¿Cuáles son los Elementos del Aseo Personal?

Los elementos del aseo personal son objetos y hábitos que se relacionan con el concepto de higiene personal y se usan para mantener el cuerpo limpio.

El concepto de higiene personal abarca la totalidad del cuerpo y se asocia no solo con el estado de limpieza corporal, sino con la manera como esto afecta la autoestima y la percepción que otros tiene de uno.

Con el objetivo de mantener su cuerpo limpio, el ser humano ha desarrollado numerosos productos y elementos que se han convertido en parte esencial de las diferentes culturas alrededor del mundo.

Hoy en día, existen ciertos elementos de aseo personal cuyo uso es inevitable cuando el objetivo es tener una buena higiene personal (Johnson, 2017).

Actualmente, en el mercado pueden ser encontrados numerosos elementos y productos de aseo personal. No obstante, el listado de productos indispensables para tener una buena higiene personal, es corto.

Estos productos son esenciales pues su uso tiene un impacto altamente notorio en la presentación física de las personas cuando éstas los usan.

Los elementos de higiene personal esenciales incluyen el jabón, el champú, el desodorante, la pasta dental, el papel higiénico, los productos de higiene femenina, los líquidos anti-bacteriales y el cortaúñas.

También te pueden interesar estas normas de higiene personal.

¿Cuáles son los elementos del aseo personal más importantes?

Jabón

Hoy en día, existen tres tipos diferentes de jabón que comúnmente se encuentran entre los elementos de aseo personal: el jabón de manos, corporal y facial.

Sin embargo, históricamente, el jabón solía ser una grasa (principalmente un subproducto derivado de los animales) que se cocinaba con algún alcaloide como el carbonato de potasio, para crear una sustancia líquida o sólida útil para remover la suciedad.

En la actualidad, el jabón no siempre se fabrica de la forma como solía hacerse en el pasado, ya que comúnmente se usan algunos ingredientes modernos a base de petróleo y surfactantes sintéticos.

No obstante, muchas compañías continúan fabricando el jabón con ingredientes naturales, como aceites, para reemplazar la grasa animal con una base vegetal de coco o palma (Boehlke, 2014).

A pesar de que en la actualidad se utilizan diferentes tipos de jabón para lavar partes específicas del cuerpo, un solo tipo de jabón podría ser usado para mantener limpio todo el cuerpo.

Champú

El champú es un tipo de jabón que se utiliza para lavar el cabello. Técnicamente, el jabón que se utiliza para limpiar el cuerpo podría ser utilizado en el cabello, ya que la noción de utilizar un jabón dedicado solo para el cuidado del cabello únicamente surge a partir del año 1860, cuando las personas no tenían siquiera el hábito de bañarse (Smith).

El champú que se usa hoy en día es diferente al jabón que regularmente se utiliza para lavar el resto de cuerpo.

Éste contiene ingredientes diseñados para remover la suciedad y el exceso de grasa, la caspa y cualquier subproducto derivado del medio ambiente.

Por otro lado, el champú también debe ayudar a tener un cabello de apariencia saludable, suave, brillante y manejable.

Desodorante

El sudor es una función natural que el cuerpo requiere para regular la temperatura. Socialmente, la función de sudar es considerada desagradable, por lo tanto, se trata de controlar su efecto visible, ya que éste se asocia fácilmente con la falta de higiene personal a causa del mal olor que implica (Channel, 2011).

Gracias a que la presencia de las glándulas sudoríparas se da en mayor concentración en las axilas, los productos que se utilizan para controlar la transpiración y su olor, se aplican directamente sobre esta área y son conocidos como desodorantes.

Los desodorantes son una mezcla de antitranspirante con elementos que mitigan el olor del sudor.

Las primeras patentes de la versión moderna del desodorante fueron registradas alrededor del año 1888, desde entonces se le ha considera a este producto como uno de los elementos de higiene personal más importantes.

Muchos desodorantes hoy en día utilizan compuesto de aluminio para cerrar los poros de las axilas y evitar que el sudor escape.

Pasta dental

A diferencia de muchos otros productos de higiene personal que habitualmente inundan el mercado, la pasta dental cumple una función muy importante ya que contribuye con la limpieza de los dientes.

Algunas variantes de este producto también ayudan a mantener el aliento fresco y a blanquear los dientes (Inderpreet, 2017).

Culturalmente, es desagradable tener caries, mal aliento y dientes amarillentos. Por esta razón, lavarse los dientes es de vital importancia para prevenir cualquiera de estas situaciones.

Los primeros registros de que los seres humanos utilizaran algún tipo de pasta de dientes o dentífrico data del imperio romano.

En la Antigua Roma era común utilizar cenizas abrasivas de conchas marinas y huesos de animales. Sin embargo, la versión moderna de la pasta de dientes no fue introducida al mercado hasta el siglo XIX.

Papel higiénico

Es uno de los elementos de aseo personal más íntimos y necesarios. Antes de que fuese fabricado de celulosa y puntualmente, para el uso que se le da hoy en día, las personas utilizaban las páginas de revistas y periódicos viejos en su lugar.

La necesidad de su uso, independientemente de los materiales, siempre ha estado presente en la cultura.

Las primeras versiones de papel higiénico eran esponjas, tusas de maíz, cepillos u hojas. Solo hasta el año 1890 la compañía Scott lanzó al mercado rollos de papel específicamente diseñados para cumplir las funciones del papel higiénico.

Actualmente, una persona del común puede llegar a utilizar hasta 20,000 cuadros de papel higiénico por año (FREEMAN, 2017).

Productos de higiene femenina

Estos productos son diseñados específicamente para las mujeres y ayudan con la absorción de fluidos durante el ciclo menstrual.

Anteriormente, era común que se utilizasen telas y materiales absorbentes para cumplir el propósito de las que hoy se llaman toallas sanitarias.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el uso de materiales textiles fue reemplazado por otros sintéticos, geles y fibras absorbentes.

Hoy en día, los productos de higiene femenina incluyen tampones, protectores diarios, toallas sanitarias y otros elementos asociados con la anatomía y necesidades de la mujer.

Cada categoría de estos productos a su vez se divide en múltiples tipos pensados para atender nichos más pequeños de mercado, como el de las adolescentes o las mujeres en estado de lactancia.

Referencias

  1. Boehlke, J. (6 de February de 2014). Live Strong. Obtenido de The Meaning of Personal Hygiene: livestrong.com
  2. Channel, B. H. (June de 2011). Better Health Channel. Obtenido de Personal hygiene: betterhealth.vic.gov.au
  3. FREEMAN, S. (2017). How Stuff Work. Obtenido de 5 Essential Personal Hygiene Products: health.howstuffworks.com
  4. (2017). Glamcheck. Obtenido de List of Personal Hygiene Products: glamcheck.com
  5. Johnson, J. (26 de May de 2017). Obtenido de What is Personal Hygiene?: hygieneexpert.co.uk
  6. Smith, V. (s.f.). Clean: A History of Personal Hygiene and Purity. Oxford: Oxford University Press.

DEJA UNA RESPUESTA