Terrores Nocturnos: Síntomas, Causas, Tratamientos

Los terrores nocturnos son interrupciones similares a las pesadillas, pero mucho más dramáticas. Afectan especialmente a los niños, aunque también se pueden dar en adultos y bebes.

Se caracterizan por una serie de síntomas durante el sueño: gritos, sudores, alteraciones y altas tasas cardíacas.

terrores nocturnos

Aunque los síntomas se pueden parecer a las pesadillas, se dan durante la fase SOL (sueño de ondas lentas), y por tanto no están producidos por sueños.

Si se observa a un niño que tiene un terror nocturno, parece aterrado, aunque a diferencia de lo que ocurre con las pesadillas, al día siguiente no se suelen acordar. Por otra parte, es complicado despertarlos cuando los tienen.

Se calcula que el 5% de los niños pueden experimentar esas parasomnias, llegando al 1% de los adultos.

¿Cuándo ocurren los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos se dan durante una etapa de sueño normal se dan una serie de fasesCada fase se asocia con un determinado tipo de actividad cerebral y los sueños ocurren en la fase REM.

Los terrores nocturnos ocurren durante la etapa de fase no-REM llamada SOL (sueño de ondas lentas), por lo que técnicamente no es un sueño o una pesadilla. Más bien se trata de una reacción repentina de miedo que ocurre durante la transición de una fase de sueño a otra.

Normalmente ocurren después de 2-3 horas de que el niño se va a dormir, en la transición de la fase profunda SOL a la fase ligera REM.

Terrores nocturnos en niños

Los terrores nocturnos en niños suelen ocurrir entre los 3 y 12 años, con un pico de intensidad a los 3 años y medio de edad.

Se calcula que aproximadamente el 5% de los niños los experimentan y son afectados tanto niños como niñas. Normalmente se resuelven solos durante la adolescencia.

En los niños menores de 3 años y medio, la mayor frecuencia suele ser de un terror nocturno a la semana. En otros niños suelen ocurrir una vez al mes.

Un pediatra puede ayudar a estos niños realizando una evaluación pediátrica durante la que se excluyan otros posibles trastornos que puedan estar provocándolos.

Terrores nocturnos en adultos

Los terrores nocturnos en adultos pueden ocurrir a cualquier edad.

Los síntomas son parecidos a los de los adolescentes, aunque las causas, tratamiento y pronóstico son diferentes.

En adultos, los terrores nocturnos pueden ocurrir cada noche si no se duerme lo necesario, no se lleva una dieta adecuada o si están ocurriendo acontecimientos estresantes.

En adultos este trastorno es mucho menos común y a menudo se corrige siguiendo un tratamiento o mejorando los hábitos del sueño y el estilo de vida.

Actualmente se considera un trastorno mental y se incluye en el DSM.

Un estudio llevado a cabo con adultos con terrores nocturnos encontró que compartían otros trastornos mentales. También hay evidencia de una relación entre terrores nocturnos e hipoglucemia.

Al ocurrir un epidsodio, la persona se puede levantar gritando o pataleando, pudiendo incluso salir de la casa, lo cual puede guiar a acciones violentas.

Se ha encontrado que algunos adultos que han recibido una terapia intratecal de larga duración muestran síntomas parecidos, como sentimientos de terror en las etapas tempranas del sueño.

Síntomas de los terrores nocturnos

Las pesadillas y los terrores son distintos:

  • Una persona que tiene una pesadilla se despierta y recuerda detalles.
  • Una persona con un episodio de terror nocturno permanece dormido. Los niños no recuerdan nada y los adultos pueden recordar algo.
  • Las pesadillas suelen ocurrir en la segunda mitad de la noche y los terrores en la primera mitad.

Estos son los síntomas típicos de un episodio:

  • Gritar.
  • Patalear.
  • Sudar y respirar rápidamente.
  • Sentarse en la cama.
  • Ser difícil de despertar y si se despierta, estar confuso.
  • Mirar a los ojos fijamente.
  • Salir de la cama y correr por la casa.
  • Cometer comportamientos violentos (más común en adultos).
  • Ser inconsolable.

Causas

Los terrores nocturnos ocurren normalmente por una sobreactivación del sistema nervioso central (SNC) durante el sueño, lo cual puede ocurrir porque el SNC esta aún madurando.

Aproximadamente el 80% de los niños que tienen este trastorno tienen algún familiar que también ha experimentado una alteración del sueño similar.

Los terrores se observan en niños que:

  • Están cansados o estresados.
  • Toman nuevas medicaciones.
  • Duermen en un nuevo ambiente alejados de casa.

Diagnóstico

Este trastorno se suele diagnosticar basándose en la descripción por el paciente de los acontecimientos o síntomas.

El profesional puede hacer pruebas psicológicas o físicas para identificar qué condiciones pueden contribuir o qué otros trastornos coexisten.

Si el diagnóstico no esta claro, se pueden utilizar otras técnicas:

  • Electroencefalograma (EEG): mide la actividad cerebral.
  • Polisomnograma: es una prueba que mide el ciclo vigilia-sueño. Mide la actividad cerebral (electroencefalograma), el movimiento de los músculos (electroculograma), el movimiento de los ojos (electro-oculograma) y los movimientos del corazón (electrocardiograma). Para esta prueba se pasará una noche en un centro médico.
  • Imagen por resonancia magnética no se necesita normalmente.

Criterios diagnósticos según el DSM-IV

A) Episodios recurrentes de despertares bruscos, que se producen generalmente durante el primer tercio del episodio de sueño mayor y que se inician con un grito de angustia.

B) Aparición del miedo durante el episodio y signos de activación vegetativa de carácter intenso, por ejemplo, taquicardia, taquipnea y sudoración.

C) El individuo muestra una falta relativa de respuesta a los esfuerzos de los demás por tranquilizarse.

D) Existe amnesia del episodio: el individuo no puede describir recuerdo detallado alguno de lo acontecido durante la noche.

E) Estos episodios provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral, o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

F) La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o de una enfermedad médica.

Tratamiento de los terrores nocturnos

El tratamiento para terrores nocturnos que no son frecuentes no suele ser necesario.

Para los padres es estresante, aunque en realidad el niño no sufre daños. 

Un padre o una madre puede simplemente devolver al niño a la cama e intentar relajarle hablándole, y a menudo el episodio termina por si solo.

Cachetear o gritar al niño puede empeorar el episodio.

Si este trastorno causa un malestar significativo, se puede requerir un tratamiento.

Las opciones son:

  • Mejorar hábitos del sueño: a veces dormir más tiempo y establecer horarios para despertarse y levantarse resuelven los episodios.
  • Resolver el estrés: si el niño sufre estrés puede tener más episodios. En este caso se pueden eliminar las fuentes de estrés o realizar terapia cognitiva o técnicas de relajación.
  • Resolver otras condiciones médicas: puede que los terrores estén asociados a otras alteraciones del sueño como apnea del sueño.
  • Medicación: raramente se utiliza en niños. En casos extremos benzodiacepinas o antidepresivos triciclicos puden ser efectivos.
  • Despertares programados: es una terapia que ha demostrado curar los terrores en 9 de cada 10 niños. Requiere que el niño se despierte 15-30 minutos antes del momento en que suele ocurrir el terror para para romper el ciclo de sueño y prevenir el episodio. 
  • Asegurar el ambiente: para prevenir lesiones, cerrar ventanas y puertas antes de dormir. Bloquear puertas o escaleras y retirar elementos peligrosos como cables o cristales.

Factores de riesgo

Suelen ocurrir en familias que han tenido terrores nocturnos u otras alteraciones del sueño.

Algunos adultos con terrores tienen también un historial de trastornos de ansiedad o del estado de ánimo.

Complicaciones 

Puede darse varias complicaciones:

  • Somnolencia diurna.
  • Dificultades en trabajo o escuela.
  • Malestar familiar.
  • Lesiones.

¿Cuál es tu experiencia con los terrores nocturnos? 

Referencias

  1. Hockenbury, Don H. Hockenbury, Sandra E. (2010). Discovering psychology (5th ed.). New York, NY: Worth Publishers. p. 157. ISBN 978-1-4292-1650-0.
  2. Bjorvatn, B.; Grønli, J.; Pallesen, S (2010). “Prevalence of different parasomnias in the general population”. Sleep Medicine 11 (10): 1031–1034.
  3. Association, published by the American Psychiatric (2000). DSM-IV-TR : diagnostic and statistical manual of mental disorders. (4TH ed.). United States: AMERICAN PSYCHIATRIC PRESS INC (DC). ISBN 978-0-89042-025-6.
  4. Bevacqua, B.K.; Fattouh, M.; Backonja, M. (2007). “Depression, Night Terrors, and Insomnia Associated With Long-Term Intrathecal Clonidine Therapy”. Pain Practice 11 (1): 36–38. doi:10.1111/j.1533-2500.2007.00108.x.
  5. Lask, B (Sep 3, 1988). “Novel and non-toxic treatment for night terrors.”. BMJ (Clinical research ed.) 297 (6648): 592. doi:10.1136/bmj.297.6648.592. PMC 1834533. PMID 3139223.
  6. Fuente imagen 1.
COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Dreamer, apprentice, traveler, curious. Fundador de Lifeder.com.

6 Comentarios

  1. Gracias por la información, yo creo que todos pasamos en algún momento por eso, mi hija de 6 años le pasa a veces y si se sienta dormida o habla sin sentido y la vuelvo acostar…. la refirieron para un neurólogo pediatra para practicarle un electro… ya que ella tampoco duerme de día sólo de noche y a veces le pasa estos terrores nocturnos..
    Gracias amigo..

  2. Mi esposo sufre de terrores nocturnos más bien no son muy seguidos…
    Algo q ayuda a calmarlo es hablarle suavemente y le aseguro que no hay nada malo, le frotó el brazo y el rápidamente vuelve a dormir.
    En el artículo menciona que dormir mal es probablemente una de las razones me pareció muy interesante porque justo ayer estuvo con insomnio y hoy por la noche tuvo un episodio….. Gracias por la información lo tendré en cuenta.

  3. Hola..estoy confundida.. mis síntomas son dificultad para despertar aunque estoy conciente.. sacudo todo el cuerpo y la cabeza hastá lograr despertar. Es muy confuso.. parece una convulsión solo que luego logro despertar aturdida y confundida. Es muy feo..
    Por favor ayuda… gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here