Los 3 Tipos de Discapacidad y sus Síntomas

Los tipos de discapacidad son la discapacidad física, mental y sensorial. A continuación vamos a hablar más detalladamente de cada una de ellos.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la discapacidad “ es toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano”.

tipos de discapacidad

Esto quiere decir que las personas con discapacidad se encuentran con dificultades para poder desarrollar tareas de la vida cotidiana, en desigualdad con el resto de la sociedad.

Siguiendo esta línea podríamos decir que según Rodríguez, Malo y Cueto (2012) los “términos como minusvalía o discapacidad aluden inmediatamente a una carencia, a algo que limita al individuo en cierta medida en alguna de sus facetas.

Pero obviamente, esa carencia o limitación se hace en comparación con lo que es habitual en el resto de individuos”.

Algunos datos de la discapacidad en el mundo

Más de mil millones de personas (15%) sufren algún tipo de discapacidad. Entre 110 millones (2,2%) y 190 millones (3,8%) de personas mayores de 15 años tienen dificultades considerables para realizar actividades de su vida diaria.

De ese porcentaje, existe un 1,39 millones de personas que no pueden realizar alguna de las actividades básicas de la vida diaria sin ayuda.

Un total de 608.000 de personas con discapacidad viven solas en su hogar. Por el contrario, 269 mil personas residen en centros de personas mayores, centros de personas con discapacidad, hospitales psiquiátricos y geriátricos.

Cuatro de cada 10 personas de seis y más años con discapacidad tienen algún tipo de problema tanto en las articulaciones como en los huesos.

Debido al envejecimiento de la población y al aumento de las enfermedades crónicas está aumentando las tasas de discapacidad.

Las personas con discapacidad tienen menos acceso a los servicios de asistencia sanitaroa y muchas necesidades insatisfechas (Guía para conseguir una prevención de riesgos laborales inclusiva en las organizaciones, S/F).

Clases de discapacidad

La población en general, piensa que la discapacidad es una condición permanente que tiene una persona, por el contrario existen discapacidades que son permanentes y otras que duran un período concreto de tiempo.

Además, también encontramos diferentes grados de discapacidad: severa, moderada o leve. Algunas veces y dependiendo de la discapacidad, encontraremos que una persona va escalando tanto ascendentemente como descendentemente.

La discapacidad se puede clasificar según el Real Decreto 1972/1999, de 23 de Diciembre, por el que se determina el reconocimiento, declaración y clasificación del grado de minusvalía.

  • Discapacidad física. Este tipo de discapacidad está relacionada con el cuerpo, miembros y órganos en general. Pueden ser originados en músculos o huevos, nervios, aparato respiratorio, sistema cardiovascular, aparato digestivo, etc.
  • Discapacidad sensorial. Está relacionada con los sentidos tanto de la vista como del oído. El aparato visual, oído, garganta y lengua. Podríamos englobar en este tipo de discapacidad a personas sordas, ciegas, mudas etc.
  • Discapacidad intelectual. Existe en el individuo tanto en las habilidades cognitivas como en las intelectuales una disminución. Algunos ejemplos serían el Retraso Mental, el Síndrome de Down…

Discapacidad física

La discapacidad física puede entenderse según el Manual de Atención a las Necesidades Educativas Especiales en el aula (2006) como “ personas que tienen problemas de locomoción puede ser: brazos o piernas, mutilación de miembros superior o inferior (o de ambos).

No debe tomarse como una discapacidad a las personas que por causa accidental han sufrido fracturas o esquinces”.

¿Cuáles son los signos de alerta de una persona que presenta discapacidad física?

Según el Manual de Atención a las Necesidades Educativas Especiales en el Aula (2006) podemos encontrar los siguientes signos de alerta:

  • El niño/a puede tener problemas a la hora de caminar, correr o hacer otras actividades físicas.
  • En multitud de ocasiones se puede fracturar o romper huesos del cuerpo fácilmente.
  • Un problema de desviación de la columna vertebral puede causar además discapacidad física.
  • Tener mala postura al caminar o sentarse.
  • No tener todos los miembros tanto superiores como inferiores del cuerpo.

Este tipo de discapacidad puede presentarse por multitud de razones, entre ellas malformaciones o anomalías físicas. También puede ocurrir por fallos en el sistema nervioso.

Tipos de discapacidad física

La discapacidad física se puede clasificar dependiendo de:

  • El momento de aparición. Pueden ser prenatales, es decir que se encuentre incluso antes de su nacimiento. Perinatales, que suceda inmediatamente anterior o posterior al nacimiento del bebé. Posnatales, inmediatamente después de su nacimiento, en la adolescencia o a lo largo de la vida (Aguado y Alcebo, 2002 ; Gallardo y Salvador, 1994; Reina et al. 2002).
  • Según la etiología o el origen. Una discapacidad física puede deberse a: infecciones microbianas, trasmisión genética o accidentes.
  • La localización. Dentro de su localización, existen diferentes tipos:
    • Según el nivel de discapacidad física. Nos podemos encontrar con monoplejía, que es una parálisis que afecta a un solo miembro o grupo muscular. Displejia, que afecta a ambas partes correspondientes el cuerpo. Paraplejia, parálisis de la mitad inferior del cuerpo que se debe a una lesión nerviosa en el cerebro o en la médula espinal. Tetraplejia, que es una parálisis conjunta de las cuatro extremidades del cuerpo. Triplejia, parálisis o debilidad en tres de las cuatro partes del cuerpo y hemiplejia, parálisis de un lado del cuerpo.
    • Según su extensión. Completa, dado que afecta a todo el cuerpo o por el contrario incompleta, afectando así parcialmente al cuerpo.
    • Según ciertos síntomas: espasticidad, ataxia
    • Según el origen. Pueden darse problemas en diferentes partes del cerebro, vasculares, musculares… Que causen discapacidad física (Aguado y Alcebo, 2002 ; Gallardo y Salvador, 1994; Reina et al. 2002).

Discapacidad sensorial

La discapacidad sensorial se puede dividir en discapacidad auditiva y discapacidad visual.

Discapacidad auditiva

La discapacidad auditiva se define según FIAPAS (1990) como “la pérdida o anormalidad de la función anatómica y/o fisiológica del sistema auditivo, y tiene su consecuencia inmediata en una discapacidad para oír, lo que implica un déficit en el acceso al lenguaje oral”.

Tipos de discapacidad auditiva

Si lo clasificamos según el momento de aparición nos encontramos con:

  • Hipoacusia prelocutiva (antes de aprender a hablar). La pérdida auditiva está presente al nacer el bebé o aparece con anterioridad a la adquisición del lenguaje, por lo que el niño/a es incapaz de hablar o incluso de aprender este tipo de comunicación en el caso de sorderas graves o profundas.
  • Hipoacusia postlocutiva (después de aprender a hablar). La pérdida auditiva aparece una vez se ha producido la adquisición del lenguaje, la cual puede producir de manera progresiva alteraciones de la voz e incluso problemas fonéticos y prosódicos (García Perales & Herrero Priego, 2008).

También podemos clasificar la discapacidades auditiva tomando como referencia la pérdida auditiva medida en decibelios (dB). La más utilizada es la clasificación según Bureau Internacional de audiología en García y Priego (2008):

  • Audición normal. La persona no tiene ningún problema para entender la palabra hablada (0-20dB).
  • Hipoacusia leve o ligera. La voz de la persona que le habla no es muy bien percibida por esta persona. Las personas que padecen este tipo de hipoacusia se consideran como personas poco atentas por lo que su detección en edades tempranas es complicada.
  • Hipoacusia media o moderada. Las personas que padecen este tipo de hipoacusia pueden tener problemas en el lenguaje e incluso tener alteraciones articulatorias. Su umbral de audición se encuentra en el nivel conversacional medio.
  • Hipoacusia severa (70-90 dB). Las personas que tienen hipoacusia severa presentan graves problemas de audición. Dado que no escuchará ni oirá los sonidos adecuadamente, presentará un lenguaje pobre, en el mejor de los casos. Además para que estas personas puedan escuchar, es necesario elevar la voz.

Las causas de las deficiencias auditivas o hipoacusias podemos analizarlas cronológicamente, clasificándolas en:

  • Prenatales (antes del nacimiento). Ente las causas prenatales que pueden causar problemas de audición encontramos dos tipos: las de origen hereditario-genético, las cuales afectan a 4.000 nacidos y pueden presentarse de forma aislada o asociadas a otros síndromes o patologías. Y las adquiridas producidas por infecciones como la rubéola, toxoplasmosis… O bien por medicación que pueden afectar al feto (García Perales & Herrero Priego, 2008).
  • Neonatales o perinatales (durante el parto). Aunque en ocasiones no están muy claras dependen de muchos factores. Se pueden centrar en cuatro tipos: anoxia neonatal, prematuridad y traumatismo obstétrico.
  • Postnatales (después del nacimiento). Puede darse a causa de enfermedades como la meningitis, la parotiditis, así como por la exposición a sustancias especialmente farmacológicas (García Perales & Herrero Priego, 2008).

¿Cuáles pueden ser las señales de alerta de la discapacidad auditiva?

Quienes pueden observar este tipo de síntomas en el caso de que los hubiera, es el entorno más cercano del niño/a.

Si se encuentran este tipo de síntomas es muy importante que se acuda a un especialista. En casa se pueden dar los siguientes signos de sospecha:

  • Cuando existen estímulos auditivos, el niño/a no muestra respuestas reflejas. Por ejemplo, cuando se cae un objeto que realiza un ruido intenso o fuerte, no se inmuta.
  • Cuando se le llama por su nombre, no busca a la persona con la mirada.
  • Le cuesta comprender órdenes sencillas.
  • No interacciona verbalmente con las personas de su alrededor, ni tiene intención de ello (García Perales & Herrero Priego, 2008).

En el ámbito escolar, también existen signos que nos ayudarán a sospechar de que nuestro hijo/a puede tener discapacidad auditiva según García y Priego (2008):

  • Al tener problemas para escuchar u oír la información, su lenguaje será poco entendible y además tendrá un vocabulario pobre.
  • También tendrá dificultad para recordar y comprender lo que le están diciendo en las explicaciones de las lecciones, por lo que tendrá dificultad para mantener la atención.
  • Dado que le cuesta prestar atención y tiene dificultades para hablar claramente, presentará retraso escolar y bajo rendimiento.
  • Por último, no querrá participar en trabajos grupales pues es posible que sea motivo de burla entre los compañeros.

Discapacidad visual

La discapacidad visual se define según Aguirre et al (2008) “con base a la agudeza visual de la vista de los ojos, así como el campo visual.

Se habla de discapacidad visual del ojo cuando existe una disminución significativa de la agudeza visual del ojo aun con el uso de lentes, o bien, una disminución significativa del campo visual”.

Tipos de discapacidad visual

Existen diferentes tipos de discapacidad visual según Aguirre et al (2008):

  • Personas con ceguera total. Bajo este concepto se encuadran a aquellas personas que no tienen ningún resto visual o que con el que tienen no les es de ayuda suficiente.
  • Personas con restos visuales. Este término hace referencia a todas aquellas personas que poseen algún resto visual. Dentro de esta población, la mayoría de las personas que tienen problemas visuales, podemos distinguir dos tipos:
    • Pérdida de agudeza: aquellas personas que tienen pérdida de agudeza visual, suelen presentar problemas a la hora de percibir los detalles.
    • Pérdida de campo: se caracteriza por una reducción severa de su campo visual. Normalmente se pueden diferenciar dos grupos principales de problemas de campo: pérdida de visión central, cuando el sujeto tiene afectada la parte central del campo. Y pérdida de la visión periférica, cuando sólo percibe por su zona central.

Dependiendo del momento de aparición podremos distinguir entre personas con discapacidad visual congénita y personas con discapacidad visual adquirida.

¿Qué signos presenta una persona con discapacidad visual?

Dependiendo del grado de discapacidad visual podrá ser identificado por la familia y los profesionales de la salud. Algunos de los indicadores pueden ser:

  • Cuando se quiere mirar a un objeto, echar la cabeza hacia delante de forma involuntaria.
  • Dado que le cuesta ver con nitidez, el niño/a presentará poca atención a las actividades que está realizando.
  • En algunas ocasiones, girará la cabeza para emplear un solo ojo.
  • Cuando realiza actividades en el ámbito escolar o en casa, se colocará muy cerca del material o muy lejos para ver con mayor nitidez.
  • Incluso puede realizar un excesivo parpadeo o taparse o cerrar un ojo con el fin de ver mejor.
  • Cuando se pasa mucho tiempo realizando una actividad en la que es indispensable utilizar la vista presenta mareos o fatiga.
  • Utilizar el dedo o algún material para señalar por dónde va leyendo o escribiendo.
  • Cuando lee o realiza alguna actividad mueve la cabeza en lugar de los ojos.
  • Por último, también puede presentar movimientos involuntarios y rítmicos de los ojos.

Discapacidad Intelectual

Según la AADID (Asociación Americana sobre la Discapacidad Intelectual y del Desarrollo) se define la discapacidad intelectual como “ una discapacidad caracterizada por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y la conducta adaptativa, que abarca muchas habilidades sociales cotidianas y prácticas. Esta discapacidad se origina antes de los 18 años”.

Las personas con este tipo de discapacidad, presentan dificultades en la comprensión de idas complejas, poca capacidad de razonar y su aprendizaje es muy lento, a esto nos referimos con capacidad intelectual.

Por otro lado, capacidad adaptativa se refiere al conjunto de habilidades que desarrollan o aprenden para desenvolverse en su vida diaria, las personas con discapacidad intelectual presentan un desarrollo de esta capacidad bajo.

A parte de estas capacidades, hay otras que también pueden verse afectadas como son la psicomotricidad, habilidad emocional, atención, concentración, orientación espacial y conciencia de la propia discapacidad (Antequera et al., 2008).

¿Cuáles son algunos signos de la discapacidad intelectual?

Cuanto más grave es el grado, más temprano se suele identificar los síntomas. Se encuentran diferentes síntomas:

  • Sus aprendizajes sean más lentos que el de otros niños, es decir que empiecen a gatear, sentarse o caminar más tarde que los demás.
  • Al igual que con el habla, las personas con esta discapacidad tardan más en aprender a hablar.
  • También pueden presentar problemas para entender las reglas sociales y para recordar determinadas cosas.
  • Por último, también pueden tener dificultad para resolver problemas o para ver las consecuencias de sus acciones (Antequera et al, 2008).

Referencias

  1. Aguirre, P., Gil, J. M., González, J. L., Osuna, V., Polo, D. C., Vallejo, D., … & Peters, S. (2008). Manual de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo derivadas de discapacidad visual y sordoceguera. Andalucía, España: Consejería de Educación, Junta de Andalucía. 
  2. Antequera, M., Bachiller, B., Calderón, M. T., Cruz, A., Cruz, P. L., García, F. J., … & Ortega, R. (2008). Manual de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo derivadas de discapacidad intelectual.Consejería de Educación. Junta de Andalucía. 
  3. Comunidad de Madrid (S/F). Guía para conseguir una prevención de riesgos laborales inclusiva en las organizaciones.
  4. FIAPAS, F. (1990). El niño sordo. Padres y Maestros. Publicación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, (158/9), 10-15.
  5. García Perales, F. J., & Herrero Priego, J. (2008). Manual de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo derivadas de discapacidad auditiva.
  6. Organización Mundial de la Salud (2011). Informe Mundial sobre la Discapacidad. 
  7. Rodríguez, V., Malo, M. Á., & Cueto, B. (2012). Diferencias salariales por discapacidad y Centros Especiales de Empleo. Cuadernos de Economía,35(98), 100-116.
  8. Ministerio de Educación. Dirección de Calidad y Desarrollo Educativo (DICADE) (2006). Manual de Atención a las Necesidades Educativas Especiales en el aula.
COMPARTIR
Graduada en Pedagogía por la Universidad de Sevilla y estudiante el Máster en Psicología de la Educación. Avances en Intervención Psicoeducativas y Necesidades Educativas Especiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here