Sierra Madre de Chiapas: características, flora y fauna, clima, relieve

La Sierra Madre de Chiapas es una cadena montañosa que se encuentra ubicada en el sur México, que también comparte algunas locaciones con Guatemala, El Salvador y  pequeñas partes de los territorios de Honduras.

Esta sierra es conocida en el ámbito mundial por su amplia gama en cuanto a la biodiversidad de sus tierras, además de ser una de las áreas más importantes de producción de café en México. Esto último hace de esta región un espacio de mucha relevancia económica para el país.

Cañón del Sumidero, Chiapas. Srplattano [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], from Wikimedia Commons
La Sierra Madre de Chiapas también es distinguida por ser una notable fuente de recursos hídricos para los centros urbanos y algunos pueblos aledaños. A su vez, su geografía permite la actividad agrícola y le aporta sombra a los sembradíos de café, puesto que las áreas protegidas —las que no se pueden trabajar— no constituyen la mayoría de la sierra.

Dentro de esta cordillera viven aproximadamente 27000 habitantes; por esta razón, asociaciones como Conservation International (CI) han decidido trabajar en conjunto con el sector privado y las agencias gubernamentales para participar en la conservación de la biodiversidad, los ecosistemas y la población desarrollada en esta región.

Estas organizaciones se encargan de formular políticas que especifiquen de qué manera deben usarse los recursos y la tierra de la Sierra Madre. El trabajo de la CI se enfocó en la protección de la fauna y la flora, por lo que fue necesario incitar a los habitantes de la región a que guiaran el proceso de conservación de acuerdo con su cultura.

Una de las medidas implementadas para proteger al ecosistema fue promover un cultivo de café que fuese amigable con la naturaleza, sin alterar las coberturas boscosas. Para poder llevar a cabo estas acciones debieron realizarse nuevas búsquedas dentro de los mercados nacionales e internacionales, con la finalidad de mejorar los precios de este café.

Este trabajo de conservación de la Sierra Madre de Chiapas es importante, ya que está demostrado que el mantenimiento de los ecosistemas saludables contribuye también al bienestar humano, pues implica que existirá un ingreso constante de alimentos y de agua potable, ayudando a los poblados más necesitados.

Formación

La Sierra Madre de Chiapas se formó a finales de la era Mesozoica, también denominada era Secundaria, que inició hace unos 251 millones de años y ocupó hasta 66 millones de años; esta era es conocida zoológicamente por ser el período correspondiente al de los dinosaurios.

La sierra pertenece específicamente a los finales del Cretácico tardío, cuando ya los continentes se encontraban separados y poseían una forma parecida a la que se puede vislumbrar en la actualidad. Así mismo, durante este período se diversificaron las especies de aves y mamíferos, así como también se expandieron las flores y las plantas.

La formación de esta cordillera montañosa se debió a la subducción de una de las placas tectónicas debajo de otra: la Placa de Cocos y la la Placa del Caribe. Una subducción consiste en un proceso de hundimiento de una franja oceánica de una placa debajo del borde de otra placa.

Este fenómeno, que se puede definir como una especie de empuje de los bloques, trae como consecuencia una oleada de constantes terremotos y explosiones volcánicas; finalmente, la subducción contribuye a la formación de las zonas montañosas.

Características generales

La Sierra Madre de Chiapas está ubicada principalmente en el estado mexicano que le otorga su nombre, Chiapas, que se caracteriza por estar constituido dentro de un complejo relieve, conformado principalmente por rocas sedimentarias (en su mayoría calizas) y por depósitos aluviales. 

Este territorio también sufre del fenómeno de canícula, lo que quiere decir que se da una disminución considerable de las lluvias durante los meses de julio y agosto.

Chiapas también consta en general de unos buenos suelos, bastante fértiles en su mayoría debido a su carácter profundo y aluvial; no obstante, en algunas zonas hay suelos pedregosos.

Vegetación e hidrografía de la zona de Chiapas

Por lo general, la vegetación de este territorio es catalogada como de baja selva tipo caducifolia, lo que quiere decir que se trata de una densa o semidensa vegetación de árboles que consta de climas compuestos por breves estaciones de lluvia y de prolongadas estaciones secas.

A este tipo de selva también se le conoce con el nombre de bosque seco; a su vez, las hojas de estos árboles se caracterizan por ser anchas.

En cuanto a su hidrografía, se puede establecer que los recursos hidrológicos de esta región son bastante abundantes, ya que constituyen un 30 % de todos los que se encuentran en México.

Hay dos vertientes principales, las cuales son divididas por la Sierra Madre: una es el Pacífico, caracterizada por sus crecidas anuales; la otra es la del Atlántico, que drena en los ríos.

La Sierra Madre de Chiapas es la cordillera más grande de Centroamérica, dado que se extiende a través de un amplio sistema montañoso que se explaya por el noroeste y el suroeste por más de 600 km.

Un dato curioso es que la mayoría de los volcanes ubicados en Guatemala pertenecen a esta sierra, los cuales alcanzan los 4000 metros sobre el nivel del mar.

Flora y fauna

Según los investigadores, en la zona correspondiente a la Sierra Madre de Chiapas habitan unas 1500 especies de vertebrados, constituidas por mamíferos, aves, anfibios y reptiles, siendo estos acompañados por más de 10000 diferentes tipos de plantas.

Entre esas especies hay una gran cantidad de criaturas endémicas, lo que quiere decir que solo es posible su existencia y desarrollo dentro de un hábitat en particular, con un tipo de condiciones climáticas específicas.

Fauna

En este extenso territorio se pueden encontrar animales como cocodrilos —entre ellos el cocodrilo del pantano, endémico de esta región—, boas, jabalíes, aves acuáticas, monos, tucanes, tortugas y el famoso jaguar.

Este último es considerado como el felino de mayor tamaño dentro del continente americano, que ha inspirado incontables leyendas e historias dentro del imaginario indígena.

También se pueden encontrar valiosos ejemplares como el águila arpía, siendo esta una de las aves más grandes del mundo entero. Otra de las aves que se pueden encontrar dentro de este sector es la Platalea ajaja, cuyo extraño nombre es tan singular como su rosada apariencia.

Cocodrilo del pantano o Crocodylus moreletii

Por lo general, el cocodrilo macho posee un tamaño mayor al de su contraparte hembra; a este hecho se le conoce como dimorfismo sexual. Consta de un hocico muy amplio y puede tener entre 66 hasta 68 dientes.

Águila arpía o Harpia harpyja

Esta enorme ave es la única especie del género arpía, lo que le otorga un considerable valor dentro de la clasificación zoológica. Habita principalmente en la zona neotropical, por lo que se puede encontrar en la región de Chiapas.

Se le considera como el ave rapaz más poderosa. La hembra es de mayor tamaño que el macho, alcanzando los 200 cm de envergadura.

Platalea ajaja o espátula rosada

Esta particular especie es considerada como una de las aves más hermosas y extrañas. Es pariente de las garzas y consta de un largo pico aplanado, semejante a la forma de una cuchara, que utiliza para filtrar comida en los ríos y lagos.

Se caracteriza por ser un ave de gran tamaño, pues llega a los 71 cm de altura. Su cuerpo es casi por completo rosado, mientras que su cabeza es de un color verde amarillento.

Flora

En cuanto a su flora, la región de Chiapas —al igual que en gran parte de la Sierra Madre— cuenta con 3000 especies vegetales.

Entre estos especímenes destacan el cedro rojo, el cacahuate, la caoba, el ciprés, el fresno, el laurel, los pastizales, el pino, los líquenes, el encino y el palo mulato, entre otros. En esta zona los árboles de mezcal o caoba pueden alcanzar hasta 80 metros de altura.

Árboles de caoba o Swietenia macrophylla

La caoba es una madera que consta de un característico color rojizo. Es conocida por ser una de las maderas preferidas al momento de llevar a cabo trabajos de carpintería puesto que, como material de fabricación, es de excelente calidad y categoría.

Se puede encontrar en estas zonas de la sierra, en el bosque amazónico de Brasil y en Honduras.

Árboles de Fresno o Fraxinus

El fraxinus (conocido comúnmente con fresno) es una especie de árbol perteneciente a las oleáceas, del cual se han podido catalogar entre 45 y 65 subespecies. Estos árboles suelen ser de tamaño regular o grande, cuyo tipo de hoja es caduca.

En la actualidad los fresnos corren grave peligro debido a un escarabajo que fue introducido desde el continente asiático de manera accidental. Este insecto es xilófago y se ha multiplicado masivamente, amenazando la vida de siete mil millones de fresnos. A pesar de esta dificultad, se están tomando acciones para controlar la situación.

Clima

El clima de la región se caracteriza por ser mayormente húmedo, a pesar de que la sierra consta de un tipo de bosque seco. Generalmente, la temperatura de la región se mantiene entre los 18 y los 22 °C. En las partes de mayor altitud, la temperatura es bastante baja en comparación, pues se encuentra entre los 12 y los 18 °C.

En otras palabras, resulta complejo establecer una temperatura exacta para esta zona, ya que el clima sufre severas modificaciones debido a su variado relieve. En la sierra se pueden percibir 4 grupos de clima dependiendo de la época y de la altitud: frío, templado, semicálido y cálido.

Relieve

En la Sierra Madre de Chiapas se han registrado las mayores altitudes de la región. El volcán Tacana es el que posee la mayor elevación, dado que consta de unos 4093 metros sobre el nivel del mar. Su relieve suele ser accidentado porque tiene pronunciadas pendientes.

A pesar de que sus suelos son delgados, existe una gran diversidad dentro de la vegetación debido a la variación que hay en su clima y en su altura.

Dada la amplia extensión de la sierra y de sus accidentes geográficos tan diversos, es posible hallar allí numerosas especies disímiles que se adaptan a las condiciones específicas de cada zona.

La Sierra Madre es considerada como una zona muy vulnerable a los diferentes desastres o fenómenos naturales, como por ejemplo los incendios, sismos, tormentas tropicales, deslizamientos y ciclones. Esto trae como consecuencia un impacto negativo y un gran riesgo para el ecosistema, poniendo en riesgo los poblados que habitan en la región.

Gastronomía

Gracias a la amplia biodiversidad que se manifiesta en esta región, los platillos de la zona de la Sierra de Chiapas suelen ser igual de variados.

Por ejemplo, algunos de los platos más populares son tamales de iguana, armadillo guisado, tortuga con pollo, frijoles negros junto con carne asada, caldo de shuti, caldo de chipilín, tortuga en mole y algunas combinaciones de mariscos y pescados.

Tamales de iguana

Este platillo tiene un origen muy antiguo y se destaca por ser uno de los platos principales dentro del menú de Semana Santa.

Los ingredientes que lleva son: masa de maíz, carne y huevos de iguana — dado que justo en esa época esta especie está desovando—, y mole o salsa elaborados con semillas de calabaza.

Caldo de shuti

Se le denomina “shuti” a un tipo de caracol que se encuentra comúnmente en los ríos y arroyos. El shuti se caracteriza por poseer una concha de color negro y por sus diversas formas de prepararlo; una de las más comunes es cocinarlo junto con jitomates, cebollas, chiles chamborotes y manteca o aceite al gusto.

Armadillo guisado

En muchas partes se acostumbra a comer armadillo; la región de Chiapas es uno de los lugares en donde más se consume este platillo.

Suele ir acompañado de condimentos como cilantro, ajo, chile guajillo, cebolla y achiote. Para poder cocinarlo es necesario retirarle el caparazón y removerle las vísceras, para luego lavarlo varias veces con abundante jugo de limón.

Referencias

  1. Rodríguez, R. (s.f) Hacia una Estrategia Regional para la conservación de la biodiversidad en la Sierra Madre de Chiapas. Recuperado el 28 de noviembre de 2018 de Pro natura sur: pronatura-sur.org
  2. Monterrosas, A. (2009) Resiliencia y vulnerabilidad en las cuencas de la Sierra Madre de Chiapas, México. Recuperado el 28 de noviembre de 2018 de SIDALC: sidalc.net
  3. Peña, J. (2000) Determinantes socioeconómicos de la migración laboral: el caso de los indígenas mames de la Sierra Madre de Chiapas, México. Recuperado el 28 de noviembre de 2018 de Scielo: scielo.org.mx
  4. Rzedowski, J. (1991) El endemismo en la flora fanerogámica mexicana: una apreciación analítica preliminar. Recuperado el 28 de noviembre de 2018 de Inecol: abm.ojs.inecol.mx
  5. Waibel, L. (1998) La Sierra Madre de Chiapas. Recuperado el 28 de nov. de 18 de Scielo: scielo.org.mx
  6. Roseate Spoonbill. Recuperado el 28 de noviembre de 2018 de Red List: iucnredlist.org.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here