Temblor Esencial (en manos y brazos): síntomas, causas, tratamientos

El temblor esencial (TE) o essential tremor (ET) en inglés, se trata del trastorno del movimiento más común en los adultos. Es un trastorno neurológico que, a menudo tiene un origen hereditario (Jhons Hopkins Medicine, 2016).

Esta alteración también recibe o ha recibido otras denominaciones en la literatura científica y médica: temblor benigno, temblor familiar o temblor esencial (International Essential Tremor Foundation, 2015).

temblor esencial

A nivel clínico, se caracteriza por la presencia de temblor en manos y brazos durante el movimiento voluntario, aunque también puede aparecer en la cabeza o en la voz (Labiano-Foncubierta y Benito-León, 2013).

Los temblores suelen aparecer cuando la persona afectada realiza una acción voluntaria como comer, beber o escribir (temblor cinético o de acción). Además, también puede presentarse cuando se adoptan diferentes posturas :extender brazos o piernas hacia el exterior, entre otros (temblor postural) (International Essential Tremor Foundation, 2015).

Los temblores, son uno de los síntomas comúnmente referidos en los servicios médicos de neurología, sin embargo, las estimaciones concretas de la prevalencia del temblor esencial varían de una forma considerable entre los países (Labiano-Foncubierta y Benito-León, 2013).

Además, de los temblores a nivel postural o de movimientos voluntarios, en los pacientes con temblor esencial pueden aparecer otro tipo de alteraciones: como déficits motores cerebelosos, alteraciones cognitivas, conductuales y sensoriales (Labiano-Foncubierta y Benito-León, 2013).

A pesar de que no existe una cura definitiva para el temblor esencial, no se trata de una condición neurológica potencialmente normal. A menudo se recomienda la prescripción farmacológica para el tratamiento sintomático y la terapia física para reducir el temblor y mejorar el control muscular (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2013).

¿Qué es el temblor esencia o essential tremor?

El temblor esencial es un tipo de trastorno que afecta al sistema nervioso y produce sacudidas rítmicas e involuntarias. A pesar de que puede afectar a cualquier parte del cuerpo, es más común que se presente en las manos y en los brazos (Mayo Clinic, 2016).

Aunque esta alteración no pone en riesgo la vida de la persona que la padece, el temblor esencial es trastorno progresivo que tienen a agravarse con el tiempo(Mayo Clinic, 2016).

En muchas ocasiones, el temblor esencial está infradiagnosticado ya que se tiende a confundir con el temblor parkinsoniano, psicógeno o distónico (Orphanet, 2011).

Estadísticas

El temblor esencial es el trastorno del movimiento más común. La prevalencia de esta patología se ha estimado en un 2-4% (Orphanet, 2011).

La International Essential Tremor foundation (2012) ha señalado que el temblor esencial afecta a aproximadamente 10 millones de personas en Estados unidos.

Concretamente, se considera que más del 80% de los casos de temblor esencial tiene un origen genético y hereditario(Orphanet, 2011).

El temblor esencial está presente en aproximadamente el 4% de las personas con 40 años o más, y posiblemente en el 20% de los ancianos mayores de más de 95 años de edad (Louis, 2010).

Este trastorno del movimiento puede aparecer y desarrollarse a cualquier edad, sin embargo, es más frecuente en personas con una edad superior a los 40 años de edad (Mayo Clinic, 2016).

Síntomas

Los temblores son movimientos musculares involuntarios y rítmicos que se presentan con balanceo u oscilaciones de diferentes partes del cuerpo. Los temblores son los movimientos involuntarios más comunes y pueden afectar a los brazos, manos cara, cuerdas vocales, tronco y piernas (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2012),

En el caso de los temblores esenciales, estos se refieren a la ocurrencia de un movimiento rítmico e involuntario de las manos y los brazos, especialmente y que se suele manifestar cuando se trata de ejecutar una acción o cuando se adopta una postura o posición específica (Orphanet, 2011).

Por lo tanto, los rasgos más distintivos del temblor esencial son (Labiano-Foncubierta y Benito-León, 2013):

Temblor cinético: movimiento involuntario, rítmico y descontrolado que se produce cuando la persona trata de realizar un movimiento voluntario como escribir o comer.

Temblor postural: movimiento involuntario, rítmico y descontrolado que se produce cuando la persona trata de adoptar una postura específica.

A pesar de que el temblor suele afectar a ambas manos y pies, es posible que uno de los lados se encuentre más afectado que el otro. Además, en algunos casos la cabeza y las piernas también pueden verse afectados (National Organization for Rare Disorders, 2015).

En general, los temblores se caracterizan por (Mayo Clinic, 2016):

– Inicio insidioso en uno de los lados del cuerpo.

– Empeorar con el movimiento.

– Afectan preferentemente a las manos.

– Pueden incluir movimientos en la cabeza de “si-no”,

– Pueden empeorar con el estrés emocional, el cansancio, la cafeína o las temperaturas extremas.

Aproximadamente en el 90% de los casos de pacientes con temblor esencial presentan un curso clínico inicial caracterizado por el temblor en los miembros superiores, afectando en un 41%, en un 18% a la voz, 14% los miembros inferiores, un 7% la mandíbula y de forma menos frecuente al tronco y a la lengua (Bermejo Velasco, 2007).

Por otro lado, algunas personas describen la presencia de “temblores internos”, una sensación de temblor general del cuerpo. En casos más graves, también aparece el temblor de reposo, cuando el cuerpo está relajado (National Organization for Rare Disorders, 2015).

Los temblores son progresivos, tienen a empeorar con el paso del tiempo, la tasa de progresión se ha establecido en 1.5-5% cada año (National Organization for Rare Disorders, 2015), dando lugar a una discapacidad significativa en la realización de actividades de la vida diaria, comer, escribir, aseo persona, conducir, etc. (Louis, 2010).

Además de los movimientos involuntarios, los pacientes pueden presentar una amplia variedad de alteraciones que incluyen (Labiano-Foncubierta y Benito-León, 2013):

Ataxia: déficit de coordinación motora.

Disdiadococinsia: dificultad o impacidad para realizar movimientos alternantes de forma acelerada.

Alteraciones oculomotoras.

Alteración del nivel atencional, función ejetuvia, memoria, fluencia verbal.

Alteraciones relacionadas con procesos demenciales.

– Cambios conductuales: alteraciones en la personalidad, síntomas depresivos, ansiedad.

Alteraciones sensoriales: hipoacusia (déficit auditivo funcional).

Toda esta sintomatología se asocia a una amplia variedad de consecuencias sociales y psicológicas. Además, de los déficits y dificultades para la realización de actividades rutinarias, pueden afectar a la calidad de vida general. Es frecuente que las personas afectadas eviten situaciones sociales o estresantes (National Organization for Rare Disorders, 2015).

Causas

A pesar de que se ha demostrado que la ocurrencia del temblor esencial está asociado a un funcionamiento anormal del cerebelo, actualmente, no se ha conseguido confirmar la ocurrencia de anomalías específicas en esta estructura (International Essential Tremor Foundation, 2015).

Además, más de la mitad de los casos han sido asociados a la presencia de una mutación genética, cuando esto sucede, el temblor esencial es denominado temblor familiar o hereditario (Mayo Clinic, 2016).

Parece ser, que el temblor ensencial es un trastorno autosómico dominante, por lo que cada hijo de una persona afectada presenta un 50% de probabilidad de heredarlo (International Essential Tremor Foundation, 2015).

A pesar de esto, no todas las personas que heredan genes relacionados con el temblor esencial acaban desarrollando esta alteración. Esto sugiere una posible contribución de factores ambientales (International Essential Tremor Foundation, 2015).

Factores de riesgo

Se han identificado algunos factores de riesgo asociados al padecimiento y desarrollo del temblor esencial:

Alteraciones genéticas: existen un componente genético asociado al temblor esencial, aunque no se han señalado anomalías en genes específicos (Mayo Clinic, 2016).

Edad: el padecimiento del temblor esencial es más común en personas que tienen una edad superior a los 40 años de edad (Mayo Clinic, 2016).

Diferencias entre el temblor esencial y el temblor parkinsoniano

Dentro de la amplia gama de síntomas neurológicos, el desarrollo de temblores suele asociarse al padecimiento de la enfermedad de Parkinson, sin embargo, se trata de dos condiciones clínicas diferentes (Mayo Clinic, 2016):

Momento de ocurrencia de los temblores: en el temblor esencia, los movimientos involuntarios suelen presentarse cuando se realiza un movimiento voluntario, mientras que en la enfermedad de Parkinson el temblor se asocia a los estados de reposo.

Condiciones asociadas: en general, el temblor esencial no suele causar síntomas graves en otras áreas. En la enfermedad de Parkinson se asocia con un déficit motórico grave.

Áreas corporales afectadas: en el temblor esencial las áreas corporales más afectadas son las manos, cabeza y voz, mientras que en la enfermedad de Parkinson los temblores comienzan en las manos y se expanden hacia las piernas y otras partes del cuerpo.

Diagnóstico

El procedimiento que se sigue para el diagnóstico del temblor esencial es eminentemente clínico (Labiano-Foncubierta y Benito-León, 2013):

Cuando un paciente acude a un servicio de atención médico con temblores, es fundamental que se realice una exploración física pormenorizada y una anamnesis completa (Labiano-Foncubierta y Benito-León, 2013):

Además, pueden emplearse otras pruebas diagnósticas específicas para descartar otras patologías primarias.

Aunque no existen unos criterios unificados para la emisión del diagnóstico, el Tremor Investigation Group, ha señalado los siguientes puntos (Bermejo Velasco, 2007):

Temblor esencial definitivo: se trata de un temblor postural bilateral, observable y recurrente en los miembros superiores, sin presentar alteraciones neurológicas, fisiológicas, psiquiátricas o tratamientos farmacológicos que puedan explicarlo.

Temblor esencial probable: además de incluir las características del temblor esencial definitivo, puede afectar a otras áreas caporales y estar relacionado con la ejecución de terminadas actividades. Puede ser transitorio.

Temblor esencial posible: se trata de un temblor postural que no está relacionado con condiciones neurológicas significativas.

Tratamiento

Cuando los temblores son leves o no causan molestias funcionales, muchos pacientes optan por no adoptar ninguna intervención terapéutica. Por otro lado, en otros pacientes, los temblores son una fuente importante de discapacidad funcional (Jhons Hopkins Medicine, 2016).

Para el tratamiento sintomático de esta patología existen tanto abordajes no farmacológicos como farmacológicos.

Tratamiento no-farmacológico ( Jhons Hopkins Medicine, 2016)

La terapia física, especialmente la dirigida al control muscular, suele reportar numerosos beneficios. Los pacientes refieren un alivio de los síntomas y una mejora de su nivel funcional general.

Además, las técnicas de relajación o el biofeedback pueden ser útiles para el manejo de las situaciones de estrés y ansiedad que, clásicamente suelen empeorar los síntomas del temblor esencial.

Además, la reducción del consumo de algunas sustancias que incrementan los temblores (café, alcohol, etc.), es esencial.

Tratamiento Farmacológico Jhons Hopkins Medicine, 2016)

Los fármacos empleados en el tratamiento del temblor esencial suelen ser bloqueadores adrenérgico o medicamentos anticonvulsivos:

– Primidona

– Propranolol

– Branzodiacepinas

– Inyecciones de toxina botulínica

Referencias

  1. Clinic, Mayo. (2016). Essential tremor. Obtenido de Mayo Clinic: mayoclinic.org.
  2. Healthline. (2016). Temblor esencial. Obtenido de Healthline: es.healthline.com.
  3. IETF. (2015). essential tremor. Obtenido de International Essential Tremor Foundation: essentialtremor.org/about-et/.
  4. Labiano-Fontcuberta, A., & Benito-Leon, J. (2013). Temblor esencial: una actualizacio´n. Med Clin (Barc)., 40(3), 128-133.
  5. Louis, E. (2010). Temblor esencial: ¿un trastorno de degeneración cerebelosa? Rev Neurol, 50(1), 47-49.
  6. NIH. (2013). ssential Tremor Information Page. Obtenido de National Institute of Neurological Disorders and Stroke: ninds.nih.gov.
  7. NORD. (2015). Essential Tremor. Obtenido de National Organization for Rare Disorders: rarediseases.org.
  8. Orphanet. (2011). Temblor esencial hereditario. Obtenido de Orphanet: orpha.net.
  9. Velasco, B. (2007). Tratamiento del temblor esencial. Med Clin (Barc), 129(6), 222-7.
  10. What is Essential Tremor? (2016). Obtenido de Jhons Hopkins Medicine: hopkinsmedicine.org.
COMPARTIR
Graduada en Psicología por la Universidad de Sevilla y estudiante de Máster Estudios Avanzados de Cerebro y Conducta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here