Las 100 Mejores Frases de René Descartes

Te dejo las mejores frases de René Descartes (1596-1650), filósofo, matemático y físico francés, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, así como uno de los nombres más destacados de la Revolución Científica.

Su obra Meditaciones metafísicas, sigue siendo una de las obras que se estudian más en las facultades de filosofía. Es también notable su influencia en las matemáticas, destacando las coordenadas cartesianas. Para conocer más de su vida y aportes puedes visitar este artículo.

Frases de DescartesTe pueden interesar también estas frases de filósofos célebres, estas de Aristóteles o estas de Platón.

Las mejores citas de Descartes

Pienso, luego existo.

-Divide cada dificultad en tantas partes como sea factible y necesario para resolverlo.

-Conquistaste a ti mismo en lugar de conquistar el mundo.

-Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros o ir por el buen camino.

-No ser útil a nadie equivale a no valer nada.

-No es suficiente tener una buena mente; lo principal es usarla bien.

-Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro.

-Para ser felices, mejor modificar nuestros deseos que la ordenación del mundo.

-El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior que es la más dulce de todas las pasiones.

-Para saber lo que la gente realmente piensa, presta atención a lo que hacen, en lugar de a lo que dicen.

-Sigue empujando. Sigue empujando. Cometí todos los errores que podía cometer. Pero seguí empujando.

-La duda es el origen de la sabiduría.

-Con frecuencia una falsa alegría vale más que una tristeza cuya causa es verdadera.

-Los libros malos generan malos hábitos, pero los hábitos malos engendran buenos libros.

-A excepción de nuestros propios pensamientos, no hay nada absolutamente en nuestro poder.

-Cada vez que alguien me ha ofendido, trato de elevar mi alma tan alto que el delito no pueda alcanzarme.

-La lectura de todos los buenos libros es como una conversación con las mejores mentes de los siglos pasados.

-Las mentes más grandes son capaces de los mayores vicios, así como de las mayores virtudes.

-Si quieres ser un verdadero buscador de la verdad, es necesario que dudes al menos una vez en tu vida, en la medida de lo posible, de todas las cosas.

-Pienso, luego existo.

-Los sentidos engañan de vez en cuando, y es prudente no confiar del todo en aquellos que nos han engañado incluso una sola vez.

-Leer un libro enseña más que hablar con su autor, porque el autor sólo ha puesto sus mejores pensamientos en el libro.

-La razón o el juicio es la única cosa que nos hace hombres y nos distingue de los animales.

-Viajar es casi igual que hablar con aquellos de otros siglos.

-No hay nada tan extraño y tan increíble que no haya sido dicho por un filósofo u otro.

-La matemática es la ciencia del orden y la medida, de bellas cadenas de razonamientos, todos sencillos y fáciles.

-La existencia de Dios debe tenerse en mi espíritu por tan cierta como las verdades de las matemáticas, que no contemplan otra cosa que números y figuras.

-Estoy acostumbrado a dormir y en mis sueños imaginar las mismas cosas que los locos imaginan cuando está despiertos.

-Todo lo complejo puede dividirse en partes simples.

-Un optimista puede ver una luz donde no la hay, pero ¿por qué debe el pesimista correr siempre a apagarla?

-Nada se distribuye de manera más justa que el sentido común: nadie piensa que necesita más de lo que ya tiene.

-Despréndete de todas las impresiones de los sentidos y de la imaginación, y no te fíes sino de la razón.

-La multitud de leyes frecuentemente presta excusas a los vicios.

-Cuando no está en nuestro poder seguir lo que es cierto, debemos seguir lo que es más probable.

-Vivir sin filosofar es en realidad lo mismo que mantener los ojos cerrados, sin tratar de abrirlos.

-Lo poco que he aprendido carece de valor, comparado con lo que ignoro y no desespero en aprender.

-Si no está en nuestro poder el discernir las mejores opiniones, debemos seguir las más probables.

-Abrigamos una multitud de prejuicios si no nos decidimos a dudar alguna vez de todas las cosas en que encontremos la menor sospecha de incertidumbre.

-La alegría que nace del bien es seria, mientras que la que nace del mal va acompañada de risas y burlas.

-No hay nada más antiguo que la verdad.

-No hay alma, por poco noble que sea, que permanezca tan aferrada a los objetos de los sentidos que a veces no se aparte de ellos para desear un bien mayor.

-Sería absurdo que nosotros, que somos finitos, tratásemos de determinar las cosas infinitas.

-Por fin voy a dedicarme sinceramente y sin reservas a la demolición general de mis opiniones.

-Cuando uno emplea demasiado tiempo en viajar, llega a ser finalmente extranjero en su propio país.

-Es suficiente juzgar bien para hacer bien, y juzgar lo mejor posible para obrar también de la mejor manera. Cuando se está seguro de que es así, uno no puede dejar de estar contento.

-Apenas hay algo dicho por uno cuyo opuesto no sea afirmado.

-¡Mi único deseo es conocer el mundo y las comedias que en él se representan!.

-La filosofía es la que nos distingue de los salvajes y bárbaros; las naciones son tanto más civilizadas y cultas cuanto mejor filosofan sus hombres.

-Los más generosos acostumbran a ser los más humildes.

-En cuanto a la lógica, sus silogismos más bien sirven para explicar a otros las cosas ya sabidas, que para aprender.

-La primera máxima de todo ciudadano ha de ser la de obedecer las leyes y costumbres de su país, y en todas las demás cosas gobernarse según las opiniones más moderadas y más alejadas del exceso.

-Mi objetivo no es enseñar el método que todo el mundo debería seguir para utilizar bien su razón, sino únicamente mostrar cómo he tratado de utilizar bien la mía.

-Un estado es mejor gobernado si tiene pocas leyes y esas leyes son minuciosamente observadas.

-Los números perfectos así como los hombres perfectos, son muy escasos.

-Espero que la posteridad me juzgue amablemente.

-La primera máxima fue nunca aceptar algo como real hasta haberla conocido de tal forma que no dudara de ella.

-La dicha ilusoria es más válida que la pena real.

-Estoy de hecho asombrado por lo débil que puede llegar a ser mi mente y lo propensa al error.

-Cada problema que he resuelto se ha convertido en una regla que me ha ayudado a resolver los siguientes problemas.

-Para poder desarrollar la mente hay que primero renunciar al hecho de entender y entonces comenzar a contemplar.

-Las dos operaciones de nuestro entendimiento: intuición y deducción.

-Pienso que ni yo mismo tengo sentido de ser.

-Supongo que al final todas las cosas son una ilusión.

-Vivir bien es vivir sin ser visto.

-Aquel que se esconde bien, vive bien.

-Deseo vivir en paz y continuar la vida que he iniciado bajo el lema “vivir bien, vivir sin ser visto”.

-Enmascarado, he de avanzar.

-En mi opinión, todas las cosas ocurren matemáticamente.

-La razón es lo único que nos hace hombres y nos distingue de las bestias, preferiría creer que existe en su totalidad en cada uno de nosotros.

-Conmigo, todo se convierte en matemáticas.

-Es mejor no partir en una gran búsqueda detrás de la verdad, sólo te hará sentir miserable.

-Los que viajan muy despacio pueden hacer un progreso mucho mayor, siempre que se mantengan en el camino recto, comparado con aquellos que mientras corren lo abandonan.

-La elocuencia tiene poderes y belleza incomparables.

-Las matemáticas tienen procesos muy sutiles que pueden servir tanto para satisfacer la mente inquisitiva como para ayudar a todas las artes y disminuir el trabajo del hombre.

-La teología nos enseña cómo ir al cielo.

-La filosofía nos enseña a hablar con apariencia de verdad sobre las cosas y a hacernos admirar por los menos instruidos.

-La ley, la medicina y las otras ciencias traen honores y riquezas a los que las persiguen.

-Cuando pienso simplemente en Dios y me concentro solo en Él, no encuentro ninguna causa de error o mentira; pero cuando pienso en mí mismo, me doy cuenta que estoy sujeto a múltiples errores.

-Espero que me juzguen por todas las cosas que he explicado y también por todas las cosas que he omitido de manera intencional, con el objeto de dejar a los demás el placer de descubrirlas.

-Todo es evidente.

-Debemos confiar en la adquisición de conocimiento.

 -Con el fin de mejorar la mente, debemos aprender menos y contemplar más.

-Es muy fácil odiar y es muy difícil amar. Esa es la forma en la que funciona todo el esquema de las cosas. Todas las cosas buenas son difíciles de lograr, y las cosas malas son muy fáciles de conseguir.

-Cuando yo considero esto cuidadosamente, no encuentro ni una sola propiedad que con certeza pueda separar la vigilia del sueño. ¿Cómo podemos estar seguros que nuestra vida entera no es un sueño?

-Si encuentro nuevas verdades en las ciencias, puedo decir que siguen, o que dependen de cinco o seis principales problemas, los cuales logré resolver con éxito y  a los cuales los considero como simple batallas donde la suerte de la guerra estuvo a mi lado.

-Llegue a la conclusión de que debería tomar como regla general el principio de que todas las cosas que concebimos de manera clara, son obviamente ciertas: sólo observando, sin embargo, existe dificultad para determinar correctamente los objetos que concebimos claramente.

-Las grandes mentes, esas que son capaces de las más altas excelencias, están abiertas a las aberraciones más grandes.

-El principal efecto de las pasiones es el de incitar y persuadir la mente para que quieran los eventos para los que prepararon el cuerpo.

-Los largos enlaces de razonamiento simple y fácil que los geómetras usan para lograr sus demostraciones más difíciles, me dieron la oportunidad de imaginar que todos los asuntos que pueden entrar en la mente humana están enlazadas de la misma manera.

-La naturaleza odia al vacío.

-La principal perfección del hombre es el libre albedrío, que es lo que lo hace merecedor de alabanza o censura.

-La verdadera sabiduría consiste en descubrir la sabiduría ajena.

-No me importa saber si antes de mí hubo otro hombre.

-Piensa antes de hacer algo y no empieces nada sin haber consultado completamente todas  las circunstancias.

-Supondré que el cuerpo no es sino una estatua o una máquina de tierra que Dios, a propósito, formó para hacerla lo más semejante a nosotros.

-Sentir no es otra cosa más que pensar.

-Debido a que  la existencia pertenece a la naturaleza de Dios, podemos percibirla claramente.

-Ordeno mis pensamientos, empezando por los objetos más simples y más fáciles de conocer, para subir poco a poco hasta el conocimiento de las cosas más complejas.

-Algunos dicen que el mono es tan inteligente que no habla para que no lo hagan trabajar.

-Lo mejor que puede tener un Estado, es tener verdaderos filósofos.

-Los viajes sirven para conocer las costumbres de otros pueblos y para dejar a un lado el prejuicio de que sólo en la propia patria es donde se puede vivir de la forma en la que uno está acostumbrado a vivir.

-Ser incapaz de mostrar entusiasmo es una señal de mediocridad.

-Este dormido o despierto, dos más tres serán siempre cinco, y el cuadrado no tendrá más que cuatro lados.

-Es necesario tener en cuenta que muchas creencias son sustentadas en el prejuicio y en la tradición.

-Mejor que buscar la verdad sin un método es no pensar nunca en ella, ya que los estudios desordenados aturden las luces naturales de la razón y ciegan la inteligencia.

-No existe espíritu, por tonto y grosero que sea, incapaz de adquirir las más altas virtudes si se le guía como es necesario.

-La diversidad de nuestras opiniones no viene de que unos sean más razonables que otros, sino de que dirigimos nuestros pensamientos por direcciones diferentes y no consideramos las mismas cosas.

-Es casi imposible que nuestros juicios sean tan puros y tan sólidos, cómo si desde el momento de nuestro nacimiento, tuviéramos el pleno uso de la razón y no hubiéramos sido nunca dirigidos más que por  esta.

-La dependencia es realmente un defecto.                

-No pueden ser ciertos todos nuestros pensamientos.

-Admitir opiniones falsas sobre algo, es como perder una batalla.

-Aquellos que han sido durante largo tiempo buenos abogados, no por eso serán después mejores jueces.

-La esperanza de un buen pago, hará que las personas hagan exactamente lo que se les pide.

-No diré nada sobre la filosofía, sino que, entendiendo que ha sido labrada por los sabios más relevantes que han existido desde hace siglos y que, sin embargo, no hay nada en ella que sea aún objeto de disputa.

-En la física siempre tocaría temas metafísicos.

-Las verdades matemáticas, que son llamadas eternas, han sido establecidas por Dios y dependen totalmente de Él, igual que el resto de los individuos.

-Estoy cerca de desenredar el caos para hacer que la luz salga, y esta es una de las materias más difíciles a las que me puedo enfrentar.

COMPARTIR
Licenciado en Psicología, Máster en Recursos Humanos y excolaborador de la Universidad de Sevilla. Amante de la lectura y del conocimiento en general. Redactor en otras webs, como Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/author/alberto-rubin-martin

5 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here