Síndrome de Joubert: síntomas, causas, tratamientos

El síndrome de Joubert es un trastorno de origen genético que se caracteriza una disminución del tono muscular, problemas de coordinación, movimientos oculares anormales, patrones alterados de respiración y discapacidad intelectual (Joubert Syndrome Foundation, 2016).

Todos estas estas alteraciones se deben a una transmisión genética autosómica que va a ocasionar importantes anormalidades a nivel cerebral, reducción del vermis cerebeloso ”.( Joubert Syndrome Foundation, 2016), así como anormalidades en la estructura del tronco cerebral (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2016).

síndrome de joubert

Además, el síndrome de Joubert forma parte de un grupo de trastornos denominados “ciliopatias ” que cursan con una disfunción de una parte de las células denominadas cilios. Joubert Syndrome Foundation, 2016).

La descripción inicial de esta patología fue realizada por Marie Joubert y colaborarodes en 1968, en ella se describieron cuatro casos. En los pacientes se presentaba ausencia parcial o total del vermis cerebelosos, síndrome de ampnea-hipernea episódica neonatal, movimientos oculares anormales, ataxia y retraso mental (Angemi y Zucotti, 2012).

Además, este síndrome se asoció también a diferentes alteraciones multiorgánicas, como fibrosis hepática, polidactilia, nefronoptisis o distrofia de la retina (Angemi y Zucotti, 2012).

En cuanto al tratamiento, actualmente no existe una cura para el síndrome de Joubert. Las intervenciones terapéuticas está orientadas al control y apoyo sintomático, la estimulación física e intelectual infantil y la terapia ocupacional (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2016).

Características del síndrome de Joubert

El síndrome de Joubert (SJ) es un tipo de patología de origen genético que se caracteriza por una malformación congénita en las áreas del tronco cerebral y una agenesia (ausencia parcial o completa) o hipoplasia (desarrollo incompleto) del vermis cerebeloso, que pueden provocar (Ophatnet, 2009).

Más concretamente, a nivel anatómico se caracteriza por el llamado ‘signo molar” del mesencéfalo: agenesia o hipoplasia del vermis cerebeloso, estrechamiento de los pedúnculos cerebelosos superiores con englosamiento, elongación y falta de decusación y fosa interpeduncular profunda (Angemi y Zuccoti, 2012).

Es un trastorno que puede afectar a muchas áreas y órganos del cuerpo, por lo que los signos y síntomas varían de forma considerable entre las personas afectadas (U.S. National Library of Medicine, 2011).

La mayoría de los afectados padecen un tono muscular debilitado (hipotonía) y dificultades de coordinación motora (Ataxia). Otros rasgos característicos son: episodios de respiración alterada, nistagmo (movimiento involuntario y arrítmico de los ojos), retraso en el desarrollo motor y dificultades intelectuales variables (U.S. National Library of Medicine, 2011).

Estadísticas

La prevalencia del síndrome de Joubert se ha estimado en aproximadamente 1/80.000 a 1/100.0000 casos de niños nacidos vivos. A nivel mundial, se han registrado más de 200 casos clínicos (Angemi y Zuccoti, 2012).

Muchos especialistas consideran que estas cifras están subestimadas, ya que el síndrome de Joubert tiene una amplia gama de afectaciones y está ampliamente infradiagnosticado (U.S. National Library of Medicine, 2011).

Síntomas

Gran parte de los síntomas clínicos del síndrome de Joubert son más que evidentes en la etapa infantil, muchos niños afectados presentan retrasos motores significativos (National Organization for Rare Disease, 2011).

Las características más comunes del curso clínico son: falta de control muscular (ataxia), patrones respiratorios alterados (hipercapnia), apnea del sueño, movimientos anormales de los ojos (nistagmo) y bajo tono muscular (National Organization for Rare Disease, 2011).

Por otro lado, alguno de las alteraciones que pueden estar asociadas al síndrome de Joubert incluyen: desarrollo alterado de la retina, anormalidades en el iris, estrabismo, alteraciones renales y/o hepática, protrusión de las membranas que recubren el cerebro, entre otras (National Organization for Rare Disease, 2011).

Todas las alteraciones derivadas de este síndrome, se engloban en varias áreas: alteraciones neurológicas, oculares, renales, y musculoesqueléticas (Bracanti et al., 2010).

Alteraciones Neurológicas ( Bracanti et al., 2010)

Las alteraciones neurológicas más características del síndrome de Joubert son Bracanti et al., 2010): hipotonía, ataxia, retraso generalizado en el desarrollo, alteraciones intelectuales, alteración de los patrones respiratorios y movimientos oculares anormales.

  • Hipotonía: La debilidad muscular es uno de los síntomas que puede observarse de forma más temprana, durante el período neonatal o durante la primera infancia. Aunque la debilidad muscular es un hallazgo clínico que está presente una amplia variedad de patologías, la presentación conjunta con otras alteraciones permite realizar el diagnóstico de síndrome de Joubert.
  • Ataxia: la debilidad muscular inicial suele evolucionar hacia una ataxia o descoordinación motora significativa. Es frecuente que se desarrolle un desequilibrio e inestabilidad importante durante los primeros años de la marcha independiente.
  • Alteraciones respiratorias: las anomalías respiratorias están presentes poco después del nacimiento y suelen mejorar con el desarrollo, llegando incluso a desaparecer aproximadamente a los seis meses de edad. La alteración más característica es la prestación de episodios breves de apnea (interrupción de la respiración) seguidos de episodios de hiperpnea (aceleración de la respiración).
  • Movimientos oculares anormales: la ataxia oculomotora es una de las características más frecuentes, se presenta como una dificultad para seguir objetos visualmente acompañado con movimientos compensatorios de la cabeza, disminución del seguimiento ocular lento, entre otros. Además, también es frecuente la observación de nistagmo en estos pacientes. Todas estas alteraciones son independientes de las anormalidades oculares específicas que existan a nivel físico.
  • Retraso en el desarrollo: en todos los casos, existe un nivel variable de retraso en el desarrollo madurativo, en particular, las habilidades lingüísticas y motoras son las más afectadas. Por otro lado, también es común la presencia de alteraciones intelectuales, sin embargo, no es una característica esencial, en muchos casos puede aparecer una inteligencia normal y en otros límite.
  • Malformaciones SNC: además de las alteraciones clínicas descritas anteriormente existen diversas alteraciones del sistema nervioso central que suelen asociarse con la ocurrencia del síndrome de Joubert: hidrocefaila, ensanchamiento de la fosa posterior, alteraciones del cuerpo calloso, quistes en la sustancia blanca, hematomas hipotalámicos, ausencia de glándula pituitaria, anormalidades en la migración neuronal, alteraciones y defectos en la organización cortical, entre otros.

Alteraciones oculares ( Bracanti et al., 2010)

A nivel físico, la retina es uno de los órganos afectados por el síndrome de Joubert. Las alteraciones en este órgano se presentan en forma de distrofia retinal, debido a una degeneración progresiva de las células encargadas de la foto recepción.

A nivel clínico, las alteraciones oculares pueden variar desde una ceguera retiniana congénita a una degeneración progresiva de la retina.

Por otro lado, también es posible observar la presencia del coloboma. Esta alteración ocular se trata de un defecto congénito que afecta al iris ocular y se presenta como un orificio o hendidura.

Alteraciones Renales (Bracanti et al., 2010)

Las patologías relacionadas con la función renal afectan a más de un 25% de los afectados por síndrome de Joubert.

En muchos casos, las alteraciones renales pueden permanecer asintomáticas durante varios años o comienzan a manifestarse con signos inespecíficos, hasta que se presenta como una insuficiencia renal aguda o crónica.

Alteraciones muculoesqueléticas (Bracanti et al., 2010)

Desde las primeras descripciones de esta patología, un hallazgo clínico frecuente es la polidactialia (trastorno genético que incrementa el número de dedos en las manos o en los pies).

Además también es común observar anomalías orofaciales o estructurales a nivel de la columna vertebral.

Causas

Los estudios experimentales han catalogado al síndrome de Joubert como un trastorno autosómico recesivo (National Organization for Rare Disease, 2011).

Un trastorno genético autosómico recesivo significa que deben estar presente dos copias de un gen anormal para que el rasgo o enfermedad pueda presentarse (National Institutes of Healh, 2014).

Por lo tanto, una alteración genética recesiva se produce cuando una persona hereda el mismo gen anormal para el mismo rasgo de cada progenitor. Si una individuo solo recibe una copia del gen relacionado con la patología, será portadora pero no va a mostrar síntomas (National Organization for Rare Disease, 2011).

Además, al menos diez genes han sido identificados como una de las posibles causas del síndrome de Joubert (National Organization for Rare Disease, 2011).

Una mutación en el gen AHI1 es responsable de esta condición patología en aproximadamente el 11% de las familias afectas. En las personas que poseen esta alteración genética, es frecuente que se presenten alteraciones en la visión debido al desarrollo de una distrofia retiniana (National Organization for Rare Disease, 2011).

La mutación del gen nphp1 es la causa de aproximadamente 1-2% de los casos de síndrome de Joubert. En los individuos que presentan esta alteración genética, es frecuente que se presenten alteraciones renales (National Organization for Rare Disease, 2011).

Por otro lado, una mutación del gen CEP290 es la causa de 4-10% de los casos de síndrome de Joubert (National Organization for Rare Disease, 2011).

Además, las mutaciones en los genes TME67, JBTS1, JBTS2, JBTS7, JBTS8 y JBTS9, también se relacionan con el desarrollo del síndrome de Joubert (National Organization for Rare Disease, 2011).

Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de Joubert se realiza en base a la sintomatología física. Es necesario realizar tanto un examen físico pormenorizado, como el empleo de diferentes pruebas diagnósticas, en especial las imágenes por resonancia magnética (Ophatnet, 2009).

Además, también suelen emplearse pruebas de genética molecular para identificar las alteraciones genéticas que han sido demostradas en el 40% de los casos de síndrome de Joubert (National Organization for Rare Disease, 2011).

Por otro lado, también es posible realizar un diagnóstico prenatal de esta patología a través de ecografías fetales y análisis moleculares, especialmente en familias que presentan una historia genética de síndrome de Joubert (Ophatnet, 2009).

Clasificación diagnóstica

Cuando los rasgos más característicos del síndrome de Joubert se presentan en combinación con una o varias patologías físicas adicionales, es posible que se emita un diagnóstico de “Síndrome de Joubert y trastornos relacionados (JSRD)” (U.S. National Library of Medicine, 2011).

Por lo tanto, en función del tipo de patología relacionada se asocie a la presencia del síndrome de Joubert, podremos encontrar subtipos de éste. Sin embargo, el sistema de clasificación del síndrome de Joubert se encuentra aún en una fase de evolución debido al descubrimiento de las contribuciones genéticas y el mayor conocimiento de las correlaciones fenotípicas.

Podemos encontrar por tanto (Bracanti et al., 2010):

  • Síndrome de Joubert Puro (SJ): Además de las anomalías relacionadas con el signo “molar” , los pacientes muestran síntomas neurológicos caracterizados por ataxia, retraso en el desarrollo y alteraciones en la respiración y la coordinación ocular. No se asocia con otras alteraciones a nivel físico.
  • Síndrome de Joubert con defectos oculares (JS-O): Además de las características neurológicas, están presentes alteraciones físicas relacionadas con la distrofia retiniana.
  • Síndrome de Joubert con defectos renales (JS-R): Además de las características neurológicas, están presentes alteraciones físicas relacionadas con las patologías renales.
  • Síndrome de Joubert con defectos oculo-renales (JS-OR): Además de las características neurológicas, están presentes alteraciones físicas relacionadas con la distrofia retiniana y las patologías renales.
  • Síndrome de Joubert con defectos hepáticos (JS-H): los síntomas característicos del síndrome de Joubert se relacionan con la presencia de alteraciones hepáticas, coriorretinananas o clobomas en el nervio óptico.
  • Síndrome de Joubert con defecto digito-oro-faciales (JS-OFD): los síntomas neurológicos se presentan acompañados de alteraciones físicas como lengua lobulada o bífida, frenillo bucal, polidactilia, entre otros.

Tratamiento

El tratamiento empleado en el síndrome de Joubert es sintomático y de apoyo a las patologías subyacentes. Además de las intervenciones farmacológicas, es frecuentes emplear estimulación temprana a nivel físico y cognitivo (National Institute of Neurological Disorders and Stoke, 2016).

Cuando las alteraciones respiratorias son significativas, sobre todo en las fases iniciales de la vida, es necesario que se monitoree la función respiratoria (National Institute of Neurological Disorders and Stoke, 2016).

Por otro lado, la identificación y control de la degeneración ocular, complicaciones renales, y el resto de complicaciones relacionadas con el síndrome de Joubert, debe realizarse lo más temprano posible para ajustar las medidas terapéuticas (National Institute of Neurological Disorders and Stoke, 2016).

Referencias

  1. Angemi, J., & Zuccotti, J. (2012). Actualizaciones sobre Sindrome de Joubert. ALCMEON.
  2. Brancati, F., Dallapiccola, B., & Valente, E. (2010). Joubert Syndrome and related disorders. Obtenido de Orphanet Journal of Rare Diseases: http://ojrd.biomedcentral.com/
  3. Medicine, U. N. (2011). Joubert syndrome. Obtenido de Genetics Home Reference: https://ghr.nlm.nih.gov/
  4. NIH. (2016). What is Joubert Syndrome? Obtenido de National Institute of Neurological Disorders and Stroke: http://www.ninds.nih.gov/
  5. NORD. (2011). Joubert Syndrome. Obtenido de National Organization for Rare Disorders: http://rarediseases.org/
  6. Orphanet. (2009). Síndrome de Joubert. Obtenido de http://www.orpha.net/.
COMPARTIR
Graduada en Psicología por la Universidad de Sevilla y estudiante de Máster Estudios Avanzados de Cerebro y Conducta.

3 Comentarios

  1. Hola, tengo un sobrino con Joubert , pero la verdad que acá en Chile se conoce muy poco sobre este síndrome, por no decir nada, y me gustaría saber que hay que hacer para saber el grado en que está mi sobrino…. él tiene ya dos años y no camina ni habla pero si sabe todo lo que quiere y no quiere y se hace entender muy bien… conoce colores, letras y demás, pero su cuerpo no lo acompaña..si me pudieran ayudar como puedo saber que tipo de Joubert tiene él se los agradecería mucho…. Saludos Claudia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here