Vicente Blasco Ibáñez: biografía, estilo y obras completas

Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928) fue un novelista, político y periodista español que vivió entre la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del XX. Su hacer literario trascurrió entre su natal Valencia, París y Argentina, en donde fundó dos colonias: Cervantes y Nueva Valencia.

Fue miembro del partido republicano y consiguió el puesto de diputado de las cortes en varios períodos legislativos. En su faceta de periodista escribió textos tanto en castellano como en catalán. Durante su juventud fundó el diario El Pueblo, en Valencia.

Vicente Blasco Ibáñez. Fuente: Unknown Unknown author [Public domain], via Wikimedia Commons

Publicó más de 40 novelas y relatos cortos, y estuvo enmarcado principalmente dentro de la corriente naturalista de los novelistas franceses de finales del siglo XIX. Entre sus títulos más destacados están La barraca, Entre naranjos, Cañas y barros, La catedral y Los cuatro jinetes del apocalipsis, este último ambientado en Francia durante la I Guerra Mundial.

Varias de sus obras literarias han sido adaptadas al cine, tanto por la industria de Hollywood como por el cine español.

Biografía

Nacimiento y familia

Vicente Blasco Ibáñez nació en Valencia, España, el 29 de enero del año 1867. Sus padres fueron Ramona Ibáñez y Gaspar Blasco, ambos comerciantes procedentes de Aragón, quienes se habían trasladado a Valencia en la búsqueda de mejores oportunidades económicas.

Su nacimiento ocurrió en una época políticamente convulsa para España. Cuando apenas tenía un año de edad se produjo la Revolución del 68, que acabó con el destronamiento de Isabel II y los posteriores intentos de instauración de un sistema de gobierno republicano.

Niñez en una época difícil

A muy temprana edad vivió los sucesos de la llamada Revolución cantonal, liderada por los adeptos al Partido Republicano Federal en varias ciudades españolas. Entre las poblaciones estaba incluida Valencia, y la intención inmediata fue la de establecer lo más pronto posible una república federal en España.

Todos estos acontecimientos influyeron en las actividades políticas a las que Blasco Ibáñez dedicó buena parte de su vida en años posteriores, así como también en la temática de sus novelas.

Temprano interés por leer a los grandes

Desde niño se interesó en la lectura de las obras de Víctor Hugo, así como de escritores de la llamada Renaixensa de la cultura catalana y valenciana, como Constantí Llombart. Este movimiento cultural pretendía enaltecer la lengua y la cultura catalana y valenciana frente a la hegemonía del castellano.

La Renaixensa se desarrolló de manera análoga a corrientes similares en otras provincias españolas, como fue el caso del Rexurdimento gallego. Este movimiento abordó temas históricos exaltando a los héroes y a las tradiciones regionales.

Estudios de derecho

Durante su adolescencia, en 1882, se matriculó en la carrera de Derecho en la Universidad de Valencia. En su etapa universitaria perteneció a la estudiantina.

Obtuvo su título en el año 1888; sin embargo, a partir de entonces prácticamente no ejerció como abogado.

Fundación de su primera revista literaria

Paralelamente a su vida académica y con apenas 16 años, en 1883 Blasco Ibáñez fundó una revista literaria que en un principio se llamó El Miguelete, y luego pasó a llamarse El Turia.

Aunque la revista duró muy poco tiempo en circulación, sentó los precedentes para la constitución posterior del periódico El Pueblo. En dicho diario el autor publicó algunos de sus más importantes escritos.

Caricatura de Blasco Ibáñez en “Don Quijote”, 1902. Fuente: Manuel Tovar Siles [Public domain]

Este interés por el periodismo y las letras fue adquirido durante un breve viaje a Madrid que realizó en el mismo año 1883. En la capital española conoció al escritor y folletinista Manuel Fernández y González, para quien transcribió novelas y artículos.

Carrera política en el Partido Republicano Federal

Mientras asistía a la universidad y hacía sus primeras incursiones en el mundo periodístico, se incorporó también al Partido Republicano Federal.

Participó de las reuniones de esta organización política, en las que destacó de inmediato por su personalidad carismática y sus dotes para la oratoria.

Persecución política y huida

En el año 1890 Enrique de Aguilera y Gamboa, marqués del Cerralbo, llegó a Valencia como representante de los seguidores del archiduque Carlos, quienes pretendían volver a instituir la monarquía tradicional en España. Los federalistas boicotearon su llegada, por lo que varios de ellos fueron perseguidos.

Blasco Ibáñez tomó parte activa en el saboteo; huyó hacia Argel y luego se trasladó a París, en donde permaneció hasta 1891.

Desde París escribió crónicas que se publicaron en el periódico español El Correo de Valencia. También escribió uno de sus primeros libros: Historia de la Revolución española.

Regreso a Valencia y matrimonio

En 1891 regresó a Valencia valiéndose de una amnistía general y contrajo matrimonio con doña María Blasco del Cacho.

De la unión de estos dos personajes nacieron cuatro hijos, llamados Mario, Julio César, Sigfrido y Libertad.

Vida como diputado

Ese mismo año se presentó por primera vez como candidato a diputado. Aunque no obtuvo el escaño en esa oportunidad, fue diputado de las cortes en Valencia y Madrid por el partido Unión Republicana en los periodos legislativos de 1898, 1899, 1901, 1903, 1905 y 1907.

Como político se caracterizó por su elocuencia y su poder de convencimiento, de los que hacía gala tanto en mítines callejeros como en reuniones internas. Rápidamente ganó fama en Valencia por estas cualidades.

En torno a su figura surgió el blasquismo, movimiento político valenciano que se caracterizó por el llamamiento a la soberanía popular, el anticlericalismo y la reivindicación del proletariado industrial.

Esta corriente de pensamiento social se extendió por la ciudad de Valencia, y sus muchos adeptos se reunían en los casinos de los sectores populares. El blasquismo derivó en la conformación del Partido de Unión Republicana Autonomista en 1909, cuyo principal líder fue Sigfrido Blasco-Ibáñez Blasco, hijo del escritor.

Fundación del diario El Pueblo

En 1894 Blasco fundó el diario El Pueblo, cuya línea editorial se desarrolló en concordancia con las ideas políticas de su fundador: a través de este periódico se convocó a las reuniones políticas del blasquismo.

En las páginas de El Pueblo, Blasco Ibáñez llegó a publicar más de mil artículos, crónicas y sátiras. Además, ese mismo año publicó su novela Arroz y tartana.

Durante la década de 1890 Blasco Ibáñez fue encarcelado y exiliado en varias ocasiones por las revueltas que ocasionó.

En 1896 fue perseguido por incitar una protesta contra el envío de tropas españolas a la Guerra de Cuba y se refugió durante algún tiempo en una barraca en la localidad de Almácera, en donde escribió el bosquejo de su famosa novela La Barraca, publicada en 1898.

Posteriormente huyó a Italia, en donde escribió En el país del arte, guía turística que apareció en forma de crónicas en su periódico El Pueblo. A finales de 1896 regresó a España y fue encarcelado en el penitenciario de San Gregorio, en donde escribió su relato El despertar de Budha.

Fundación de la editorial Prometeo

A principios del siglo XX fundó la editorial Prometeo junto con el editor valenciano Francisco Sempere. Allí publicó muchas de sus novelas, las de otros escritores de la época y algunos clásicos de la literatura.

Durante estos años continuó publicando novelas y relatos, como Entre naranjos, Cañas y barro, La Catedral, La maja desnuda y Sangre y arena.

Ya con buena fama como escritor, en 1905 se trasladó a Madrid para alejarse de la tensión política de Valencia.

En esa ciudad ejerció como diputado hasta 1908, cuando se retiró de la vida política para dedicarse por entero a la escritura y a la divulgación de sus libros internacionalmente.

Segundo matrimonio

En Madrid conoció a Elena Ortúzar, esposa del agregado cultural de la embajada chilena. Con ella entabló una larga relación amorosa y finalmente se casó en 1925, tras la muerte de su primera esposa. Tanto el escritor como su amante fueron retratados en 1906 por el pintor Joaquín Sorolla.

En 1909 se trasladó a Argentina para dictar una serie de conferencias sobre literatura, arte, filosofía, música, historia y otros temas. Durante los años siguientes viajó por las distintas regiones del país sudamericano, obteniendo fama y grandes beneficios económicos. En ese contexto fundó las colonias de Nueva Valencia y Cervantes.

En 1914 se estableció en París junto a Elena Ortúzar. Su llegada coincidió con el estallido de la Primera Guerra Mundial, lo cual le brindó la oportunidad de publicar crónicas y reportajes en la prensa respecto a este conflicto.

A propósito de la guerra, escribió también la que fue su novela más popular internacionalmente: Los cuatro jinetes del apocalipsis, publicada en 1916.

A pesar de que esta novela no causó gran impacto en el continente europeo, en Estados Unidos fue un best seller. De hecho, fue adaptada al cine hollywoodense en 1921 con la participación del afamado actor Rodolfo Valentino como protagonista.

Lo mismo ocurrió con Sangre y arena. El éxito de la novela le impulsó a realizar una gran gira por Estados Unidos, donde se le otorgó el doctorado honoris causa de la Universidad de Washington. También viajó a México por invitación del presidente Venustiano Carranza.

Últimos años

En 1921 adquirió una hermosa finca llamada Fontana rosa en la población francesa de Menton, donde pasó sus últimos años escribiendo más novelas y relatos. En los años siguientes escribió también numerosos artículos y panfletos contra el dictador español Primo de Rivera.

Falleció el 28 de enero de 1928 en su residencia en Menton a causa de las complicaciones de una neumonía. En 1933, una vez instaurada la Segunda República en España, sus restos fueron trasladados a Valencia y sepultados en el cementerio civil.

Estilo

Las novelas y relatos de Blasco Ibáñez pueden catalogarse dentro de distintos estilos y géneros.

Algunas de sus obras se sitúan entre el costumbrismo regionalista, con las largas descripciones y exaltación de su Valencia natal; y el naturalismo propio de Émile Zola y otros novelistas franceses de la segunda mitad del siglo XIX. Tal es el caso de Arroz y tartana, La barraca, Entre naranjos, Cañas y barroCuentos valencianos, entre otros.

“El militarismo mejicano”, trabajo periodístico. Portadilla. Fuente: De la digitalización Archive.org Del libro Vicente Blasco Ibañez fallecido el 28 de enero de 1928, o sea hace más de 70 años [Public domain], vía Wikimedia Commons

Se desarrolló también en el género de las novelas históricas, como El Papa del mar, A los pies de VenusEn busca del Gran Kan, entre otras. Estas obras presentaban algunas características del romanticismo, como por ejemplo, el patriotismo. Muchos de sus críticos consideran que este patriotismo fue influenciado por sus tempranas lecturas de las obras de Víctor Hugo.

Su escritura rápida y a la vez cuidada, y su capacidad de describir ambientes y situaciones con precisión le hicieron destacar como un excelente escritor de libros de viajes y aventuras. Un ejemplo claro es el de En el país del arte, Argentina y sus grandezas y La vuelta al mundo de un novelista.

Escribió también novelas de guerra: Los cuatro jinetes del Apocalipsis, Mare nostrum y Los enemigos de la mujer, además de otras tantas más psicológicas y de aventura.

Obras completas

La mayoría de las obras de Blasco Ibáñez son novelas y relatos, aunque también publicó libros de historia, de viajes y compilaciones de artículos periodísticos. Sus títulos, ordenados cronológicamente, son los siguientes:

– Fantasías. Leyendas y tradiciones (1887).

– ¡Por la patria! Romeu el Guerrillero (1888).

– Historia de la Revolución Española: Desde la Guerra de la Independencia a la Restauración de Sagunto. 1804-1874 (1890-1892).

– La araña negra (1892).

– El catecismo del buen republicano federal (1892).

– ¡Viva la República! (1893).

– París, impresiones de un emigrado (1893).

– Noche de bodas (1893).

– Arroz y tartana (1894).

– Flor de mayo (1895).

– En el país del arte (1896).

– Cuentos valencianos (1896).

– La barraca (1898).

– Entre naranjos (1900).

– La condenada (1900).

– Sónnica la cortesana (1901).

– Cañas y barro (1902).

– La catedral (1903).

– El intruso (1904).

– La bodega (1905).

– La horda (1905).

– La maja desnuda (1906).

– Oriente (1907).

– La voluntad de vivir (1907).

– Sangre y arena (1908).

– Los muertos mandan (1909).

– Luna Benamor (1909).

– Argentina y sus grandezas (1910).

– Los argonautas (1914).

– Historia de la guerra europea (1914-1921).

– Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1916).

– Mare Nostrum (1918).

– Los enemigos de la mujer (1919).

– El militarismo mejicano (1920).

– El préstamo de la difunta (1921).

– El paraíso de las mujeres (1922).

– La tierra de todos (1922).

– La reina Calafia (1923).

– Novelas de la costa azul (1924).

– La vuelta al mundo de un novelista (1924-1925).

– Una nación secuestrada (1924).

– Lo que será la república española (1925).

– Por España y contra el rey. Alfonso XIII desenmascarado (1925).

– El papa del mar (1925).

– A los pies de Venus: los Borgia (1926).

– Novelas de amor y de muerte (1927).

– El caballero de la Virgen (1929).

– En busca del Gran Khan (1929).

– El fantasma de las alas de oro (1930).

– La condenada y otros cuentos (1979).

Referencias

  1. Vicente Blasco Ibáñez. (S. f.). España: Wikipedia. Recuperado: wikipedia.org
  2. Vicente Blasco Ibáñez. (S. f.). (N/a): Biografías y vidas, la enciclopedia biográfica en línea. Recuperado: biografiasyvidas.com
  3. Vicente Blasco Ibáñez. (S. f.). España: Centro Virtual Cervantes. Recuperado:  cervantesvirtual.com
  4. Blasco Ibáñez, Vicente. (S. f.). (N/a): Escritores.org. Recuperado: escritores.org
  5. Vicente Blasco Ibáñez. (S. f.). Cuba: EcuRed. Recuperado: ecured.cu.
Soy licenciado en educación mención lengua y literatura, de la Udone. He trabajado como profesor universitario en las cátedras de historia, literatura española y latinoamericana, además de música (armonía y ejecución de la guitarra). Trabajo como escritor, destacando en narraciones urbanas, novela y poesía. Entre mis libros destacan: "En la Boca de Los Caimanes", novela; "Transeúnte", cuentos urbanos; "Evocativos", poemario; "Cayena de Sal", poemario, "La casa en que estuve, el pueblo en que vivía", poemario; "La cama", poemario; "Roca de la Sal", poemario, "Del Hombre y Otras Heridas del Mundo", poemario; "Orilla Sagrada", poemario; "Suite del Refugio", composición musical para guitarra solista y "Aslyl", poemario. Aunado a esto, funjo como columnista del el diario "Sol de Margarita", en el que participo con el espacio "Transeúnte". Trabajo, además, como corrector de estilo. Destacan en esta labor los libros: "Sola Poeta I y II" (July Karina Rondón); "La vida por la piel" y "Relatos de otros mares" (Joaquina Doval); "Mi musa se fue con mi amante" (Elizabeth Vivas); “Huellas” (Gisela Trujillo); Hilos de locura (Luis Salazar), "Mi nombre es Jesús y vine a salvar tu alma", (Rafael Ríos). También escribo para la página Writing Tips Oasis, promocionando editoriales dedicadas a la publicación de libros en idioma español a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here