Terapia con Perros: 11 Beneficios Sorprendentes para la Salud

La terapia con perros se usa para mejorar el estado físico, mental, emocional y social de personas sanas o enfermas. El uso sistemático de los perros de terapia se atribuye a la enfermera Elaine Smith.

Smith se dio cuenta de que los pacientes respondían muy bien ante las visitas que realizaba un capellán en hospital donde ella trabajaba, y se percató de que el efecto positivo de esas visitas era provocado por el perro que acompañaba al capellán.

terapia con perros

Tras dicho descubrimiento en el año 1976, Smith elabora un programa para entrenamiento de perros, con la finalidad de visitar instituciones. A partir de ahí comienza a surgir una gran demanda de incluir a los perros como ayuda para los pacientes en diferentes terapias.

Beneficios de la terapia con perros

Mediante investigaciones se ha demostrado que el contacto con nuestros amigos caninos, ayuda a que la persona mejore su estado físico, mental, emocional y social. Además el contacto con estos animales hace que el paciente tenga una mayor receptividad con el tratamiento y que la recuperación sea más temprana.

Por lo que te comentaré a continuación, quizás te darás cuenta de que no hace falta tener patología alguna para poder disfrutar de los perros y sentirnos mejor en presencia de ellos. Seguro que si tienes en casa alguno de nuestros fieles compañeros, sabrás a que me refiero.

En la actualidad, gran cantidad de datos confirman que las mascotas son beneficiosas para la salud psicológica y  pueden aumentar, tanto la calidad de vida como la longevidad del ser humano.

Los efectos psicológicos que tienen estos animales en nosotros los humanos son entre otros:

1- Mejora de las habilidades sociales

El perro de forma general mejora la respuesta de aquellas personas que presentan dificultades a la hora de comunicarse con los demás. Podemos decir que el perro facilita el acercamiento interpersonal.

2- Calma la necesidad de apego físico

La necesidad de contacto es universal en los seres humanos. Estos animales siempre estarán dispuestos a recibir y dar afecto en forma de lametones y caricias. Es por esto que está muy indicado en personas que tienen problemas relacionados con el contacto físico o son introvertidas.

3- Aumenta y mejora la concentración

El perro puede convertirse en un estímulo interesante para personas con dificultad para utilizar la atención sostenida. Añadir que mientras más frecuente sea el acercamiento perro-humano, se irá creando un vínculo más fuerte.

4- Aumento y mejora de la confianza

Al tener un compañero con quién compartir vivencias, la seguridad en uno mismo es mayor, teniendo así el paciente un buen autoconcepto de sí mismo en cuanto a la capacidad de conseguir metas y adaptarse al entorno.

5- Adiós a la soledad

La compañía del peludo amigo, hace disminuir el sentimiento de tristeza provocado por sentirnos solos.

6- Mejora la empatía

Aunque el perro es un animal increíble, no tiene capacidad de habla. Es por esto que pasa entender a nuestro animal de compañía debemos ser capaces de interpretar señales expresivas propias de estos animales. Esto conlleva un buen desarrollo de la empatía como habilidad social.

7- Aumenta la autoestima

Nuestro perro necesita de nosotros para poder sobrevivir. Espera que le demos comida, un techo, cariño, que cuidemos de él. Es por esto que, al necesitarnos, este animal nos proporciona además de un sentimiento de responsabilidad, la sensación de que somos necesarios para satisfacer las necesidades del animal.

Además nuestro perro nos quiere tal y como somos, por lo que nos sentimos totalmente aceptados, haciendo que además de nuestra autoestima mejore nuestro propio autoconcepto.

Pero es que además, por si no fuera poco, estos animales también traen consigo beneficios fisiológicos, algunos  de ellos son los que te comento a continuación:

8- Pueden detectar el cáncer

Si, como lo lees, estos animales como ya sabrás tienen un sentido del olfato envidiable para muchas otras especies, y uno de los beneficios más curiosos que nos aportan es la detección de células malignas.

En un estudio de caso publicado por la revista The Lancet en 1989, se puede leer como el paciente en cuestión reportaba que su perro solía oler constantemente un lunar que tenía en la pierna, en alguna ocasión incluso intentó morder la lesión como tratando de arrancarla.

El paciente cuenta, que al ver el comportamiento de su fiel compañero, decide acudir al médico para que le revisaran el lunar, siendo el diagnóstico desfavorable ya que se trataba de un melanoma maligno.

Se han dado muchos casos acerca de esta peculiar capacidad de la trufa de los perros, detectando éstos, no solo cáncer de piel, sino otros tipos de cáncer como vejiga, pulmón, mama, ovario, colon…

9- Hacen a sus dueños mantenerse activos

Los perros tienden a pedir un paseo o jugar con sus dueños más a menudo que otros animales domésticos.

De acuerdo con un estudio realizado en la universidad de Victoria de Canadá en 2006, las personas con perros, caminan un promedio de 300 minutos por semana, frente a las personas sin perro, que tienen un promedio de tan solo 168 minutos.

Incluiríamos pues, los beneficios que nos aporta el realizar ejercicio físico, y dejar de lado el sedentarismo.

10- Los perros son mejor que la medicina

De acuerdo con un estudio realizado por el British Journal of Health en 2004, en personas que tienen perro, tienen el colesterol más controlado, la presión arterial más baja, menos ataques de corazón, así como un menor número de problemas médicos que aquellas personas que no tienen esta mascota en casa.

11- Hacen a nuestros hijos crecer más fuertes

Tener un perro en casa, puede ser muy beneficiosos para tu hijo. De acuerdo con la revista científica Science Daily, los niños que crecen con un perro en casa son propensos a tener menos alergias y eczemas, que aquellos niños que no tienen perro. Además estos niños se ponen menos enfermos, y disfrutan de un buen nivel inmunológico.

¿En qué trastorno está más indicado?

Hasta este punto, has podido leer que los perros pueden beneficiar a cualquier persona, aunque el artículo va encaminado hacia la terapia asistida con perros, por lo que a continuación te explicaré en que casos está indicado trabajar y hacer terapia con estos animales:

  • Desórdenes del espectro autista: Los perros pueden motivar y reforzar determinadas conductas, además de catalizar emociones y fomentar la socialización. Además mejoran y aumentan las habilidades sociales, la atención, la concentración, la comunicación y la autoestima. Aumentar y mejorar estos aspectos en personas que padecen trastornos del espectro autista, hace que relacionemos directamente a los perros con un sistema de ayuda, abordaje e intervención para mejorar la calidad de esos pacientes.
  • Cáncer: anteriormente has podido leer que los perros tienen la capacidad de detectar tumores malignos. Es por esto que aquellas personas que padecen o han padecido de cáncer, pueden beneficiarse de su compañía, ya que al realizar una detección precoz, el éxito del tratamiento puede ser más elevado.
  • Enfermedad del corazón: según la Asociación Americana de Corazón (AHA), tener perro reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca. Puede que la relación entre la disminución del riesgo y el perro, se halle en la práctica de ejercicio físico con él, y la disminución de la frecuencia cardiaca, así como la presión arterial cuando el perro está con su dueño.
  • Demencia: Los perros que están entrenados para ayudar a personas que padecen demencia son excelentes compañeros para ellos, ya que la finalidad del entrenamiento es avisar a la persona, así como hacerle recordar cosas que son importantes para ella. Por ejemplo la toma de alguna pastilla, levantarse de la cama, avisarlos de alguna alarma.
  • Los trastornos del desarrollo: el animal puede ayudar a personas con este tipo de problemas. El paciente se verá beneficiado por alguna cualidad del perro, relacionada con una mejoría o ayuda directa para su trastorno. Por ejemplo, si hablamos de una persona que tenga síndrome de Down, lo que el perro puede aportarle tiene su base en la mejoría de atención, el control de impulsos y el desarrollo de la comunicación verbal.
  • Los trastornos psiquiátricos: En este caso, el hecho de que una persona con este tipo de patología una de las cosas que puede aportar un can es el hecho de tener que cuidar de él. Los perros que ayudan a estas personas están entrenados de forma que sus dueños puedan ayudarlos aún con sus propias dificultades. Los bañan, los cuidan, los alimentan; y eso les hace sentir que si pueden cuidar de alguien más, pueden cuidarse ellos mismos. Además el hecho de pasar tiempo con su perro, hace que se descentre la atención en el trastorno que padecen, entre otras cosas.
  • Trastornos emocionales y conductuales: por los beneficios psicológicos que se describieron más arriba, los perros hacen que la sintomatología de los trastornos emocionales y conductuales mejoren o remitan. Nos referimos a beneficios como promover la empatía, la compañía, el control de impulsos y el aumento de autoestima.
  • Dolor crónico: El animal puede ayudar en diversas tareas en las que el paciente se ve incapacitado por el dolor, como por ejemplo cargar objetos o traerlos, realizar tareas sencillas que pueden proporcionar a la persona un alivio en cuanto a disponer de una ayuda extra para llevarlas a cabo. Además el hecho de crear un vínculo de apego y cariño persona-animal, hace que al estar en contacto y proximidad con él, el cerebro segregue endorfinas, que sobre el organismo tienen un efecto analgésico natural.

¿Qué razas de perro están más indicadas para la terapia asistida con perros?

Aunque lo comentado en el artículo hace referencia a los perros en general, existen en concreto 10 razas que están más indicadas que las demás para realizar terapia con animales.

  1. Labrador Retriever: Esta raza se caracteriza por su inteligencia y comportamiento apacible. Suelen ser confiados y amigables con las personas con las que acaban de conocer. Es una raza fácil de entrenar y además de muy obediente.
  2. Pastor alemán: Son perros muy polivalentes en cuanto a la finalidad para la que pueden ser entrenados. Priman por su lealtad y su cuidado a la hora de relacionarse con los humanos.
  3. Galgo: Estos animales son conocidos por su gran velocidad, pero también por su tranquilidad y afectividad hacia sus dueños. Tienen además una especial sensibilidad por sonidos que son difícilmente perceptibles para el oído humano y como dato curioso dicen que es una raza que apenas ladra.
  4. Beagle: es una raza de tamaño pequeño conocido por sus largas orejas. Son activos, y muy amables con gente nueva además de tender a llevarse bien con otros animales.
  5. Rottweiler: Aunque se tiene la creencia de que es una raza peligrosa, en realidad es muy tranquilo y sociable con las personas. Tienen una actitud calmada, de confianza y son muy inteligentes.
  6. San Bernardo: Una de las mejores cualidades de esta raza relacionadas con la terapia es su piel, ya que la capa de su dermis es gruesa y este perro al tacto resulta esponjoso. Son muy protectores y obedientes, así como pacientes.
  7. Carlino: de tamaño pequeño y ojos grandes. Son muy energéticos y tienen tendencia a complacer a sus dueños, por lo que les encanta regalar mimos y cariño.
  8. Bulldog francés: esta raza caracterizada por sus orejas de murciélago, es una raza cariñosa y pacífica. Suelen disfrutar de la tranquilidad y el sosiego. Su pequeño tamaño hace que sea una raza adecuada para convivir con ellos en recintos con espacio moderado.
  9. Perro de agua o turco andaluz: esta raza de pelo rizado, se caracteriza por su inteligencia y por su rápido aprendizaje. Son usados por policías y bomberos en tareas de rescate. Tiene buena relación con las personas y con otros perros, y se puede ver en ellos un carácter alegre y activo.
  10. Pomerania: es una raza muy pequeña. No necesitan mucho ejercicio físico por lo que son adecuados para personas con movilidad reducida. Son muy leales con sus dueños, y aportan todo el amor que puedan dar.
COMPARTIR
Graduada en psicología por la universidad de Sevilla. "lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatártelo"

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here