Los 2 Tipos de Anorexia y sus Características

Existen dos tipos de anorexia con síntomas distintos: anorexia de tipo restrictivo y anorexia de tipo purgativo. “Anorexia” significa, literalmente, falta de apetito, y se trata de un síntoma que puede darse junto a otras enfermedades, como un resfriado.

Sin embargo, cuando la persona, lejos de presentar una falta de apetito, controla la ingesta para estar más delgada, es cuando hablamos de anorexia nerviosa. Muchas personas piensan que la diferencia entre la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa es que en el primer caso, las personas simplemente restringen su alimentación, mientras que las segundas presentan atracones y vómitos constantes.

Esta es una concepción errónea de los tipos de trastornos de la alimentación, puesto que existen dos tipos de anorexia nerviosa claramente diferenciados.

Como verás más adelante, una persona con anorexia nerviosa también puede presentar vómitos, atracones y otras conductas más relacionadas con el prototipo de bulimia nerviosa.

Tipos de anorexia nerviosa

-Anorexia nerviosa de tipo restrictivo

Se trata del prototipo que muchas personas tienen en mente cuando se habla de anorexia nerviosa, en la que las chicas bajan su peso únicamente a través del ejercicio físico y la restricción excesiva de comida.

Estas personas tienen el suficiente autocontrol para no dejarse llevar por sus deseos de ingerir alimentos de forma excesiva. De esta forma, no es común de este tipo de anorexia presentar atracones y conductas compensatorias posteriores.

Las características que suelen presentar son:

Son personas perfeccionistas

Se trata de chicas que destacan en muchos sentidos: son guapas, exitosas, con abundantes relaciones sociales, populares y que consiguen todo aquello que se proponen.

Son muy meticulosas y emplean mucho tiempo y esfuerzo en realizar todo de la mejor forma posible.

Son hiperresponsables

Quien presenta este tipo de anorexia nerviosa, como hemos comentado, tiene un autocontrol extremo, que les permite privarse de comida aunque tengan un gran deseo de ingerirla. Este mismo autocontrol se manifiesta en otros ámbitos de su vida, como en los estudios o en el trabajo.

Las chicas anoréxicas de tipo restrictivo suelen presentar un expediente académico impecable, lo cual le lleva a conseguir un puesto de trabajo alto y en el que se le concede mucha responsabilidad.

No obstante, esto se produce en aquellos casos en los que la enfermedad no ha evolucionado mucho o se encuentra en las primeras fases del trastorno, puesto que más adelante, las chicas suelen presentar un deterioro académico o laboral, puesto que la enfermedad deteriora prácticamente todos los ámbitos de su vida.

Rigidez conductual

La falta de espontaneidad es otra característica común de este subtipo de anorexia nerviosa. Como hemos comentado antes, las chicas tienen un excesivo control sobre sí mismas, que llevan a cabo a expensas del disfrute y de la diversión.

Así, este tipo de personas se preocupan más de mostrar una conducta adecuada ante los demás que de disfrutar y divertirse en fiestas u otros eventos sociales.

Sentimientos de ineficacia

A pesar de todo lo que hemos comentado anteriormente sobre el perfeccionismo, la hiperresponsabilidad, etc., estas chicas sienten que deben esforzarse más para alcanzar la perfección.

Cuando cometen algún fallo o error, lo catalogan como excesivamente desagradable e insoportables, afectando negativamente a su autoestima. Nunca se consideran suficientemente buenas, debido a su alta capacidad de autocrítica.

Estos sentimientos de ineficacia personal también se producen porque suelen compararse con las personas de su alrededor, como si estuvieran compitiendo constantemente.

-Anorexia nerviosa de tipo purgativo

Las personas que presentan este subtipo de anorexia nerviosa también presentan un peso por debajo del ideal en cuanto a sus características corporales.

Sin embargo, a diferencia del subtipo comentado anteriormente, las personas que presentan anorexia nerviosa de tipo purgativo llevan a cabo atracones que suelen estar seguidos de conductas compensatorias –vómitos autoprovocados, ingesta de laxantes, diuréticos, etc.-.

Esta es la razón por la que también ha recibido el nombre de anorexia nerviosa de tipo bulímico. Recordemos que la diferencia entre esta enfermedad y la bulimia es que las personas no sufren un peso por debajo del indicado.

Por lo demás, este subtipo de bulimia presenta numerosas similitudes con la bulimia nerviosa (especialmente en lo relativo a las características de personalidad de las personas que lo sufren).

Las características concretas de este subtipo purgativo son las siguientes, principalmente:

Casos de obesidad en la familia

En el subtipo de anorexia nerviosa que estamos describiendo, es común que las personas que lo sufren tengan familiares que han tenido o tienen obesidad.

Sobrepeso premórbido

También se encuentra con frecuencia que las chicas que presentan anorexia nerviosa de tipo purgativo hayan tenido un sobrepeso en el pasado, el cual ha influido en que la persona presente un trastorno de la conducta alimentaria en la actualidad.

Reacciones distímicas frecuentes

Esta característica se refiere a que las personas suelen tener un estado de ánimo depresivo, apático o desanimado. También puede darse, en algunas personas, en forma de irritabilidad.

En numerosas ocasiones, manifiestan que encuentran dificultades para disfrutar de los pequeños placeres del día a día.

Labilidad emocional

Esta particularidad se refiere al hecho de que las personas que presentan este tipo de anorexia nerviosa suelen ser muy inestables emocionalmente. Suelen experimentar sentimientos de tristeza y vacío que se alternan con sentimientos de euforia.

La labilidad o cambios repentinos en el aspecto emocional se plasman en las conductas alimentarias que llevan a cabo, por lo que llegan a perder el control sobre sí mismas de forma frecuente, al igual que no logran controlar sus emociones.

Aquí encontramos, por tanto, una diferencia fundamental con respecto al tipo de anorexia restrictivo, en el que tenían un elevado autocontrol.

Comorbilidad con otras conductas adictivas

En el subtipo purgativo, frecuentemente se dan casos en los que esta adicción a la comida se acompaña de otras adicciones, como al alcohol, tabaco, otras sustancias, etc.

Como puedes ver, los subtipos de anorexia nerviosa comparten algunas características –como causas, bajo peso, etc.- , aunque también tienen numerosas diferencias.

¿Qué es la anorexia nerviosa?

Thin Girl Back

La característica principal de la anorexia nerviosa es el interés por continuar bajando de peso, a pesar de que se encuentran por debajo de su peso ideal.

También deben cumplirse otros criterios ya mencionados, como amenorrea en mujeres –ausencia de al menos 3 ciclos de menstruación- o retraso de la menarquía en chicas prepúberes.

El miedo intenso a engordar y una grave alteración de la imagen corporal también son características que deben estar presentes para diagnosticar un trastorno de anorexia nerviosa.

Se trata, por tanto, de una grave enfermedad mental que suele provocar estragos en el organismo, debido a la inanición que sufren estas personas. Entre los síntomas físicos que pueden llegar a presentarse entre personas con anorexia nerviosa, los más llamativos son:

  • Bradicardia. Esto es, decremento de la frecuencia cardíaca, que puede situarse por debajo de 60 latidos por minuto.
  • Hipotensión, o descenso excesivo de la presión arterial.
  • Crecimiento de pelo lanugo. Se refiere al vello muy fino que aparece en partes del cuerpo inusuales, como la espalda, cuando hay ausencia de grasa. Los fetos presentan este tipo de vello, que cuya función es aislar el cuerpo y protegerlo.
  • Edemas. Puede producirse retención de líquidos en alguna parte del cuerpo.
  • Alteraciones en la piel. Como piel seca.

Causas

Se trata de una enfermedad multifactorial, causada por diversos factores: psicológicos, biológicos, socio-culturales, etc. A continuación explicaremos algunos de los causantes principales que potencian la aparición de la anorexia nerviosa:

Características familiares

El pertenecer a una familia controladora, perfeccionista, en la que la madre toma las riendas de la vida de la hija, son factores desencadenantes de este trastorno.

Asimismo, siempre se ha relacionado más este desorden de la conducta alimentaria con la pertinencia a una familia de clase medio-alta, aunque en los últimos años puede observarse un incremento en todas las clases sociales.

Influencia de la genética

Según los últimos estudios, parece que la anorexia nerviosa puede presentar más factores genéticos de los que se pensaban.

Se ha encontrado, por ejemplo, que la tasa de concordancia entre gemelos monocigóticos es del 70% (el 70% de hermanos gemelos idénticos coinciden en la presencia o ausencia del trastorno), mientras que sólo se da una tasa de concordancia en hermanos gemelos dicigoticos del 20%.

Según afirman algunos estudios, podrían estar implicados diversos genes –además de otro tipo de factores- que influirían en la aparición de esta enfermedad, especialmente el cromosoma 1.

Factores psicológicos

Algunos de los desencadenantes psicológicos que más suelen influir en el inicio y progresión de esta enfermedad son:

  • Baja autoestima.
  • Sentimientos de ineficacia personal y desajuste social.
  • Problemas emocionales: depresión, ansiedad, soledad, etc.
  • Miedo a crecer.
  • Deseo de independencia materna.

Factores socio-culturales

La sociedad actual concede gran importancia al físico, especialmente en el caso de las mujeres, las cuales son percibidas como personas más exitosas y con mayores cualidades positivas cuando tienen una figura esbelta.

Esta presión social está muy presente en el inicio de enfermedades alimentarias, puesto que las chicas van asimilando esta idea y comienzan a conceder una importancia excesiva al físico.

Así, se encuentra que las chicas son las que más problemas en relación a la alimentación presentan, sobre todo en edades comprendidas entre 10-30 años –estas edades varían según los trastornos específicos de la conducta alimentaria-.

Curso y pronóstico de la anorexia

Tanto el curso de esta enfermedad como el pronóstico de la misma son muy variables, puesto que depende de múltiples factores, como ya se ha ido viendo. Un seguimiento exhaustivo del paciente y una edad de inicio precoz del trastorno se consideran elementos favorables para la recuperación.

Por otra parte, algunos de los factores que empeoran el pronóstico son:

Además, encontramos que, desgraciadamente, entre un 5 y 25% de casos en los que presentan anorexia nerviosa terminan en muerte –la mayoría debido a la desnutrición o consecuencias de ésta, aunque en otros casos son causados por conductas suicidas-.

Referencias

  1. García-Camba, E. (2001). Avances en trastornos de la conducta alimentaria: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, obesidad. Masson.
  2. López, C. M., & Pediatría, B. (2012). Trastornos de la conducta alimentaria.
  3. Madruga Acerete, D., Leis Trabazo, R. y Lambruschini Ferri, N. Trastornos del comportamiento alimentario: Anorexia nerviosa y bulimia.
  4. Sánchez, K. G., Velilla, P., Jiménez, V., & Zaragozano, J. F. (1999). Trastornos de la conducta alimentaria. Medicine, 7(132), 6234-6239.
COMPARTIR
Licenciada en Psicología y Máster en Terapia de Conducta y Salud

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here