Cómo Ser Agradecido y Valorar lo que Tenemos

Este artículo trata sobre una reflexión para ser agradecidos y aprender a valorar lo que tenemos.

Alguna gente vive tan deprisa y es tan poco consciente de su situación privilegiada que se olvida de sentirse agradecida por la suerte de haber nacido en una situación y lugar determinado.

Ser agradecido y valorar lo que tenemos

En el mundo hay millones de personas que viven en la pobreza extrema. Muchas viven en las calles y se pasan días sin comer. 

Sin embargo, muchas de las personas que viven en el mundo occidental, con riqueza, grandes oportunidades y muchas comodidades, no aprecian lo que tienen.

Algunas cifras:

  • Los niños más pobres del mundo tienen 2,7 probabilidades menos de contar con la presencia de un profesional cualificado al nacer.
  • 1300 millones de pobres en el mundo.
  • Los 20 países más pobres del mundo se encuentran en el continente africano, encabezados por Ruanda, Guinea, Bénin, Tanzania, Costa de Marfil, Zambia, Malawi, Angola y Chad.
  • Más del 60% de la población mundial sufre la desnutrición.
  • Se puede prever que un niño varón nacido en 2012 en un país de altos ingresos vivirá hasta la edad de 76 años aproximadamente, lo que representa 16 años más que un niño varón de un país de bajos ingresos (60 años).

Medita en la belleza de la vida. Mira las estrellas, y mírate a ti mismo corriendo con ellas-Marco Aurelio.

La mayor fuente de la felicidad es la habilidad de ser agradecido en todo momento-Zig Ziglar.

La tendencia a no valorar

El ser humano es un animal de rutinas y, especialmente los del mundo occidental, tienen una tendencia a olvidarse y no apreciar el valor de su salud y riqueza. No me refiero a personas multimillonarias, solo con que tengas un sueldo de más de 600 euros ya es bastante más que los 1300 millones de personas que viven con 1 dolar o menos al día.

Sin embargo, esa tendencia cambia cuando se pierde algo valioso que se tenía (aunque hasta el momento de la perdida no se es consciente de su valor): cuando muere un familiar, cuando perdemos el trabajo, la casa, la salud… 

Por ejemplo, hace poco un amigo psicólogo me comentaba el caso de una mujer con bastante dinero que había tenido un accidente traumático. Desde ese momento, y ya con 60 años, comenzó a darse cuenta de su suerte y ahora su mayor placer es sentarse a observar a la gente y los paisajes.

Esta tendencia esta relacionada con nuestra capacidad de adaptación y habituación a diversas situaciones vitales. Se dice que la gente se acostumbra rápido a la bueno pero muy lentamente a lo malo. Por ejemplo: nos habituamos al trabajo, a vivir en una casa con todas las comodidades, a la familia…

De hecho, tener una rápida capacidad de adaptación es muy positivo. Por ejemplo, si viajas a un país extranjero para trabajar, te resultará una gran ventaja adaptarte rápido a las nuevas situaciones.

¿Entonces cuál es el problema?

En lugar de quejarte por lo que esta mal, se agradecido por lo que esta bien.-Joel Osteen.

El problema es que las situaciones cómodas, como tener trabajo, una casa, pareja, familia, nunca son para siempre y además, no ser consciente de ello hace ser poco agradecido, lo que a su vez te impide ser feliz.

Esas situaciones ideales siempre terminan en alguna ocasión: algún familiar muere, se pierde la casa, se pierde el trabajo, no se tienen los mismos ingresos, se rompe con la pareja… Por tanto, es recomendable disfrutar todo lo posible de ellas.

¿Por qué es tan difícil ser agradecido?

Según las investigaciones de la Psicología Positiva, cuando llega algo positivo a nuestras vidas (por ejemplo un buen trabajo), nos alegramos, aunque esa felicidad dura de media unos tres meses.

La verdadera gratitud no es una experiencia emocional que se de automáticamente y simplemente ser educado no es lo mismo.

Actualmente vivimos en una sociedad materialista en la que se tiende a creer que cuantas más cosas tiene uno, mejor se es. Esto provoca las comparaciones y olvidarse de todo lo que tenemos-porque siempre queremos más.

Especialmente compararse con los demás es algo bastante negativo ya que fomenta la envidia, avaricia y olvidarse de experimentar la gratitud porque no nos centramos en lo que somos y tenemos.

Quizás haya que enseñar más en las escuelas a ser verdaderamente agradecido y no tanto a decir “gracias” sin apreciar nada.

Cómo ser más agradecido 

Una forma de superar la habituación a nuestras situaciones positivas y ser más agradecidos es practicando el aprecio o gratitud. 

Lo puedes hacer:

  • Reflexionando cada día sobre todas las cosas positivas que tienes en tu vida.
  • Escribir una lista con todas las cosas por las que puedes estar agradecido.
  • Practicar meditación. Visita este artículo para informarte sobre los beneficios de la meditación.
  • Practicar mindfulness. Visita este artículo para informarte sobre el mindfulness.

Estos dos últimos-practicar meditación y mindfulness- te permitirán ser más consciente de tu situación y disfrutar del momento presente. Su práctica evitará que vivas el día como una rutina en la que simplemente reacciones y no te das cuenta del momento en que vives. 

  • Teniendo experiencias en el extranjero

Viajar a un país pobre te va a permitir darte cuenta y ver la realidad de tu situación. Te aseguro que te cambiará la visión del mundo – yo mismo he estado en varios países pobres. También te diría que eso no solo te sirve como experiencia personal y que acabe ahí, sino que te animes a participar en actividades socialmente responsables, como voluntariados.

  • Teniendo experiencias de voluntariado

En los voluntariados, primero estarás aportando algo de valor a las ONG que necesitan ayuda, y además, la comparación de tu realidad con la realidad de personas que tienen verdaderos problemas te sorprenderá y te hará olvidarte de los problemas sin importancia.

¿Se puede mantener en el tiempo esa actitud?

Según mi experiencia personal, si, aunque no hay que olvidarse de practicar algunas de las actividades. Nada más se entra en la rutina de la vida occidental con todas las comodidades, es sencillo olvidarse de ser agradecido.

Beneficios sobre la salud de la gratitud

Según el científico Robert Emmons, la gratitud tiene los siguientes beneficios:

Físicos

  • Sistema inmunitario más fuerte.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Más horas de sueño y mayor sensación de descanso.
  • Menos dolores y molestias.

Psicológico

  • Mayores niveles de emociones positivas.
  • Más alerta.
  • Mayor optimismo y felicidad.
  • Bloqueo de emociones negativas.
  • Mayor sentido de valor propio. Visita este artículo sobre cómo valorarse.

Social

  • Ser más generoso y compasivo.
  • Perdonar más.
  • Sentirse menos solo y aislado.

¿Y tú que piensas? ¿Eres agradecido y valorar lo que tienes? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Dreamer, apprentice, traveler, curious. Fundador de Lifeder.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here