Universidad de Oviedo. Se graduó, más nunca ejerció la profesión; su aspiración por la carrera literaria fue mayor.

Comienzos como escritor  

Serna insistió en avanzar en la literatura, así que para 1908 publicó su segunda obra, un libro titulado Morbideces. Por un tiempo frecuentó los cafés de la ciudad de Madrid, siendo participante activo de las tertulias que se daban. Tiempo después murió su madre, y el escritor decidió independizarse de la familia.

En la revista Prometeo, inaugurada por él, publicó varios artículos bajo el seudónimo de “Tristán”. Con las publicaciones en dicho medio, aparte de servir de puente a los intereses políticos de su padre, buscó innovar el estado de la literatura de aquel entonces.

Serna enamorado

El amor sorprendió a Serna a los veintiún años; el escritor se enamoró perdidamente de una mujer que le llevaba dos décadas. El nombre de la dama fue Carmen de Burgos, viuda y madre, quien se dedicaba al oficio de periodista y escritora. La conocían con el seudónimo de “Colombine”.

Gómez de la Serna se deleitó numerosas veces al visitar a su enamorada, juntos disfrutaron de escribir y pasear. El padre de Ramón intentó separarlos al conseguirle un trabajo en París, no obstante, los amantes siguieron en comunicación, coincidieron en la ciudad luz, y luego regresaron a España.

Etapas de la vida de Serna

La actividad literaria del escritor no cesó, siguió asistiendo a las tertulias, hasta que descubrió el café Pombo. El ambiente del sitio lo cautivó, y fue cuando decidió realizar reuniones a través de invitaciones que hacía a sus amigos más allegados.

Monumento a Ramón Gómez de la Serna, en Madrid. Fuente: Luis García [CC BY-SA 2.0]

Los encuentros se realizaron durante veintidós años, desde 1914 hasta 1936, y le dieron el nombre de sagrada cripta del Pombo; de las anécdotas escribió un libro. Su constancia le permitió ser conocido a los treinta y cincos años en todos los ámbitos intelectuales de su tiempo.

Serna tuvo una etapa profesional en la que se dedicó a escribir biografías. Entre estas resaltaron las de los autores Apollinaire, Colette y Gourmont. En 1929 quiso probar suerte en el teatro y lo hizo con Los medios seres, pero no tuvo el éxito deseado.

El escritor y periodista realizó varios viajes a París, ciudad en la que concretó varios proyectos profesionales. Fue el tiempo de sus amoríos con la hija de su amor de juventud, María Álvarez de Burgos, y con una joven francesa llamada Magda.

Exilio y muerte del escritor

El comienzo de la Guerra Civil española en 1936, como a muchos otros intelectuales, obligó a Serna a salir de su país. Unos años antes había entablado una relación con Luisa Sofovich, una dama que conoció en Buenos Aires, quien lo ayudó a huir de Madrid.

Ramón Gómez no lo pasó muy bien en sus comienzos en la capital argentina. Sin embargo, poco a poco, con ayuda de amigos, fue dando pasos en su profesión. Fue en esa época cuando escribió su autobiografía a la que título Automoribundia, y apareció la diabetes.

Su trabajo autobiográfico tuvo muy buena receptividad en España, noticia que lo llenó de melancolía. En 1949 recibió una invitación para ir a su país por un periodo de dos meses. El escritor aceptó, y tras trece años, el 25 de abril de ese mismo año, estaba en su patria.

Regresó de nuevo a Buenos Aires, abrumado un poco por la situación de su país, y por haber descubierto que la reunión del Pombo había sido usada para fines políticos. Trabajó en el periódico ABC, y en la televisión argentina escribiendo guiones.

Con el pasar del tiempo la salud del escritor comenzó a deteriorarse, la diabetes y la flebitis comenzaron a causar estragos. El 12 de enero de 1963 falleció. A los once días sus restos llegaron a España, y fue enterrado en el Panteón de Hombres Ilustres.

Estilo

El estilo de la obra de Serna fue un reflejo de su personalidad. Sus escritos se caracterizaron  por la libertad e independencia con la que escribió, sin apegarse a ninguna estructura establecida. Al mismo tiempo la estética del lenguaje, aunque no impecable, fue brillante, ingeniosa y alborotadora.

Sus trabajos, en todos los géneros que desarrolló, estuvieron dentro de las líneas del humor y la picardía. Su innovación fue la de dejar atrás las formas tensas, bruscas y secas. Gómez de la Serna rompió los esquemas establecidos para contemplar la realidad.

Obras completas

Placa que se encuentra en la casa donde nació de la Serna. Fuente: Tamorlan [CC BY 3.0], from Wikimedia Commons

La obra de Ramón Gómez Serna desarrolló varios géneros. En el caso de las novelas su sello de autenticidad fue único; en cuanto a los ensayos tuvieron elementos vanguardistas, e invirtió interés para refrescar las costumbres españolas.

Su teatro fue innovador y surrealista, mientras que sus famosas “greguerías” estuvieron cargadas de humor, frescura, espontaneidad y creatividad. Serna, el periodista, fue certero y hábil. A continuación algunos de sus títulos más importantes:

– Entrando en fuego: santas inquietudes de un colegial (1905).

– Morbideces (1908).

– El cofrecito encantado (1909).

– El concepto de nueva literatura (1909).

– La utopía (1909).

– Beatriz (1909).

– El drama del palacio deshabitado (1909).

– El libro mudo (1911).

– La corona de hierro (1911).

– El lunático (1912).

– El ruso (1913).

– El doctor inverosímil (1914).

– El rastro (1915).

– El circo (1917).

– Greguerías (1917).

– La viuda blanca y negra (1917).

– Pombo (1918).

– Greguerías selectas (1919).

– Toda la historia de la calle de Alcalá (1920).

– Disparates (1921).

– El gran hotel (1922).

– El secreto del acueducto (1922).

– Cinelandia (1923).

– La roja (1923).

– La sagrada cripta del Pombo (1924).

– El torero Caracho (1926).

– Gollerías (1926).

– La mujer de ámbar (1927).

– Ramonismos (1927).

– Seis falsas novelas (1927).

– El caballero del hongo gris (1928).

– Goya (1928).

– El regalo del doctor (1928).

– Efigies (1929).

– Los medios seres (1929).

– Novísimas greguerías (1929).

– La Nardo (1930).

– Ismos (1931).

– Aventura y desgracia de un simsombrerista (1932).

– Policéfalo y señora (1932).

– Greguerías 1935 (1935).

– El Greco (1935).

– Retratos contemporáneos (1941).

– Azorín (1942).

– Mi tía Carolina Coronado (1942).

– Lo cursi y otros ensayos (1943).

– Don Ramón Maria del Valle-Inclán (1944).

– José Gutiérrez Solana (1944).

– El hombre perdido (1946).

– Trampantojos (1947).

– Automoribundia (1948).

– Las tres gracias (1949).

– Total de greguerías (1953).

– Nostalgias de Madrid (1956).

– Piso bajo (1961).

Referencias

  1. Fernández, J. (2019). Ramón Gómez de la Serna. España: Hispanoteca. Recuperado de: Hispanoteca.eu.
  2. Ramón Gómez de la Serna. (2019). Cuba: Ecu Red. Recuperado de: ecured.cu.
  3. Ramón Gómez de la Serna. (2019).España: Wikipedia. Recuperado de: wikipedia.org.
  4. Tamaro, E. (2019). Ramón Gómez de la Serna. (N/a): Biografías y Vidas: la enciclopedia biográfica en línea. Recuperado de: biografiasyvidas.com.
  5. Biografía de Ramón Gómez de la Serna. (2019). (N/a). Lecturalia. Recuperado de: lecturalia.com.
COMPARTIR
Soy licenciado en educación mención lengua y literatura, de la Udone. He trabajado como profesor universitario en las cátedras de historia, literatura española y latinoamericana, además de música (armonía y ejecución de la guitarra). Trabajo como escritor, destacando en narraciones urbanas, novela y poesía. Entre mis libros destacan: "En la Boca de Los Caimanes", novela; "Transeúnte", cuentos urbanos; "Evocativos", poemario; "Cayena de Sal", poemario, "La casa en que estuve, el pueblo en que vivía", poemario; "La cama", poemario; "Roca de la Sal", poemario, "Del Hombre y Otras Heridas del Mundo", poemario; "Orilla Sagrada", poemario; "Suite del Refugio", composición musical para guitarra solista y "Aslyl", poemario. Aunado a esto, funjo como columnista del el diario "Sol de Margarita", en el que participo con el espacio "Transeúnte". Trabajo, además, como corrector de estilo. Destacan en esta labor los libros: "Sola Poeta I y II" (July Karina Rondón); "La vida por la piel" y "Relatos de otros mares" (Joaquina Doval); "Mi musa se fue con mi amante" (Elizabeth Vivas); “Huellas” (Gisela Trujillo); Hilos de locura (Luis Salazar), "Mi nombre es Jesús y vine a salvar tu alma", (Rafael Ríos). También escribo para la página Writing Tips Oasis, promocionando editoriales dedicadas a la publicación de libros en idioma español a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here