11 Características de la Personas Proactivas

Las personas proactivas son aquellas que prevén consecuencias, riesgos y oportunidades. Además, actúan para adelantarse y cambiar el curso previsto de los acontecimientos.

Es decir, no se conforman con esperar a que se produzcan los acontecimientos para actuar en consecuencia, se responsabilizan de que las cosas sucedan.

Man pulling curtain of darkness to reveal a new better world. Co

11 Rasgos de las personas con personalidad proactiva

Una vez que sabemos exactamente lo que se entiende por persona proactiva os presentamos sus principales rasgos o características:

1- Busca diferentes alternativas de actuación

Una de las características más brillantes de las personas proactivas es la capacidad que tienen de dar respuestas a situaciones complicadas o estresantes. Éstas no pierden el tiempo pensando que no se puede hacer nada para solucionar ese problema ni tampoco apoyan la idea de que sólo tenga una posible solución.

Por ello, explora diferentes opciones y las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas, es decir, sus posibles consecuencias y/o las oportunidades y riesgos que cada una de ellas conlleva si se aplican para abordar el problema (López, 2010).

2- Aceptan las críticas de forma constructiva

Las personas proactivas siempre están dispuestas a construir su conjunto de habilidades y a aprender de sus errores por ello, se toman las críticas de una forma constructiva con el fin de mejorar tanto en su ámbito profesional como personal.

Esto hace que nunca se derrumben ante las críticas negativas y puedan aprender de ellas incorporándolas como complementos a los conocimientos que ya tenían adquiridos, algo que les ayudará a conseguir sus metas con una buena autoestima.

3- Utilizan un lenguaje positivo

Por otro lado, también suelen utilizar un lenguaje que busca posibilidades, procura reenfoques, aporta posibilidades de acción, asume las propias preferencias y puntos de vista y se compromete con la construcción de la realidad.

Se podría considerar como un lenguaje facilitador de las actuaciones, responsabilidades y compromisos personales. Este tipo de lenguaje plantea lo que creemos que sucederá para hacer que suceda (Parra, S/F).

4- Actitud de autocontrol

Son capaces de controlar sus emociones en situaciones estresantes, lo que les permite pensar de forma rápida una posible solución al problema que se les ha presentado. Esto hace que una vez más, la personas proactivas sean demandadas por las empresas en la actualidad por su alto nivel de resolución de problemas.

Por otro lado, el autocontrol también le beneficia a nivel personal ya que en muchas ocasiones puede influir a nuestra autoestima las posibles críticas o incluso fallos que podamos tener en cualquier ámbito de nuestra vida.

5- Son personas dinámicas

Las personas proactivas potencian ensayar conductas, experimentar situaciones novedosas y orientarse a la innovación. Por ello, suelen afrontar problemas de forma exitosa e incluso anticipar las consecuencias negativas y los riegos que se pueden producir al experimentar situaciones nuevas.

Por otro lado, también son capaces de vislumbrar las posibilidades que existen a la hora de abordar un proyecto y orientarse a la innovación y al futuro. Además, se interesan por transformar la realidad movidos por sus valores ya que son conscientes de la capacidad de influencia que tienen y por ello, actúan ante las oportunidades que se le presentan (Li y otros, 2014).

6- Confían en sí mismos

Todas las características que hemos nombrado anteriormente hace que gocen de una buena autoestima y por ende, que tengan una confianza en sí mismos muy elevada. Esto les permitirá ser dinámicos y participar de forma activa en todas las actividades que realicen, expresando sus ideas en todo momento.

7- Tienen grandes habilidades para solucionar problemas

La persona proactiva no solo soluciona problemas sino que explora posibilidades. Éste desarrolla un optimismo consciente y realista que le facilita disfrutar con lo que hace, buscar el éxito y proteger su autoestima.

Por ello, en el caso de que la persona en concreto fuera el líder de un grupo, asumiría la responsabilidad de sus funciones de gestión mediante la participación y cooperación con su equipo para de esta forma, buscar formas de mejorar.

Si seguimos imaginándonos que la persona proactiva es un líder, éste se caracterizaría por planificar el futuro para hacer frente a los problemas de una forma más exitosa ya que tendría la ventaja de anticiparse a éstos (Parra, S/F).

8- Piensan a largo plazo

Como se ha señalado anteriormente, las personas proactivas se caracterizan por estar atentos a los detalles del mundo que le rodea. Si extrapolamos esto al trabajo que realizan, tendrán la habilidad de apreciar aquellos detalles que a otra persona le costaría mucho.

Además, también tienen la capacidad de planificar con antelación el tiempo del que disponen para, si seguimos con el ejemplo del proyecto, elaborarlo y entregarlo. Esta suele ser una cualidad muy importante para un líder ya que de esta forma, podrán darse cuenta del camino que su empresa va siguiendo y las metas a las que quiere llegar (Li y otros, 2014).

9- Son perseverantes

Las personas proactivas se suelen caracterizar además, por ser muy perseverantes. Suelen tener claro lo que quieren por lo que se proponen aquellos objetivos que pretenden conseguir tanto a largo como a corto plazo.

No sólo a nivel individual sino también a nivel grupal en el caso de que sea el líder de un grupo. Este rasgo va unido al que explicamos anteriormente ya que el que piensen a largo plazo les facilita marcarse los objetivos que quieren conseguir así como las tareas que tendrán que realizar para llegar a cumplirlos.

10- Alcanzan sus metas

El tener unos objetivos claros tanto a corto como a largo plazo tal y como hemos señalado anteriormente les permitirá autoajustar su tiempo y esfuerzo durante el período de tiempo que se han marcado para llegar hasta ellos.

Por ello, más tarde o más temprano alcanzan sus metas porque no desisten en su lucha para alcanzar sus sueños ya que creen en sus capacidades y gozan de buena autoestima para no decaer en el intento.

11- Son conscientes de sus fortalezas y debilidades

Por último, otro de los rasgos o características que os presentamos de las personas proactivas es que normalmente tienen la habilidad de ser conscientes de sus fortalezas y debilidades.

Esto en muchas ocasiones suele resultar bastante difícil a cualquier persona ya que todos sabemos lo que hacemos bien o mal pero nos cuesta admitir sobre todo lo segundo. Esto hará que sea capaz de saber lo que puede hacer o para lo que necesitará ayuda de las personas que tiene a su alrededor.

¿Qué conductas se derivan de la proactividad?

Una vez que os hemos presentado los rasgos de la personalidad de las personas proactivas, hemos visto conveniente también hablaros de cómo se extrapola esto en las conductas de estas personas.

Éstas corresponden con personas que son conscientes y dueñas de sus actos, capaces además de autogestionarse emocionalmente de forma adecuada:

  • Disciplina. Como habrás podido deducir las personas proactivas suelen ser persistentes en su trabajo, por lo que tienen disciplina y no les importa estar mucho tiempo trabajando en algún proyecto que tengan entre manos si así lo requiere. De ésta conducta se pueden derivar muchas más que tienen que ver con el compromiso, las cuáles normalmente las convierten en hábitos (Li y otros, 2014).
  • Asertividad. Dado que tienen una gran iniciativa, normalmente siempre serán los primeros en exponer sus ideas así como acciones sobre algún determinado tema. Por ello, es posible que se encuentren con personas que piensen diferente y tengan que defender su opinión, sin embargo éstos lo harán de forma asertiva y con respeto a la otra persona, no intentando imponer sus ideas.
  • Persuasión. Normalmente mediante la persuasión se puede influir en las opiniones o decisiones que los demás tienen sobre un determinado tema. Las personas proactivas dado que son fieles a sus valores y a sus ideas suelen ser percibidas como personas capaces de influir en los demás. Por ello, los líderes más exitosos suelen ser normalmente proactivos.
  • Iniciativa. La iniciativa es una conducta que también hemos resaltado anteriormente de las personas proactivas. En la mayoría de ocasiones se suele utilizar este término como sinónimo de proactividad en algunos artículos que analizan esta personalidad con respecto a las empresas.

Las personas proactivas se suelen anticipar a los acontecimientos y siempre están pensando en algo que pueden mejorar con respecto a lo que hacen o qué proyectos pueden realizar (López, 2010).

  • Conductas prosociales. Las personas proactivas suelen querer autorrealizarse y saben que es algo que si hacen solos tal vez no lo consigan por lo que independientemente del contexto en el que se muevan siempre están dispuestos a ayudar a las personas que lo acompañan en todo lo que necesiten.
  • Sensación de control. Por último, otra de las conductas que acompañan a estas personas es la sensación de control que trasmiten y tienen como resultado de su gran autoestima y confianza en sí mismos. Estas personas saben el potencial que tienen y además tienen un magnífico control interno que aumenta su confianza y les permite retroalimentarse.

¿En qué se diferencia la personalidad proactiva de la reactiva?

A lo largo de este artículo hemos estado hablando de la personalidad proactiva pero… ¿Sabías que también existe la personalidad reactiva y que es totalmente su opuesto?. Una persona reactiva a diferencia de la proactiva se mueve por sus sensaciones y no suele controlar sus pensamientos.

Por ello, suelen ser personas muy dependientes que necesitan la aprobación de los demás dado que además carecen de criterios propios. También se caracterizan por tener miedo a no alcanzar el éxito o las metas que se proponen, todo lo contrario a lo que les pasa a las personas proactivas.

Además, se ven desbordadas por las situaciones que viven y más si no las pueden controlar o si son demasiado estresantes. Esto les hace que solo se centren en lo que no pueden hacer, siendo muy negativas consigo mismos y apreciando el exterior cambiante como una amenaza.

Por último, tenemos que resaltar que son personas que se suelen estar quejando de todo en su día a día ya que nunca están contentas con la vida que tienen (Moreu, S/F).

Conclusiones

Como hemos podido comprobar, las personas proactivas tienen muchos rasgos que podrían ser perfectos para conseguir ser líderes eficientes y eficaces. Existen muchas opiniones al respecto de si se puede considerar la proactividad como una conducta o como una personalidad. 

Si la consideramos como una conducta podríamos potenciarla en cualquier persona o para cualquier empresa con el fin de mejorar sus beneficios. Mientras que por el contario, si se considera como una personalidad no podremos hacerlo. Si quieres profundizar algo más sobre este tema te recomiendo el libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey.

¿Qué otras características de la personalidad proactiva conoces?

Referencias

  1. Ares Parra. A (S/F). La conducta proactiva como conducta estratégica.
  2. López Salazar, A. (2010). La proactividad empresarial como elemento de competitividad. Ra Ximhai, 6(2), 303-312.
  3. Li, W. D., Fay, D., Frese, M., Harms, P. D., & Gao, X. Y. (2014). Reciprocal relationship between proactive personality and work characteristics: A latent change score approach. Journal of Applied Psychology, 99(5), 948.
  4. Moreu Jalon, P. N. (S/F). Reactive personality versus proactive personality.
  5. Bateman, T. S., & Crant, J. M. (1999). Proactive behavior: Meaning, impact, recommendations. Business Horizons, 42(3), 63-70.
  6. http://blog.envisio.com/top-10-characteristics-of-proactive-leaders

DEJA UNA RESPUESTA