Las 4 Leyes de la Alimentación Principales para una Dieta Adecuada

Las leyes de la alimentación resumen en cuatro puntos cuál es la nutrición que debemos llevar adecuadamente. Como se sabe, la comida es una parte esencial de la vida de todos y, en ese sentido, las leyes de la alimentación pueden considerarse universales.

La comida nos da la energía y los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarnos, ser sanos y activos, movernos, trabajar, jugar, pensar y aprender. El cuerpo necesita una variedad de los siguientes 5 nutrientes para mantenerse sano y productivo: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales.

Las leyes de la alimentación plantean una dieta correcta de alimentos

La proteína es necesaria para construir, mantener y reparar los músculos, la sangre, la piel, los huesos y otros tejidos y órganos del cuerpo. Los alimentos ricos en proteínas son la carne, los huevos, los productos lácteos y el pescado.

Por otro lado, los hidratos de carbono proporcionan al cuerpo su principal fuente de energía. Los alimentos ricos en carbohidratos incluyen el arroz, el maíz, el trigo, las papas, las frutas, la miel, etc.

En tanto, la grasa es la fuente secundaria de energía del cuerpo y proporciona más calorías que cualquier otro nutriente. Los alimentos ricos en grasas son aceites, manteca, leche, queso y algunas carnes.

Por último, las vitaminas y minerales son necesarios en cantidades muy pequeñas, por lo que a veces son llamados micronutrientes. Ayudan a construir tejido corporal, por ejemplo los huesos (calcio) y la sangre (hierro).

Pero antes de continuar con la importancia de una buena dieta, veremos las famosas leyes de la alimentación, fundamentales para establecer la importancia de la comida en todos los seres humanos.

Leyes de la alimentación

Ley de la cantidad

Esta ley determina la cantidad de alimentos que es necesario para satisfacer los requisitos de energía que tiene el cuerpo humano, y de esa manera mantener un equilibrio. La cantidad de alimentos que ingiera una persona le garantizará una vida larga y saludable, a la que hay que agregarle actividad física.

Las cantidades de comida dependen, desde ya, del tamaño del individuo, así como de su composición corporal (masa grasa y magra), el tipo de actividad física que se realice, y las actividades fuera del ámbito deportivo, tales como el tipo de trabajo y estudio.

Ley de la calidad

La ley de la calidad se refiere, como su nombre lo indica, a lo cualitativo y no a lo cuantitativo. Es decir que la alimentación debe ser completa y saludable para mantener al organismo como una unidad indivisible. Para esto, el cuerpo necesita de proteínas, carbohidratos, lípidos, vitaminas, minerales y agua.

Ley de la armonía

Por armonía se entiende la proporción de los alimentos entre sí, para maximizar los beneficios de cada uno de ellos. Es decir que la cantidad de nutrientes debe estar en equilibrio.

Ley de la adecuación

Por último, pero no menos importante, está la ley de la adecuación, que básicamente dice que cada persona es un mundo con sus gustos y hábitos, situación económica y cultural, y que la alimentación debe adecuarse a estos contextos.

Por eso, cada plan alimentario debe confeccionarse de forma individual y tomar a las personas como un todo. Dicho de otro modo, un plan alimentario necesita tener en cuenta múltiples variables, no se trata solamente de dictaminar lo que es saludable, sino también lo que es adecuado.

La importancia de una dieta balanceada

Para mantenerse saludable, el cuerpo humano no sólo necesita de los cinco nutrientes que se mencionaron al principio de este artículo. También se necesita administrarlos en las cantidades correctas, es decir tener una dieta equilibrada.

De lo contrario, las consecuencias son numerosas y peligrosas. Si el cuerpo no come suficientes alimentos con energía (por ejemplo, carbohidratos y grasas), se sentirá muy cansado. Pero si se ingieren demasiadas grasas, se tendrá sobrepeso. La clave es el equilibrio.

Muchas personas en el llamado mundo desarrollado (por ejemplo, Estados Unidos) comen demasiadas grasas saturadas, por lo que la obesidad se está convirtiendo en un gran problema. Ser obeso va mucho más allá de una cuestión estética: tiene serias implicaciones para la salud, incluyendo el aumento de las posibilidades de padecer enfermedades cardíacas, diabetes, tener un accidente cerebrovascular o sufrir de cáncer.

Por otro lado, en el mundo subdesarrollado muchas personas sufren de hambre o subnutrición, por lo que no tienen suficiente comida o están “mal alimentadas”. En tanto, la desnutrición se caracteriza por una ingesta inadecuada de proteínas, energía o micronutrientes.

¿Qué es la desnutrición?

Las personas que tienen hambre o están desnutridas están en riesgo de desnutrición.

Tipos de desnutrición

El tipo de desnutrición que experimenta una persona depende de la carencia de nutrientes en su dieta:

  1. Los niños que carecen de energía y proteínas en su dieta, en forma de carbohidratos, grasas y proteínas, pueden desarrollar una condición llamada proteo-energética. La desnutrición proteico-energética es por la forma más letal de desnutrición.
  1. Los niños que carecen de un solo micronutriente (una vitamina específica o mineral) o carecen de otros nutrientes pueden desarrollar lo que se conoce como desnutrición por micronutrientes. Estos tipos de desnutrición son menos visibles pero no menos graves que la desnutrición proteico-energética.

¿Qué es el hambre?

El mundo produce suficiente comida para todos sus habitantes. Sin embargo, algunos de estos datos te sorprenderán:

  • El mundo produce suficiente comida para todos. Sin embargo, hay más de 800 millones de hambrientos en el mundo.
  • Cada 5 segundos muere un niño de hambre o por causas relacionadas.
  • El hambre crónico mata a 24.000 personas cada día.
  • Cada año, 10,9 millones de niños menores de 5 años mueren por hambre en países en desarrollo.
  • La desnutrición y las enfermedades relacionadas con el hambre causan más del 60% de estas muertes.

¿Dónde están los hambrientos?

El hambre existe en todas partes del mundo. Sin embargo, la mayoría de las personas malnutridas viven en el mundo en desarrollo y ganan menos de un dólar al día.

Más de 314 millones de los hambrientos del mundo viven en el sur de Asia. Esto es igual a toda la población de Australia y los EE.UU. junta.

El África subsahariana también tiene un gran número de personas hambrientas, con más del 30% de la población desnutrida.

Principales causas del hambre

Las principales causas del hambre son:

  • Pobreza

El hambre está estrechamente ligado a la pobreza. Actualmente, más de 1.100 millones de personas no ganan más de un dólar al día. Muchos de estos pobres a menudo no pueden obtener suficiente alimento, ya sea porque carecen de recursos (tierra, semillas y herramientas) para cultivar suficiente alimento o carecen del dinero para comprarlo.

  • Guerra

La guerra interrumpe la producción agrícola y la distribución de productos alimenticios. Peor aún:

Algunos cultivos son robados o destruidos intencionalmente. En algunos países, los gobiernos gastan mucho dinero en armas que podrían haber gastado en producción de alimentos, educación y atención médica. El gasto militar es más que el ingreso total del 45% más pobre del mundo.

  • El comercio internacional

El actual sistema mundial de comercio no otorga un trato justo a los países pobres y las normas comerciales favorecen a las empresas ricas y multinacionales.

Por ejemplo, los pobres a menudo no tienen acceso a la venta de sus productos en los mercados de países desarrollados debido a los obstáculos al comercio, como los aranceles o las subvenciones agrícolas. Estas barreras son establecidas por los gobiernos para proteger sus productos y mercados de los productos externos.

  • Deuda

Cuando los países en desarrollo tienen problemas de endeudamiento y piden ayuda se les dice que hagan reformas económicas llamadas Programas de Ajuste Estructural (PAE). Los PAE suelen requerir que los gobiernos hagan recortes del gasto público. Esto ha llevado a los gobiernos a eliminar los subsidios, subir los precios locales de los alimentos y reducir la ayuda que prestan a sus ciudadanos.

  • Discriminación de género

Las mujeres de todas las edades tienen tasas más altas de hambre y desnutrición que los hombres. Esto es en parte debido a que las mujeres que tienen necesidades nutricionales especiales como resultado de tener niños y amamantarlos. Sin embargo, la discriminación de género también influye. Por ejemplo, las mujeres trabajan más horas que los hombres y ganan dinero.

  • Daño al medio ambiente

La gente pobre depende en gran medida de la naturaleza para sus necesidades básicas, incluyendo la comida, el agua y la leña. Sin embargo, se están destruyendo cada vez más las tierras de las que dependen para sobrevivir. Dichas degradaciones ambientales hacen cada vez más difícil producir alimentos y convierten a grandes áreas de tierra en inadecuadas para tener cultivos en el futuro.

Referencias 

  1. Why is food important to the human body? (s.f.). Reference. reference.com.
  2. IMPORTANCE OF FOOD NUTRITION (s.f.). arewellbeing.com.
  3. The Importance of Food. (s.f.). healthline.com.
  4. General food law. (s.f.). food.gov.uk.
  5. DR. ESTEBAN ANDREJUK. LAS 4 LEYES DE LA ALIMENTACIÓN. (s.f.). nutricionalesmedicinales.wordpress.com.
COMPARTIR
Licenciado en Magisterio. Maestro de Instituto. Me encanta leer, la ciencia y escribir sobre lo que conozco y sobre cosas nuevas que aprender.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here