9 Diferencias entre Hombres y Mujeres (Físicas y Psicológicas)

¿Somos los hombres y las mujeres iguales? En realidad, no. Las diferencias entre hombres y mujeres se dan a nivel físico, biológico, psicológico, social y cultural. Este conocimiento es importante para entender el comportamiento y la forma de pensar de unos y otros.

Varios estudios han demostrado que el “cableado” cerebral del hombre es muy distinto al de la mujer. Muchas veces, ante las mismas situaciones o tareas, se activan diferentes zonas neuronales y esto puede ser la causa de los distintos comportamientos, más allá de la influencia social y cultural.

A nivel físico, los hombres son más fuertes, más musculosos. Las mujeres no son tan musculadas. A nivel psicológico, las mujeres suelen estar más centradas en las relacionaes personales y son más empáticas. Los hombres están más orientados al logro o consecución de metas.

En cuanto a las diferencias biológicas, la más clara se da a nivel genético. Los seres humanos tienen 23 pares de cromosomas. Cuando en el par 23 se da XY, el sexo del individuo es cromosómicamente llamado masculino. En caso de ser XX, el sexo del individuo será cromosómicamente femenino.

Sin embargo, estas son solo las diferencias más superficiales. Vamos a ver otras que son muy importantes para entender a uno y otro género.

Diferencias principales entre hombres y mujeres

Ejecución de tareas

Siempre se ha dicho que los hombres solo son capaces de hacer una cosa a la vez, mientras que las mujeres pueden cocinar, mirar la TV y hacer las tareas del colegio con los niños, todo al mismo tiempo.

Ahora, los investigadores han encontrado una posible explicación científica para este fenómeno.

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Pensilvania, los hombres tienen un mayor número de conexiones neuronales en la parte delantera del cerebro, donde se halla el centro de coordinación de acciones, y también en el cerebelo, centro importante para la percepción.

En las mujeres, se encontró una mayor cantidad de conexiones entre ambos hemisferios; el hemisferio derecho, el encargado del análisis y tratamiento de la información, y el hemisferio izquierdo, relacionado con la intuición.

Es posible que esta sea la razón por la cual los hombres suelen ser más aptos para aprender y realizar una única tarea, como esquiar, navegar o montar en bicicleta, mientras que las mujeres tienen una memoria superior, mayor inteligencia social, capacidad para realizar tareas múltiples y hallar soluciones integrales.

En este artículo puedes saber más sobre los tipos de inteligencia.

Organización de la información

En el cerebro masculino, la información es organizada en grupos o segmentos que se podrían representar como “cajas”. Entonces, el hombre tiene una “caja” para el trabajo, otra para la familia, otra para el fútbol e incluso tienen una caja para la “nada”.

En cambio, en las mujeres todos estos grupos de información están interconectados y “todo tiene que ver con todo”. Por eso, en una conversación o discusión, la mujer típicamente pasará con naturalidad de un tema a otro.

Y además, las mujeres no tienen una caja de la “nada” y por eso cuando le preguntan al marido en qué está pensando y éste les contesta: nada, pues sencillamente no se lo creen.

Hormonas y comportamiento

Se sabe que los hombres tienen un nivel de testosterona 20 veces más elevado que el de las mujeres, y ésta es probablemente la causa de que en general los hombres tengan actitudes más agresivas y dominantes.

Molécula de la testosterona

Por otro lado, los niveles de ciertas hormonas femeninas van cambiando a lo largo del periodo menstrual y por eso los estados de ánimo en las mujeres pueden ser muy variables también, especialmente durante el conocido síndrome premenstrual.

Sentido de la orientación

Debido a las diferencias en las conexiones neuronales, los hombres tienden a orientarse mejor cuando se encuentran en sitios que no conocen bien.

En cambio, en las mujeres la habilidad de orientación no es tan marcada y por eso se detienen más en las gasolineras a preguntar el camino o le piden indicaciones al primer peatón que encuentran.

Las mujeres se preocupan más que los hombres

Aunque las razones no están muy claras, las mujeres se preocupan más que los hombres.

En general, se realizan chequeos médicos con mayor frecuencia, hacen ejercicios para controlar su peso y se cuidan más. Al parecer, esto podría tener relación con los mayores niveles de ansiedad que se han encontrado en las mujeres, en comparación con los hombres.

Pero cuidado, porque las mujeres también tienden a preocuparse en exceso.

Los hombres tienen una menor tendencia a la depresión

Los hombres tienen un menor riesgo de sufrir depresión. Actualmente, los científicos están estudiando las posibles causas de esta diferencia, que podría deberse a factores biológicos o sociales.

Las hormonas podrían jugar un rol preponderante en el desarrollo de depresión en las mujeres, pues varían de manera importante a lo largo de la vida de las féminas.

Los investigadores han demostrado que las hormonas afectan directamente la secreción de neurotransmisores en el cerebro, los cuales controlan los estados de ánimo y las emociones.

Cómo se encaran las relaciones sexuales

Sin duda alguna, en este aspecto hay notorias diferencias entre el hombre y la mujer. Sensibilidades de lado, los hombres toman el sexo como una función fisiológica más, igual que comer u orinar. No necesita un preámbulo, ni contextos, ni la esperanza de un relacionamiento posterior al acto.

En cambio, debido a que la mujer es mucho más emocional, espera un ambiente especial y una promesa de “algo más” al momento de tener sexo.

El gusto por el fútbol o los coches

Los hombres claramente gustan mucho más del fútbol y todo lo relacionado con coches, en comparación con las mujeres, aunque existen excepciones por supuesto.

Y no se trata solo de una tendencia marcada por la sociedad o la cultura en la que vivimos inmersos.

Un conocido estudio científico colocó muñecos, coches y balones de juguete al alcance de monos Rhesus bebé, machos y hembras, y adivina qué. Lo machos eligieron más veces los balones y los coches, mientras que las hembras prefirieron los muñecos.

Y en este caso, no hubo “normas” sociales que pudieran influir.

Una investigación reciente sugiere que la acción de las hormonas sexuales en la etapa fetal puede ser la responsable de estas diferencias, que se dan también en los niños. Ellos prefieren jugar con cochecitos y balones porque implica una mayor actividad física.

Encontrar las cosas

Quien convive o ha convivido con un hombre, sabe que a ellos les cuesta mucho encontrar las cosas. Si eres o has sido esposa o novia, seguro habrás oído muchas veces: “Mi amor, dónde están las llaves del auto” o “No encuentro el pantalón nuevo”, aunque ambas cosas estén en el lugar de siempre.

Al parecer, eso puede deberse a que el campo de visión del hombre se asemeja a un “túnel”, es decir, solo ven lo que tienen enfrente, mientras que la mujer tiene una visión más panorámica.

Como ves, las diferencias son muchas y bien marcadas, pero esto en realidad no tiene por qué verse como algo malo, es más, muchos investigadores creen que los cerebros y características psicológicas de hombres y mujeres son complementarios y facilitan la supervivencia de la especie.

¿Y tú que diferencias has observado entre hombres y mujeres? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

COMPARTIR
Licenciada en Laboratorio Clínico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here