Trastorno de somatización: síntomas, causas, consecuencias, tratamientos

Un trastorno de somatización es cualquier enfermedad mental que se caracteriza por la presencia de síntomas físicos que apuntan a problemas corporales, pero que no pueden ser explicados debido a la existencia de una condición médica. Además, los síntomas tampoco pueden haber sido producidos por el abuso de alguna sustancia u otro trastorno mental.

Los síntomas de los trastornos somáticos pueden incluir cualquier tipo de molestia o problema físico. Lo más común es la aparición de dolor en alguna zona del cuerpo, pero esta enfermedad mental también puede provocar efectos más graves como ceguera temporal o pérdida de movilidad en alguna extremidad.

Fuente: pixabay.com

Para que una persona sea diagnosticada con un trastorno de somatización, los resultados de los exámenes médicos deben ser normales, o bien no guardar ninguna relación con los síntomas presentes. Por otro lado, el individuo tiene que estar excesivamente preocupado por lo que le ocurre, y debe presentar el problema durante al menos seis meses.

Los trastornos de somatización pueden causar problemas realmente serios en la vida de las personas que los padecen, ya que los síntomas pueden llegar a durar años. Además, se trata de uno de los tipos de enfermedad mental más complicados de diagnosticar y de tratar.

Síntomas

Dolores o molestias físicas

El síntoma principal causado por los trastornos de somatización es la aparición de diferentes molestias en alguna zona del cuerpo que no pueden ser explicadas debido a la presencia de alguna otra enfermedad física o mental.

Estas molestias suelen ser intensas, y deben estar presentes durante al menos seis meses para que se pueda diagnosticar un trastorno de este tipo. Normalmente, comienzan durante la adolescencia, y la persona puede padecerlas durante años hasta que recibe algún tipo de tratamiento.

Prácticamente todas las partes del cuerpo pueden verse afectadas durante un trastorno de somatización. Sin embargo, los dolores y problemas son más comunes en algunas zonas que en otras.

Por ejemplo, es habitual que las personas que sufren esta enfermedad mental se quejen de molestias intestinales o estomacales.

Otras de las áreas más comúnmente afectadas por estos síntomas son el aparato reproductor (por ejemplo con dificultades para tener una erección o dolor al mantener relaciones), las articulaciones, la espalda, o la cabeza.

En algunos casos muy extremos, pueden aparecer síntomas físicos mucho más graves, como por ejemplo pérdida de movilidad en alguna extremidad o el mal funcionamiento de algún órgano sensorial. Sin embargo, esto le ocurre a un porcentaje muy pequeño de las personas afectadas por un trastorno somatomorfo.

Es importante recordar que en un trastorno de somatización, las molestias y dolores experimentados por el paciente no están relacionados con ninguna enfermedad subyacente. Por el contrario, la causa es completamente psicológica.

Preocupación exagerada por las molestias

Otro de los criterios fundamentales para poder diagnosticar un trastorno de somatización es la presencia de pensamientos obsesivos y recurrentes sobre las molestias, que causan un gran malestar a la persona. Esta se preocupará constantemente sobre el posible origen de sus dolores, y los achacará a todo tipo de enfermedades terribles.

Así, las personas que padecen un trastorno somatomorfo a menudo acuden al médico repetidas veces a pesar de que los análisis hayan mostrado que no tienen ningún problema físico.

Normalmente, su preocupación aumenta con el tiempo, y estos individuos exigen a los especialistas que les hagan pruebas cada vez más sofisticadas.

A menudo, hasta que no se les diagnostica un trastorno de somatización, las personas que lo padecen buscan información sobre sus síntomas físicos y tratan de descubrir por sí mismas lo que padecen.

Esto normalmente hace que su malestar se haga aún mayor, hasta el punto de que puede llegar a interferir con el desarrollo normal de sus vidas.

Estado de ánimo alterado

Aunque no es necesario que esté presente para diagnosticar un trastorno de somatización, las personas con este problema a menudo también presentan síntomas como ansiedad o un estado de ánimo depresivo.

Sin embargo, aún no se sabe si esto es simplemente un efecto secundario de la preocupación excesiva que presentan por sus problemas físicos.

En cualquier caso, las personas con un trastorno somático normalmente se sentirán desmotivadas, tristes, sin interés por las actividades que normalmente les provocan placer, y angustiadas.

A medida que pasa el tiempo, si sus síntomas físicos siguen presentes, normalmente los psicológicos se van volviendo más fuertes.

Causas

Headache

Por desgracia, los expertos todavía no conocen con exactitud las causas por las cuales algunas personas desarrollan un trastorno de somatización en algún momento de sus vidas.

Sin embargo, existen algunas teorías que podrían explicar al menos en parte algunos de los problemas más comunes de estos pacientes.

Defensa contra estrés psicológico

Una de las teorías más antiguas sobre el origen de los trastornos somáticos sugiere que son una manera que tiene la mente de lidiar con el estrés psicológico. En lugar de experimentar ansiedad o depresión, algunos individuos simplemente desarrollan síntomas físicos.

De acuerdo con este modelo, las personas con un trastorno de somatización buscan inconscientemente la atención que generalmente se le da a los enfermos, a la vez que evitan los estigmas asociados con las enfermedades mentales. Sin embargo, la evidencia que apoya esta teoría no es demasiado.

Gran sensitividad hacia sensaciones físicas

Una teoría alternativa sugiere que los trastornos de somatización surgen debido a que la persona es especialmente sensible a las sensaciones de su cuerpo.

Según esta explicación, los individuos que desarrollan esta patología sienten por ejemplo un pequeño dolor que otra persona ignoraría, y con su preocupación excesiva lo acaban amplificando.

Los estudios al respecto muestran que la mayoría de personas con este trastorno efectivamente prestan más atención de lo normal a sus sensaciones físicas. Sin embargo, aún es necesaria más evidencia para poder confirmar si esta es la causa del problema o no.

Autosugestión

La última teoría, que en muchos casos iría de la mano de la anterior, es que las personas que padecen un trastorno de somatización se autoconvencerían de que un síntoma menor en realidad está causado por un problema físico muy grave. Con el tiempo, esta creencia les haría ir desarrollando otras molestias cada vez más severas.

A menudo, las personas con este trastorno cambian su estilo de vida para reducir al máximo las actividades que puedan empeorar su supuesta enfermedad. Debido a ello, cada vez tienen más tiempo libre para centrarse en sus síntomas, por lo que estos no hacen más que empeorar.

Hoy en día se sabe que la mente subconsciente es capaz de producir todo tipo de síntomas físicos en determinadas situaciones. Según parece, este es el principal mecanismo que provoca los trastornos de somatización.

De hecho, esta idea lleva desarrollándose desde la época de Sigmun Freud, el padre de la teoría psicoanalítica. Este psicólogo vienés trataba casos de “histeria” (que hoy serían diagnosticados como trastornos de somatización) modificando los pensamientos inconscientes de la persona mediante el proceso terapéutico.

Consecuencias

Los trastornos de somatización se cuentan entre los más dañinos para el bienestar de las personas que los padecen. Los síntomas físicos suelen ser muy molestos y dolorosos, y están acompañados de una preocupación constante y excesiva que suele interferir con el desarrollo normal de la vida del paciente.

Por otro lado, los individuos que padecen esta enfermedad a menudo modifican todo su estilo de vida para tratar de minimizar las molestias que sienten, aunque normalmente no tienen éxito. Debido a ello, habitualmente reducen poco a poco su actividad diaria y dejan de hacer aquello con lo que disfrutan.

También es habitual que las personas con un trastorno de somatización acaben desarrollando otras patologías al mismo tiempo, como depresión o ansiedad. Estas tienen un impacto muy negativo en su calidad de vida.

Por último, uno de los mayores problemas de este trastorno es que es muy difícil de diagnosticar. Debido a ello, las personas que lo padecen pueden pasar años sufriendo todo tipo de síntomas físicos y psicológicos sin que ningún especialista encuentre la causa de su enfermedad.

Tratamientos

Una vez que se ha conseguido diagnosticar un trastorno de somatización, el enfoque más habitual para tratarlo es la terapia cognitivo – conductual.

Aplicada correctamente y con el tiempo suficiente, esta corriente ha demostrado ser la más eficaz a la hora de reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

El enfoque de la terapia cognitivo – conductal es doble. Por un lado, el psicólogo se centrará en cambiar las creencias irracionales que los pacientes puedan tener sobre sus sensaciones físicas, lo que contribuirá a reducir su malestar mental y físico.

Al mismo tiempo, se animará al paciente a volver a involucrarse en todo tipo de actividades que le ayuden a apartar su mente de su problema. Esto también ha demostrado ser muy efectivo a la hora de reducir las consecuencias provocadas por el trastorno de somatización.

Por otro lado, en algunos casos parece que puede ser útil el uso de psicofármacos para paliar los síntomas de este trastorno psicológico. Por ejemplo, ciertos tipos de antidepresivos han resultado ser efectivos a la hora de reducir el dolor y mejorar el estado de ánimo de los pacientes.

Referencias

  1. “Somatic symptom and related disorders” en: Web MD. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Web MD: webmd.com.
  2. “Somatization disorder” en: Encyclopedia of Mental Disorders. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Encyclopedia of Mental Disorders: minddisorders.com.
  3. “Somatization Disorder Symptoms” en: PsychCentral. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de PsychCentral: psychcentral.com.
  4. “Somatic symptom disorder” en: Mayo Clinic. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Mayo Clinic: mayoclinic.org.
  5. “Somatization disorder” en: Wikipedia. Recuperado en: 07 Diciembre 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

2 Comentarios

  1. Hola! Comente tu otro post sobre hablar si hablar solo es normal o no y me referiste este Link.
    Leyendo este post me doy cuenta de que tengo varios sintomas, por ejemplo dolor en los pies, brazos, espalda; ademas de que no soy intolerante a la lactosa pero no puedo comer nada que tenga lactosa porque me da nauseas, vomitos y hasta diarrea, casi siempre estoy cansada sin ninguna razon, no practico ningun deporte, ni voy mucho a la playa o rio porque si lo hago tengo que durar varios dias en cama para poder descansar o en el trabajo tengo que venir bien abrigada porque la temperatura baja del aire acondicionado hace que me duela mas el cuerpo, siempre estoy nerviosa. Realmente es desesperante esto mis padres me han llevado a muchos especialistas (Ortopedas, reumatologos, neurologos, gastroenterologo), ya me han hecho todos los analisis posibles y nunca salgo con nada (Resonancia, Tomografia, electroenfacelograma) hasta que al final varios doctores me han referido a un psiquiatra, pero no se a veces pienso que necesito ir, y otros dias pienso que esto que siento es demasiado real para ser mental.

    • Hola Elixandra,
      El primer paso para superar un trastorno es aceptarlo.
      En realidad lo que ocurre es que para ti es el dolor es completamente real, aunque las causas de esos síntomas sean psicológicos y no físicos.
      Si has ido a tantos médicos, creo que lo mejor es que acudas a un psiquiatra. Él te puede derivar a un psicólogo y con constancia estoy seguro de que podrás superarlo.
      Ánimo!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here