11 Síntomas del Enamoramiento ¿Estás Enamorado?

Los síntomas del enamoramiento principales son pensar constantemente en la otra persona, idealizarla, inestabilidad emocional y física, obsesionarse, fantasear con planes, dedicar mucho tiempo a la otra persona y otros que a continuación te explicaré.

Decirte antes de comenzar a nombrarlos que no tienen por que cumplirse todos, y que por suerte las personas somos muy diferentes, por lo que cada uno puede vivir el enamoramiento de una forma distinta.

síntomas del enamoramiento

Los síntomas expuestos en el presente artículo deben entenderse de forma general, y sin la premisa de pensar que si no aparecen o el enamoramiento no se vive tal como aquí se describe no se está realmente enamorado.

De hecho, el concepto de pareja puede tener diversas connotaciones según la cultura; por lo que el artículo está planteado de forma que los síntomas o señales que aparecen deben tomarse como algo que sucede normalmente, pero sin olvidar que siempre puede haber excepciones.

Cuando nos enamoramos nuestro cuerpo experimenta una serie de cambios físicos y psíquicos que nos hacen estar de forma diferente a cuando no tenemos pareja o no la estamos buscando.

Normalmente la sensación que se experimenta cuando se está enamorado, es catalogada de placentera, aunque normalmente el enamoramiento también va asociado a la sensación de  locura. Entendiendo locura como un estado alterado no cotidiano a nivel psíquico y no con una connotación negativa.

Y es que los humanos somos seres sociales y nos gusta estar en compañía de otras personas. Cada relación interpersonal que desarrollamos, estará basada en unos tipos de conducta adecuados a los roles que desempeñamos, ya sea como parte de la familia, en un grupo de amigos o con nuestra pareja.

En el caso del amor romántico, o el enamoramiento, podríamos considerarlo como una especie de droga para el cerebro y el organismo. Es una sensación que provoca bienestar, y aunque nos altera en nuestra vida cotidiana, igualmente nos gusta.

De hecho, cuando se les muestra a personas que se encuentran en fase de enamoramiento fotos de sus amados, en el cerebro se activan las mismas regiones que cuando un drogadicto consume una dosis de sustancia a la que es adicto.

11 síntomas que pueden indicar que estás enamorado

Helen Fisher, antropóloga de la universidad de Rutgers y experta en la biología del amor, ha determinado que durante la fase del enamoramiento que experimentamos los humanos, el cerebro pasa por un proceso que se considera único, ya que no se experimentan esos cambios en otros momentos de la vida.

El enamoramiento está considerado como una etapa intensa, la cual saca del estado de normalidad a la persona y con un tiempo delimitado. No se puede estar enamorado eternamente.

Según Fisher existen 11 señales que nos indican que estamos enamorados de esa persona tan especial.

1- La persona de la que nos enamoramos es única y especial

Cuando nos enamoramos, tenemos la idea de que la persona por la cual sentimos “mariposas” en el estómago es única. Pensamos que en el mundo no existe nadie mejor que él o ella.

Además esta creencia va acompañada de la incapacidad de aplicar el mismo razonamiento para otra persona y aunque quisiéramos no podemos sentir la pasión romántica por dos personas a la vez.

Esta sensación de pensar en el otro como alguien único en el mundo y creer que no existe nadie más especial tiene que ver, según Fisher, con los elevados niveles de dopamina a nivel cerebral que se experimentan en este proceso.

2- Se idealiza a la persona y pensamos que es perfecta

Cuando nos enamoramos de alguien es sumamente difícil, por no decir imposible encontrar algo en ella que nos desagrade. Y aunque encontráramos en esa persona algún defecto,  no lo viviremos como desagradable sino que podemos incluso darle una connotación positiva.

Esto se conoce comúnmente como idealización, o de una forma más coloquial como “poner a alguien en un pedestal”.

Cuando nos enamoramos, nuestro cerebro presta casi toda la atención en aquellas cualidades que consideramos positivas en el otro. Además también nos focalizamos en objetos o acontecimientos poco importantes pero que están relacionados con la persona de quién nos enamoramos.

Se relaciona esa idealización también con la dopamina, aunque en este caso también entra en juego la norepinefrina, la cual tiene que ver con el aumento de la memoria para almacenar nuevos estímulos y recuerdos.

3- Las personas que se enamoran pasan por una etapa de inestabilidad emocional y física

El enamoramiento, como te comenté al principio del artículo, conduce normalmente a una inestabilidad emocional y fisiológica.

Cuando nos enamoramos los cambios que podemos experimentar son:

  • Sentimiento intenso de alegría y felicidad.
  • Aumento de la energía.
  • Sensación de euforia y de ser capaz de todo.
  • Pérdida del ritmo normal biológico de sueño e incluso insomnio.
  • Pérdida de apetito.
  • Temblor generalizado.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Hiperventilación o respiración a ritmo elevado.
  • Ansiedad y desesperación ante el más mínimo problema en referencia a la relación.

Esto son solo algunos de los cambios que pueden experimentarse, si se leen de forma objetiva puede parecer que en lugar de estar enamorados, se padece alguna enfermedad.

Pero es normal que se experimenten esos síntomas; y no hay que preocuparse ya que sabemos que la base de esta inestabilidad orgánica es el amor.

4- Los obstáculos unen más la relación

Si tenemos la suerte de ser correspondidos y hemos iniciado una relación con esa persona tan especial, el hecho se superar algún obstáculo o barrera para estar juntos estrechará vuestros lazos aún más.

Esto sucede porque intentar superar un problema de forma conjunta intensifica la atracción que sentimos por el otro. Como en síntomas anteriores, la responsable de este hecho es la dopamina.

Los investigadores que formaron parte del estudio de Fisher, atribuyen la relación entre el estrechamiento de lazos y la dopamina a que cuando una determinada recompensa (en este caso sería poder disfrutar de una relación con la persona amada) no llega de forma momentánea, las neuronas que se encargan de la producción de dopamina se vuelven más productivas, por lo que el nivel dopamina que se genera es mayor.

5- El enamoramiento roza la obsesión

Se estima que las personas que están enamoradas, gastan de media más del 85% de las horas del día pensando en la persona a la que aman. Y lo curioso es que no piensan en ella de forma consciente, sino que el propio cerebro elabora pensamientos intrusivos, los cuales aparecen de pronto y sin ser evocados.

Los pensamientos intrusivos forman parte de la base de una determinada obsesión. Es algo así como no poder quitarte una determinada idea o imagen de la cabeza aunque quieras. Puede ser comparable a como cuando se nos “pega” una canción y la cantamos un sinfín de veces a penas sin darnos cuenta.

La razón biológica de la obsesión en el enamoramiento parece estar relacionada con una disminución del nivel de serotonina en el cerebro. De hecho, las personas diagnosticadas de trastorno obsesivo compulsivo, a nivel orgánico padecen la misma disminución de serotonina y tienen también durante el día pensamientos de corte intrusivo.

6- Durante el enamoramiento solo queremos estar junto a esa persona

Una de las señales que pueden aparecer durante la fase del enamoramiento es el no querer separarse ni un momento de la persona amada. Toda aquella actividad que se realice se tiene el deseo de hacerla juntos.

Esto implica algo que puede tornarse nocivo, ya que puede significar el comienzo de una dependencia emocional; la cual nunca es saludable.

Además la dependencia emocional puede también incluir posesión, celos, miedo a ser rechazado y ansiedad ante la separación.

Aunque las ganas de estar juntos todo el tiempo implican una señal natural en la fase del enamoramiento, es bueno intentar controlarlo un poco y seguir realizando actividades que te gusten y de forma individual.

7- Se fantasea con planes de futuro juntos

Cuando se está enamorado, se espera que la relación así como el estado de enamoramiento, sean para toda la vida. Es todo tan idealizado y tan bonito que es normal sentir que quieres que la sensación sea eterna.

Es lógico pensar que aquello que nos hace sentirnos bien, queremos tenerlo siempre cerca.

Además, el hecho de querer construir un futuro juntos está ligado a querer crecer también a nivel individual pero de la mano de esa persona.

8- La persona enamorada siente que podría hacer cualquier cosa por el otro

Cuando nos enamoramos, aumenta nuestra capacidad de entender lo que siente el otro de forma que podemos llegar a sentir que tanto la alegría, como la tristeza, o cualquier otro sentimiento y/o estado como si fueran propios.

Esto significa que nuestra capacidad de ser empáticos aumenta, y al sentir lo que siente el otro y comprender sus emociones, sentimos que haríamos cualquier cosa por ver bien a la persona de la cual estamos enamorados.

9- Cambiamos cosas de nosotros para gustarle más a esa persona

Si, tal y como lo lees. Nos dejamos un poco de lado a nosotros mismos, para modificarnos y así acercarnos más al ideal que creemos que nuestra pareja busca.

Las cosas que pueden modificarse pueden abarcar desde las prioridades que se tienen en el día a día, hasta cambiar la forma de vestir e incluso realizar gestos que antes no se realizaban.

El vocabulario que empleamos, así como los valores que se tenían anteriormente son también elementos de los que nos componemos que pueden verse modificados por el simple hecho de querer cautivar más a la persona que nos gusta.

La tendencia puede marcarse hacia el ideal que plantea la persona de la cual nos enamoramos, o bien hacia intentar parecernos más a ella en cuanto a gustos y forma de ser.

10- El enamoramiento se vive como una implicación de exclusividad

Normalmente el enamoramiento se acopla con la posesividad. Se basa en la idea y el deseo de que la persona de la que estamos enamorados solo esté con nosotros.

La implicación de la posesión sobre el otro y el deseo de exclusividad durante la etapa del enamoramiento nos asegura como especie seguir sobreviviendo, ya que el organismo y sus impulsos se regulan de forma que el cortejo con la pareja no se interrumpa hasta que no se produzca la concepción.

11- La unión va más allá de la sexualidad

Cuando las personas se enamoran, la unión emocional es más importante que la sexual. Aunque existe atracción sexual y un aumento de libido al estar con esa persona o pensar en ella, no solo se busca mantener relaciones sexuales, sino que se tiene el deseo y la necesidad de mantener un lazo emocional receptivo con la persona elegida.

En el estudio de Fisher se comprobó que el 64% de las personas no estaban de acuerdo con la idea de que el sexo es lo más importante en las relaciones de pareja.

Es importante tener en cuenta que la etapa del enamoramiento no dura eternamente en la pareja, y que forma parte de una de las etapas que se dan en una relación sentimental. Pero aun cuando las señales anteriores desaparecen en una determinada relación, otras fases diferentes la siguen en las que se sigue sintiendo amor por la pareja aunque de una forma menos intensa.

La fase inicial de las relaciones de pareja, está acompañada de una intensidad que para el organismo es imposible mantener a lo largo del tiempo. Por lo que no sentir los 11 síntomas anteriormente mencionados a lo largo de los años, no quiere decir que no exista amor entre la pareja, sino que la fase de enamoramiento en su estado inicial ha finalizado.

¿y tú que sientes cuando te enamoras?

COMPARTIR
Graduada en psicología por la universidad de Sevilla. "lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatártelo"

6 Comentarios

  1. Buenas tardes.
    Yo no he sentido ningún síntoma. Entonces, ¿no estoy enamorada?
    Mándeme un mensaje, por favor.
    Gracias.

  2. Entonces si estoy enamorado de un chico pero, cuando no lo veo me duele el pecho y las ganas de estar con el, cuando estoy cerca me sudan las manos y no paro de temblar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here