Motivación Deportiva: 6 Rasgos de los Grandes Deportistas

La motivación deportiva es lo que mueve al deportista a actuar en cada momento y está relacionada con el por qué de lo que se hace.

Es distinta de la activación, la cual es la puesta en marcha del organismo que permite la ejecución de una conducta. La activación es necesaria aunque no es suficiente para que haya un estado motivacional

motivacion deportiva

“La motivación es la clave del éxito; el éxito es la llave de la motivación”.

¿Por qué es importante la motivación en el deporte?

Para que una persona inicie y sea persistente en la ejecución de una actividad deportiva, es importante que haya algo de satisfacción en ella. Debido a que se trata de una actividad dura que requiere esfuerzo, requiere motivación para realizarla.

¿Qué motiva al deportista?

Los motivos por lo que un deportista esta motivado son:

-De contexto: ganar una medalla, reconocimiento social, ganar una copa.

-Individuales: varían de una persona a otra y dependen de la historia personal. Por ejemplo practicar un deporte por tradición familiar.

Tipos de motivación

1) Motivación básica: los motivos que llevan a un deportista a practicar una actividad. Por ejemplo jugar al tenis porque le gusta ese deporte.

2) Motivación cotidiana: los motivos para practicar la actividad de forma constante todos o varios días por semana. 

Por tanto, se pueden dar 4 situaciones:

-Motivación básica alta y cotidiana alta: es la situación ideal, por ejemplo un chico al que le gusta jugar al tenis y entrenar). 

-Motivación básica baja y cotidiana alta: por ejemplo una chica a la que, aunque le gusta entrenar no le gusta el deporte en sí.

-Motivación básica alta y cotidiana baja: un chico al que le gusta un deporte pero no entrenar.

-Motivación básica baja y cotidiana baja: una chica a la que no le gusta el deporte ni entrenar. En estos casos es mejor abandonar el la práctica del deporte.

Momentos al practicar un deporte

Los motivos que llevan a la consecución de algo son cambiantes dependiendo del momento en el que una persona se encuentre con respecto a la consecución de un objetivo. Se pueden identificar tres momentos principales:

-Inicio: se acaba de comenzar a practicar el deporte. En el inicio es importante que se disfrute, si no será difícil que se comience.

-Mantener: los motivos para mantener la actividad. Pueden ser mejorar lo aprendido, el desafío, divertirse o seguir aprendiendo.

-Abandono: cuando se abandona es por motivos como no ser competentes, no tener los resultados que se esperaban, presión, conflictos, incompatibilidades con otras actividades, aburrimiento, ansiedad… Se debe practicar el deporte de acorde a la  habilidad en esa tarea. Si la habilidad es muy alta y la exigencia de la tarea es pequeña, el deportista se aburrirá y si la habilidad es pequeña y la exigencia de la tarea demasiado alta, sentirá ansiedad.

Orientación hacia la motivación

 La orientación se refiere a los objetivos que busca una persona al practicar un deporte. Existen dos tipos de orientación hacia la motivación: hacia la tarea y hacia los resultados.

 Orientación hacia la tarea

 Son las personas que buscan mejorar sus competencias en la actividad que realizan y se esfuerzan por incrementar sus destrezas y habilidades, compitiendo consigo mismo más que con los demás. Debido a que no se fijan en los resultados, estas personas se mantienen motivadas por más tiempo y tienen más resistencia al abandono. Son más persistentes, resistentes al fracaso y trabajan más. Además, se proponen objetivos realistas o algo difíciles pero no inalcanzables.

 Estas personas tienen mejores resultados a largo plazo y sienten mejor bienestar.

Ejemplos: aprender una nueva habilidad, mejorar en la práctica de un deporte.

 Orientación hacia el resultado

 Son personas que se esfuerzan por conseguir un resultado y éxito en algo. Suelen ser orgullosos cuando consiguen el resultado que querían y persisten a pesar de los fracasos. Sin embargo, perciben el éxito en comparación con los demás, lo que los hace dependientes. 

Ejemplos: tener éxito en una actividad, ganar a los demás.

Psicología del deportista: características de los grandes atletas y deportistas

Aunque en los requerimientos físicos hay excepciones, las aptitudes psicológicas son fundamentales en los deportistas de alto nivel.

“Empuje”, concentración, resiliencia, persistencia, autodispiplina o autocontrol son algunas de esas aptitudes. Estas son las características más importantes de los deportistas de alto nivel:

1-Ética de trabajo: un deportista de alto nivel entrena de 6 a 10 horas diarias. Intercalando entre gimnasio y la práctica del deporte.

2-Compromiso: compromiso con los objetivos a cumplir y con la mejora en la práctica del deporte.

3-Resiliencia: los deportistas de alto nivel no se rinden ante los fracasos. Aprenden de ellos y siguen adelante.

“Los obstáculos no te tienen que parar. Si chocas contra una pared no te des la vuelta y te rindas. Averigua como escalarla, pasa a través de ella o rodeala”- Michael Jordan.

3-Foco de atención: tanto a los objetivos a corto, medio y largo plazo, como a los aspectos de los partidos y actividades individuales.

Mi mente es mi mejor baza, espero ganar en todo torneo que juego”- Tiger Woods.

4-Autoconfianza: se refiere en la confianza en las propias habilidades y capacidad para lograr objetivos.

“Si no tienes confianza, siempre encontrarás una forma para no ganar”- Carl Lewis.

5-Pasión: relacionada con la orientación hacia la tarea, los deportistas de alto nivel aman practicar su deporte.

6-Persistencia: practicar diariamente para avanzar en las habilidades.

“Odié cada minuto de entrenamiento, pero decía; no te rindas, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”-Muhammad Ali.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here