Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación (SAAC)

Los Sistemas Aumentativos y Alternativos de comunicación (SAAC en adelante) son aquellos dispositivos o sistemas que ayudan y permiten a personas con dificultades en la comunicación poder relacionarse y llevar a cabo una interacción eficaz.

A través de los SAAC, las personas con dificultades son capaces de manifestar aquello que piensan, sienten, desean, son capaces de tomar decisiones y de interactuar de manera eficaz con el entorno en el que se desenvuelve.

Sistemas  Aumentativos y Alternativos de Comunicación

Es importante distinguir, asimismo, entre los Sistemas Aumentativos y los Sistemas Alternativos, dado que aunque los englobamos bajo el mismo título, son distintos y su uso también lo es.

  • Los Sistemas Aumentativos de comunicación son aquellos que complementan al lenguaje oral en aquellas personas que no pueden utilizar de manera única el lenguaje oral para poder comunicarse con el entorno. De este modo, utilizan tanto el lenguaje oral como el Sistema Aumentativo de comunicación.
  • Por su parte, los Sistemas Alternativos de comunicación son aquellos que sustituyen al lenguaje oral, de manera que es la vía de comunicación para personas con dificultades.

Podríamos definirlos como formas o maneras distintas de expresarse al lenguaje oral y que tienen el objetivo de compensar (sistemas alternativos) o aumentar (sistemas aumentativos) las dificultades que presentan algunas personas en el lenguaje y la comunicación.

Los SAAC tienen algunas características que es importante conocer y por las que se les considera sistemas de comunicación.

Por ejemplo, ha de ser un conjunto estructurado de códigos no vocales que se enseñan a través de un proceso de instrucción específico.

Además, debe permitir a las personas la capacidad de representación y debe servir para la comunicación con otras personas. Cuando hablamos de comunicar nos referimos a que debe ser espontánea, generalizada y funcional.

¿Quién hace uso de los SAAC?

Es importante tener en cuenta que los SAAC son esenciales para el desarrollo de muchas personas con discapacidad. La comunicación es esencial para cada uno de nosotros, para integrarnos y para desarrollarnos plenamente.

Tanto para acceder al conocimiento, como para relacionarnos con otras personas, para poder disfrutar socialmente y participar… necesitamos la comunicación. Y si la comunicación oral está mermada, todas estas actividades podrían verse dificultadas para muchas personas.

Por todo ello, aquellas personas con discapacidad que no han desarrollado el lenguaje oral de manera satisfactoria, se pueden utilizar los SAAC para lograr dichos objetivos.

Son una oportunidad ofrecida a las personas con discapacidad para que estén en igualdad de oportunidades frente a personas que no presentan dificultades en la comunicación.

De igual modo, es importante tener en cuenta que la persona que utiliza un SAAC no tiene por qué presentar discapacidad de tipo sensorial ni tiene por qué tener una discapacidad intelectual. Esta es una creencia errónea que tiene mucha gente y que es fruto de la desinformación.

Como ya hemos comentado, cualquier persona con dificultad de acceso al lenguaje oral puede hacer uso de los SAAC. Sin embargo, por nombrar algunas de las causas que pueden llevar a la persona a utilizarlo, podríamos hablar de:

Es importante destacar que cuando una persona hace uso de los SAAC no queremos decir que no pueda, al mismo tiempo, seguir trabajando para rehabilitar el lenguaje oral.

Algunos ejemplos de SAAC

Existen diversos y múltiples sistemas, recursos y dispositivos que ayudan y favorecen la comunicación y la interacción en personas que tienen dificultades para comunicarse de manera oral.

El objetivo de todos ellos es mejorar la calidad de vida de las personas y favorecer su independencia y su autonomía personal.

Los SAAC incluyen el uso de productos de apoyo, así como también sistemas de símbolos gráficos y gestuales. Cuando nos referimos a los productos de apoyo, se incluyen tanto recursos de tecnología (por ejemplo, ordenadores o tablets) y también recursos que no son tecnológicos (por ejemplo, libros comunicativos).

Además, para poder acceder a estos recursos (bien sean tecnológicos o no), también se necesitan a veces otros instrumentos que podemos denominar productos de apoyo al acceso (teclados o ratones, por ejemplo).

Clasificaciones SAAC

Encontramos distintas clasificaciones dentro de las SAAC; por poner algunos ejemplos, podemos nombrar la de Lloyd y Karlan (1984), quienes distinguen entre los sistemas de comunicación sin ayuda o los que precisan ayuda.

  • Así, entre los primeros, los no asistidos o sin ayuda, encontramos aquellos para los que no se requiere ningún aparato o material. Como ejemplos, podríamos nombrar la lengua de signos, los gestos o el Cued Speech (palabra complementada).
  • Dentro del segundo grupo, que precisa de ayuda, podemos encontrar el Braille, las fotografías, el sistema Bliss o el sistema SPC (Sistema Pictográfico de Comunicación).

Presentan ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, los que no precisan de ayuda son más manejables; sin embargo, precisan mayor capacidad física.

Por su parte, los que precisan ayuda son más permanentes en el tiempo y facilitan en mayor medida la comprensión pero requieren materiales para poder hacerlo, lo que podría considerarse una desventaja.

Si distinguimos entre sistemas gráficos y sistemas gestuales, podremos clasificar también los SAAC.

  • Dentro de los gestuales podemos encontrar los gestos, los signos o el lenguaje signado. No se consideraría aquí la lengua de signos por su carácter de idioma natural.
  • Dentro de los sistemas gráficos podemos encontrar fotografías, pictogramas… Quizá el más utilizado sea el Sistema Pictográfico de Comunicación.

Por su parte, dentro de los apoyos podemos encontrar los tableros de comunicación o los libros. Los primeros son básicos y son superficies donde las personas pueden poner el material (bien sean palabras, fotografías o pictogramas) y los segundos cuando se dan en distintas páginas.

Cuando hablamos de apoyos tecnológicos, encontramos ordenadores, tablets o comunicadores electrónicos que permiten comunicarse y personalizar los símbolos para cada persona, adaptando además la manera en la que se accede a ellos. Hay personas que necesitan ratones, teclados, etc.

Evaluación e intervención con Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación

Algunos criterios a la hora de la evaluación para decidir si una persona debe utilizar un SAAC y cuál es el más adecuado para cada caso, podemos decir, a grandes rasgos, que en todos los casos es esencial empezar cuanto antes a utilizar el sistema SAAC, ya que prevenimos así la falta de comunicación que pudiera surgir.

Asimismo, es recomendable también en todos los casos que en los distintos contextos en los que la persona con dificultades de la comunicación se exprese, utilice los mismos sistemas.

Deben colaborar también los padres o personas con las que el menor (en el caso de que así lo sea) se desarrolle, ofreciendo interés, orientación y participación.

Suelen ser los padres del menor los que deciden que éste, ante las dificultades, comience a utilizar los SAAC. Es importante contar con la participación de los padres porque si consideran que no es útil o eficaz y no se involucran, la comunicación no llegará a buen puerto.

Por su parte, hemos de saber que si bien los SAAC son los medios necesarios para que las personas con dificultades puedan comunicarse y participar en la sociedad de manera activa, sólo éstas no resultan suficientes.

Es necesario, antes de todo, contar con la persona y evaluar qué necesita, qué desea y cuáles son las capacidades que muestra. Una buena evaluación, sin embargo, no puede centrarse sólo en la persona, hay que evaluar también el ambiente.

Se deben ver cuáles son los apoyos con los que cuenta la persona, qué obstáculos presenta, cómo es y cuáles son las características del entorno… todo ello nos ayudará a decidir los sistemas más apropiados para la persona. Sin embargo, esta evaluación debe estar realizándose constantemente.

Cuando hablamos de educar y enseñar en los SAAC a la persona y a su entorno, nos referimos a que tanto la persona como la gente de su alrededor (padres, hermanos, maestros, profesionales…) deben centrarse y formarse para apoyar a la persona.

Se debe intervenir en el entorno natural de la persona que hará uso de los SAAC, también en el familiar y en el educativo, de manera que la persona pueda ver garantizado el acceso a estos sistemas en cualquier área de su vida y en cualquier situación en la que se desenvuelva.

Si hacemos ver a la persona la necesidad de comunicarse y la utilidad de los SAAC para ello, estaremos motivándole a que lo utilice cada vez más, a que sienta que con ellos puede comunicar cosas interesantes, sienta que tiene la habilidad de realizarlo y que las personas de su alrededor se muestran interesadas en lo que quiere contarles.

Ventajas e inconvenientes

Como sistemas de comunicación diferentes al lenguaje oral, tienen ventajas pero también inconvenientes.

Algunas de las ventajas que podríamos señalar es que mejoran las relaciones con otras personas y la intención comunicativa. Además, ayudan a comprender los componentes metalingüísticos del lenguaje o requiere menos exigencias motoras que hablar.

Otras ventajas pueden ser el hecho de que ayuda a las personas a diferenciar palabras que se parecen de manera fonológica y facilitan la comprensión, además de servir de puente para personas que no pueden comunicarse y el lenguaje oral.

Sin embargo, algunos inconvenientes que podemos argumentar son el hecho de que requieren una instrucción específica para poder conocer y comprender el sistema, de manera que puede reducirse el hecho de poder utilizarlo en todo contexto y con toda persona.

¿Qué puedes hacer cuando te comunicas con una persona que utiliza SAAC?

Uno de los mejores consejos que puedes tener en cuenta si interactúas con una persona que haga uso de un SAAC es procurar darle tiempo y respetarlo para que pueda hacer uso del sistema.

En la conversación, cuando intervienen estos sistemas, debes ser paciente y respetar a la persona para que haga uso del tiempo que necesite para poder expresar su mensaje de la mejor manera posible.

Es importante también que no asumas un rol asimétrico ni paternalista, asumiendo que sabes lo que quiere decir la persona o hablando por ella. Debes esperar a que la persona complete su mensaje y debes respetar su turno. Aprender a esperar y a escuchar correctamente es fundamental.

Si no entiendes lo que la persona ha querido decirte a través del SAAC, no te preocupes. Simplemente transmite de manera sincera a la persona que no le has comprendido y pide que te lo vuelva a expresar.

En todo momento dirígete a ella, no lo hagas a través de otras personas. Si tienes en cuenta que la comunicación implica bidireccionalidad y compartir una conversación, tendrás las herramientas suficientes para poder comunicarte con una persona que hace uso de un SAAC.

La persona que utiliza SAAC tiene el deseo de comunicarse contigo y el éxito pasa porque ambas os respetéis y deseéis comunicaros. La persona, aunque se comunique de una manera diferente al lenguaje oral, tiene la oportunidad de conversar mediante estos dispositivos.

Éstos (los SAAC) son muy importantes para la persona, puesto que estos productos de apoyo son los que le ofrecen la oportunidad de comunicarse contigo.

Sin embargo, el papel del interlocutor también es relevante, debes ser abierto y estar motivado a comprenderla y a mantener una conversación. Ten en cuenta que tiene derecho a que la respetes y a comunicarse.

Dado que a nadie se le debe negar el derecho a poder comunicarse con los demás, los SAAC se basan en la idea de que todas las personas tenemos ese derecho, todos tenemos algo que comunicar y comunicamos.

Por todo ello, es necesario que todos tengamos un medio por el que poder comunicarnos que nos permita participar en el mundo que nos rodea. Además, nuestra comunicación debe ser respetada y tenida en cuenta por los demás.

Y por último, debemos poder comunicarnos utilizando el método más útil y cómodo para poder hacerlo.

¿Y tú, conocías los Sistemas Aumentativos y/o Alternativos de Comunicación?

Referencias

  1. Abril, D., Delgado, C., y Vigara, A. (2009). Comunicación aumentativa y alternativa. Ceapat.
  2. Alcantud, F., Soto, F. J. (Coords, 2003). Tecnologías de ayuda y sistemas aumentativos y alternativos de comunicación en personas con discapacidad motora.
  3. ARASAAC (Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa). ¿Qué son los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación? Gobierno de Aragón.
  4. Belloch, C. Recursos tecnológicos para personas con problemas graves de comunicación. Unidad de Tecnología Educativa (UTE).
  5. Belloch Ortí, C. Tecnologías de ayuda: sistemas alternativos de comunicación.
  6. González Rusa, G., López Torrecilla, M. Sistemas alternativos y aumentativos (SAAC).
  7. Instituto Técnico de Estudios Aplicados. Los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación.
COMPARTIR
Licenciada en Psicología, Máster en Psicología Clínica, Máster en Psicología Infantil, Máster en Logopedia. Formación de posgrado en Trastornos de la Conducta Alimentaria, Mindfulness aplicado en la práctica clínica, Trastornos emocionales, Psicología educativa y Tercera edad.Actualmente trabaja en varias clínicas de la ciudad de Valencia, además de formar a padres y educadores en escuelas infantiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here