Recursos de una Empresa: Tipos y Ejemplos Reales

Los recursos de una empresa son todos aquellos factores que proveen a una organización de los medios necesarios para realizar su actividad. Estos factores pueden ser de cualquier tipo: personas, maquinaria, dinero, una tecnología concreta, entre otros.

Todos estos son elementos que se usan en algún punto del proceso de producción. Sus funciones son variadas: ser transformados en bienes y/o servicios para los usuarios finales, participar en el proceso de transformación anterior y distribuir los bienes y/o servicios finales al usuario final.

Recursos de una empresa

Además, los recursos de una empresa sirven para adquirir nuevos recursos, para coordinar al resto de recursos y para aumentar la productividad de la organización.

Este tipo de recursos se divide en cinco grupos: humanos, materiales, financieros, tecnológicos e intangibles.

Tipos

Recursos humanos

El recurso más importante de toda organización son las personas, ya que son quienes se encargan de controlar el resto de recursos para hacer funcionar el proceso de producción.

Por ello, las habilidades de los trabajadores y las relaciones que tienen entre ellos son factores especialmente significativos para el lograr el éxito de todo negocio; no importa qué tipo de empleado sea, ya que todos ellos participan en alguna fase del proceso. Las características principales de los recursos humanos son las siguientes:

No son propiedad de la empresa

La organización puede tener dominio sobre sus materiales, sus máquinas, sus infraestructuras, entre otros; sin embargo, no tiene propiedad sobre las personas. Ellas ofrecen sus habilidades a cambio de una remuneración económica.

Sus habilidades son recursos intangibles

Las cualidades de cada persona no pueden ser medidas o pesadas. Solo se ven manifestadas en el desarrollo de sus funciones dentro de la organización, como veremos más adelante.

Coordinan al resto de recursos

Gracias a las personas, todo el negocio puede ponerse en marcha; sin ellas sería imposible.

Cuanto más conocimiento, mejor remunerados

Algunos recursos humanos son muy escasos. Por ello, cuanto más complejos sean los conocimientos, mejor han de remunerarse.

Ejemplos

Un recurso humano es cualquier trabajador de una organización. Los recursos humanos engloban a todo el personal de la empresa: desde el presidente hasta el becario recién salido de la universidad.

Recursos financieros de la empresa

Dicho de forma sencilla, los recursos financieros de una empresa son la capacidad económica que posee en todas sus formas: efectivo, ingresos, gastos, créditos, inversiones, entre otros.

Gracias a estos recursos la organización podrá garantizar la puesta en marcha del resto de recursos. Entre sus características principales destacan las siguientes:

Tienen formas diversas

Pueden presentarse como efectivo, créditos, bonos, acciones, entre otros.

Ponen en marcha al resto de recursos

Esto lo hacen mediante su adquisición o pago: compra de activos fijos y variables (recursos materiales), pago de salarios (recursos humanos), pagar créditos (recursos financieros), desarrollar nuevas tecnologías (recursos tecnológicos) o mejorar el entorno de trabajo (recursos intangibles).

Provienen de diversas fuentes

Los recursos financieros pueden provenir de los propios socios (capital social), de subvenciones estatales, de venta de productos o servicios, de participaciones de inversores o de préstamos, entre otras vías.

Su correcta gestión es indispensable

Esto es así para poder subsanar los gastos de la empresa. Para ello, existen sistemas como el ERP (Enterprise Resource Planning), un recurso tecnológico encargado de administrar este tipo de recursos de la mejor forma posible.

Ejemplos

Algunos ejemplos reales podrían ser el dinero en caja, en el banco, un crédito prestado por el banco para financiar la compra de un vehículo, o las participaciones de la empresa.

Recursos materiales

Los recursos materiales están formados por todos aquellos bienes tangibles de los que dispone la organización, como maquinaria, inmuebles, vehículos, material de oficina, equipos informáticos, materias primas o el stock del almacén. A continuación se desglosan sus características más destacadas:

Tangibles

Esto quiere decir que se pueden ver, tocar o medir.

Pueden formar parte del proceso de creación de otros recursos

Esto lo pueden hacer de forma directa (máquinas, equipos informáticos, etc.) o indirecta (terrenos, vehículos, etc.).

Apoyan el proceso productivo

Pueden ayudar a que el proceso de producción se genere de la mejor forma posible (como por ejemplo, la función del material de oficina o de combustibles), o incluso pueden ser parte esencial del producto final (por ejemplo, materias primas).

Ejemplos

Si ponemos el ejemplo de una fábrica de ropa, sus recursos físicos podrían ser la propia fábrica (inmueble), la máquina para fabricar camisetas (maquinaria), la camioneta de reparto (vehículo) y todas las prendas disponibles en el almacén (stock).

Recursos tecnológicos

La tecnología es una parte muy importante de los recursos de una empresa. Aquí se cuentan los sistemas y procesos que forman parte de la actividad y que sirven para almacenar los recursos intangibles.

Estos podrían ser sistemas de gestión informática, el desarrollo de tecnologías propias, los servicios de telefonía, los servidores de datos o las patentes tecnológicas, entre otros. Las características más relevantes son la siguientes:

– Los recursos tecnológicos almacenan y administran los recursos intangibles.

– Aumentan la efectividad de la organización.

– Los suelen gestionar los departamentos de IT (Tecnologías de la Información).

– Su implantación influye decisivamente en el uso del resto de recursos.

Ejemplos

Entre los ejemplos más relevantes están los famosos CRM o CMS (sistemas de gestión informática), un software propio creado por la empresa (desarrollo de tecnologías propias), o un sistema de gestión de bases de datos (RDBMS).

Recursos intangibles

Si bien algunas veces estos recursos quedan fuera de la clasificación, cada vez se tienen más en cuenta; esto es porque son los recursos que marcan la diferencia entre una empresa mediocre y otra efectiva y exitosa.

Como su nombre indica, estos no pueden ser percibidos mediante los sentidos; es decir, no pueden ser tocados, vistos o medidos, lo cual a veces dificulta su gestión.

Algunos de estos recursos son los conocimientos de la plantilla, la confianza entre empleados, la imagen de marca, las rutinas que se llevan a cabo en el lugar de trabajo y el trabajo en equipo. Sus caracteríticas principales son:

– No pueden percibirse por los sentidos.

– Difíciles de medir y cuantificar

– Marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso.

– Pueden desarrollarse y mejorarse.

– Generalmente, han de ser combinados con otros factores para funcionar.

Ejemplos

– Tener un equipo multidisciplinario y cohesionado (conocimiento, trabajo en equipo).

– La existencia de confianza plena entre los trabajadores, facilitando la comunicación (confianza).

– Que haya establecida una rutina flexible y cómoda (rutinas).

– Que la marca sea vista con buenos ojos por los consumidores (imagen de marca).

Referencias 

  1. LosRecursosHumanos.com (2017). LosRecursosHumanos.com. Obtenido de losrecursoshumanos.com
  2. Oliveras, E.-F. (s.f.). grupo-pya.com. Obtenido de blog.grupo-pya.com
  3. Miller, G.T. y S. Spoolman (2011). Living in the Environment: Principles, Connections, and Solutions. Belmont: Brooks, Cole, 17ª ed
  4. The Balance (2017).  Beyond Hiring and Firing: What is HR Management?
  5. Mathis, R.L; Jackson, J.H (2003). Human Resource Management. Thomson.
COMPARTIR
Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). Su trayectoria profesional le ha llevado a vivir varios años en el extranjero, en países como Chile, Holanda o Francia. Este último año 2017 fundó Phant, una plataforma de crowdfunding para proyectos que generan un impacto positivo en la sociedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here