4 Beneficios de Beber Agua Apoyados por la Ciencia

Los principales beneficios y propiedades del agua para la salud son el control de calorías, mantener la piel hidratada, cuidado de los riñones y disminuir los dolores de cabeza.

Siempre se ha dicho que debemos beber agua. Los médicos recomiendan que bebamos alrededor de dos litros de agua al día, aunque como veremos más adelante, dependerá de tu complexión, salud y la cantidad de actividad física que practiques.

beneficios de beber agua

A esos dos litros recomendados, le podemos añadir otro medio litro que obtendrás si tomas frutas y verduras,  que son alimentos con alto contenido en agua.

Tomar agua, y estar bien hidratados es fundamental para encontrarse bien, con energía y vitalidad para nuestro duro día de trabajo.

4 Beneficios de beber agua

1-Controla calorías

El agua no tiene propiedades mágicas sobre la pérdida de peso, pero puede ayudarte a perderlo si la sustituyes por las bebidas azucaradas y con un alto nivel calórico.

Es muy común el uso de bebidas gaseosas y azucaradas tanto en almuerzos como cenas por jóvenes y no tan jóvenes.

Es especialemente preocupante el consumo de estas bebidas a la hora de la cena ya que a partir de las siete de la tarde se recomienda no tomar más carbohidratos si se quiere perder peso.

Beber agua fría se ha demostrado que logra estimular nuestro metabolismo, y consigue aumentar la velocidad en que el organismo pierde peso.

Cuando consumimos un vaso de agua fría, el cuerpo quema las calorías de reservas para generar calor en el organismo, lo que eventualmente ayudaría a perder peso.

Cuando se bebe agua fría, se sufre de una disminución repentina en la temperatura corporal (nuestro cuerpo tiene una temperatura media de unos 35,5 grados y medio), y para equilibrar el calor, nuestro cuerpo comienza a quemar las calorías extras.

Las personas que aplican este método para perder peso, en donde consumen como máximo 16 vasos de agua fría por día, lograron eliminar 18 calorías por día, sin hacer ningún tipo de ejercicio.

Evidentemente, uno no puede pensar quedarse hecho un figurín a base de agua fría, no es una fórmula milagrosa. Es solo una ayuda, no una solución.

Si optas por una dieta con alimentos ricos en agua te ayudara a recortar la ingesta de calorías, comenta Barbara Rolls, investigadora de Penn State y autora del plan de control Volumetrics Weight.

Los alimentos con alto contenido en agua tienden a parecer más grandes de lo que realmente son.

Su voluptuosidad requiere más tiempo para masticar que otros alimentos, y se absorbe más lentamente por el cuerpo, lo que ayuda a sentirse lleno.

Los alimentos ricos en agua incluyen principalmente frutas y verduras.

2- El agua ayuda a mantener la piel en buen estado

En términos de resultados inmediatos, un estudio de la Universidad de Missouri-Columbia mostró que el consumo de 500 mililitros de agua (alrededor de dos vasos) aumentó el flujo de sangre a la piel.

“Cuando la piel se hidrata, y se vuelve más elástica, es menos probable que se rompa y deje partículas externas que pueden causar irritaciones y manchas” dice Rachel Nazarian, dermatóloga de  Schweiger Dermatology Group de Nueva York y profesora en el Mount Sinai Hospital.

“He encontrado que mis pacientes tienden a quejarse de más lesiones de acné cuando están deshidratados”, añade Nazarian.

“Sabemos que los pequeños cambios en la dieta pueden afectar. Esto podría ser un cambio en el tipo de aceite que usemos. Esta sencilla modificación puede estar asociada con un aumento en la formación de acné”.

Por supuesto, no debes esperar que una hidratación excesiva borre las arrugas o líneas de expresión, como afirma el dermatólogo Kenneth Ellner de Atlanta.

Beber un montón de agua hoy en día no significa que tu piel estará mejor en los próximos años, “aunque clínicamente, cuando la piel está hidratada, tiene mayor grosor, y los signos del envejecimiento se reducen al mínimo. Técnicamente, en un nivel histopatológico (cuando se examina bajo un microscopio), las arrugas todavía están allí, y nada ha cambiado para siempre”, dice Nazarian.

“La deshidratación hace que su piel se vea más seca y arrugada, pero una vez que está hidratada adecuadamente, los riñones toman el control y eliminan el exceso de líquidos”.

Sin agua, los órganos no podrían funcionar de forma correcta, y si su piel no está recibiendo la cantidad suficiente de agua, la falta de hidratación hará que su piel seca esté seca y escamosa.

3- El agua ayuda a tus riñones

Un error común es que todos debemos beber ocho vasos de agua al día. Cada uno es diferente, y las necesidades diarias de agua varían según la persona.

La cantidad de agua que una persona necesita varía según su edad, el clima en el que vive, la intensidad del ejercicio que realiza (en el caso de hacerlo), así como si se está en periodo de embarazo o si se padece alguna enfermedad.

Entre el 60 y el 70% del peso corporal de una persona se compone de agua, y cada parte de su cuerpo necesita de esta para funcionar correctamente.

El agua ayuda a los riñones a eliminar los desechos de la sangre en forma de orina. Además, ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos para que la sangre pueda circular libremente a sus riñones, y entregar los nutrientes esenciales para ellos.

Pero si uno se deshidrata, entonces es más difícil para nuestro organismo funcionar correctamente.

La deshidratación leve puede hacerte sentir cansado, y puede afectar a las funciones corporales normales.

La deshidratación severa puede conducir a daño renal, por lo que es importante beber suficiente cuando se trabaja o se practica ejercicio muy duro, y sobre todo en climas cálidos o húmedos.

Cuando recibes suficiente cantidad de líquidos, la orina fluye libremente, es de color claro y libre de olores.

Cuando su cuerpo no está recibiendo suficiente cantidad de líquidos la orina se concentra, el color y el olor aumenta debido a que el exceso de líquido en los riñones dificulta las funciones corporales.

4 consejos para asegurarte de que bebes suficiente agua y tus riñones están sanos:

  • 8 vasos de agua al día están bien (pero siempre puede variar).
  • Si tienes problemas renales, debes beber más.
  • Beber de más es mejor que beber de menos.
  • El color de la orina te dirá si estás bebiendo lo suficiente.

4- Ayuda a tus dolores de cabeza

Cuando empezamos intuir síntomas del dolor de cabeza, lo primero que solemos hacer es buscar rápidamente algún medicamento en nuestra despensa.

Sin embargo, muchos medicamentos de venta libre tienen efectos secundarios que podrían ser incluso peor que el propio dolor de cabeza.

Por lo tanto, es posible que sea mejor considerar otras alternativas más naturales en lugar de buscar una solución rápida.

Hay que tener en cuenta que todos los dolores de cabeza se deben a problemas estructurales, ya sean de índole química o emocional.

Lo ideal es conocer antes de emplear algún remedio es conocer de qué tipo de dolor de cabeza se trata.

En primer lugar, hay dolores de cabeza crónicos de tensión que pueden resultar de una sobrecarga de estrés, fatiga o problemas físicos, problemas psicológicos, emocionales o depresión.

Luego están los dolores de cabeza en racimo, que se clasifican por venir en grupos de uno a cuatro por día en períodos amplios que pueden oscilar entre días o meses.

Los dolores de cabeza hormonales son similares a las migrañas en que afectan a un solo lado de la cabeza, y también son con frecuencia acompañados de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz o el ruido.

Por último, hay dolores de cabeza de tipo sinusal, que pueden ser experimentados después de una condición médica resfriado u otra.

Una de las principales causas de los dolores de cabeza es la deshidratación. Para tratar el dolor de cabeza de forma natural, el agua es uno de sus mejores combatientes.

En las cefaleas tensionales, se observó anteriormente que una causa puede ser la fatiga. La fatiga es un efecto secundario de la deshidratación.

Las cefaleas tensionales también podrían ser un síntoma de otros problemas, por lo que si persisten, es una buena idea buscar ayuda de un profesional médico.

Los dolores de cabeza pueden producirse a causa de la resaca por haber bebido alcohol. El alcohol es un diurético, lo que le hace perder más agua de la que se ingiere.

Esto puede conducir a la deshidratación, que aunque no es la principal causa de las resacas, puede causar síntomas como sed , fatiga , dolor de cabeza y sequedad de boca.

Una buena manera de reducir la resaca es beber un vaso de agua entre las bebidas alcohólicas, aunque esta opción parece un tanto improbable de poner en marcha, ya que cuando bebemos no solemos llevar una botella de agua encima.

Por lo tanto, la forma más eficaz y factible de intentar no tener resaca a la mañana siguiente es tomar un gran vaso de agua antes de irse a la cama.

¿Y tú qué otros beneficios de beber agua conoces?

Referencias

  1. http://greatist.com/health/reasons-to-drink-water.
  2. http://www.webmd.com/diet/6-reasons-to-drink-water?page=2.
  3. http://greatist.com/health/health-benefits-water.
  4. http://www.freedrinkingwater.com/water-education3/11-water-headaches.htm.
  5. https://www.kidney.org/content/6-tips-be-%E2%80%9Cwater-wise%E2%80%9D-healthy-kidneys.
  6. http://www.buenasalud.net/2014/11/01/beber-agua-fria-ayuda-perder-peso.html.
  7. http://www.uwhealth.org/madison-plastic-surgery/the-benefits-of-drinking-water-for-your-skin/26334.
  8. http://www.womenshealthmag.com/health/drinking-water-for-better-skin.
  9. www.authoritynutrition.com/7-health-benefits-of-water/.
COMPARTIR
Estudiante de 4º Periodismo en la Universidad de Sevilla

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here