Trastornos de la Personalidad: Tipos y Características Principales

Los trastornos de la personalidad son una serie de trastornos mentales que se caracterizan por la aparición de conductas, pensamientos y emociones poco adaptativas. Se trata de uno de los tipos de trastornos psicológicos más frecuentes, afectando a aproximadamente el 50 % de los pacientes de psicología y psiquiatría.

El principal criterio para diagnosticar la presencia de un trastorno de este tipo es la aparición de elementos de la personalidad muy diferentes a los habituales, y que causen un malestar importante a la persona.

Otra de las características más importantes de los trastornos de personalidad es que se puede observar su influencia en muchas situaciones distintas y a lo largo del tiempo.

A largo plazo, los problemas causados por estas patologías pueden llevar a los pacientes a sufrir depresión, ansiedad y otros trastornos más graves.

Los trastornos de la personalidad son diagnosticados según las diferencias de comportamiento con lo que es considerado normal por una sociedad; por esta razón algunos expertos cuestionan su validez.

Sin embargo, el estudio de este tipo de trastorno mental sirve para aumentar la calidad de vida de las personas que lo padecen.

¿Qué es un trastorno de la personalidad?

Para entender cómo funciona este tipo de trastorno psicológico, primero es necesario comprender qué se entiende por personalidad. La personalidad es la manera de pensar, sentir y comportarse que diferencia a un individuo de los demás.

En general no hay un tipo correcto o incorrecto de personalidad, sino que cada persona construye la suya propia en función de su genética, sus experiencias, su educación y su entorno.

Sin embargo, algunos tipos de personalidad producen resultados que causan sufrimiento o problemas de funcionamiento en la sociedad de manera continuada en el tiempo.

Estas maneras poco adaptativas de pensar, sentir y comportarse son la base de los trastornos de personalidad. Estos tipos de personalidad suelen formarse en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta, y tienden a ser permanentes si la persona no recibe tratamiento psicológico.

Los efectos pueden afectar a cuatro áreas distintas:

– La manera en la que la persona piensa sobre sí misma y sobre los demás.

– Las emociones que siente.

– La manera de relacionarse con el resto de la gente.

– El autocontrol.

Clasificación

El manual de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) es conocido como DSM. Este manual es el más utilizado en todo el mundo para diagnosticar los diferentes trastornos mentales y su versión más famosa es el DSM – IV.

En este artículo se tomará en cuenta la clasificación que hace este manual de los trastornos de la personalidad. Según el DSM – IV se reconocen diez tipos de trastornos de la personalidad distintos.

Estos se pueden clasificar en tres grandes grupos: grupo A (trastornos de la personalidad raros o excéntricos), grupo B (trastornos de la personalidad dramáticos, emocionales o erráticos) y grupo C (trastornos de la personalidad ansiosos o temerosos).

Grupo A: trastornos de la personalidad raros o excéntricos

Los trastornos del grupo A se caracterizan sobre todo por la aparición de distorsiones cognitivas o de la percepción.

Por ejemplo, algunos de los síntomas más frecuentes de los trastornos de este grupo incluyen ideas irracionales, paranoias y visiones extrañas del mundo.

Las personas con un trastorno del tipo A también suelen experimentar problemas en su relación con los demás, debido sobre todo a su manera tan poco habitual de pensar. Además, en ocasiones también presentan comportamientos extraños o erráticos.

Se cree que los trastornos del tipo A están relacionados de alguna manera con la esquizofrenia, una de las enfermedades mentales más graves.

Sin embargo, los síntomas de esta última son mucho más fuertes, e incluyen alucinaciones y una falta de distinción entre lo que es real y lo que no.

Normalmente se habla de tres trastornos del tipo A:

Trastorno paranoide de la personalidad

Su principal característica es la desconfianza hacia otras personas. Los que lo sufren creen que los demás quieren hacerles daño, y por este motivo evitan crear relaciones cercanas.

Trastorno esquizoide de la personalidad

Se caracteriza por evitar las relaciones sociales y por la poca existencia de expresión emocional.

Estas personas suelen mostrarse indiferentes a las críticas o a los cumplidos de los demás, y prefieren actividades solitarias.

Trastorno esquizotípico de la personalidad

Su principal característica es la aparición de una fuerte incomodidad hacia las relaciones cercanas, presencia de pensamientos o percepciones distorsionadas, y un comportamiento extraño.

Las personas que sufren este trastorno suelen tener creencias atípicas, como por ejemplo en poderes mágicos o en extraterrestres.

Grupo B: trastornos de la personalidad dramáticos, emocionales o erráticos

El segundo grupo de trastornos de la personalidad se caracteriza por la aparición de pensamientos o comportamientos dramáticos, impredecibles o excesivamente emocionales. También suelen provocar intentos de manipular a los demás o de aprovecharse de ellos.

En general, estas formas de sentir y comportarse provocan que los individuos con un trastorno del tipo B tengan muchos problemas en su relación con el resto de personas, lo que les provoca un gran malestar.

Hay cuatro trastornos de este tipo:

Trastorno antisocial de la personalidad

Normalmente se conoce a las personas con esta enfermedad como “psicópatas”. Se trata de individuos a quienes no les importan las emociones de los demás.

Por esto mienten continuamente, rompen normas sociales y actúan de forma impulsiva sin importarles el daño que causen.

Trastorno límite de la personalidad

Caracterizado por una gran inestabilidad en varios ámbitos, entre ellos las relaciones personales, las emociones, la impulsividad y la autoimagen.

Las personas que lo sufren creen que los demás van a abandonarles y hacen todo lo que está en su mano para evitarlo (incluyendo chantaje emocional).

Además, suelen tener tendencias suicidas y pasan rápidamente de la depresión al enfado.

Trastorno histriónico de la personalidad

Se trata de personas que buscan llamar la atención de manera exagerada. Suelen sentirse muy mal cuando no son el centro de atención, por lo que usan su apariencia física o explosiones emocionales para conseguirlo.

Trastorno narcisista de la personalidad

Las personas que lo sufren necesitan la admiración de los demás, a la vez que son incapaces de empatizar con ellos.

Suelen creer que son mejores que los demás y que lo merecen todo; por lo tanto, suelen aprovecharse de otras personas sin remordimientos.

Grupo C: trastornos de la personalidad ansiosos o temerosos

El tercer grupo está formado por trastornos que provocan una gran cantidad de miedos exagerados en la persona.

Estos temores hacen que el paciente esté tenso, lleno de ansiedad y necesite tener un gran control sobre las distintas situaciones de su vida.

Hay tres trastornos en este grupo:

Trastorno evitativo de la personalidad

Debido a sentimientos de no ser adecuado y a un miedo extremo a las críticas, una persona con este trastorno evitará cualquier tipo de relación con los demás.

Si se ve forzado a relacionarse, tendrá un miedo constante a ser rechazado o a que se rían de él, a la vez que se percibirá como peor que el resto.

Trastorno dependiente de la personalidad

Se trata de personas que necesitan que los demás se encarguen de ellas hasta extremos insanos. Los que sufren este trastorno se sienten incapaces de tomar decisiones, y sufren cuando están solos porque creen que no pueden cuidar de sí mismos.

Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Las personas con este trastorno están muy preocupadas por el orden, el control y el perfeccionismo.

Suelen trabajar demasiado, ser muy inflexibles en sus creencias y se preocupan en exceso por los detalles.

Esta patología no es la misma que el Trastorno Obsesivo – Compulsivo (TOC), uno de los trastornos de ansiedad más graves.

Diagnóstico y diferencias con la personalidad sana

Según el DSM, una persona debe cumplir varios criterios para que se le diagnostique un trastorno de personalidad.

Los criterios más importantes son una forma de sentirse y de comportarse muy distintas a las esperables dentro de su propia cultura.

Además, estas diferencias deben ser inflexibles y mantenerse tanto a lo largo del tiempo como en distintas situaciones.

Por otro lado, para que se considere que la persona sufre un trastorno mental, estos patrones emocionales y de comportamiento deben causarle un malestar importante o impedirle llevar una vida normal.

Una personalidad normal se caracteriza por ser flexible y adaptativa, de tal forma que la persona que la tiene puede funcionar de forma efectiva en todas las áreas y mantener relaciones cercanas con los demás.

Esta forma de ser y comportarse hace que la persona sana se sienta bien consigo misma, y sea capaz de ponerse metas y cumplirlas.

Por el contrario, las personas con un trastorno de personalidad suelen mostrar el mismo patrón de comportamiento en todas las situaciones, y son incapaces de cambiar incluso cuando su forma de ser les provoca graves problemas.

Por lo tanto, estas personas son incapaces de adaptarse a los cambios. Esta rigidez hace que la persona sufra mucho, especialmente en sus relaciones con los demás.

Sin embargo, las personas con un trastorno de personalidad no suelen darse cuenta de que están enfermas, y echan la culpa a su entorno o a otras personas en vez de buscar una solución a su problema.

Por lo tanto, la primera labor de un psicólogo al detectar uno de estos trastornos es mostrarle a la persona que un cambio es posible, y que llevarlo a cabo mejorará enormemente su calidad de vida.

Referencias

  1. “Personality Disorder” en: Wikipedia. Recuperado en: 5 Febrero 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  2. “Personality Disorders” en: Mind. Recuperado en: 5 Febrero 2018 de Mind: mind.org.uk.
  3. “What are personality disorders?” en: Psychiatry. Recuperado en: 5 Febrero 2018 de Psychiatry: psychiatry.org.
  4. “A propósito de los trastornos de la personalidad” en: Psicomed. Recuperado en: 5 Febrero 2018 de Psicomed: psicomed.net.
  5. “Trastorno de personalidad” en: Wikipedia. Recuperado en: 5 Febrero 2018 de Wikipedia: es.wikipedia.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here