Vasco Núñez de Balboa: biografía y descubrimientos

Vasco Núñez de Balboa fue un explorador y conquistador español, conocido por ser el primer europeo en divisar y reclamar la costa oriental del Océano Pacífico. Además, estableció el primer asentamiento permanente en el continente americano.

Su niñez coincidió con la época de la expulsión de los moros de territorio español. Asimismo, tenía alrededor de diecisiete años cuando Colón hizo su primer viaje al Nuevo Mundo. Así pues, el joven Núñez de Balboa creció con el anhelo de participar en aventuras, búsqueda de tesoros, honor y gloria.

En opinión de muchos historiadores, Balboa fue el mejor de los conquistadores en muchos sentidos. Era un líder fuerte y valiente que trataba a sus hombres y a los pueblos nativos con respeto. Incluso, algunos aseguran que si los colonizadores españoles hubiesen actuado como él, la historia del imperio en el Nuevo Mundo podría haber sido muy distinta.

Por ejemplo, contrario a lo que hicieron muchos de sus compañeros, Balboa obtuvo información valiosa de los nativos. Estos le proporcionaron datos muy importantes sobre caminos, tribus vecinas y las características de las tierras de los alrededores. Más tarde, toda la información que pudo reunir probó ser invaluable para alcanzar sus objetivos.

Biografía

Primeros años

No se sabe mucho sobre la fecha exacta del nacimiento o los primeros años de vida de Vasco Núñez de Balboa en España. No obstante, la mayoría de los historiadores sitúan el año de su nacimiento alrededor de 1475. Se sabe que era el tercero de cuatro niños y que su madre era una dama de Badajoz en el suroeste de España.

En cuanto al lugar que lo vio nacer, generalmente se menciona a Jerez de los Caballeros, un pequeño pueblo cerca de la frontera con Portugal. Su padre fue don Nuño Arias de Balboa, un noble español empobrecido. Desde niño entró como criado en casa de un noble caballero de Moguer, y allí se se educó en letras, modales y armas.

Juventud

El joven Balboa pasó mucho tiempo de su juventud en los muelles de Moguer escuchando las historias que contaban los marineros recién llegados del Nuevo Mundo. Algunos de ellos incluso habían navegado con Colón en sus viajes.

De este modo, las historias que contaban sobre las riquezas y las tierras misteriosas descubiertas alimentaron la imaginación de Balboa y su anhelo de aventura. Entonces, a la edad de 26 años, Vasco Núñez de Balboa tuvo la oportunidad de emprender el viaje que sería el inicio de su vida aventurera.

En el año 1500, los reyes de España le otorgaron a don Rodrigo de Bastidas una licencia para navegación y exploración. Gracias a esta licencia, este rico funcionario estaba autorizado para explorar la costa norte de lo que hoy es Sudamérica.

Balboa fue uno de varios jóvenes locales que solicitaron y fueron aceptados para el viaje. Debido a su inexperiencia en la navegación, no era miembro de la tripulación sino que se desempeñaba como escudero. Esta posición era la que ocupaban los encargados de luchar para defender la expedición de los nativos hostiles.

Viaje al Nuevo Mundo

Durante los siguientes 4 meses, Balboa recorrió la costa venezolana, la atlántica panameña y la atlántica colombiana. Manteniendo una navegación constante, la expedición navegó deteniéndose en las aldeas nativas. Allí, los españoles intercambiaban baratijas y cuchillos por perlas valiosas que los indios extraían del mar.

Sin embargo, esta expedición tuvo que finalizar abruptamente. Descubrieron que los buques estaba contaminado con broma (Teredo navalis), un molusco que se alimenta de madera. En consecuencia, todas las cuadernas (tablas de madera) de los cascos de los buques estaban a punto de colapsar.

Ante el riesgo de que las naves se hundieran, la expedición partió rumbo a La Española para que las repararan. Sin embargo, zozobraron antes de llegar y la tripulación tuvo que lanzarse al agua y llegar a la isla a nado. Rescataron solo las perlas y algunas otras pequeñas cosas que pudieron cargar.

Con su parte del botín de perlas, Vasco Núñez de Balboa, adquirió en la isla tierras y esclavos. Por un tiempo, se dedicó a la agricultura y cría de ganado porcino. Su manejo del negocio no fue el más adecuado. Se endeudó y quedó retenido en La Española por sus acreedores. Entonces, se embarcó de polizón en un buque para escapar de la isla.

Aventuras

Luego de su huida de La Española, una serie de expediciones llevaron a  Vasco Núñez de Balboa a diferentes partes del Nuevo Mundo. Su periplo comenzó al embarcarse de polizón en un buque con ruta hacia Terra Firme (costa atlántica de Colombia y Panamá).

Con el tiempo, Núñez de Balboa llegó a tener el control norte de toda la zona limítrofe al Golfo de Darién. Desde esa posición, inició la construcción de barcos para estas expediciones. Los indígenas nativos transportaban los materiales necesarios a través de las montañas hasta la costa del Pacífico.

En el curso de su vida, sostuvo numerosos combates con tribus indígenas hostiles y a todas subyugó (unas por las armas y otras por la negociación).  Su momento estelar se dio desde un montículo situado en el sitio conocido como Cerro Gigante. Desde allí contempló en silencio la majestuosidad del mar que se extendía a sus pies y que llamó Mar del Sur.

Últimos días y muerte

Luego de descubrimiento del Mar de Sur, Balboa mantuvo un ritmo expedicionario incansable. Esta incesante actividad con mucha frecuencia hacía que se mantuviera alejado de sus obligaciones políticas. Esto fue aprovechado por sus adversarios para hacerlo quedar mal ante el rey de España.

En el año 1514, España envió un reemplazo para el cargo de gobernador que detentaba Balboa. El enviado era Pedro Arias de Ávila, quien a su llegada pudo notar que la colonia de Darién era muy próspera. De inmediato, el nuevo gobernador ordenó una investigación administrativa.

En el curso de las investigaciones y debido a muchos de los testimonios de enemigos políticos, Balboa fue acusado de traición y conspiración contra el rey de España. Esto trajo como consecuencia una condena a muerte. La ejecución se cumplió un día desconocido de la semana transcurrida entre el 13 y el 21 de enero de 1519.

Descubrimientos

La expedición de Bastidas

Rodrigo de Bastidas

Con este nombre se conoció a la expedición organizada en 1500 por el escribano público Rodrigo de Bastidas y el cartógrafo Juan de la Cosa. En ella se enroló Vasco Núñez de Balboa como escudero. La expedición partió de Cádiz hacia marzo de 1501 y llegó a La Guajira (Colombia), desde donde navegó lentamente hacia occidente.

En este viaje, los expedicionarios descubrieron la actual costa atlántica colombiana y luego la costa atlántica panameña desde el golfo de Urabá hasta un punto desconocido (los historiadores presumen que podría tratarse de Punta Manzanillo), situado a unas 150 millas del Darién

Por problemas con las embarcaciones, los expedicionarios se vieron forzados a enfilar proas hacia la isla conocida como La Española. Allí fueron recibidos por el gobernador fray Nicolás de Ovando, quien entregó a Balboa unas tierras. Balboa decidió permanecer en La Española por un tiempo probando suerte con las actividades agrícolas.  

También, durante su estancia en la isla estuvo realizando algunas misiones para el gobernador Ovando. Entre ellas, participó en la campaña de reducción de algunos focos de resistencia indígena que aún persistían en La Española.

Expedición de Enciso

Martín Fernández de Enciso fue un navegante y geógrafo español organizador de una expedición en el año 1510 para llevar provisiones al también conquistador español, Alonso de Ojeda. Este último, junto con Diego de Nicuesa, había recibido permiso de los reyes de España para explorar y colonizar la Costa de las islas de las Perlas (Golfo de Panamá).

Precisamente, Balboa se embarcó en uno de los barcos de esta expedición desde La Española para continuar con su vida aventurera. A su desembarque, encontraron el asentamiento conocido como San Sebastián de Urabá (costa norte colombiana) completamente destruido por el ataque de los indígenas.

Esta población había sido fundada por Alonso de Ojeda en un viaje anterior en el golfo del mismo nombre. Era un sitio descrito por los historiadores como altamente insalubre por sus condiciones ambientales. También era un emplazamiento en constante asedio de las tribus indígenas de la zona.  

Ante el hallazgo, por sugerencia de Balboa, los españoles se dirigieron hacia una de las orillas aún no exploradas del golfo de Urabá. Entraron en combate con uno de los jefes de la zona, el cacique Cémaco, a quien vencieron. Luego, exploraron el área y fundaron una villa que reemplazó a la que hallaron destruida.

Jornada contra los indios cueva

A principios de mayo de 1511, el gobernador Balboa se puso al frente de 130 hombres para iniciar una campaña contra los indios cueva. Esta expedición se organizó por informaciones recibidas de las riquezas de estos indígenas. Vasco Núñez Balboa contó con la ayuda de su aliado, el cacique Cémaco.

De sus acciones contra estos indígenas, surgió la leyenda de un poderoso señor blanco de dotes extraordinarias a quien todos admiraban y a quien se sometieron. La leyenda se mantuvo durante varios años, ayudando decisivamente a que la conquista fuese menos cruenta de lo acostumbrado hasta entonces.

En este viaje y gracias a las historias indígenas, Vasco Núñez de Balboa se enteró de la existencia de una tierras ricas en oro situadas a 6 días de su posición. Estas tierras estaban ubicadas hacia el sur en ruta hacia “la otra mar”. Esta noticia lo maravilló a tal grado que comenzó a programar una expedición para verificar la historia.

Expedición a “la otra mar”

A mediados de agosto de 1513, con un contingente de 190 hombres, Núñez de Balboa decidió emprender la jornada en búsqueda de las tierras mencionadas en las historias de los indígenas. Durante 10 días lucharon contra las condiciones climáticas de la selva y los nativos. El primer avistamiento ocurrió el 25 de septiembre de 1513 desde una cima.

Tres días después, fecha de la festividad de San Miguel Arcángel, el capitán español decidió tomar posesión del mar en nombre de los reyes de España. Como parte del acto ceremonial, Balboa se paró en el agua poco profunda, levantó su espada y reclamó todo el mar y las cercanías tierras para España.

Los españoles bautizaron al vasto océano como Mar del Sur. Las crónicas de la época asumen que tal nombre se debió al hecho de que este mar se localizaba al sur del istmo de Panamá. Más tarde, lo renombraron Océano Pacífico.

Finalmente, informes de los descubrimientos de Balboa llegaron a España. Balboa fue nombrado gobernador de las provincias de Mar del Sur y Panamá y Coiba. Con esta nueva designación, Balboa planeó inmediatas futuras exploraciones. Esperaba viajar a Perú, hogar de los incas. Varias intrigas políticas le impidieron concretar este proyecto.

Ciudades fundadas y otros aportes

Participación en la fundación de Salvatierra de Sabana

En el curso de la expedición de Bastidas, Vasco Núñez de Balboa participó como soldado. El resultado fue la fundación de la población de Salvatierra de Sabana, actualmente Les Cayes , Haití. Como premio a su desempeño en esta conquista, Balboa recibió un repartimiento de indios. .

Fundación de la Villa de Santa María la Antigua del Darién

Alrededor del año 1510, durante la expedición de Enciso, se fundó la Villa de Santa María la Antigua del Darién. Esta fue la primera ciudad estable fundada en América. Inicialmente, esta villa se erigió con el nombre de La Guardia pero, a sugerencia de Balboa, cambió su nombre.

Balboa gobernó Santa Maria la Antigua de Darién desde 1510 hasta 1514. Su gobierno se caracterizó por ser progresista, con uso mesurado de la violencia y de continua expansión por la adhesión de nuevos territorios. Comparado con otros conquistadores quienes mostraban gran dureza, Balboa evidenció benignidad con los indígenas.

Posteriormente, por resolución real del 23 de diciembre de 1511, toda la zona del golfo de Urabá quedó bajo la jurisdicción de Balboa. En virtud de esta cédula real, toda la costa atlántica de las actuales Panamá y Colombia, quedó bajo el control político de Vasco Núñez de Balboa.

Este nombramiento redundó en el desarrollo de Santa María. Hacia el mes de agosto de 1511, Balboa decidió organizar la villa. Se trazaron las calles y se empezó la construcción de las viviendas. En septiembre, ya se estaba sembrando maíz en las tierras próximas y la ciudad empezó a crecer rápidamente.

Alianzas con indígenas

Balboa sumó muchos aliados entre las tribus indígenas. En su campaña contra los indios cueva, por ejemplo, logró aliarse con las tribus del cacique Careta (cuevas), el cacique Comogre y el cacique Ponca. Careta y Comogre fueron bautizados asumiendo los nombres de Fernando y Carlos, respectivamente.

A partir de esta jornada, comenzó a gestarse uno de sus mayores logros. Balboa consiguió que todas las tribus de la zona transístmica comprendida entre Santa Maria, Cueva y el golfo de San Miguel, aceptaran cooperar con los españoles. Esto garantizó la prosperidad de la colonia española enclavada en el Golfo de Darién.

Referencias

  1. Keen, B. (2017, marzo 03). Vasco Núñez de Balboa. Tomado de britannica.com.
  2. Otfinoski, S. (2005). Vasco Nunez de Balboa: Explorer of the Pacific. New York: Marshall Cavendish.
  3. Quintana, M. J. (1832). Lives of Vasco Nunez de Balboa, and Francisco Pizarro.  London: W. Blackwood.
  4. Madueño Galán, J. M. (s/f). Darién, Vasco Núñez de Balboa y el descubrimiento del mar del Sur. Tomado de armada.mde.es.
  5. Petrie, K. (2007). Vasco Núñez de Balboa. Minnesota: ABDO.
  6. Markham, C. (1913). Vasco Nuñez De Balboa. London: The Geographical Journal.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here