Robert James Eaton: biografía, habilidades técnicas y conceptuales

Robert James Eaton (nacido en febrero de 1940) es un hombre de negocios que ha sido presidente y CEO de Chrysler Corporation desde 1993 hasta 1998. Su enfoque de dirección de empresas y su punto de vista sobre el trabajo en equipo, no solo dio un giro a las empresas en las que ha trabajado durante su vida, sino que se ha traslapado a la dirección de empresas del mundo.

Sus teorías y métodos no solo funcionan para crear un buen ambiente de trabajo, sino que lanza las empresas al éxito, como fue el caso de Chrysler. Al principio, se le consideró un gestor débil, indeciso e incluso un tanto blando, pero el paso del tiempo demostró que sabía muy bien lo que hacía, y por ello se ha convertido en uno de los ejecutivos mejor pagados del mundo.

Foto Cortesía de halfgoofy de fanpix.famousfix.com

Nacimiento e infancia

Robert James Eaton nació en Buena Vista, Colorado, aunque creció en Arkansas City, Kansas. Fue en  la Universidad de Kansas donde se graduó con el B.S (Bachiller de Ciencias) como Ingeniero Mecánico en 1963.

Tras su graduación comenzó a trabajar en General Motors, una de las fábricas automovilísticas de Estados Unidos, con sede en Detroit. Diez años después, tras su buen trabajo y no pasar desapercibido, le ascendieron a ingeniero jefe de los modelos nuevos de General Motors que tendrían tracción delantera.

En 1982 ascendió como vicepresidente de ingeniería avanzada y más tarde se le nombró presidente de General Motors en Europa. Aunque Eaton seguía en Estados Unidos, era el máximo responsable de todas las operaciones llevadas a cabo en las sedes europeas de la compañía, lo cual incluía hacer diversos viajes de un lado a otro del Atlántico.

Eaton en Chrysler

Este era un puesto de mucha responsabilidad que Eaton estaba desempeñando de manera magistral, algo que llegó a los oídos de Lee Iacocca, el CEO de Chrysler. Lee estaba a punto de jubilarse y necesitaba nombrar a un sucesor, y aunque él era el encargado de hacerlo, su decisión dio lugar a recelos. 

Primero, porque Chrysler era el mayor competidor de General Motors; y por otra parte, porque había tres nombres que sonaban como posibles sucesores de Lee Iacocca: Fred Miller, Gerry Greenwald y Robert Lutz.

No obstante, Robert Lutz pronto se sintió como el ganador de esta competición, pues Miller no mostró ningún interés en este puesto, mientras que Greenwald aceptó una oferta como presidente de los pilotos de United Airlines.

Pero las ilusiones de Lutz se vendrían abajo rápidamente cuando sonó la noticia de que sería Eaton y no él quien sucedería al empresario que había logrado relanzar la compañía.

Aun así, Eaton supo ganarse a Lutz, y más tarde colaboraron juntos formando un equipo que llevaría a Chrysler al punto más alto en el que había estado nunca. ¿Cómo logró Eaton esto?

Sus habilidades técnicas en Chrysler

Además de ser conocido por sus técnicas conceptuales que comentaremos a continuación, sus habilidades técnicas fueron cruciales para que Chrysler llegara al punto álgido en el que se encuentra incluso a día de hoy.

Por ejemplo, es conocida una ocasión en la que el segundo accionista mayoritario de la empresa, el multimillonario armenio Kerkorian, puso sobre la mesa una Oferta Pública de Adquisición.

El fin era hacerse con la compañía o agregar representantes al Consejo de Administración que le favorecieran. Se podría decir que es algo similar a un golpe de estado en un gobierno, pero a pequeña escala.

A pesar de ser una situación complicada, Eaton supo enfrentarse muy bien a ella y tener éxito. Firmaron un acuerdo de paz de cinco años en los que Kerkorian se comprometió a no querer hacerse con la empresa de modo hostil ni a incrementar su participación.

A cambio, Eaton le ofreció una representación en el directorio, abrió una recompra de acciones de la que Kerkorian obtendría beneficios, e hizo pequeños cambios en los estatutos que él mismo sugirió. 

Sus técnicas conceptuales

Eaton fue un líder muy diferente de lo que lo fue Lee Iacocca. Desde el primer momento se mostró confiable, accesible y perspicaz, teniendo un punto de vista interno, de trabajo en equipo.

Consiguió crear un equipo de trabajo que colaborara unido y no que compitieran unos con otros. No necesitaba una secretaria que le contestara el teléfono, y daba vueltas a menudo por las oficinas de gerentes y trabajadores para conversar con ellos y conocerlos mejor. Su secreto en el éxito, sin duda, fue la empatía.

Relación con trabajadores

Aunque los trabajadores se hallaban un poco confusos al principio, el interés sincero que Eaton mostró por ellos, pronto hizo que se ganara su confianza. Y no solo se conformó con hacerlo él, sino que enseñó al resto de directivos a ser más accesibles para ganarse la confianza de los trabajadores.

Su concepto era claro: una compañía funciona por una buena dirección, y un buen director tiene que ganarse la confianza de sus trabajadores, porque sin estos, ni el director ni la empresa son nada.

Es mucho mejor tener un equipo único que un equipo enfrentado. El buen ambiente que se creó gracias a estos métodos llevó al desarrollo de uno de los coches más vendidos de la compañía, el Chrysler Neon.

Eaton animaba a los directivos y responsables a que los trabajadores pudieran expresar su opinión a preguntas como: “¿Qué le preocupa realmente sobre este asunto?”; “¿Qué solución le daría?”; “¿Cómo cree que se podría mejorar este asunto?”.

Ganarse la confianza era vital para que se sintieran tranquilos de expresar lo que realmente pensaban. En 1997 la revista FORBES premió a Chrysler como la compañía del año por mostrarse “inteligente, disciplinada e intuitiva”, como citaban sus páginas textualmente.

Otros logros profesionales

Tras finalizar su etapa como CEO de Chrysler en 1998, James Eaton obtuvo distintos cargos muy valorados y bien remunerados como:

  • Presidente de la Academia Nacional de Ingeniería.
  • Director de Chevron –empresa de energía–.
  • Miembro del Consejo de International Paper –la compañía de este tipo más grande del mundo, con más de 56 000 empleados–.
  • Administrador de la Fundación de la Universidad de Kansas.

No hay duda de que a veces los que parecen más débiles son los más fuertes. Las técnicas conceptuales de Richard James Eaton no parecían bien aceptadas y lo hacían ver como blando, un título que como demuestra su trayectoria no tiene nada que ver con él.

Referencias

  1. Dyer JH. How Chrysler created an American keiretsu. Harv Bus Rev. 1996.
  2. Benson JA, Thorpe JM. Chrysler’s Success Story: Advertising as Anecdotes. J Pop Cult. 1991.
  3. Cambios empresariales.Tesis.uson.mxdigital/Capitulo2.
  4. Robert James Eaton. Wikipedia.org.
  5. ROBERT EATON MV060. (2019). Retrieved from elmundo.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here