Trastorno de la Personalidad por Evitación: Síntomas, Causas y Tratamientos

El trastorno de la personalidad por evitación esta caracterizado por la sensibilidad de la persona a las opiniones de los demás y a la evitación consecuente de las relaciones. Tanto el temor al rechazo como la baja autoestima son extremos, haciendo que las relaciones personales se limiten a las personas con las que se esta muy cómodo.

Estas personas no muestran un desinterés por las relaciones interpersonales -como en el trastorno de personalidad esquizoide-. Al contrario, son asociales porque son ansiosos interpersonalmente y temen el rechazo.

trastorno de la personalidad por evitación

Las personas con este trastorno evalúan a menudo los movimientos y expresiones de las personas con las que entran en contacto. Su actitud temerosa y tensa puede provocar las burlas de los demás, lo cual confirma a su vez sus propias dudas.

Los mayores problemas asociados con este trastorno ocurren en el funcionamiento social y laboral. La baja autoestima e hipersensibilidad al rechazo están asociados a contactos interpersonales restringidos, lo cual evita que tengan apoyos sociales cuando necesiten ayuda.

Síntomas

Estas personas pueden elegir trabajos en los que no tengan que interactuar con otras personas o con el público de forma regular. Debido a la necesidad de afecto y pertenencia, pueden fantasear con relaciones idealizadas en las que son aceptados.

El miedo al rechazo es tan intenso que prefieren estar solas que conectadas con otras personas y forman relaciones solo si saben que no serán rechazadas.

A menudo se miran a si mismos con desprecio y no tienen capacidad para identificar rasgos propios que son generalmente positivos en la sociedad. Los síntomas más comunes son:

  • Hipersensibilidad a la crítica.
  • Aislamiento social autoimpuesto.
  • Timidez extrema o ansiedad en situaciones sociales, aunque la persona siente una fuerte necesidad de relaciones cercanas.
  • Evita el contacto físico porque se ha asociado a estímulos displacenteros.
  • Sentimientos de inadecuación.
  • Autoestima muy baja.
  • Autodesprecio.
  • Desconfianza hacia los demás.
  • Muy consciente de sí mismo.
  • Sentimiendo de inferioridad.
  • Uso de la fantasía como forma de escape para interrumpir pensamientos dolorosos.

Diagnóstico

DSM-V (APA)

Un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de inferioridad y una hipersensibilidad a la evaluación negativa, que comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos, como indican cuatro o más de los siguientes ítems:

  1. Evita trabajos o actividades que impliquen un contacto interpersonal importante debido al miedo a las críticas, las desaprobación o el rechazo.
  2. Es reacio a implicarse con la gente si no está seguro de que va a agradar.
  3. Demuestra represión en las relaciones íntimas debido al miedo a ser avergonzado o ridiculizado.
  4. Está preocupado por la posibilidad de ser criticado o rechazado en las situaciones sociales.
  5. Está inhibido en las situaciones interpersonales nuevas a causa de sentimientos de inferioridad.
  6. Se ve a sí mismo socialmente inepto, personalmente poco interesante o inferior a los demás.
  7. Es extremadamente reacio a correr riesgos personales o a implicarse en nuevas actividades debido a que puedan ser comprometedoras.

ICE-10 (OMS)

El CIE-10 de la Organización Mundial de la Salud clasifica el trastorno evitativo de la personalidad como trastorno de la personalidad ansioso. Esta caracterizado por al menos cuatro de los siguientes:

  1. Sentimientos persistentes y aprehensivos de tensión y aprehensión.
  2. Creencia de que uno es socialmente inepto, personalmente poco atractivo o inferior a los demás.
  3. Excesiva preocupación con ser criticado o rechazado en situaciones sociales.
  4. Falta de voluntad de involucrarse con la gente al menos que tenga certeza de gustar.
  5. Restricciones en el estilo de vida por la necesidad de tener seguridad física.
  6. Evitación de actividades sociales o laborales que requieren un contacto interpersonal significativo por el miedo a las críticas, desaprobación o rechazo.

Diagnóstico diferencial

La investigación sugiere que las personas con este trastorno observan excesivamente sus reacciones internas cuando están en una interacción social, al igual que las personas con fobia social. 

Esta autoobservación extrema puede provocar una voz vacilante y de bajo tono. Sin embargo, a diferencia de los fóbicos sociales, también observan excesivamente las reacciones de otras personas con las que interactúan.

El trastorno de personalidad por evitación es especialmente prevalente en las personas con trastornos de ansiedad.

La investigación sugiere que aproximadamente del 10-15% de las personas que tienen trastorno de pánico con agorafobia tienen trastorno evitativo, al igual que del 20-40% de personas con fobia social.

Otros estudios han reportado una prevalencia hasta del 45% en personas con ansiedad generalizada y hasta del 56% en personas con trastorno obsesivo-compulsivo.

Causas

Según Millon (1981) estas personas pueden nacer con un temperamento o con características de la personalidad complicadas.

Como consecuencia, sus padres los podrían rechazar o no darles el suficiente cariño desde una edad temprana. Este rechazo daría lugar a una baja autoestima y al aislamiento social, situaciones que persistirían en la edad adulta.

Meyer y Carrer (2000) encontraron que era más probable que las personas con este trastorno de personalidad mencionaran experiencias de aislamiento, rechazo o conflictos con los demás.

Subtipos de Millon

Según el psicólogo Theodore Millon, se identifican cuatro tipos de trastorno de la personalidad por evitación:

Fóbico (incluye características dependientes)

Características negativistas y comportamiento pasivo-agresivo, con sentimientos ambivalentes hacia sí mismos y los demás. Discordia y oposición interna; temor a la dependencia y la independencia; dubitativos, inestables, confusos; atormentados, amargados, incapaces de resolver su angustia.

Conflictivo (incluye características negativistas)

Suspicaces, cautelosos, alternativamente sometidos por el pánico, aterrorizados, nerviosos, timoratos, petulantes, quisquillosos.

Hipersensible (incluye características paranoides)

Aprensivos, anticipan y evitan todo aquello que temen. Escrupulosidad, y nerviosismo simbolizado por circunstancias o hechos repugnantes y horribles.

Auto-desertores (incluye características paranoides)

Autoconsciencia fragmentada. Reprimen imágenes y recuerdos dolorosos. Desechan pensamientos e impulsos insoportables. Finalmente reniegan de sí mismos (suicidas).

Tratamiento

Hay varios estudios bien controlados con métodos terapéuticos para las personas con este trastorno. Debido a que los problemas de las personas con este trastorno se parecen mucho a las personas con fobia social, se suelen aplicar los mismos tratamientos.

Las técnicas de intervención para la ansiedad, desensibilización sistemática, ensayo conductual y el entrenamiento en habilidades sociales han tenido éxito.

Terapia congnitivo-conductual

La meta de la psicoterapia cognitivo-conductual es identificar las creencias no conscientes de la persona y de cómo lo ven los demás. También tiene la meta de mejorar el funcionamiento social, personal y laboral.

En ella se usa técnicas como desensibilización sistemática, entrenamiento de habilidades sociales o ensayo conductual.

Medicación

La medicación debe verse como tratamiento auxiliar y solo si se ve necesario su uso. Puede ayudar a disminuir los síntomas de la sensibilidad al rechazo.

Complicaciones

Sin tratamiento, una persona con trastorno de la personalidad por evitación puede estar en aislamiento social o desarrollar un trastorno mental como abuso de sustancias o depresión.

Referencias

  1. American Psychiatric Association, ed. (2013). “Avoidant Personality Disorder, 301.82 (F60.6)”. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition. American Psychiatric Publishing. p. 672-675.
  2. “Anxious [avoidant] personality disorder”. International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems, 10th revision (ICD-10). Retrieved 19 February 2015.
  3. Hoeksema, Nolen (2014). Abnormal Psychology (6th edition ed.). McGraw Education. p. 275. ISBN 9781308211503.
  4. Millon, Theadore. “Personality Subtypes Summary”. http://www.millon.net. Institute for Advanced Studies in Personology and Psychopathology. Retrieved 8 January 2013.
  5. Millon, Theodore (2004). Personality Disorders in Modern Life. John Wiley & Sons, Inc., Hoboken, New Jersey. ISBN 0-471-23734-5.
  6. Eggum, Natalie D.; Eisenberg, Nancy; Spinrad, Tracy L.; Valiente, Carlos; Edwards, Alison; Kupfer, Anne S.; Reiser, Mark (2009). “Predictors of withdrawal: Possible precursors of avoidant personality disorder”. Development and Psychopathology 21 (3): 815–38. doi:10.1017/S0954579409000443. PMC 2774890. PMID 19583885.
COMPARTIR
Licenciado en Psicología, Máster en Recursos Humanos y excolaborador de la Universidad de Sevilla. Amante de la lectura y del conocimiento en general. Redactor en otras webs, como Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/author/alberto-rubin-martin

14 Comentarios

  1. Este artículo está muy interesante y preocupante ya que me identifico con este transtorno de personalidad por evitación y me super sacó de onda darme cuenta que estoy muy mal en mi autoestima.

  2. Hola, creo que he encontrado mi problema aqui, justamente soy una persona que evita el contacto humano muchas veces. Y aunque manifieste a los que están cerca, que son mi familia y mis amigas que me siento sola por el esaso contacto social diario también muestro poco interés en abrirme a las personas y conocer a aquellos/aquellas que están compartiendo clases conmigo. Soy por asi decirlo, selectiva, escojo la persona o las personas que quiero conocer y pruebo de entablar amistad.Pero no siempre ha sido asi… la verdad es que podría decir muchas cosas, pero solo quiero dar a ver que tienen voz las personas que camufladas entre la multitud tienen un trastorno de la personalidad por evitación. El miedo, la baja autoesima y el no tener las ideas muy claras… pueden llevar a ser más distantes con la gente incluso con los que no son desconocidos, por eso hay que luchar contra uno mismo y no dejarse vencer.
    Bueno, hasta aquí dejo este comentario que no es cuestión de explicarlo todo sino ya debería de hacer una entrada, jaja. Saludos.

      • Hola mi estimado, sin duda usted es alguien que tiene información sobre esta interesante anomalía… Aunque se supondría que por un factor de edad biológica yo no debería sufrir de una anomalía así, la cual incluso seguramente ni padezco… Todos los síntomas y ideas calzan perfectamente en mi forma de vivir la vida… El deseo del contacto social pero a la vez el miedo a ser rechazado o criticado por mi forma de ser me ha llevado al límite de ocultar mi personalidad de toda persona existente… Aquel miedo a ser juzgado… Toda risa de alguna persona ajena produce en mi el pensamiento de que se ríen de mi…. Lo ironico es el hecho de estar consciente de mi problema… Aún así no lo controló y me estresa no poder sentirme libre con nadie… Suelo imaginar y hundirme en mis pensamientos como medio de pasatiempo y de debate mental, pero aunque sienta todo este tipo de cosas, realmente no poseo certeza de sufrir esto, sobre todo por mi escasa edad… Pero bueno, sea lo que sea, sólo deseaba expresarlo para entender un poco mi conflicto interior y saber como enfrentarlo… Pero para eso se debe estar seguro de algo… Pero dejando de lado eso, es un buen articulo el cual es bastante interesante y bien estructurado. Mis felicitaciones y buena suerte en su vida.

  3. Muy buen artículo, felicidades!!!, La mayoría de personas que tienen este trastorno no lo saben y viven la vida con total normalidad pensando que son así, y por supuesto con dichas limitaciones. En mi opinión creo que lo más importante es reconocerlo y darse cuenta de lo que pasa, y a partir de ahí tenemos un 50% ganada la batalla, que és mucho. Y lo demás trabajarlo con muchas ganas cambiando credenciales, y utilizando las herramientas necesarias, se puede superar!!!. Pero el echo de saber exactamente lo que nos pasa ya nos hace pensar de otra manera y verlo desde otra perspectiva.Gracias por tu web y por tus artículos que ayudan a tantas personas. Recomiendo un libro, los 4 acuerdos. Este libro ayuda mucho a comprender los falsos credenciales que nos causan estos trastornos. Un beso Alberto, soy una gran admiradora tuya

  4. Totalmente identificado es un infierno vivir asi ni con mi propia familia comparto aveces, es desesperante esta situación porque tiempo atrás salia y compartía como todo mortal es por eso que pesa cada dia que se vive encerrado sin reír, charlar, pasear, ir a fiestas etc, cosas simples que se extrañan sin embargo me quedo tranquilo ya que no soy el único ser especial digamos con este problema, seria genial conocer gente que este igual que yo. Bueno eso quería desahogarme un momento gracias por la información.

  5. Hola, me siento un poco identificada con lo que dice este artículo. Tengo 21 años y dejé la carrera que había empezado por no ir a clases, tener que hablar delante de todos o con los demás me hace sentir muy nerviosa, ansiosa. Igual que salir a buscar trabajo, me cuesta horrores. He salido dos veces y siento que nunca me van a tomar a mi o muchas cosas negativas. Mi familia cree que no salgo por no querer trabajar pero realmente tengo muchos deseos de salir a buscar, de trabajar e independizarme. No sé cómo. Conozco a mis padres y van a decir que son tonterías mías. A veces no salgo a hacer las compras, me visto para salir a algún lado y termino no yendo para evitar ver o hablar con gente. No sé qué hacer, no puedo hacer nada de lo que me gusta por quedarme encerrada en casa. Perdí amigos, dejé estudios, no trabajo, hasta hago ejercicio en casa para no ir a un gimnasio. Siempre pensé que no me importaba lo que los demás piensen de mi, pero leyendo este artículo me di cuenta que tal vez sí ese sea mi problema. No sé realmente qué hacer, ni con quien hablarlo y que me entienda.

    • Hola Priscila. Un gusto escribirte. me fué imposible solo leer tus palabras y nada mas. Cada palabra, cada expresión de tu parte, parecía que estuvieras mirando o redactando mi propia vida también. Es muy fuerte y muy especial como me siento plenamente identificado con este artículo y principalmente con tu comentario. Yo soy un poco mas grande que vos, pasé por años de terapia con la misma sicóloga, inmerso en el sicoanalisis y muy agradecido a ese espacio grandioso, pero me di cuenta que fueron años dando vueltas muchas veces en lo mismo y volviendo al mismo punto. En otros aspectos que me hizo ver mi sicologa, ahora después de leer este artículo y tu realidad y también la de otros, empecé a atar cabos mas que nunca antes en mi vida. Hoy veo que me pasé una vida entera inmerso en este trastorno tan doloroso y difícil. Hoy creo que haberme elevado a este nivel de consciencia es el principio de otra vida. Y no digo que lo voy a solucionar porque no lo se pero pondré todo de mi porque yo ya perdí años de años de esta vida demasiado frustrado, noches y días enteros sufriendo al extremo y siempre en esta eterna división de desear otra vida social, amorosa, familiar, laboral etc y siempre pero siempre siempre evitando toda oportunidad , hasta que un día dejaron de llamarme mis amigos, mis primos y todo mundo. Lo triste es cuando ya nadie te invita a ninguna nueva reunión y te sientes horrible pero a la vez convives con esa firme sensación que igual hubieras buscado la excusa que fuera para evitar ir. Y todo esto es un infierno por eso te comprendo tanto Priscila. Imagina mi constante infelicidad infinita por no poder sostenerme solo en lo financiero y mas a mi edad recibir ayuda muy grande de mi familia y siempre me estoy comparando con personas de mi edad o incluso menores que yo que han salido adelante y me siento una basura. pero no busco oportunidades porque las evito y si me surge alguna , de alguna manera la paso de largo y nuevamente empieza el circulo de la frustración, el deseo y la depresión. Ya no se bien que hacer tampoco. Tal vez cambie de terapeuta y busque ayuda con terapia de grupos, no lo se pero algo debemos hacer, porque lo mas mas pero mas triste de todo es que la vida se nos va de las manos. y eso me destruye aun mas.

  6. Ahora entiendo mis problemas con las (pocas) mujeres con las que he salido y con los (poquísimos) amigos que he tenido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here