Violencia de Género: 10 señales de que eres una víctima

El concepto violencia de género hace referencia a aquella que se ejerce contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género que impacta de manera negativa su identidad y bienestar social, físico o psicológico.

Normalmente cuando escuchamos el término, casi siempre se nos presenta en la mente la imagen de una persona que ha sido agredida físicamente hasta malherirla gravemente o incluso provocarle la muerte.

violencia de género

Pero deberías saber que la violencia de género no solo implica acciones físicas o verbales, sino que cualquier signo que se emita con la finalidad de dañar a otra persona por pertenecer al sexo al que pertenece, es considerado como violencia de género.

Según la OMS, 1 de cada 3 mujeres sufre de violencia en el mundo. Sólo en España,desde que comenzamos 2016 se han registrado 11 mujeres asesinadas a manos de su pareja y más de 66 mil mujeres son asesinadas cada año en todo el mundo. Las cifras son cuanto menos alarmantes.

Para que entiendas lo que a continuación te explico, te diré que posiblemente, la primera agresión que estas mujeres sufrieron a manos de su pareja, no fue de tipo físico.

Formas que adopta la violencia de género

Para saber qué es realmente la violencia, debemos conocer en qué forma puede presentarse para detectarla rápidamente, ya que puede esconderse tras un acto que por ignorancia no consideramos agresivo o violento.

Podemos decir que la violencia de forma general puede adoptar 5 formas:

  • Física: Esta forma de violencia es quizás la más conocida. Se considera violencia física a aquella que se emplea contra el cuerpo de alguien provocándole dolor y/o daño. Es decir, cualquier acción intencional hacia otra persona, que afecte su integridad física.
  • Psicológica: Esta forma es más difícil de detectar que la anterior. Es también conocida como violencia emocional. La intención es deteriorar el valor y autoconcepto así como la autoestima de un individuo. Esta forma de violencia se da normalmente de forma verbal. Pueden ser palabras hirientes, insultos, gritos e incluso humillaciones.
  • Sexual: se trata de obligar o coaccionar a una persona con la finalidad de que realice un determinado acto sexual sin su propio consentimiento. Es importante añadir que se considerará violencia sexual, siempre que la víctima no consienta, sea cual sea la relación que mantenga con el agresor. Puede ejercerse mediante la fuerza física, psicológica o moral.
  • Simbólica: se considera violencia simbólica aquella que utiliza a nivel social estereotipos, símbolos, mensajes, valores, íconos o signos para inculcar al receptor una diferencia de poder o disminución del propio valor por pertenecer a un determinado grupo social. En este caso discriminar y detectar este tipo de violencia es bastante difícil por el grado de habituación entre el receptor y el mensaje. Con este tipo de violencia nos referimos por ejemplo a anuncios donde la mujer es usada como reclamo sexual publicitario o valores inculcados desde la infancia como por ejemplo: “Los hombres nunca lloran”.
  • Económica: Esta forma está caracterizada por aquellas acciones u omisiones hacia alguien que pueden perjudican la economía y la subsistencia de la persona. Se puede intuir mediante restricciones que tengan como finalidad el control del ingreso económico, así como la interrupción o restricción no justificada para poder obtener recursos.

Como puedes leer, no solo un golpe se considera violencia, de echo  en un reciente estudio realizado en población española por Graña y cuenca con parejas de carácter heterosexual y edad adulta, se encontró que la violencia bidireccional de carácter psicológico es la que mayor presencia tiene en concreto un 80% de violencia psíquica frente un 25% de violencia física.

Tipos de violencia de género

Una vez te he mostrado la anterior clasificación, vamos a hablar un poco acerca del tema por el que comenzaste a leer este artículo, la violencia de género.

Si nos fijamos en los datos obtenidos sobre las denuncias por violencia de género, solo en España, se registraron un total de 126.742 denuncias en el año 2015.

Al conocer este dato, se demuestra que estamos hablando de un tema crítico en nuestra sociedad, más aún si cabe si pensamos en que la cifra obtenida no hace referencia a todas aquellas personas que fueron maltratadas sino solo a las que denunciaron al agresor.

Una vez que has llegado hasta este punto del artículo y conoces las formas en que se puede ejercer la violencia así como la gravedad del tema, es ahora el momento de hablar sobre los tipos de violencia de género que existen.

Para realizar la clasificación he escogido la realizada por Johnson, en la cual el autor utiliza el grado de control ejercido para hacer la distinción. Así pues podemos distinguir la violencia de género en dos grupos independientes

  • Violencia controladora coactiva o terrorismo íntimo: En este caso se refiere a un patrón de relación que se suele cumplir dentro de la pareja. Dicho patrón es estable en el tiempo, e incluso incrementa la gravedad aún tras la ruptura de la relación.
  • Violencia situacional: Este tipo se caracteriza por la existencia de un patrón de conducta violenta que se da de forma episódica o como reacción, y que está asociada al manejo de situaciones difíciles en la pareja. Tras la ruptura el riesgo y la incidencia disminuyen en general.

En cuanto a la violencia situacional, cuando hablamos de situaciones críticas que pueden provocar las reacciones violentas nos referimos a las asociadas a los conflictos en la relación o la ruptura de la propia pareja.

Si echamos un vistazo a los datos, en muestras comunitarias donde se da violencia de género, la violencia de tipo coactiva supone el 11% y la situacional el 89%.

En el caso de las muestras judiciales donde se ha llevado a cabo la presentación de denuncia, el 29% es situacional, mientras que el 68% es coactiva.

10 Señales que indican que eres víctima de género

Quizás al leer los anteriores párrafos te has sentido identificado en alguna que otra línea. Si aún te quedan dudas sobre ello, a continuación os mostramos 10 indicadores fáciles de detectar que pueden darte información más detallada acerca de si realmente estás siendo víctima de género en tu relación de pareja.

Los siguientes indicadores no solo se centran en lo que hace el agresor, sino que también recogen cómo te sientes. Además se añaden algunos ejemplos para que lo tengas aún más claro.

1-Los celos

Es un indicador que puede hacerte pensar que en realidad tu pareja se está preocupando por ti, pero lo que realmente busca es tenerte bajo control. Las conductas que se mostrarán en este caso te harán sentir que has hecho algo malo, aunque en realidad simplemente hagas tu vida con normalidad.

Signos que ejemplifican el indicador serían interrogarte a cerca de con quien hablas, acusarte de coquetear con otras personas, sentir celos de otras relaciones que tuviste en el pasado e incluso culparte de que otras personas te miren.

2-El control

Como te comenté en el anterior apartado, el hecho de querer ejercer control sobre ti, puede hacerte pensar que solo se interesa por tu bienestar y tu seguridad, de echo es posible que te lo intente hacer creer.

Con el paso del tiempo, y a medida que avance la relación este comportamiento se tornará más intenso. Las conductas que puede mostrar son: asumir el control de tu propia economía, controlar como te vistes, llamarte con frecuencia durante el día o incluso prohibirte que hagas lo que te apetezca.

Otra forma de control común es el chantaje emocional, en el que si no haces o dejas de hacer lo que te pida, te amenazará con algo, como por ejemplo finalizar la relación o incluso suicidarse.

3-Aislamiento

En este caso, tu pareja intentará distanciarte de forma permanente de tus círculos sociales e incluso de tu familia. Puede que te deje relacionarte con ellos solo cuando esté presente. Quizás hasta llegues a pensar que tiene razón. La intención es cortar los lazos que vienen de afuera de la relación y minimizar el apoyo y los recursos externos de la víctima para incapacitarla.

El intento de aislamiento puede dejarse ver cuando tu pareja acusa a tus amigos y familiares de personas que no saben que es lo mejor para ti y que lo único que quieren es romper vuestra relación. Puede llegar a tornarse asfixiante hasta el punto de quitarte las llaves de tu coche, y bloquear las líneas de comunicación con el exterior, como el teléfono o internet.

4-Irresponsabilidad

En este apartado se hace alusión a culpar a los otros de sus propias conductas o problemas. Lo que más común mente se conoce como “balones fuera”. Tu pareja en este caso, culpará a cualquiera del porque hace lo que hace, o porqué es como es.

Puede que cualquier cosa que ocurra, que tu pareja considere negativa, venga de dentro o de afuera de la relación la pague contigo, pues en este sentido, la culpa casi siempre la dirige hacia la víctima. Seguramente llegues a sentir que la culpa es realmente tuya, y que puedes hacer algo por evitar el problema o su conducta la próxima vez.

5-Hipersensibilidad

Tu pareja recibirá cualquier mensaje como un ataque personal. Cualquier palabra, acción, gesto o mirada dirigida hacia tu pareja, ésta la sentirá como una ofensa personal. Como consecuencia, seguramente descargará su ira sobre ti. Es posible que tu intentes no hacerte notar, y pasar desapercibida para no molestarle.

6-Abuso de carácter verbal

Este comportamiento implica que tu pareja te dice cosas que estarán destinadas a hacerte sentir mal. Esta conducta se dejará ver en insultos o comentarios que te degraden, te menosprecien y sean hirientes. Puede incluso que se meta con tu físico, o cuando se dirija a ti lo haga con apodos vejatorios.

Este tipo de abuso puede ser en privado o incluso en público humillándote. Esto puede ir mermando gravemente tu autoestima, hasta el punto de creer que lo que tu pareja dice es cierto. Puedes dejar de arreglarte, y sentirte bien e incluso abandonarte y no cuidar tu apariencia física.

7-Abuso sexual y roles sexuales rígidos

Tu pareja esperará de ti que seas una persona sumisa en el terreno sexual. Solo importa su placer, y el encuentro sexual se dará cuando a tu pareja le apetezca. En este apartado incluimos la violación, ya que puede que utilice la fuerza física o la coacción para llegar a conseguir lo que desea.

Si tu pareja te obliga a mantener sexo cuando tu no lo deseas, o te obliga a realizar prácticas sexuales que no te apetecen, estás sufriendo abuso sexual.

8-Abuso y violencia física

Quizás este indicador es el más fácil de detectar. Cualquier acto violento intencionado que te produzca daño físico o te ponga en riesgo (aunque sea un riesgo mínimo) es considerado violencia física.

Si tu pareja te amenaza con fuerza física, o con cualquier conducta que te dañe y ponga en riesgo tu integridad física se considera violencia física. Todos los indicadores son graves, pero este en especial debe hacerte reaccionar rápido ante la situación por tu seguridad.

9-Romper objetos

Es una forma de castigar y aterrorizar a la víctima. En el caso de castigar, romperá tus pertenencias y posesiones (sobre todo las que tienen más valor para ti). Cuando nos referimos a aterrorizar, es simplemente una muestra de tu pareja hacia ti de su violencia y fuerza física, para atemorizarte y hacer de ti una persona sumisa.

Puede que hayas tenido que guardar bajo llave algún objeto preciado tuyo por miedo a que lo rompa, o incluso pueden apreciarse en el entorno donde pasáis más tiempo (coche o domicilio) varios desperfectos provocados por tu pareja.

10-Cambios bruscos de humor

Tu pareja parece que tiene dos caras. Tras una explosión de ira aparece la amabilidad o conductas en forma de cariño. Este tipo de conducta, semejante al Dr. Jekyll y Mr. Hyde, es muy común en aquellas personas que cumplen el perfil de abusadores. Tu sensación será de confusión y miedo, ya que no sabes de qué forma reaccionará o cuál es su humor en ese momento.

¿Dónde puedes acudir?

Si eres de España, pueden ayudarte de inmediato si llamas al teléfono 016. Es un servicio telefónico de información y asesoramiento jurídico en materia de violencia de género. Puedes llamar desde cualquier sitio porque las llamadas que hagas a este número no dejarán ningún rastro en la factura del teléfono.

Si resides en América latina, te dejo un enlace web, donde puedes obtener ayuda sea cual sea tu zona: http://www.unwomen.org/es/where-we-are/americas-and-the-caribbean/regional-and-country-offices

Ante la duda contacta con ellos, mereces algo mejor.

Referencias

  1. M.P. Johnson. Gender and types of intimate partner violence: A response to an anti-feminist literature review.
  2. http://www.refuge.org.uk/what-we-do/campaigns/early-warning-signs/.
  3. http://www.newhopeforwomen.org/abuser-tricks.
  4. http://infomaltrato.com/index.php?pagina=telefono.
  5. http://www.actitudfem.com/
  6. http://vidayestilo.terra.com.co/mujeres-de-hierro/
  7. http://www.feminicidio.net/menu-feminicidio-informes-y-cifras.
  8. http://www.woodbridgedvrt.org/pages/fiveforms.html.
  9. Different forms of intimate partner violence: Implications for forensic psychological assessment in the Spanish legal context: José M. Muñoza, Enrique Echeburúab.
COMPARTIR

Graduada en psicología por la universidad de Sevilla. “lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatártelo”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here