Inicio Trastornos de la personalidad Trastorno de la Personalidad por Dependencia: Síntomas, Causas, Tratamientos

Trastorno de la Personalidad por Dependencia: Síntomas, Causas, Tratamientos

El trastorno de la personalidad por dependencia -también llamado de personalidad dependiente- esta caracterizado por una necesidad a largo plazo de ser cuidado y un miedo a ser abandonado o separado de personas importantes.

Este patrón se observa en una o más de estas áreas: cognición, afecto y telaciones interpersonales. Es inflexible y constante a través de una gran variedad de situaciones personales y sociales.

trastorno de la personalidad dependencia

Ese deseo de mantener relaciones personales de apoyo puede llevar a la persona a la sumisión, indecisión, timidez o pasividad. Además, las personas con este trastorno tienen sensaciones de ineptitud y son muy sensibles a las críticas.

Suelen ser pesimistas y tienen baja autoestima, tienden a subestimar sus habilidades y recursos, y no se sienten bien con ellos mismos. Pueden evitar posiciones de responsabilidad y volverse ansiosos cuando se tienen que enfrentar a decisiones.

En cuanto a las relaciones personales de estas personas, suelen estar limitadas a las personas de las que son dependientes.

Síntomas principales

El trastorno de la personalidad por dependencia incluye la mayoría de los siguientes síntomas:

-Dificultad para tomar decisiones sin consejos y apoyo de los demás

-Necesitar a otros para asumir la responsabilidad en la mayoría de áreas de la vida

-Dificultad en expresar desacuerdo con otras personas por miedo a la pérdida de aprobación

-Dificultad en iniciar proyectos o hacer cosas por si mismo

-Ir demasiado lejos para obtener el apoyo de los demás, hasta el punto de hacer cosas que son displacenteras

-Sentirse incómodo en la soledad por miedo exagerado a ser incapaz de cuidar de si mismo

-Hipersensibilidad a la crítica

-Pesimismo y falta de autoestima

-Creencia de que no pueden cuidar de si mismos

-Poner las necesidades de los demás por encima de las propias.

Epidemiología

El trastorno de personalidad dependiente ocurre en aproximadamente el 0,6% de la población y es más frecuente en mujeres.

Un estudio de 2004 sugiere que tiene una herabilidad de .81. Debido a ello, existe suficiente evidencia para afirmar que se da a menudo dentro de una misma familia.

Los niños y adolescentes con un historial de trastornos de ansiedad y de enfermedades físicas son más susceptibles de adquirir este trastorno.

Causas

Un estudio de 2012 encontró que un 2/3 de este trastorno se deriva de la genética mientras que la parte restante se debe al ambiente.

Aunque no se conocen las causas exactas, es probable que la mejor explicación la de un modelo biopsicosocial: es causado por factores biológicos, genéticos, sociales y psicológicos.

Por otra parte, algunos investigadores creen que los estilos educativos autoritarios y sobreprotectores pueden guiar al desarrollo de este trastorno de personalidad.

Diagnóstico

Debido a que los trastornos de personalidad describen tendencias de comportamiento duraderas y a largo plazo, se diagnostican más a menudo en la edad adulta.

Se aconseja que sea diagnosticado por un profesional de la salud mental -psicólogo o psiquiatra-. La mayoría de personas con este trastorno no buscan apoyo o tratamiento hasta que comienzan a tener un impacto grave en sus vidas.

Criterios diagnósticos para el trastorno de personalidad dependiente – DSM-IV

Una necesidad general y excesiva de que se ocupen de uno, que ocasiona un comportamiento de sumisión y adhesión y temores de separación, que empieza al inicio de la edad adulta y se da en varios contextos, como indican uno o más de los siguientes items:

  • Dificultades para tomar decisiones cotidianas si no cuenta con consejos o reafirmación por parte de los demás.
  • Necesita que otros asuman la responsabilidad en las principales áreas de su vida.
  • Dificultades para expresar desacuerdo con los demás debido a temor a la pérdida de aprobación.
  • Dificultades para iniciar proyectos o para hacer las cosas a su manera, debido a la falta de confianza en si mismo.
  • Va demasiado lejos por su deseo de lograr protección y apoyo, hasta el punto de presentarse voluntario para hacer tareas desagradables.
  • Se siente incómodo o desamparado cuando está solo debido a sus temores de ser incapaz de cuidar de si mismo.
  • Cuando termina una relación importante, busca urgentemente otra relación que le proporcione el apoyo y cuidado que necesita.
  • Esta preocupado de forma no realista por miedo a que le abandonen y tenga que cuidar de si mismo.

CIE 10

Según el CIE-10, el trastorno de personalidad dependiente esta caracterizado por al menos 3 de los siguientes:

  • Animar o pedir a otros a tomar algunas de las decisiones más importantes de la vida.
  • Subordinación de las necesidades propias a las de otras personas de las que es dependiente.
  • Falta de voluntad de pedir demandas razonables a personas de las que es dependiente.
  • Sentimientos de incomodidad o desamparo cuando esta solo por miedo a ser incapaz de cuidar de si mismo.
  • Preocupación con miedos a ser abandonado por la persona con la que tiene una relación cercana.
  • Capacidad limitada para tomar decisiones de la vida diaria sin consejos o reafirmaciones de los demás.

Subtipos

El psicólogo Theodore Millon identificó 5 subtipos de trastorno dependiente de la personalidad. 

Inquieto – con características de evitación: siente temor y aprensión; vulnerabilidad al abandono; solitario a excepción de con las figuras cercanas de apoyo.

Desinteresado – con características masoquistas: fusión con la otra persona, renuncia a la propia identidad.

Inmaduro – variante del patrón puro: sin experiencia, crédulo, incapaz de asumir responsabilidades, infantil.

Complaciente – con características histriónicas: dócil, complaciente, agradable, papel sumiso, ansioso.

Ineficaz – con características esquizoides: inproductivo, busca la vida sin problemas, incompetencia, negación a tratar con dificultades.

¿Cuándo es necesario buscar ayuda?

La adultez temprana es cuando se diagnostican la mayoría de los casos, aunque la mejor forma de tratarlo es buscar ayuda cuanto antes. 

Recibir ayuda temprana puede prevenir el desarrollo de complicaciones derivadas de este trastorno (ver más adelante).

Si observas algún síntoma y no estas seguro, es aconsejable acudir a un profesional.

Tratamiento

Las personas con este trastorno no suelen buscar ayuda para resolver el problema mismo, sino para resolver otros problemas, normalmente de depresión, ansiedad o relacionales.

Psicoterapia

La psicoterapia es el tratamiento principal y su meta esta lograr que la persona aprenda a ser independiente y a tener relaciones personales sanas. Asimismo, se cambiará la forma de pensar y diversos comportamientos que ayudan a que se mantenga el trastorno.

Aprendizajes específicos pueden incluir la asertividad, entrenando a la persona a que se sepa comunicar reconociendo sus derechos. 

Medicación

Se puede usar si la persona sufre también de ansiedad o depresión.

Sin embargo, debe ser vigilada con atención porque la persona se puede volver adicta a los medicamentos.

Terapia grupal

Puede ser eficaz con personas que tienden a aislarse y que tienen dificultades para tomar decisiones.

El grupo puede ser más efectivo para tratar inseguridades al animar a las personas a hablar sobre sus problemas en situaciones similares.

Terapia familiar o de pareja

La terapia familiar anima a los familiares a empatizar entre ellos y a construir fortalezas que incidan positivamente en sus vidas.

La terapia de pareja puede reducir la ansiedad en el miembro dependiente y tendrá como meta principal construir una relación de pareja sana.

¿Se puede prevenir?

El desarrollo de la personalidad es un proceso complejo que comienza a edad temprana.

Con un tratamiento adecuado, se puede modificar la personalidad si se comienza pronto, cuando la persona esta motivada al cambio.

Complicaciones

Las personas dependientes están en riesgo de desarrollar:

Películas

La película Mujer blanca soltera busca… muestra a una mujer con rasgos del trastorno dependiente de personalidad.

Referencias

  1. Gjerde, L. C.; Czajkowski, N.; Røysamb, E.; Ørstavik, R. E.; Knudsen, G. P.; Østby, K.; Torgersen, S.; Myers, J.; Kendler, K. S.; Reichborn-Kjennerud, T. (2012). “The heritability of avoidant and dependent personality disorder assessed by personal interview and questionnaire”. Acta Psychiatrica Scandinavica 126 (6): 448–57. doi:10.1111/j.1600-0447.2012.01862.x. PMC 3493848. PMID 22486635. Lay summary – Norwegian Institute of Public Health (September 24, 2012).
  2. Millon, Theodore; Millon, Carrie M.; Meagher, Sarah; Grossman, Seth; Ramnath, Rowena (2004). Personality Disorders in Modern Life. Wiley. ISBN 978-0-471-66850-3.
  3. Beck, Aaron T; Freeman, Arthur (1990). Cognitive Therapy of Personality Disorders. New York: Guilford Press. ISBN 978-0-89862-434-2.
  4. Ekleberry, Sharon (2014). “Dependent Personality Disorder (DPD)”. Treating Co-Occurring Disorders. p. 63–4. ISBN 978-1-317-82549-4.
COMPARTIR
Licenciado en Psicología, Máster en Recursos Humanos y excolaborador de la Universidad de Sevilla. Amante de la lectura y del conocimiento en general. Redactor en otras webs, como Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/author/alberto-rubin-martin

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here