Los 5 Riesgos de los Hongos Venenosos para el Ser Humano Más Relevantes

Los principales riesgos de los hongos venenosos para el ser humano incluyen desde efectos alucinógenos hasta, en casos extremos, la muerte. Pueden causar daños estomacales, en el hígado o en el corazón.

El nombre médico por el que se conoce este tipo de intoxicaciones es micetismo. Se recomienda no se recogerlos para consumo propio si no se es un experto en la materia, dado que los efectos pueden ser peligrosos para la salud.

La causa de la toxicidad de estos hongos son algunos de sus componentes que afectan negativamente al cuerpo humano. En la gran mayoría de los casos, cocinar los hongos no hace que disminuya el riesgo de envenenamiento.

Entre los hongos venenosos más conocidos destacan varios tipos de Amanitas, los Leucocoprinus o la Entoloma Sinuatum, también conocida como “seta engañosa”.

Los 5 riesgos de los hongos venenosos para los humanos

1- Daños digestivos

Son los efectos menos peligrosos que se pueden sufrir al consumir hongos venenosos. Son producidos por especies como las Entoloma, la Russula o alguna clase de Boletus, y los síntomas suelen ser bastante leves.

Este tipo de hongos puede producir gastroenteritis aguda, con diarrea, dolor abdominal y vómitos. Con un tratamiento adecuado es sencillo aliviar estos síntomas y que no supongan ningún problema más allá de las incomodidades propias de este tipo de afecciones.

2- Daños en el hígado

El hongo que se considera el principal responsable de los daños hepáticos es la Amanita, más concretamente la Amanita Phalloides.

De hecho, se calcula que casi el 90 % de las intoxicaciones producidas por el consumo de hongos se debe a esta especie. El envenenamiento es causado por dos compuesto llamados falotoxina y amatoxina.

Los daños que pueden causar este tipo de hongos en el hígado van desde alteraciones leves hasta la muerte, en casos de fallo hepático agudo.

Se han dado casos en los que ha sido necesario un trasplante de hígado o la necesidad de someterse a diálisis de por vida. En estos casos, el índice de mortalidad oscila entre un 5 y 10 %.

3- Problemas en el riñón

Existen diversas especies que presentan riesgos para el riñón, con peligro incluso de llevar a la muerte.

No todos los hongos que producen estos efectos son estrictamente venenosos. Algunos son comestibles, como las campanillas (Morchellas), pero si no se cocinan lo suficiente pueden generar una muy peligrosa insuficiencia renal.

Otros hongos más peligrosos aún son los del género Cortinarius. Estos no presentan síntomas que afecten al estómago, pero si provocan mayores ganas de orinar, sed y fallo en el riñón, que puede llevar a la muerte o a la necesidad imperiosa de un trasplante.

4- Síndrome coprínico 

Este síndrome se produce por la ingestión de setas Coprinus, aunque para que los síntomas hagan su aparición es necesario que el consumidor también haya tomado alcohol.

La coprinina presente en estos hongos provoca que el organismo no sea capaz de metabolizar el alcohol, por lo que se produce una acumulación de este en el cuerpo.

Aunque sus síntomas son desagradables y, sin duda, harán pasar un mal rato a quien los padece, no llegan a ser mortales y suelen desaparecer en unos días. El paciente sufrirá vómitos, sudoración, taquicardia e hipotensión.

5- Efectos alucinógenos y delirantes

Existen otros tipos de hongos cuyos efectos afectan más al cerebro y a la capacidad de distinguir la realidad. Estos hongos pueden dividirse en dos clases: delirantes y alucinógenos.

Hongos delirantes

Son aquellos que causan la llamada “borrachera por setas” y sus síntomas suelen ser neurológicos. 

Producen agresividad, problemas para coordinar los movimientos del cuerpo y, en casos más graves, depresión neurológica que puede llevar al coma.

Sin embargo, normalmente no pasan de provocar unas horas de angustia.

Hongos alucinógenos

En muchas ocasiones son ingeridos voluntariamente para provocar estos efectos como modo de diversión o buscando alterar la percepción de la realidad. El problema viene cuando los síntomas que provocan van más allá.

En ocasiones pueden provocar convulsiones, confusión mental o, más grave, cuadros psiquiátricos como pánico extremo, ansiedad o desórdenes mentales.

Referencias

  1. Rodriguez Morcuende, Jose Felipe. Principales tipos de intoxicaciones por consumo de setas. Recuperado de tratado.uninet.edu
  2. J. Kletzmayr, G. Sunder-Plassmann, W. H. Horl, E. Pohanka. Magic, Mushrooms: hope for a cheap high resulting in a end-stage renal failure. (1996). Recuperado de watermark.silverchair.com
  3. Petruzzello, Melissa. 7 of the World’s Most Poisonous Mushrooms. Obtenido de britannica.com
  4. The North American Mycological Association. Mushroom Poisoning Syndromes. Obtenido de namyco.org
  5.  B Zane Horowitz. Mushroom Toxicity. (29 de diciembre de 2015). Obtenido de emedicine.medscape.com
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here