Rehabilitación cognitiva: objetivos, técnicas y ejercicios

La rehabilitación cognitiva es un tipo de intervención que ayuda a personas que han sufrido algún tipo de problema cerebral a recuperar un funcionamiento normal de su mente. También puede referirse a ciertas técnicas utilizadas para compensar déficits cognitivos en personas con todo tipo de dificultades.

La rehabilitación cognitiva utiliza tanto técnicas específicas de entrenamiento en habilidades mentales, como estrategias metacognitivas. Estas últimas sirven para ayudar al paciente a darse cuenta de sus dificultades, de tal manera que pueda autocorregirse de manera consciente siempre que lo necesite.

Fuente: pixabay.com

Este tipo de rehabilitación puede utilizarse para tratar una gran cantidad de problemas distintos. Por ejemplo, es habitual su uso en pacientes que han sufrido un derrame cerebral o han sido operados de un tumor en este área; pero también en personas con enfermedades como Alzheimer o dificultades como el TDAH.

En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber de la rehabilitación cognitiva. Entre otras cosas, aprenderás para qué se utiliza exactamente, y cuáles son algunas de las técnicas más importantes relacionadas con esta disciplina.

Objetivos de la rehabilitación cognitiva

neurociencia cognitiva

El principal objetivo de la rehabilitación cognitiva es la recuperación de ciertas capacidades mentales y habilidades necesarias para el día a día de los pacientes que han sido afectadas debido a algún tipo de problema cerebral o psicológico. Para ello, se emplean diversas técnicas y se van marcando objetivos cada vez más desafiantes.

Además, esta disciplina también trata de dotar a los pacientes de estrategias que puedan emplear para sustituir las habilidades que han perdido en el caso de que no sea posible recuperarlas.

Por ejemplo, si alguien sufre pérdidas de memoria graves, se le enseñará a desenvolverse en su vida cotidiana a pesar de esta dificultad.

A continuación veremos cuáles son los objetivos más comunes que se trabajan en las sesiones de rehabilitación cognitiva.

Recuperación de la memoria

Uno de los procesos psicológicos básicos que más frecuentemente se ve afectado por todo tipo de problemas cerebrales y psicológicos es la memoria.

No importa que estemos ante un derrame cerebral, la enfermedad de Alzheimer o un tumor: en la mayoría de los casos la capacidad para recordar es una de las más frágiles.

Por eso, en la mayoría de procesos de rehabilitación cognitiva, se busca ayudar a los pacientes a fortalecer su memoria mediante diversas técnicas y ejercicios.

Por otro lado, se les enseñan estrategias que pueden utilizar para desenvolverse correctamente en su día a día incluso si tienen dificultades a la hora de acordarse de lo que necesitan.

Mejora de la atención

Otro de los procesos básicos psicológicos más delicados es la atención. Una gran cantidad de trastornos psicológicos afectan a este área, y varios problemas a nivel cerebral también pueden disminuir nuestra capacidad de centrarnos en un solo estímulo e ignorar todos los demás. Por eso, la rehabilitación cognitiva a menudo trabaja también en este aspecto.

Por suerte, la atención es una de las áreas que más fácilmente se pueden desarrollar, y cada vez existen más investigaciones al respecto.

Esto se debe a que, debido a los cambios que se han producido en nuestro estilo de vida en los últimos años, muchas personas sin ningún problema concreto tienen muchas dificultades para mantener la atención.

Por otro lado, cuando no es posible mejorar la capacidad de atención por algún motivo, el proceso de rehabilitación cognitiva se centrará en enseñarle a los pacientes estrategias que puedan utilizar para suplir esta carencia.

Recuperación del lenguaje

El lenguaje es otra de las áreas que más fácilmente pueden verse afectadas cuando se producen cierto tipo de problemas, como por ejemplo un derrame cerebral o la extirpación de un tumor.

Cuando se pierde esta capacidad, se dice que un paciente sufre “afasia”; y la rehabilitación cognitiva tratará de ayudarle a mejorar en este sentido lo máximo posible.

Incluso en los casos en los que la capacidad de habla está muy dañada, es posible conseguir que un paciente experimente grandes mejoras.

Esto se debe a un fenómeno conocido como “plasticidad cerebral“, mediante el cual áreas sanas del cerebro pueden encargarse de la función que cumplía previamente otra que ahora está deteriorada.

Por otro lado, la rehabilitación cognitiva también tratará de dotar a la persona de estrategias que puede utilizar para paliar los efectos de sus problemas con el lenguaje, de tal manera que pueda desenvolverse de manera adecuada en su vida cotidiana.

Mejora de las funciones ejecutivas

Cuando una persona tiene un tumor cerebral o sufre un derrame, por ejemplo, es posible que capacidades como la lógica, la concentración o el razonamiento se vean dañadas.

El conjunto de estas habilidades mentales es conocido como “funciones ejecutivas”; y su mejora es otro de los objetivos principales de la rehabilitación cognitiva.

Así, durante las sesiones se le enseñan a la persona diversas estrategias para resolver problemas, razonar de manera correcta o concentrarse en una tarea determinada; a la vez que se le ayuda a descubrir de qué manera puede paliar el deterioro en estas funciones.

Adquisición de habilidades cotidianas

En algunos casos especialmente graves, las personas que acuden a sesiones de rehabilitación cognitiva pueden haber perdido ciertas habilidades básicas como vestirse, moverse en transporte público, cocinar, o encargarse de su higiene personal. Cuando esto ocurra, el terapeuta se encargará de ayudarlas a desarrollarlas de nuevo.

Técnicas y ejercicios

psicología experimental

A la hora de recuperar las habilidades perdidas debido a problemas como un traumatismo cerebral, un ictus o una situación similar, existen básicamente tres estrategias que se pueden seguir para mejorar la vida del paciente: crear modificaciones ambientales, realizar aproximaciones compensatorias, o llevar a cabo una intervención directa.

Modificaciones ambientales

Las modificaciones ambientales son cambios que se llevan a cabo en el entorno del paciente de tal manera que este pueda desenvolverse de forma más eficaz sin necesidad de llevar a cabo una mejora de ningún tipo en sus capacidades cognitivas o sus habilidades cotidianas.

Así, el objetivo de las modificaciones ambientales es simplificar al máximo las tareas que debe llevar a cabo la persona en su día a día, suprimir aquellas que no sean necesarias, o dotarle de más tiempo para completarlas.

De esta manera, incluso cuando hay un daño grave en las habilidades cognitivas, la persona puede desenvolverse de manera adecuada.

Por otra parte, las modificaciones ambientales también pueden tomar la forma de sistemas de claves (ya sean escritas u orales) que ayuden a la persona a recordar lo que tiene que hacer y a evitar distracciones.

Aproximaciones compensatorias

El segundo grupo de técnicas que se pueden emplear en un proceso de rehabilitación objetiva son las aproximaciones compensatorias.

Estas tienen como objetivo el desarrollo de ciertas conductas que sirvan como sustituto a aquellas habilidades que se han visto deterioradas como consecuencia del problema que ha sufrido el paciente.

Al utilizar una estrategia de aproximaciones compensatorias, uno de los principales objetivos del terapeuta debe ser ayudar al paciente a manejar sus propias expectativas y a desarrollar conductas que le sirvan para desenvolverse adecuadamente en su vida cotidiana.

Por ejemplo, es posible que a una persona no le sea posible recuperar la capacidad de memoria que ha perdido; pero sí que puede desarrollar el hábito de apuntar las cosas importantes en su teléfono móvil o en una libreta, de tal manera que no las olvide.

Por otro lado, cuando se están desarrollando aproximaciones compensatorias, es necesario tener en cuenta el impacto que esto tendrá sobre el individuo y la manera en la que se desenvolverá en su día a día.

Si una de estas estrategias es demasiado compleja, es más probable que la persona no la utilice a menudo y la intervención sea inútil.

Intervención directa

El tercer grupo de estrategias se diferencia de los otros dos en el sentido de que su foco no está en encontrar herramientas para sustituir las capacidades perdidas o deterioradas. Por el contrario, cuando se decide utilizar este enfoque el objetivo es trabajar directamente en mejorar las habilidades que han sido dañadas.

La intervención directa suele ser más complicada que las aproximaciones compensatorias o las modificaciones ambientales, y requiere más tiempo.

Sin embargo, cuando se lleva a cabo correctamente, puede mejorar en gran medida la calidad de vida del paciente. Gracias a la plasticidad cerebral, es posible conseguir muy buenos resultados con este enfoque.

Las técnicas concretas que se utilicen para realizar una intervención directa dependerán sobre todo de cuál haya sido la capacidad dañada, además de las características de cada paciente. El especialista tiene que hacer una evaluación personalizada de cada caso antes de decidir cuál será el mejor enfoque para la persona.

Conclusión

El campo de la rehabilitación cognitiva es muy complejo, e incluye una gran cantidad de técnicas y enfoques destinados a hacer más sencilla la vida de los pacientes que han perdido ciertas capacidades debido a algún tipo de problema a nivel cerebral o psicológico.

Sin embargo, se trata de un campo todavía en desarrollo. Es de esperar que en las próximas décadas veamos grandes avances en este sentido, gracias a los nuevos descubrimientos en neurociencia y otras disciplinas afines, que permitan mejorar las intervenciones realizadas en estos casos.

Referencias

  1. “What About Cognitive Rehabilitation Therapy?” en: Brain Line. Recuperado en: 06 Enero 2019 de Brain Line: brainline.org.
  2. “Cognitive rehabilitation” en: My Child Without Limits. Recuperado en: 06 Enero 2019 de My Child Without Limits: mychildwithoutlimits.org.
  3. “La rehabilitación de los trastornos cognitivos” en: Revista Médica Uruguay. Recuperado en: 06 Enero 2019 de Revista Médica Uruguay: rmu.org.uy.
  4. “Rehabilitación cognitiva” en: ISEP Clinic. Recuperado en: 06 Enero 2019 de ISEP Clinic: isepclinic.es.
  5. “Cognitive rehabilitation therapy” en: Wikipedia. Recuperado en: 06 Enero 2019 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here