Los 11 Tipos de Psicólogos y sus Funciones

Los tipos de psicólogos principales son: experimentales, clínicos, psicoterapeutas, del desarrollo, educativos, neuropsicólogos, del trabajo, sociales, forenses, del deporte y sexólogos.

La psicología es una ciencia que está dedicada al estudio de los procesos que ocurren a nivel mental y del comportamiento humano. Por lo que hay que tener en cuenta que las personas no solo utilizan esos procesos mentales en un ámbito de la vida, sino que estamos continuamente haciendo funcionar a nuestro cerebro hagamos lo que hagamos y allá donde vayamos.

tipos-de-psicologos

Es por esto, que la psicología no solo puede tener un ámbito de aplicación clínico, ya que existen otras áreas y contextos en los que el conocimiento de un psicólogo puede ser de mucha ayuda.

Los psicólogos durante su paso por la formación universitaria son informados acerca de qué tipos de especialidades pueden desarrollar una vez finalicen los estudios básicos en la facultad. A veces, los psicólogos no solo se dedican a una de las variantes de la psicología, sino que pueden compaginar sus conocimientos en diversos contextos y con diferentes funciones.

Debes entender que la psicología tiene múltiples maneras de ayudar en el día a día de las personas. Las situaciones son muy diversas y la intervención que realiza el profesional difiere mucho de un campo de actuación de otro.

A continuación, te muestro una lista de 11 tipos de psicólogos que existen para que te hagas una idea de hasta donde abarca la mencionada profesión.

11 Clases de psicólogos

1- Psicólogos experimentales

Los psicólogos dedicados a la investigación, tienen como función principal realizar los experimentos oportunos para añadir más conocimiento a la ciencia de la psicología.

Puede que dichos psicólogos estén formados en investigación y que los temas sobre los que trabajan sean de diversa índole. Sin embargo, también se da el caso de psicólogos que se especializan en un determinado campo y después realizan una labor de investigación adaptada a aquellos conocimientos que tienen más afianzados.

Lo comentado en el párrafo anterior es importante, ya que existen muchos psicólogos que no dedican todo el tiempo a investigación, ya sea porque realizan tareas propias de su área de especialización y desempeñan otras funciones totalmente ajenas a la investigación.

Este tipo de profesionales suelen trabajar en centros dedicados a la investigación impulsados por el I+D o bien en universidades. Además, existen empresas que pueden llegar a financiar dichas investigaciones con el fin de utilizar los datos y resultados obtenidos para aplicarlos a la propia empresa.

2- Psicólogos clínicos

Los profesionales que se dedican a la rama clínica, tienen como función evaluar e intervenir ante los diferentes trastornos que pueda padecer un determinado paciente.

Utilizan tests y pruebas para realizar un diagnóstico a la persona. Además, tienen poder para elaborar informes y para realizar un tratamiento con la persona que acude a consulta.

Las patologías que trabajan suelen estar recogidas en el manual DSM, guía utilizada en psicología para mejorar los diagnósticos.

Dentro de la psicología clínica, puede haber además especializaciones tales como adicciones, trastornos de conducta, trastornos de la alimentación, etc. Y aunque es cierto que cualquier psicólogo clínico puede tratar a un amplio rango de pacientes con diversas psicopatologías, si se recurre a un profesional que cuenta con más experiencia en un campo en concreto, el tratamiento puede ser más óptimo.

Para ser psicólogo clínico es necesario que, además de haber cursado la carrera de psicología, realizar un máster oficial dedicado a este campo o la oposición del PIR (psicólogo interno residente).

3- Psicoterapeutas

Este tipo de psicólogos también trabajan desde un ámbito clínico, ya que la finalidad de su trabajo es ayudar a las personas que acuden a consulta con los problemas que puedan tener. La psicoterapia ofrece diversas técnicas de diferentes corrientes con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

A diferencia de la psicología clínica, la psicoterapia no está regulada por ley. Es entendible puesto que los psicoterapeutas no trabajan con psicopatologías graves derivadas de un diagnóstico clínico. Aun así, la labor de los psicoterapeutas es esencial en casos donde se trabajan problemas en las relaciones humanas o aquellos que están relacionados con las emociones.

De hecho la labor de un psicólogo clínico no está reñida con la de un psicoterapeuta, sino al contrario, juntos pueden ayudar mucho más al paciente que de forma aislada.

Los psicoterapeutas pueden trabajar a su misma vez desde diferentes enfoques como son el humanismo, el psicoanálisis y la terapia cognitiva conductual.

4- Psicólogos del desarrollo

Estos profesionales basan su acción en aquellos factores que están relacionados con la evolución personal de un individuo.

Se encargan de que los cambios propios de las edades evolutivas y de desarrollo de una persona ocurran con normalidad, no porque sean responsables de ello, sino porque mitigan aquellos problemas que tienen relación con el desarrollo del ser humano en su ciclo vital.

Además, estudian las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo del ser humano.

El psicólogo evolutivo o del desarrollo intenta comprender de que forma las personas se desenvuelven en el mundo en el que viven y cómo eso va cambiando conforme pasan los años.

Por lo tanto, los psicólogos del desarrollo trabajan con pacientes de todas las edades y rangos, como son la infancia, la adolescencia e incluso la vejez.

Además, pueden trabajar en contextos donde se dé más probabilidad de encontrar rangos de edades reunidos, como puede ser un colegio o un geriátrico.

5- Psicólogos educativos

Como bien indica su nombre, la psicología educativa realiza su labor en el campo de la educación. Este tipo de profesionales suelen desarrollar su trabajo en lugares donde se imparten conocimientos, como puede ser un colegio o un instituto.

Este tipo de psicólogos se centran en los procesos de adquisición de aprendizaje e información que tiene la persona. Además, también velan por que el ambiente donde se realiza ese aprendizaje sea óptimo para lograr un mayor rendimiento.

Dentro de este campo también podemos encontrar psicólogos que realizan las funciones de orientador, los cuales ayudan a la persona a decidir que camino escoger o que opción tomar ante un problema en concreto.

Pueden trabajar de forma individual o bien en conjunto con otros profesionales dedicados a la enseñanza. 

6- Neuropsicólogos

Los neuropsicólogos se dedican a la neurología desde un ámbito psicológico. Trabajan normalmente con psicopatologías que tienen asociadas disfunciones orgánicas neurocerebrales.

Cuando hablamos de una disfunción orgánica, nos referimos a que la persona muestra un daño físico. Es decir, que si la persona en este caso presenta algunos síntomas psicopatológicos, éstos pueden estar provocados por un daño real en el cerebro.

Al igual que en la psicología clínica, los neuropsicólogos deben especializarse después de haber cursado la carrera base. No solo trabajan desde un ámbito de aplicación directa con personas que necesitan rehabilitación a nivel cognitivo o que muestran daño cerebral, sino que además pueden dedicar también su tiempo a la investigación.

Para ser neuropsicólogo también se puede acceder desde la carrera de medicina.

7- Psicólogos organizacionales y del trabajo

Los psicólogos especializados en esta rama están dedicados a todos aquellos factores que tengan relación con el mundo laboral.

Normalmente la mayoría de las profesiones se llevan a cabo de manera colectiva, ya que dentro de una empresa suelen haber varios trabajadores. Es por esto que al existir personas, existirán también relaciones entre las mismas, lo que deriva en que un psicólogo del trabajo tenga como finalidad que los problemas derivados de esas relaciones desaparezcan.

En una organización laboral podemos encontrar psicólogos trabajando en tareas de selección, formación de empleados o incluso para mejorar la salud de los mismos a nivel laboral. Suelen estar recogidos dentro del departamento de Recursos Humanos, el cual se designa normalmente con las siglas RRHH.

Para las empresas contar con un psicólogo dedicado a este campo es importante, ya que puede hacer que incluso de forma indirecta el rendimiento y los beneficios de la propia organización mejoren y aumenten.

8- Psicólogos sociales

Estos profesionales dedican su trabajo a aquellos procesos que están relacionados con la conducta de los seres humanos al vivir unos con los otros.

Entienden la psicología como el comportamiento general propio de un conjunto de personas (las masas). Además, no solo se fijan en las personas, sino que para ellos el ambiente donde viven los individuos es también importante.

Son claves para estos profesionales los conceptos propios surgidos de las relaciones entre humanos, ya sea un humano con otro, o un grupo completo.

Estudian relaciones interpersonales, relaciones que tienen unos grupos con otros, o las relaciones que pueden darse dentro de un mismo grupo.

La cultura es un término muy importante para ellos, y pueden aplicar su conocimiento en comunidades y colectivos.

Como ya se mencionó anteriormente, todos los psicólogos pueden realizar la tarea de investigación dentro de su campo. Sin embargo, los de este tipo, debido a su especialización, son los que pueden aportar mucha información en cuanto a todo lo relacionado con el ámbito social, cultural e incluso político.

9- Psicólogos forenses

Los psicólogos forenses están implicados en el ámbito legal. Normalmente trabajan en los juzgados, ya que la información que proporcionan pueden ayudar a los jueces a tomar decisiones de la forma más objetiva posible.

Por supuesto, los psicólogos forenses proporcionan información basada en la evaluación (también objetiva) de las personas que tienen el juicio, ya sean acusados o incluso padres que están luchando por la custodia de un hijo.

Este tipo de psicólogos tienen como herramienta más común la elaboración de informes, ya que son éstos los que determinarán todo el trabajo evaluativo que ha realizado dicho psicólogo.

10- Psicólogos del deporte

Los psicólogos deportivos tienen la función de mejorar el rendimiento de aquellos deportistas con los que trabajan.

Se trata de mejorar el nivel de salud psíquica para que el deportista pueda alcanzar un máximo nivel de rendimiento a la hora de hacer deporte. Los deportistas que solicitan ayuda psicológica deportiva pueden ser de diversa índole, como por ejemplo el fútbol, el tenis o incluso el atletismo.

Cuando trabajan, lo hacen con todas aquellas personas implicadas, ya que la idea es que toda el entorno y organización que rodea al deportista es importante para el rendimiento del mismo.

Además, los temas que trabajan suelen estar relacionados con el tipo de deporte que se realiza, ya que la preparación psíquica de un futbolista difiere en varios factores a la que puede tener un jugador de golf profesional.

Te sorprendería saber la cantidad de deportistas conocidos y de élite que disponen de un psicólogo del deporte para ellos y para cuando lo necesiten.

11- Sexólogos

Como su nombre bien indica, estos psicólogos están dedicados al ámbito sexual de los pacientes que acuden a su consulta.

Pueden trabajar con trastornos sexuales, tanto en hombres como con mujeres. Además también suelen poder pasar consulta con una pareja en conjunto.

Este tipo de psicólogos no solo se dedica al diagnóstico y tratamiento de los trastornos sexuales, sino que además pueden tener una función educativa en relación con la sexualidad. Es por esto que pueden incluso dedicarse a dar charlas acerca de una adecuada salud sexual.

Para ser sexológo se necesita haber cursado antes la carrera de psicología o de medicina.

Es necesario que sepas que, aunque te hemos citado a los 11 tipos de psicólogos más conocidos, la lista no acaba aquí, siendo la rama mucho más amplia.

Espero que, tras leer el artículo, la imagen de la que hablábamos al principio sobre el psicólogo sentado pasando consulta ya no es tan nítida en tu mente. Y seguro que al volver oír hablar de esta profesión, ya no vincularás al psicólogo solo a los trastornos mentales

Te habrás dado cuenta que la psicología es una ciencia que tiene relación con una amplia variedad de contextos y aplicaciones. Quizá esto es así porque, en casi todos los campos las personas están presentes y, donde hay personas, hay mentes funcionando.

¿Qué clase de psicólogo crees que falta?

COMPARTIR

Graduada en psicología por la universidad de Sevilla. “lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatártelo”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here