Comillas simples: características, tipos, usos y ejemplos

Las comillas simples (´…´) son signos ortográficos que se usan en el comienzo y al final de una palabra o un texto y que cumplen varias funciones. Entre sus funciones principales está la de significar que lo que aparece entre ellas es una cita textual de lo dicho o escrito por alguien más.

Ahora bien, las comillas simples pertenecen a un grupo de signos ortográficos denominados signos dobles. Tal denominación proviene del hecho de que se usan en pares. Uno de los dos elementos “abre” y el otro “cierra” para enmarcar el texto o palabra que se quiere diferenciar del resto del escrito.

Al igual que todos los tipos de signos dobles, las comillas simples también pueden usarse, entre otros usos, para señalar una palabra o expresión impropia, vulgar, irónica o un término de otra lengua. La expresión “Últimamente solo se dedica a sus ‘asuntos’” ejemplifica uno de estos usos mencionados.  

En cuanto al formato, las comillas simples se escriben en la parte superior y pegadas a la primera y a la última palabra de la expresión a entrecomillar.

Deben ir separadas con un espacio en blanco de las palabras o signos que las preceden o las siguen. En el caso en el que lo que les sigue sea un signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos.

Características de las comillas simples

Origen

Las comillas simples provienen de un signo angular antiguo. Este signo se conoce con el nombre de diple (< >). El diple data del siglo XVI y era usado con el fin de hacer notas de margen de los escritos para llamar la atención sobre una parte del texto.

Signo delimitador

Las comillas simples introducen y delimitan un segundo discurso. Este segundo discurso se inserta en el primero con un fin definido por el autor y cumple con el propósito de enriquecer el escrito.

Ámbito geográfico

Dependiendo del idioma, el alfabeto o la región particular donde se haga uso del entrecomillado, pueden existir preferencias de empleo. Las comillas simples, por ejemplo, tiene un uso más difundido en Reino Unido que en otros países.

Ámbito informático

En los teclados de las computadoras, el signo para las comillas simples se encuentra en la tecla del apóstrofo. Esta tecla es compartida por el signo de cierre de interrogación. Esta disposición de las teclas es heredada de las antiguas máquinas de escribir.

Tipos

Además de las comillas simples, este tipo de signos pueden ser también comillas angulares o comillas dobles. Todas ellas tienen básicamente la misma función pero diferentes reglas de uso.

Comillas angulares, latinas, españolas o francesas

Las comillas latinas son representadas a través del signo tipográfico doble « ». A pesar de ser consideradas como propias del lenguaje español, no son tan utilizadas en los textos americanos hispanos. Su uso es más frecuente en escritos europeos.

Comillas dobles o inglesas

Las comillas dobles o inglesas consisten en dos líneas oblicuas, en forma de gancho, que se escriben al inicio y al final de la parte del texto que se quiere resaltar. Su representación tipográfica es “” “”.

Comillas simples

En el caso de las simples, estas se diferencian por ser líneas oblicuas simples dispuestas en la parte superior de los extremos de la expresión entrecomillada. Tipográficamente se representan de la siguiente manera: ‘  ‘.

Usos  y ejemplos

General

En el orden de precedencia de uso, las comillas simples ocupan el tercero y último lugar. Por esta razón, también se les conoce como comillas de tercer nivel.

Según las reglas RAE, al entrecomillar, deben ser usadas las españolas o angulares como primera opción. Como segunda opción, se prefieren las comillas dobles o inglesas.

Cita dentro de otra cita

El uso más común de las comillas simples es cuando se está citando a alguien dentro de una cita. Este formato es muy común en una gran variedad de documentos, entre ellos libros, entrevistas y artículos publicados en periódicos.

Por ejemplo: Escuché a José decir “Juan fue a la tienda y se topó con Alejandra. Cuando la vio, dijo: ‘Espero que te veamos en la fiesta el próximo viernes'”.

Cita dentro de un título

En los casos en los que un título o encabezado incluya una cita, se usan las comillas simples para esa segunda información en sustitución de la letra cursiva. En general, este formato se usa cuando el titular se refiere a la opinión de alguien.

Ejemplos de este uso pueden encontrarse en titulares como Los manifestantes gritaban ‘¡No más impuestos altos!’, El presidente dice ‘No te preocupes Estados Unidos’  o también  encabezados como Madre heroica dice ‘Lo hice por mis hijos’.

Palabras especializadas

De igual modo, en los casos de palabras especializadas pertenecientes a disciplinas específicas es muy frecuente el uso de comillas simples. Por ejemplo, en filosofía y teología, se pueden ver estos casos en palabras como ‘a priori‘, ‘ánimo‘  y ‘libertas‘.

Aclaración de significados

Cuando se aclara el significado de una palabra, este se debe encerrar entre comillas simples. El siguiente ejemplo ilustra de manera categórica la regla: «Espiar» (‘acechar’) no significa lo mismo que «expiar» las faltas.

De la misma manera este otro ejemplo ilustra el significado de la regla: La palabra «familiar» significa ‘de la familia’.

Enmarcar significados

Por otro lado, las comillas simples se utilizan para enmarcar los significados en las obras de carácter lingüístico (obras de investigación de la lengua española).

El siguiente ejemplo aclara suficientemente la aplicación de esta regla: La voz apicultura está formada a partir de los términos latinos apis ‘abeja’ y cultura ‘cultivo, crianza’.

Combinación con otros signos

Los signos de puntuación que correspondan al texto entrecomillado se colocan siempre después de las comillas de cierre. Por ejemplo, esto se ve en expresiones como: Sus palabras fueron: ‘No lo haré’, pero al final nos ayudó o ¿De verdad ha dicho ´hasta nunca’?

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que los textos que va dentro de las comillas tienen una puntuación independiente. Estos llevan sus propios signos ortográficos.

En consecuencia, si el enunciado entre comillas es interrogativo o exclamativo, los signos de interrogación y exclamación deben ser escritos dentro de las comillas.

La expresión “Le preguntó al conserje: ‘¿Dónde están los baños, por favor?’ es un ejemplo de lo dicho en el párrafo anterior. De igual manera lo es : ‘¡Qué ganas tengo de que lleguen las vacaciones!’, exclamó.

Referencias

  1. Terrones Juárez, S. (2013, abril 29). Las comillas y sus usos.  Tomado de
  2. udep.edu.pe.
  3. Real Academia Española. (2005). Diccionario panhispánico de dudas. Tomado de lema.rae.es.
  4. RAE-ASALE 2010. (s/f). Ortografía de la lengua española. Tomado de aplica.rae.es
  5. Cáceres Ramírez, O. (2016, abril 01). Comillas angulares (« »), inglesas (“”) y simples. Tomado de aboutespanol.com.
  6. Your dictionary. (s/f). Rules For Using Single Quotation Marks. Tomado de grammar.yourdictionary.com.
  7. Universidad Autónoma Metropolitana en línea. (s/f). Uso de las comillas.  Tomado de uamenlinea.uam.mx.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here