Activo no circulante: en qué consiste y ejemplos

El activo no circulante es la inversión o activo a largo plazo de una empresa que tiene una vida útil de más de un año. Por lo general, los activos no circulantes duran muchos años y se consideran que no son líquidos, lo que significa que no se pueden convertir fácilmente en efectivo.

Los ejemplos de activos no circulantes incluyen las inversiones en otras compañías, la propiedad intelectual, como las patentes, y las propiedades, planta y equipos. Los activos no circulantes aparecen en el balance de una empresa.

Fuente: pixabay.com

Se conocen también como activos a largo plazo. Son lo opuesto a los activos circulantes, ya que los activos circulantes son activos utilizados en el corto plazo. Es decir, estos activos en el balance general contienen todos los activos que probablemente se convertirán en efectivo dentro de un año.

Los activos no circulantes pueden considerarse cualquier cosa que no sea clasificada como un activo circulante. Dependiendo del tipo de activo, pueden depreciarse, amortizarse o agotarse.

¿En qué consiste el activo no circulante?

Para que una organización funcione de manera efectiva y genere un retorno positivo requiere invertir en activos a largo plazo. Esto se hace a través de fuentes internas (capital social y reservas) o mediante préstamos externos.

Se refieren como activos no circulantes las inversiones realizadas por una organización en activos que se espera que se mantengan por más de un año.

Los activos no circulantes son importantes para los inversionistas de una empresa, porque estos activos pueden ser inversiones a largo plazo utilizadas para la expansión o el lanzamiento de una nueva línea de productos.

La empresa utiliza dichos activos para fabricar bienes o prestar servicios para el buen funcionamiento de sus operaciones diarias. Dichos activos se capitalizan en lugar de gastarse.

Capitalizar el costo

Capitalizar el costo de los activos significa que el costo de dichos activos no se gasta completamente en el estado de resultados en el año en que se adquieren, sino que se asignan sobre la cantidad de vida útil del activo y se deducen del costo del activo todos los años.

La depreciación de los activos no circulantes ayuda a una empresa, ya que los costos de adquisición del activo se distribuyen a largo plazo. Los activos no circulantes tienen una vida útil durante mucho tiempo.

Clasificación en el balance

La sección de activos del balance general está segmentada de acuerdo con el tipo de activo cuantificado (activos circulantes, otros activos, etc.).

La sección principal es “activos circulantes”. Aquí van los activos a corto plazo que pueden convertirse en efectivo dentro de un año o un ciclo operativo. Los activos circulantes incluyen efectivo, cuentas por cobrar, inventario, y otros.

Los activos no circulantes siempre se clasifican en el balance general bajo uno de los siguientes encabezados:

– Inversiones.

– Propiedades, planta y equipos.

– Activos intangibles.

– Otros activos.

Las inversiones se clasifican como no circulantes solo si se espera que no se conviertan en efectivo no restringido dentro de los próximos 12 meses a partir de la fecha del balance.

Las propiedades, planta y equipos abarcan terrenos, edificios y maquinarias, incluidos los vehículos. Las propiedades, planta y equipos también se pueden llamar activos fijos.

Finalmente, los activos intangibles son bienes que no tienen presencia física. Aunque pueden crearse, como una patente, los activos intangibles también pueden surgir de la venta o compra de unidades de negocios.

Otros activos no circulantes

Otros activos no circulantes incluyen el valor de rescate en efectivo del seguro de vida. También se clasifica como un activo no circulante un fondo de amortización de bonos, establecido para el futuro pago de la deuda.

Aquí también se clasifican algunos impuestos sobre la renta diferidos, créditos mercantiles, marcas registradas y los costos de emisión de bonos no amortizados.

Activos pagados por anticipado

Los activos pagados por anticipado pueden clasificarse como activos no circulantes si el beneficio futuro no se recibe dentro de un año.

Por ejemplo, si se paga la renta por adelantado para los próximos 24 meses, 12 meses se considerarán un activo circulante, ya que el beneficio se utilizará dentro del año.

Los otros 12 meses se consideran no circulantes, ya que el beneficio no se recibirá hasta el año siguiente.

Activos no circulantes entre industrias

No es raro que las industrias intensivas en capital tengan una gran parte de su base de activos compuesta por activos no circulantes. Un ejemplo de tal compañía es una refinería de petróleo.

Por otro lado, las empresas de servicios pueden requerir un mínimo o ningún uso de activos no circulantes.

Por tanto, si bien una alta proporción de activos no circulantes con respecto a los activos circulantes puede indicar una escasa liquidez, esto también puede ser simplemente una función de la industria de la compañía respectiva.

Ejemplos

Los activos no circulantes son inversiones a largo plazo de una empresa o activos a largo plazo que tienen una vida útil de más de un año. Los activos no circulantes no pueden convertirse fácilmente en efectivo. Incluyen:

– Tierra.

– Propiedad, planta y equipo.

– Marcas comerciales.

– Inversiones a largo plazo.

Tanto los activos fijos como los activos intangibles, caen bajo la denominación de activos no circulantes.

La propiedad, planta y equipos son activos tangibles o fijos. Esto significa que son de naturaleza física o pueden ser tocados.

Una empresa no puede liquidar fácilmente propiedades, plantas y equipos. Por ejemplo, un fabricante de automóviles enumeraría su planta de fabricación y maquinaria dentro de la planta como activos no circulantes.

La propiedad, como los bienes raíces, también se considera un activo no circulante. Esto es porque generalmente se necesita más de un año fiscal para venderla.

Se consideran activos no circulantes porque le proporcionan valor a una empresa, pero no se pueden convertir fácilmente en efectivo dentro de un año.

Activos intangibles

Los activos intangibles son muy a menudo activos no circulantes. Son activos no físicos. Un activo intangible podría ser una propiedad intelectual, como una patente o derechos de autor.

Una patente se considera un activo no circulante porque tiene una vida útil de más de un año fiscal y no es probable que se liquide dentro de un año. En cambio, una patente experimenta una amortización, que asigna el costo de la patente a lo largo de su vida útil.

Inversiones a largo plazo

Las inversiones a largo plazo, como los bonos y pagarés, también son activos no circulantes, ya que una empresa probablemente mantendrá sus inversiones a largo plazo durante más de un año fiscal en su balance general. Por ejemplo, una empresa podría invertir en bonos para su cartera.

Referencias

  1. Will Kenton (2018). Noncurrent Assets. Investopedia. Tomado de: investopedia.com.
  2. Steven Nickolas (2018). How are current and noncurrent assets different? Tomado de: investopedia.com.
  3. Steven Nickolas (2018). What are common examples of noncurrent assets? Investopedia. Tomado de: investopedia.com.
  4. Harold Averkamp (2018). What is a noncurrent asset? Accounting Coach. Tomado de: accountingcoach.com.
  5. Wall Street Mojo (2019). Non-Current Assets. Tomado de: wallstreetmojo.com.
COMPARTIR
Ingeniero en Computación y Máster en Ingeniería Industrial. Especializado en sistemas de información, administración financiera, costos y gestión de proyectos. Gerente de informática, logística y operaciones en diferentes tipos de industrias. Más de 30 años de experiencia laboral. Profesor universitario de pregrado y postgrado. Amante del cine, rock progresivo y literatura. Jugador de tenis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here