Los 13 Tipos de Violencia y sus Características

Los tipos de violencia más comunes son la física, psicológica, emocional, verbal, sexual, espiritual, cultural, económica y laboral. Cada una se manifiesta de una forma particular y tiene unas consecuencias características.

A diario vemos en las noticias todo tipo de diferentes formas de actos violentos: hombres que matan a sus esposas, atentados terroristas, robos, destrucción del mobiliario urbano, bullying… La violencia forma parte de nuestro día a día aunque no queramos.

formas violencia

La violencia es un concepto ambiguo que incluye multitud de variables, entre ellas la amplia variedad de códigos morales que existen alrededor del mundo. 

¿Qué es la violencia?

Según la sociedad en la que te encuentres y la cultura que te rodee variarán los comportamientos considerados como aceptables. Así, lo considerado violento o aceptado socialmente irá evolucionando junto a la sociedad en cuestión.

Por ejemplo, en la España de los años veinte era impensable ver a una pareja dándose besos y arrumacos en plena calle, mientras que hoy en día es algo normal.

Por tanto, la violencia puede describirse según el contexto y la experiencia vital de cada uno, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) consiguió dar una definición generalizada:

“El uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones.”

Esta definición abarca tanto la violencia hacia los demás como a uno mismo. También, va más allá de los actos físicos e incluye las amenazas e intimidaciones, el daño psicológico y la negligencia parental, entre otros.

Las clases de violencia según la forma de agresión

La violencia puede ejercerse de distintas formas. Unas son más visibles y directas, siendo probable que la veas venir y tengas posibilidad de hacer algo para evitarlo.

Otras, sin embargo, pueden ocultarse muy bien, son insidiosas y van dejando su huella silenciosamente.

Según el modo en el que se realice la agresión o el abuso podemos distinguir entre:

1- Violencia física

una familia rota es una consecuencia de la violencia

Acción no accidental que provoca daño físico o enfermedad a una persona, ya sea para conseguir algo o por el mero hecho de hacer sufrir.

Suele ser fácilmente identificable al dejar señales como moratones, fracturas, alteraciones en el estado de salud de la víctima y, cuando ya es demasiado tarde, la muerte.

2- Violencia psicológica

No se trata de una conducta en sí, sino de un conjunto heterogéneo de comportamientos con los que se produce una forma de agresión emocional.

No se toman en consideración las necesidades psicológicas de la persona, particularmente las que tienen que ver con las relaciones interpersonales y la autoestima.

El objetivo de este tipo de violencia es provocar tal estado de indefensión en el otro que puedas ejercer todo tipo de control sobre él.

Para ello, se utiliza el rechazo, insultos y amenazas o la privación de relaciones sociales, entre otras técnicas. En la mayoría de los casos, resulta más dañina que la violencia física.

3- Violencia emocional

Forma parte de la violencia psicológica. Se produce cuando se hace o se dicen cosas que hacen que otra persona se sienta mal, infravalorada e incluso inútil.

4- Violencia verbal

También se utiliza en la violencia psicológica. Hace referencia a la utilización del lenguaje, ya sea escrito u oral, con la intención de herir a alguien.

5- Violencia sexual

Es definido como cualquier actividad sexual (tocamientos, insinuaciones…) entre dos personas sin consentimiento de una. Puede producirse entre adultos, de un adulto a un menor o incluso entre menores.

En el caso de menores, la pornografía infantil y la prostitución se consideran abuso sexual, mientras que este tema, cuando se trata de adultos, conlleva bastante debate.

6- Violencia espiritual o religiosa

Se produce cuando se utilizan las creencias religiosas para manipular, dominar o controlar a otra persona. Aquí podrían incluir a ciertos grupos sectarios destructivos cuya finalidad es el control de sus seguidores.

7- Violencia cultural

Ocurre cuando una persona es lastimada a causa de prácticas que forman parte de su cultura, religión o tradición. Por ejemplo, la mutilación genital femenina o ablación genital que se le realiza a las niña en países de África y Oriente Medio.

8- Violencia económica

Consiste en la utilización de los recursos económico de otra persona sin su permiso, perjudicándola.

9- Negligencia

Ocurre cuando no son atendidas las necesidades físicas básicas y la seguridad de aquellas personas dependientes (niños, ancianos, personas con diversidad funcional…) por quienes tienen la responsabilidad de cuidarlas.

10- Mendicidad, corrupción y explotación laboral

Esto se da sobre todo con menores, los cuales son utilizados para la obtención de beneficios económicos a través de la explotación sexual, robo, tráfico de drogas, etc.

Tipos de violencia según quién la hace

En este caso, se diferencian las acciones violentas no por el modo en el que se llevan a cabo, sino en función de dónde y quién lo hace.

Es decir, si se han producido entre dos personas como ocurre en la violencia doméstica, por ejemplo; si es una autoagresión o si son provocados por una comunidad entera como en el caso de los conflictos armados.

11- Violencia interpersonal

Son los actos violentos cometidos por un individuo o un grupo reducido de ellos, cubriendo un amplio abanico de conductas que van desde la violencia física, sexual, psicológica hasta las privaciones y el abandono.

Algunos ejemplos pueden ser la violencia en la pareja, violencia de género, acoso escolar, maltrato a los hijos…

Las diversas formas de violencia interpersonal comparten muchos de los factores de riesgo antes mencionados.

Muchas están relacionadas con características personales de los individuos como una baja o demasiado alta autoestima o con problemas de conducta. También se debe tener en cuenta el abuso de drogas y alcohol.

Otras son fruto de experiencias vividas como la falta de lazos emocionales y de apoyo, el contacto temprano con situaciones de violencia… Sin olvidar el papel de los factores comunitarios y sociales como la pobreza o la desigualdad entre sexos.

12- Violencia autoinflingida

También conocida como suicidio, tal vez sea el tipo de violencia más aceptado como tal a nivel global y, por lo tanto, más estigmatizado, es decir, condenado por razones religiosas y culturales. De hecho, la conducta suicida está penada por ley en algunos países.

Aun hoy, a pesar de sus altas tasas de mortalidad, sigue siendo un tema tabú, que cuesta reconocer y abordar. Llegando incluso a clasificarse erróneamente de forma deliberada en las actas oficiales de defunción.

Son muchos y muy variados los acontecimientos estresantes que pueden aumentar el riesgo de autolesiones, ya que también influye la predisposición personal del individuo para ello.

Aun así, se han identificado los factores más comunes en este tipo de violencia como puede ser la pobreza, la pérdida de un ser querido, las continuas discusiones familiares, la ruptura de una relación…

Además, el abuso de drogas y alcohol, antecedentes de abusos físicos y/o sexuales en la infancia, el aislamiento social, problemas mentales… son considerados factores predisponentes al suicidio.

Sobre todo, se tiene muy en cuenta el sentimiento de desesperanza de la persona ante la vida.

13- Violencia colectiva

Se habla de violencia colectiva cuando se hace referencia al uso instrumental de la violencia por parte de grupos en contra de otros, con el fin de conseguir objetivos políticos, económicos o sociales.

Dentro de este grupo se pueden identificar los conflictos armados dentro de los Estados o entre ellos, el terrorismo, el crimen organizado y los actos de violencia perpetrados por los Estados que violan los derechos humanos (genocidio, represión…)

Al igual que ocurre con las otras modalidades de violencia, estos conflictos suelen traer consigo consecuencias negativas para la salud como alteraciones del estado de ánimo, ansiedad, abuso de alcohol e incluso estrés postraumático.

Siendo los lactantes y refugiados los grupos más vulnerables a las enfermedades cuando estallan estos conflictos.

Entre los factores que entrañan un riesgo de que estallen conflictos violentos de forma colectiva se encuentran:

  • Ausencia de procesos democráticos y la desigualdad en el acceso al poder.
  • Desigualdades sociales.
  • Control de los recursos naturales valiosos por parte de un solo grupo.
  • Rápidos cambios demográficos que desbordan la capacidad del Estado para ofrecer servicios esenciales y oportunidades de trabajo.

¿Qué origina los actos violentos?

Resulta lógico y comprensible querer conocer qué produce la violencia para así poder entenderla y prevenirla.

Sin embargo, lamento decir que no existe una relación directa entre un hecho concreto y el uso de la violencia como respuesta. Tampoco algo específico que explique por qué unos reaccionan de forma agresiva y otros no.

No es raro escuchar en estos tiempos ataques hacia películas y videojuegos violentos como causantes de la agresividad en los más jóvenes, dejando de lado otras variables más influyentes como el entorno familiar y social o los rasgos propios del niño.

De hecho, los estudios realizados en torno a este tema han recurrido a un modelo ecológico como explicación, aludiendo la influencia de diferentes factores: biológicos, sociales, culturales, económicos y políticos.

Estos factores actúan en los distintos ambientes en los que se mueven las personas, desde los más cercanos como la familia, la escuela o el trabajo; a los más amplios como el barrio, la ciudad o incluso el país.

Por ejemplo, aunque todas las clases sociales padecen la violencia, las investigaciones demuestran que las personas que habitan en barrios de nivel socioeconómico más bajo son las que corren mayor riesgo. En este caso, los factores sociales, políticos, económicos y en muchos casos culturales, están influyendo en la aparición de violencia.

A continuación, te presento algunos de los factores de riesgo que se han encontrado como favorecedores de la violencia:

Factores de riesgo personales

Se entienden como factores de riesgo personales aquellas características propias de las personas que pueden desencadenar actos de violencia tanto hacia sí mismo como hacia otras personas. Por ejemplo:

  • Haber sido víctima de abusos.
  • Frecuentes alteraciones del estado de ánimo.
  • La hostilidad y la tendencia a las explosiones de ira.
  • Conductas agresivas o abusivas hacia otras personas.
  • Crueldad hacia los animales.
  • Consumo y abuso de alcohol o drogas.
  • Intentos previos de suicidio.
  • Tendencia a culpar a los demás por sus problemas personales.
  • Experiencia reciente de humillación, pérdida o rechazo.
  • Problemas para las relaciones sociales.

Factores ambientales de riesgo

En los factores de riesgo ambientales se incluyen aquellos que involucran al entorno en el que se desarrolla la vida de la persona, véase la familia, la escuela, el trabajo….

Factores de riesgo en la familia:

  • Conflictos familiares.
  • Abuso de alcohol o drogas por familiares.
  • Problemas económicos.
  • Discriminación de un miembro de la familia por el resto de los miembros.
  • Desigualdad de roles en el hogar.
  • Castigos severos o inconsistentes.
  • Falta de apoyo de los padres u otros adultos.
  • Paternidad / maternidad irresponsable.
  • Ausencia de padres.

Factores de riesgo en la escuela:

  • Fracaso.
  • Problemas de conducta.
  • Aislamiento social.
  • Absentismo escolar.
  • Suspensiones o expulsiones por mal comportamiento.
  • Manifestaciones de ira o frustración.
  • Factores de riesgo en el trabajo: influyen sobre todo las variables organizacionales y las condiciones de trabajo.
  • Tipo de contrato laboral: contratos temporales.
  • Organizaciones grandes y burocráticas.
  • Estilo de liderazgo autoritario y estilo débil o de «laissez-faire».
  • Conflicto de rol laboral.
  • Ambigüedad de rol laboral.
  • Altas demandas laborales.
  • Bajo control sobre la tarea.
  • Estrés percibido.
  • Sobrecarga de trabajo.
  • Imposibilidad de expresar las ideas y opiniones en el trabajo.
  • Mala comunicación interna.

Factores de riesgo en la comunidad

Las condiciones del barrio o comunidad en la que vives pueden generar hechos violentos individuales o colectivos. Entre estos factores de riesgo se encuentran:

  • Pocos recursos económicos.
  • Falta de oportunidades educativas.
  • Poco acceso a recursos culturales.
  • Escasas oportunidades de empleo.
  • Discriminación de grupos de personas.
  • Pocos espacios de recreación y esparcimiento.
  • Tendencia al vandalismo.
  • Acceso a drogas.

¿Cómo se puede prevenir la violencia?

No existe una solución única y sencilla para eliminar o prevenir los actos violentos, puesto que, como propone el modelo ecológico, es necesario actuar en muchos ámbitos de forma simultánea.

Aun así, muchos de los factores de riesgo conocidos por favorecer la violencia parecen predecirla de forma clara por lo que sería interesante actuar sobre ellos.

Algunas propuestas sugieren que se podría trabajar con los factores de riesgo personales y adoptar medidas para fomentar el comportamiento y actitudes saludables y cívicas en los niños y adolescentes. Al igual que con aquellos que ya se han vuelto violentos y corren el riesgo de atentar contra sí mismos, los cuales se suelen dar por perdidos.

También se podría actuar para crear entornos familiares más saludables y cercanos, dando apoyo profesional a las familias disfuncionales con objeto de darles herramientas y capacitarlas para conseguir un ambiente familiar acogedor, donde se den los conflictos justos y necesarios.

Por otro lado, habría que prestar atención a los factores culturales, sociales y económicos que contribuyen a la violencia, como la desigualdad entre ricos y pobres para acceder a los recursos y la desigualdad entre sexos que trae como consecuencia, entre otras cosas, la violencia de género.

En resumen, si se hace un poco de reflexión, lo más eficaz para la prevención de la violencia es la educación en el respeto a uno mismo y hacia los demás y eso, claramente, es una tarea que la sociedad global tiene pendiente a todos los niveles.

¿Sabías qué…?

  • Se estima que en 2012 hubo 475 000 muertes por homicidio.
  • Las mujeres, los niños y las personas mayores son quienes soportan la mayor parte del maltrato físico y psicológico y los abusos sexuales no mortales.
  • Una cuarta parte de toda la población adulta ha sufrido maltrato físico en la infancia.
  • Una de cada cinco mujeres ha sufrido abusos sexuales en la infancia.
  • Una de cada tres mujeres ha sido víctima de violencia física o sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida.
  • Tres de cada cinco hombres han sido golpeados durante su infancia y adolescencia.
  • Dos de cada cinco hombres han sido acosados y amenazados durante su infancia y juventud.

Referencias

  1. Gunter, B. (1985). Dimensions of television violence. Gower Publishing Company, Limited.
  2. Krug, E. G., Mercy, J. A., Dahlberg, L. L., & Zwi, A. B. (2002). The world report on violence and health. The lancet, 360(9339), 1083-1088.
  3. Jungnitz, L., Lenz, H-J., Puchert, R., Puhe, H., Walter, W., (2004) Violence against men Men’s experiences of interpersonal violence in Germany – Results of the pilot study –, Federal Ministry for Family Affairs, Senior Citizens, Women and Youth, Berlín.
  4. Moreno, B., Rodríguez, A., Garrosa, E., Morante, Mª E., (2005) Antecedentes organizacionales del acoso psicológico en el trabajo:un estudio exploratorio, Psicothema,17, (4), 627-632.
  5. Singer, M. I., Anglin, T. M., yu Song, L., & Lunghofer, L. (1995). Adolescents’ exposure to violence and associated symptoms of psychological trauma.Jama, 273(6), 477-482.
  6. Schmidt, B., & Schröder, I. (2001). Anthropology of violence and conflict. Psychology Press.
  7. World Health Organization (2002), World report on violence and health:summary, Geneva.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here