Trastorno Histriónico de la Personalidad: Síntomas, Causas, Tratamientos

El trastorno histriónico de la personalidad es un patrón caracterizado por excesiva búsqueda de atención, seducción inapropiada y excesiva necesidad de aprobación. Las personas con este trastorno son dramáticas, entusiastas y presumidas.

Afecta  más a mujeres que a hombres y tiene una prevalencia en la población general del 3.2% y del 10-15% en instituciones de salud mental. Otros comportamientos característicos son el egocentrismo, autoexigencia y manipulaciones. Se suele diagnosticar a principio de la edad adulta.

trastorno histriónico de la personalidad

Causas

Es desconocida la causa exacta de este trastorno de personalidad, aunque se cree que es un resultado de factores ambientales y genéticos. Existen familias que tienen una historia de este trastorno, lo que lleva a pensar que es causada por factores genéticos.

De hecho, según la investigación, si una persona tiene este trastorno de personalidad, tiene un ligero riesgo de transmitirlo a sus hijos.  Sin embargo, puede que los niños histriónicos estén mostrando comportamientos que han aprendido de sus padres.

Además, puede ser una consecuencia de la falta de disciplina o una forma aprendida de llamar la atención. La mayoría de profesionales apoyan un modelo psicosocial en el que las causas son biológicas, genéticas, sociales y psicológicas.

Por tanto, no habría un factor único responsable, sino que sería un resultado de los cuatro factores.

Síntomas y características principales

persona-histrionica

La mayoría de personas con trastorno histriónico funcionan adecuadamente en la sociedad y tienen buenas habilidades sociales, a pesar de que tienden a usarlas para manipular o llamar la atención. 

Donde suelen tener más problemas es en las relaciones personales o de pareja, además de para enfrentarse a pérdidas o fracasos. A menudo tienen dificultades para ver su situación personal de forma realista, dramatizando y exagerando sus dificultades.

Pueden pasar por frecuentes cambios de trabajo, ya que se aburren fácilmente y prefieren abandonar que afrontar la frustación.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Según el paradigma cognitivo de la Psicología, se tratan de personas con pensamientos difusos, simples, generalistas y parciales
  • La visión del mundo que tienen es demasiado inprecisa y son hiperemotivos
  • Carecen de esquemas estructurados para comprender y enfrentarse a un mundo complejo, debido a que tienen la atención limitada
  • Tienen como prioridad atraer la atención de los demás
  • Frecuentemente adoptan el papel de víctima o protagonista en las relaciones de pareja o en las grupales.
  • Su comportamiento suele describirse como dramático, egocéntrico, manipulador, inmaduro o exagerado
  • Teatralidad y la necesidad de atención y afecto
  • La manipulación la pueden mostrar a partir de intentos de suicidio, amenazas o chantajes
  • Reaccionan rápidamente ante situaciones en las que se necesita reflexionar
  • Son exhibicionistas, seductores, exigentes y presumidos
  • Sus emociones tienen grandes fluctuaciones; pueden pasar de estar animados a sobreexcitados, de tristes a llorar exageradamente o de cabreados a furiosos
  • Muestran poca atención a los detalles
  • Ellos mismos se consideran como encantadores, sociables y agradables
  • Tienen propensión a las aventuras amorosos fugaces
  • Debido a que no se sienten amados, intentan compensarlo intentando ser irresistibles sexualmente
  • Se comportan “dispersamente”. Aunque es sencillo captar su atención, también es sencillo que su atención cambie en el sentido opuesto
  • Piden elogios de forma activa y pueden manipular a otros para obtener atención y aprobación
  • Dan importancia a las corazonadas
  • Se distraen con facilidad y son fácilmente influenciables por la opinión de otras personas
  • Si se les pide que hagan la descripción de algo, suelen responder con sus impresiones, no mediante un análisis objetivo

Diagnóstico

No existe un test específico para diagnosticar este trastorno de personalidad. Tampoco existen tests genéticos o pruebas de sangre para su diagnóstico.

Si no se encuentra ninguna causa física a los síntomas, la persona debe acudir a un psiquiatra o psicólogo para obtener una evaluación adecuada.

Sin embargo, la mayoría de personas con esta condición creen que no necesitan terapia, lo cual hace difícil su diagnóstico.

La mayoría se diagnostica cuando acuden para tratarse por depresión, ansiedad o haber fracasado en varias relaciones.

Pronóstico

Pueden tener graves problemas en los campos laboral, social y afectivo. Por otra parte, están en un alto riesgo de desarrollar depresión, ya que suelen estar afectados por los fracasos y las pérdidas, no pudiendo afrontar la frustración cuando no consiguen lo que quieren.

Tratamiento

Las personas histriónicas pueden buscar tratamiento por problemas de depresión, ansiedad, estrés o problemas en otros campos; relacional y laboral. En el caso de que no tengan alguno de estos problemas, suelen pensar que no necesitan tratamiento.

La psicoterapia es el tratamiento más efectivo para este trastorno. En ella se tratan especialmente los sentimientos y experiencias de la persona, para poder determinar las razones de los comportamientos.

Además, se aprenderá a relacionarse con los demás de una forma positiva, en lugar de llamar la atención.

Otras terapias existentes son:

  • Terapia grupal: se sugiere para que la persona trabaje las habilidades sociales y relaciones interpersonales
  • Terapia familiar: para enseñar asertividad, manejo de conflictos y habilidades de resolución de problemas
  • Meditación: para relajarse y conocer mejor los sentimientos. Ver aquí más de sus beneficios.
  • Técnicas de relajación

Medicación

Los psicofármacos solo se recomiendan si la persona manifiesta otros síntomas como depresión o ansiedad.

Debido a que tienen tendencia a abusar de los fármacos y tendencia suicida, el periodo de administración debe ser corto.

Comorbilidad

Otras condiciones y trastornos que se pueden dar en personas histriónicas son:

Diagnóstico según el DSM IV

El DSM IV define el trastorno histriónico de la personalidad como:

Un patrón persistente de excesiva emocionalidad y búsqueda de atención, comenzando en la adultez temprana y presentándose en una variedad de contextos, como indican cinco o más de los siguientes:

  • esta incómodo en situaciones en las que no es el centro de atención
  • la interacción con otros se caracteriza por inapropiadamente seductiva o provocativa
  • muestra grandes cambios de emociones
  • usa consistentemente la apariencia física para llamar la atención
  • tiene un estilo de habla que es excesivamente impresionista y falto de detalles
  • muestra dramatización, teatralidad y exageradas expresiones emocionales
  • fácilmente influenciado por otros o por circunstancias
  • considera las relaciones más intimas de lo que son en realidad.

Referencias

  1. http://en.wikipedia.org/wiki/Histrionic_personality_disorder
  2. http://inprf.bi-digital.com:8080/handle/123456789/1747
  3. http://www.researchgate.net/profile/Vicente_Caballo/
  4. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/
  5. Fuente imagen.
COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Apóyame en Patreon desde $1! https://www.patreon.com/albertorm

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here