Los 9 Síndromes Psicológicos Más Raros (de Niños y Adultos)

A continuación te mostraré un listado con 9 tipos de síndromes psicológicos raros que pueden padecer niños, adolescentes, adultos y personas mayores.

Sin duda alguna, la mente humana es muy compleja y la ciencia aún no ha podido determinar exactamente cómo funciona o por qué aparecen determinados trastornos.

síndromes psicológicos

También te puede interesar este artículo sobre enfermedades mentales raras.

Los síndromes psicológicos más extraños

Muchos de los trastornos psicológicos que veremos a continuación, son catalogados por la comunidad científica como delirios.

Los delirios son creencias en general muy extravagantes, que a pesar de ser falsas y poco comunes, son mantenidas como ciertas. Quien padece un delirio está realmente muy convencido de lo que cree cierto y defiende sus “razones” con vehemencia.

Los delirios y síndromes que siguen a continuación son los más extraños del mundo, y muchos de ellos continúan siendo un misterio al día de hoy.

1-Delirio de Capgras

Quien padece este síndrome cree que existe un impostor que es idéntico a él y que se hace pasar por él frente a todo el mundo. Pero sólo él sabe que esa persona no es idéntica a sí mismo en todos los aspectos.

Otra característica curiosa de este trastorno, es que ese impostor es una persona que mantiene un estrecho vínculo familiar con quien la padece.

delirio de capgras

En el delirio de Capgras, el paciente comienza a evitar a ese familiar y sufre cuando ambos deben estar en la misma habitación.

Los científicos sostienen que una de las cosas que el enfermo ha perdido, es justamente la conciencia acerca del vínculo que los une. Lo ve como un verdadero extraño.

Cuando este problema ha sido diagnosticado, se hace absolutamente necesario un tratamiento psiquiátrico.

Después de la primera etapa de atención, el tratamiento integra asistencia psicológica. Los medicamentos antidepresivos, anti-psicóticos más terapia cognitiva han mostrado muy buenos resultados. Sin embargo, la enfermedad no desaparece completamente.

2-Licantropía Clínica

También conocida como licomanía o teriantropía, este síndrome puede resultarte familiar, pues tiene una cierta relación con la leyenda del hombre lobo.

hombre lobo

Al margen de que sea una leyenda o no, hay personas que creen que son un lobo.

También hay personas que creen que han sido poseídas por otros animales como gatos o hienas.

3-Síndrome de Otelo

Quizás has oído hablar de una obra de Shakespeare en la que el protagonista, llamado Otelo, mata a su esposa por celos.

En efecto, en el Síndrome de Otelo la persona trastornada siente celos de su pareja con tal intensidad, que puede llegar a matarla.

enamorados

Aunque no haya ninguna evidencia de infidelidad, o aunque no existan siquiera motivos para sospechar, quien sufre este trastorno experimenta fuertes pensamientos obsesivos.

El síndrome de Otelo esta catalogado psiquiátricamente como un delirio, y muchas veces este trastorno se encuentra formando parte de un trastorno delirante crónico, una paranoia o un cuadro de esquizofrenia.

La persona no deja de interrogar y perseguir a su pareja e incluso llega a pensar en que si hay alguna pequeña cosa que ha cambiado en el hogar, por ejemplo, un mueble que ha sido movido ligeramente, el paciente cree que el amante de su pareja lo ha movido, y que por lo tanto es una prueba de su infidelidad.

En general este síndrome aparece en pacientes sin antecedentes psiquiátricos importantes y se da más en hombres que en mujeres.

En la mayoría de los tratamientos, los psicofármacos suministrados son similares a los prescriptos a los esquizofrénicos.

4-Inserción de Pensamiento

Este tipo de trastorno supone un problema en lo que psicólogos y psiquiatras denominan “autonomía del yo”. La persona está convencida de que sus pensamientos no son suyos, sino de alguien más. 

En ciertas ocasiones, especialmente cuando el enfermo actúa de manera incoherente o inadecuada, la persona dice no tener idea de donde provienen esos pensamientos. Cree que seguramente otra persona los ha metido en su cabeza, porque no son pensamientos propios.

Este cuadro es típico de la esquizofrenia, y es tratado con medicamentos anti-psicóticos.

La persona afectada debe seguir rigurosamente un tratamiento muy controlado, pues puede adquirir un perfil de conducta muy agresivo.

5-Síndrome de Jerusalén

Clínicamente este síndrome está catalogado como una psicosis con aspectos de delirio.

Suele suceder después de que la persona visita la ciudad de Jerusalén. El paciente comienza a obsesionarse con esta ciudad, experimenta síntomas de ansiedad, empieza a usar una toga, canta himnos religiosos, recita versículos de la Biblia e incluso puede llegar a predicar en público, creyendo que es un profeta.

síndrome de jerusalén

Otros creen que están encarnando a Moisés, la Virgen María u otros personajes bíblicos.

Un aspecto peculiar de este síndrome es que puede afectar tanto a cristianos como a judíos. En el caso de los cristianos, quienes sufren el trastorno suelen encarnar personajes del nuevo testamento, mientras que los judíos con síndrome de Jerusalén creen encarnar algún personaje del antiguo testamento.

6-Síndrome de Cotard

En 1880 Jules Cotard describió en detalle este extraño síndrome psiquiátrico. La persona, que está viva y sana, cree estar muerta.

Quienes padecen este trastorno se perciben como muertos y creen que sus tejidos se están deteriorando lentamente. Aunque vean que en realidad nada está ocurriendo con su cuerpo, no tienen consciencia real de él.

sindrome de cotard

Entre los numerosos síntomas, se destacan el de creer que se están quedando sin sangre y el de pensar que hay gusanos degradando su cuerpo, que están escondidos bajo su piel.

Este síndrome aparece de forma repentina y se instala de forma permanente. Existen distintos grados de la enfermedad. Generalmente acompaña a la esquizofrenia, aunque los medicamentos que tratan a esta última no son suficientes para disipar los síntomas del síndrome de Cotard.

Uno de los tratamientos que ha mostrado ser más efectivo para este trastorno, es la terapia electroconvulsiva. La descarga eléctrica que recibe el paciente provoca un aumento importante de la irrigación sanguínea en ciertas partes del cerebro. Los ganglios basales y la corteza frontal, han mostrado ser zonas muy sensibles en este tipo de trastornos.

Los que padecen síndrome de Cotard, llegan a una de las últimas fases de la enfermedad con agudos cuadros de insomnio, e ideas muy firmes de suicidio. De
ahí la importancia de ser diagnosticado y de realizar un tratamiento adecuado.

7-Síndrome de Ekbom

En este caso, las personas consideran que todo el tiempo están siendo infectadas por parásitos. Los parásitos imaginarios pueden “estar” sobre su piel, por debajo de la misma, o en el hogar, acechando permanentemente.

Quienes lo padecen llegan a consultar al hospital indicando que están llenos de parásitos. Muchas veces el paciente mueve continuamente sus piernas porque los parásitos se están moviendo en su piel.

En menor medida también mueve sus brazos, pues creen que los parásitos lo están molestando. Este síndrome afecta sensiblemente el sueño y a las horas de descanso.

8-Paramnesia reduplicativa

En este caso la causa del trastorno está bastante clara, pues se presenta asociada a una alteración cerebral. La zona involucrada específicamente son los lóbulos frontales y el hemisferio cerebral derecho.

La persona que sufre paramnesia reduplicativa está en un determinado espacio físico, y cree que ese espacio también se encuentra duplicado en otro lugar, que existen dos lugares idénticos en diferentes espacios.

Por eso se llama paramnesia reduplicativa. La persona piensa que los lugares se han replicado o duplicado, debido a una falla en la correcta identificación de un determinado sitio.

Al parecer, cuando la persona vuelve a un cierto lugar evoca determinados recuerdos de ese sitio pero no logra ser consciente de que es el mismo lugar, así que cree que se trata de otro espacio físico, exactamente igual al que recuerda.

9-Síndrome de Alicia en el país de las maravillas

El nombre le hace honor a la famosa novela de Lewis Carroll, porque quienes lo padecen sufren una alteración en la percepción del tiempo y del espacio.

frases de alicia en el pais de las maravillas

Hay muchos profesionales que aseguran que no se trata de un trastorno mental, aunque no hay un claro consenso. Por algún motivo, que todavía no se ha determinado con precisión, los afectados ven a los objetos de un tamaño diferente al que realmente son.

Del mismo modo, tienen dificultades para determinar en qué espacio físico se encuentran. Pueden asegurar por ejemplo que se encuentran dentro de una habitación cuando en realidad están al aire libre.

Los tratamientos para este tipo de problemas suele ser multidisciplinarios, y por lo general involucra diferentes medicamentos psicoactivos en combinación con terapias psicológicas.

Aunque son síndromes psicológicos extraños, es posible que conozcas algún caso.

¿Y tú qué otro síndrome psicológico conoces?

Referencias

  1. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19470281.
  2. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10789334.
  3. https://es.wikipedia.org/wiki/Licantrop%C3%ADa_cl%C3%ADnica.
  4. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10767914.
  5. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7187632.
  6. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19961324.
  7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19152286.
  8. Fuente imagen 3.
  9. Fuente imagen 4.
  10. Fuente imagen 5.
COMPARTIR
Licenciada en Laboratorio Clínico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here