Jorge Manrique: biografía y obras

Jorge Manrique (1440-1479) fue un importante poeta palenciano, proveniente de la influyente familia Manrique-Lara. Su pluma marcó una época en la literatura española, ya que su poesía fue el puente que permitió la transición estilística de la lírica cortesana medieval española, hacia el nuevo estilo del Renacimiento.

Manrique fue en vida un destacado militar. Si bien mantenía ambas disciplinas en equilibrio, la de poeta y soldado, buena parte de su valía como personaje histórico se debe a las batallas y guerras en las que participó y que determinaron, a la larga, el curso de la historia de España.

Retrato de Jorge Manrique. Fuente: Juan de Borgoña [Public domain], via Wikimedia Commons

Biografía

Imprecisión del nacimiento

Jorge Manrique, cuarto de siete hijos de la noble y poderosa familia Manrique Lara, fue hijo de don Rodrigo Manrique (1406-1476), primer conde de Paredes de Nava, y de doña Mencía de Figueroa (1400-1444), prima segunda de don Rodrigo.

No se conocen datos que puedan precisar a ciencia cierta la fecha ni el lugar de su nacimiento. Se estima que pudo haber nacido en Paredes de Nava, en la provincia de Palencia, o con mayor probabilidad en Segura de la Sierra, en la provincia de Jaén, pues su padre tenía allí su principal estancia para entonces.

Sobre la fecha de nacimiento de Jorge Manrique se estima que pudo ser en 1437, una media entre 1431, fecha de la boda de sus padres, don Rodrigo y doña Mencía, y 1444, año en que falleció su madre. El incendio del archivo histórico en Jaén durante la invasión francesa impide a los estudiosos saber estos datos con precisión.

Nobleza de cuna

La familia Manrique Lara no sólo fue muy poderosa, sino también una de las más antiguas de España. Ostentaba el ducado de Nájera, el condado de Treviño y el marquesado de Aguilar del Campoo, entre otros títulos nobiliarios.

Manrique terminó poseyendo, entre otros títulos, el de señor de Belmontejo de la Sierra, trece de Santiago, capitán de los hombres de armas de Castilla, comendador del castillo de Montizón, duque de Montalvo, por nombrar algunos.

Importancia militar

Así como ocurre con su nacimiento, no hay datos sobre la juventud del noble Jorge Manrique, pero sí se sabe de su participación, teniendo 24 años, en el combate a los asedios al castillo de Montizón, del que terminaría siendo comendador. Suyo era el lema: “ni miento ni me arrepiento”.

Después de esta victoria participó en otra campaña: avanzar militarmente en la ciudad de Baeza para prestar apoyo a los Benavides e ir en contra del conde Cabra y del Mariscal de Baena. Sin embargo, fue tomado en cautiverio y permaneció algún tiempo arrestado en una prisión en Baena.

Su hermano, quien participó con él en el asalto a la ciudad, fue apresado también, pero lastimosamente no sobrevivió la prisión.

Participación en la Guerra de Sucesión Castellana

Jorge Manrique, no obstante, salió de la prisión y siguió participando en las batallas. Esta vez fue junto a su padre, Rodrigo, en la que sería una de las guerras más importantes de la España de la época, si no la que más: la Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479), la cual permitió establecer el reinado de los reyes católicos.

Causantes de la Guerra de Sucesión

Fueron varios los motivos que provocaron la guerra. Por un lado existía el rumor de que la esposa del rey Enrique IV, Juana de Portugal, tuvo una hija fuera del matrimonio con Beltrán de la Cueva. Por otro la hija legítima del rey, Isabel I, y ya proclamada legítima heredera, no podía casarse sin previo consentimiento de su padre.

Así pues, ocurrió que Isabel I violó el Tratado de los Toros de Guisando, casándose secretamente con Fernando de Aragón. Airado, su padre proclamó a su hija ilegítima, Juana de Trastámara, “la Beltraneja” (en alusión a Beltrán, su verdadero pare), sucesora al trono. Esto desató las intrigas palaciegas y luego, la guerra.

Apoyo a los Reyes Católicos

Es en este punto donde don Rodrigo y su hijo Jorge Manrique, ambos miembros de la Orden de Santiago, decidieron aliar su poderosa casa a Isabel I y Fernando de Aragón.

Coplas de Jorge Manrique

Este hecho terminó torciendo la balanza a favor de la sucesión de quienes llegaron a ser los Reyes Católicos, quienes catapultaron la grandeza del reino a las tierras ultramarinas de América.

Muerte y supuestas versiones de lo acontecido

Jorge Manrique falleció en 1479, en combate, durante le Guerra de Sucesión Castellana. Se comentan dos versiones de este acontecimiento.

La primera versión cuenta que tras ir a Ciudad Real a levantar el sitio que tenía el Marqués de Villena a Uclés, fue herido mortalmente en una batalla cerca del castillo de Garcimuñoz, en Cuenca.

La segunda versión, posterior a los hechos, relata que fue herido en su campamento en Santa María del Campo Rus, pocos días después de la batalla.

La guerra terminó pocos meses después. Jorge Manrique murió sólo unos 2 años y medio después que su padre, quien falleció en 1467 víctima de un cáncer que le desfiguró totalmente el rostro.

Al final, el apoyo de la noble y poderosa familia Manrique y Lara fue crucial para la victoria isabelina, cuyo reinado terminó colocando a España entre los reinos más poderosos del mundo gracias a dos razones: el casamiento con Fernando de Aragón, por un lado, y la expedición colonizadora que terminó con la expansión del reino español en el continente americano.

Los Reyes Católicos y la grandeza de España

Fernando de Aragón significó una alianza poderosa para la corona española, puesto que ya era rey en otras locaciones de Europa (Sicilia, Nápoles, Navarra, entre otros). España tenía asegurado un reinado próspero, pues tenía un rey muy acaudalado.

Como si eso no bastase, las expediciones de Cristobal Colón, apoyadas por los reyes católicos, terminaron anexando a España gran parte del continente americano y sus riquezas. Pero muy distintas hubieran sido las cosas si Isabel I y Fernando de Aragón no hubieran contado con el apoyo de la casa Manrique y Lara.

Jorge Manrique, el poeta

Que haya nacido de noble cuna, y en particular en la familia que en suerte le tocó, le permitió a Manrique mantener el equilibrio entre la espada y la pluma. Si bien en vida fue más conocido en el ámbito militar, no por ello su producción poética, que aunque breve, deja de ser admirable.

Es también importante tener en cuenta en esa familia que le tocó en suerte la educación en humanidades que, como todo militar de la época, que recibió y que tenía que completar. Esta preparación influyó notablemente en su pluma.

Lo de poeta le venía de la sangre. Basta con mencionar a Gómez Manrique, soldado y gran poeta, tío suyo, y, del mismo modo, a Íñigo López de Mendoza, conocido como el Marqués de Santillana, también de su linaje.

En resumidas cuentas, su poesía fue piedra angular para la entrada del nuevo estilo prerrenacentista en la literatura española.

Características de su poesía

Entre las características de su poesía podemos resaltar:

La búsqueda de lo simple

La depuración de las metáforas complejas propias de la escritura caballeresca y trovadoresca anterior. Podría esto adjudicarse a cierto gusto elitesco propio de un hombre de la nobleza, así como el alejamiento de todo vocablo erudito o retórico.

Temas amorosos recurrentes

Cruz de Jorge Manrique. Fuente: By Angel Aroca Escámez [CC BY-SA 3.0 ], from Wikimedia Commons

En el casi medio centenar de obras que compuso, la mayoría tocan el tema del amor cortesano enmarcado en el canto trovadoresco del siglo XV.

Referencias bélicas para tratar el tema del amor

El amor como guerra, conflicto, la vida misma.

Brevedad en las formas

Los poemas amorosos, por ejemplo, son más bien breves. Incluso la forma estrófica es también breve: versos de arte menor: sextillas de pie quebrado (8a-8b-4c-8a-8b-4c) con rima consonante.

El uso de la Esparza

Que no es más que escribir de forma breve y artística alguna idea.

Sobriedad en el estilo

Cosa que se aprecia en su única elegía, escrita a la memoria de su padre. Allí la seriedad del tema es abordado de una forma muy elocuente y con nuevas perspectivas (además de las ya acostumbradas mundanas o religiosas propias de la edad media).

Humor en las cosas cotidianas

Manrique escribió algunas sátiras en las que lo sorpresivo, lo irónico y lo común se juntan para lograr el humor. Así, compara una monja a una borracha en una de sus sátiras, o celebra un banquete de fealdades en honor a su madrastra.

Obras

Dada la brevedad de su obra, haremos un listado con las coplas, sátiras y canciones amorosas de Jorge Manrique:

Poemas amorosos

– “De Don Jorge Manrique quejándose del Dios del amor y como razonan el uno con el otro”

– “Castillo de amor”

– “A la fortuna”

– “Porque estando él durmiendo le besó su amiga”

– “Diciendo qué cosa es amor”

– “De la profesión que hizo en la Orden del Amor”

– “Escala de amor”, “Con el gran mal que me sobra”

– “En una llaga mortal”

– “Acordaos, por Dios, señora”

– “Ved que congoja la mía”

– “Ni vivir quiere que viva”

– “Los fuegos que en mí encendieron”

– “Estando ausente de su amiga a un mensajero que allá enviaba”

– “Memorial que hizo a su corazón, que parte al desconocimiento de su amiga donde él tiene todos sus sentidos”

– “Otras suyas en que pone el nombre de una dama; y comienza y acaba en las letras primeras de todas las coplas, y dice:”

– “Otra obra suya en que puso el nombre de su esposa, y asimismo nombrados los linajes de los cuatro costados de ella, que son: Castañeda, Ayala, Silva y Meneses”.

Canciones

– “Quien no estuviese en presencia”

– “No sé por qué me fatigo”

– “Quien tanto veros desea”

– “Es una muerte escondida”

– “Por vuestro gran merecer”

– “Con dolorido cuidado”

– “Cuanto más pienso serviros”

– “Justa fue mi perdición”

– “Cada vez que mi memoria”

– “No tardes, Muerte, que muero”

Esparzas

– “Hallo que ningún poder”

– “Yo callé males sufriendo”

– “Pensando, señora, en vos”

– “Callé por mucho temor”

– “Qué amador tan desdichado”

– “Mi temor ha sido tal”

– “Es mi pena desear”

Glosa

– “A su mote que dice: «ni miento ni me arrepiento»”

– “Siempre amar y amor seguir”

– “Sin Dios y sin vos y mí”

Mote

– “Don Jorge Manrique sacó por cimera una noria con sus arcaduces llenos y dijo:”

Preguntas

– “A Juan Álvarez Gato”

– “Entre dos fuegos lanzado”

– “Entre bien y mal doblado”

– “A Guevara”

Respuestas

– “A Guevara”

– “A Gómez Manrique”

Sátiras

– “A una prima suya que le estorbaba unos amores”

– “Coplas a una beoda que tenía empeñado un brial en la taberna”

– “Un convite que hizo a su madrastra, doña Elvira de Castañeda”

Elegías y obras de doctrina

– “Coplas por la muerte de su padre”

– “¡Oh, mundo! Pues que nos matas”

Última obra

Sobre la última obra de Jorge Manrique no hay mucha certidumbre de cuándo la escribió, puesto que los detalles de su muerte son, en sí, confusos. No se sabe si los versos que aparecieron en sus ropas fueron escritos mientras agonizaba, o a los pocos días de ser herido en la batalla:

“¡Oh, mundo! Pues que nos matas

fuera la vida que distes

toda vida

mas según acá nos tratas

lo mejor y menos triste

es la partida”

Si los escribió mientras yacía herido en el campo de batalla o mientras convalecía en su campamento es algo que no ha sido aclarado del todo.

Importancia y trascendencia

Suelen darse varios casos en los que hombres de armas son también hombres de ideas y de buena pluma. Ello puede constatarse en las familias nobles y poderosas de la España del siglo XV en las que es común ver hombres dedicados a la milicia y a las humanidades por igual.

Si en algo podemos destacar a Jorge Manrique entre este notable grupo es en el hecho de que tanto su espada como su pluma sirvieron de desencadenante de algo totalmente nuevo.

Si bien tales transiciones son lentas, es la obra de individuos como Manrique la que sirve de desencadenante para que expresiones como la poesía lleguen a nuevas formas.

Con la espada permitió la coronación de los reyes católicos, con la pluma, la llegada del prerrenacimiento.

Referencias

  1. Jorge Manrique. (s/f). (n/a): Wikipedia. Recuperado de: es.wikipedia.org
  2. Jorge Manrique. (s/f). (n/a): Biografías y vidas. Recuperado de: biografiasyvidas.com
  3. Harlan, C. (2017). “Jorge Manrique, poeta y soldado del siglo XV”. Recuperado de: aboutespañol.com
  4. Cortina, A. (s/f). Obra completa/Jorge Manrique. Recuperado de: cervantesvirtual.com
  5. Jorge Manrique. (2017). (n/a): “‘Coplas a la muerte de su padre’ de Jorge Manrique”. Recuperado de: zendalibros.com
COMPARTIR
Soy licenciado en educación mención lengua y literatura, de la Udone. He trabajado como profesor universitario en las cátedras de historia, literatura española y latinoamericana, además de música (armonía y ejecución de la guitarra). Trabajo como escritor, destacando en narraciones urbanas, novela y poesía. Entre mis libros destacan: "En la Boca de Los Caimanes", novela; "Transeúnte", cuentos urbanos; "Evocativos", poemario; "Cayena de Sal", poemario, "La casa en que estuve, el pueblo en que vivía", poemario; "La cama", poemario; "Roca de la Sal", poemario, "Del Hombre y Otras Heridas del Mundo", poemario; "Orilla Sagrada", poemario; "Suite del Refugio", composición musical para guitarra solista y "Aslyl", poemario. Aunado a esto, funjo como columnista del el diario "Sol de Margarita", en el que participo con el espacio "Transeúnte". Trabajo, además, como corrector de estilo. Destacan en esta labor los libros: "Sola Poeta I y II" (July Karina Rondón); "La vida por la piel" y "Relatos de otros mares" (Joaquina Doval); "Mi musa se fue con mi amante" (Elizabeth Vivas); “Huellas” (Gisela Trujillo); Hilos de locura (Luis Salazar), "Mi nombre es Jesús y vine a salvar tu alma", (Rafael Ríos). También escribo para la página Writing Tips Oasis, promocionando editoriales dedicadas a la publicación de libros en idioma español a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here