Seminario Alemán: Características, Estructura y Metodología

Un seminario alemán, también conocido como seminario investigativo, es una actividad académica que apareció en la Universidad de Göttingen a finales del siglo XVIII. Tienen sus objetivos enfocados en mejorar la docencia. Cuando empezaron a usarse en Alemania, sus ideólogos pretendieron que sustituyera a la clásica cátedra profesoral.

En cierta forma, querían probar que docencia e investigación podían complementarse sin problemas. En definitiva, se trata no de recibir la ciencia, sino de hacerla. Su finalidad es favorecer el aprendizaje activo y los que participan en la actividad han de buscar por sí mismos la información adecuada sobre el tema a tratar.

Asimismo, dada la forma de funcionamiento, se produce una colaboración entre los estudiantes que realizan el seminario, favoreciendo el aprendizaje. El seminario alemán tiene una estructura clara en la que cada participante cumple una función diferente.

En este aspecto, es importante reseñar que incluso el auditorio presente tiene un papel activo durante el desarrollo.

Características

Desde que miembros de la Universidad de Göttingen crearon este sistema, la cuestión principal era cambiar la dinámica de enseñanza: desde la tradicional clase magistral, con el profesor explicando y los alumnos escuchando, a otra con una participación de todos los participantes.

Esto se plasma en todo el método del seminario alemán e impregna las características básicas de su funcionamiento.

Participación activa

En este tipo de sistemas, profesores y estudiantes tienen una participación activa. Esto no significa que no se mantengan las funciones de cada uno, sino que cambia la manera de ejecutar las clases.

El profesor es el encargado de dirigir y guiar el trabajo, pero apoyando la labor participativa de los alumnos. Por su parte, estos tienen que investigar por su cuenta los temas propuestos, con la asesoría del docente pero tomando la iniciativa.

Colaboración mutua

Una de las claves en el seminario alemán es la colaboración. El trabajo no es individual, sino que se basa en el equipo.

La colaboración debe ser, por una parte, crítica. La realidad es lo que lleva al conocimiento, por lo que se tienen que valorar las diferentes argumentaciones en su justa medida. Esto no significa que no haya cierta benevolencia en las opiniones; lo idóneo es resaltar las partes positivas de cada investigación.

Por otra parte, también ha de ser una colaboración continua. No se trata de que se ofrezca en momentos puntuales, sino que tiene que abarcar todo el proceso de investigación.

Por último, el profesor, a pesar de su rol de dirección, debe tratar de colocarse al nivel de los estudiantes. Su obligación es escucharlos, comprender sus ideas y apoyar sus actuaciones. Igualmente, es el encargado de mediar si surgen problemas entre los estudiantes.

Diálogo como método

Frente al monólogo de la enseñanza tradicional, en el seminario alemán lo importante es el diálogo. En su funcionamiento tienen que primar la contraposición de ideas, con argumentos y contra-argumentos continuos.

Diferentes funciones

Este sistema se caracteriza también por la multiplicidad de funciones. No es solamente una manera de aprender, sino que presta atención a otros objetivos.

El primero es ayudar a que el saber adquirido y las formas de conducta aprendidas durante el seminario puedan aplicarse a otros ámbitos de la vida del alumno. Esto se conecta con la pretensión de colaborar con el desarrollo personal del estudiante, enfocado en el ejercicio de la actividad científica.

De igual manera, debe contribuir a que los alumnos aprendan a manejar diferentes fuentes de información. Tienen que aprender a acercarse a estas de manera racional, crítica y efectiva.

Estructura

A la hora de confeccionar un seminario de este tipo ha de respetarse una estructura básica. Cada miembro tiene un papel y una funciones específicas asignadas.

Moderador

La función del moderador es introducir ante el auditorio el tema elegido y al grupo que lo va a presentar. También se encarga de la distribución del tiempo, controlando las intervenciones para que no se hagan demasiado largas. Por último, es el responsable de que se mantenga la disciplina.

Relator

El relator en el encargado de representar al grupo y exponer los resultados a los que han llegado durante el proceso de investigación del tema propuesto. También ha de esforzarse en que lo expuesto llegue al auditorio de manera clara y precisa.

Corelatores

Una vez que el relator ha concluido con su intervención, los corelatores tienen la función de profundizar en lo expuesto. Al haber trabajado en común a la hora de investigar, deben conseguir mantener una coherencia interna en el relato.

Secretario

Aunque parezca que tiene un papel menor en la estructura del seminario, su tarea es importante en el resultado final. Durante las intervenciones debe tomar nota de lo hablado, tanto por parte del grupo como por el auditorio. Al final, tiene que realizar un resumen de todo lo ocurrido.

Auditorio

Uno de los aspectos más interesantes de este tipo de sistemas es el papel activo del auditorio. No solo escuchan y toman notas, sino que también pueden intervenir para solicitar que se aclaren algunos puntos o aportar sus propios conocimientos sobre el tema.

Es preciso que los miembros del auditorio hayan realizado una breve investigación sobre lo que se va a exponer.

Metodología

Tema

Lo primero es, obviamente, seleccionar el tema a investigar y formar los grupos. En general es el profesor el que va a elegir el asunto a tratar, aunque puede dialogar con los alumnos a la hora de repartirlos entre los grupos.

Es conveniente que existan intereses comunes entre los miembros de cada equipo. Estos, con la guía del profesor, tienen que elegir al relator, que debe tener facilidad de comunicación.

Investigación

Cada grupo debe realizar su propia investigación. Son los alumnos los que tienen que tomar la iniciativa, aunque puedan recibir sugerencias en reuniones con el profesor.

Una vez concluida esa etapa, es conveniente ordenar las ideas y prepararlas para que la exposición resulte clara para el auditorio.

Ponencia o relatoría

El relator expone los resultados de la investigación de una manera crítica, y no simplemente académica. De igual manera, es fundamental que aporte los argumentos pertinentes para razonar los resultados a los que se ha llegado.

Correlatoría

Al finalizar el relator es el momento para que el resto del equipo profundice en su exposición. Entre su aportación y la original del relator, deben terminar con una recapitulación de lo expuesto y una explicación del trabajo realizado.

Discusión

El auditorio participa en esta parte. Es posiblemente la esencia del seminario alemán. Se presentan las dudas surgidas, se evalúa el desempeño y se concluye con una evaluación final de la investigación realizada.

Protocolo

El secretario debe redactar el informe definitivo sobre la sesión. Cada seminario puede decidir la estructura de dicha memoria, pero tiene que ser un resumen fiel de lo acontecido.

Referencias

  1. Universidad de Valencia. El Seminario Investigativo. Recuperado de uv.es
  2. González Arango, Omar. Seminario: fundamentación administrativa. Obtenido de aprendeenlinea.udea.edu.co
  3. Educaton Colombia. ¿Cómo enseñar con el Seminario Investigativo o Seminario Alemán?. Obtenido de educatoncolombia.com.co
  4. Williams, Sean M. Exporting the German Seminar: A Polemic. Recuperado de seanmwilliams.com
  5. The Harvard Crimson. Seminar vs. Lectures. Obtenido de thecrimson.com
  6. Collier, Irwin. The Seminary Method. Obtenido de irwincollier.com
  7. Wikipedia. Seminar. Obtenido de en.wikipedia.org
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here